miércoles, 25 de enero de 2012

Duke Nukem 3D

He dejado de lado el poderosísimo Skyrim, he mandado a la tintorería mi traje de Batman con el que surcaba Arkham City e incluso Ojavitorevich, mi jugador del PES, colgó las botas un largo tiempo. Quien lo ha conseguido no es un cualquiera, y es que Duke Nukem 3D reinó como eminencia en el mundo de los FPS, y jugarlo a día de hoy sigue siendo una experiencia única, divertida y frenética.


3D Realms consiguió durante algunos años un buen trozo del pastel de los FPS. Duke Nukem 3D fue el primero, y aunque Blood y Shadow Warrior también quedaron en la memoria de muchos es sin duda el que marcó la diferencia. Duke Nukem es uno de los personajes más carismáticos y a la vez planos del mundo. Es como una parodia de un tipo de héroe muy concreto que gobernó las salas de cines de medio mundo. El uno para todos y todos para uno llevado al límite que conseguía que viéramos a Dolph Lundgren, Chuck Norris, Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone o Jean Claude Van Damme enfrentarse a completas repúblicas bananeras con todo tipo de arsenal. Explosiones, gente volando, chicas a las que rescatar y veteranos reclutados para misiones imposibles.

Tú ponte tonto
 
El juego es una locura, la acción es interminable, no hay momento de descanso y la diversión aumenta conforme vamos avanzando. Todas estas palabras que solemos encontrar en cualquier contraportada de cualquier juego en Duke Nukem 3D cobran un especial sincero sentido. Basta andar un par de pasos para encontrarnos alienígenas en todas partes. Cómo de grave será la cosa que nuestro lanzamisiles tiene munición para 65 misiles (o algo así). Para hacer todo más estresante en cada nivel hay muchos secretos, los suficientes como para que casi cualquier cosa que pulsemos interactúe y nos lleve a otras zonas aparentemente inaccesibles.

Pero es el sentido del humor lo que hizo de Duke Nukem 3D uno de los mejores FPS hasta la fecha. La cosa no acaba en meros comentarios chispeantes en determinadas partes del juego, o que se ponga a cantar Born to be Wild en un karaoke. El juego en sí tiene especial habilidad para reírse de sí mismo. Son múltiples los “cameos” de personajes del momento durante el juego, desde Indiana Jones o Terminator  hasta el propio presidente Bill Clinton, y Duke se ríe de todos ellos dejando claro que lo único que le importa es matar a todo bicho viviente.
 
Monica Lewinsky no sale

Hace poco jugué a un juego bastante más reciente, el Hitman: Contracts, y acabé por dejarlo porque realmente no lo estaba disfrutando. En cambio, volver a jugar al Duke, es igual de gratificante que la primera vez, lo cual es un buen medidor de si un juego es realmente bueno o no. Soy de los pocos a quien gustó el Duke Nukem Forever, pero Duke Nukem 3D le sigue dando mil vueltas en todo.
Podías pisar las mierdas que iban dejando los alienígenas, darle dinero a prostitutas para que te enseñaran sus habilidades pectorales, mear en los wateres, veías como el malo final cagaba (literalmente) a sus hijos, volabas con el jetpack y podías terminar el nivel en un segundo, cargarte edificios enteros o entrar en un estudio porno. Duke era demasiado, y superarlo va a ser difícil.

Dominatrix para todos
 
Por supuesto, nada de cubrirse detrás de una pared a esperar a que se te regenere la vida. Aquí había que salir a muerte, con el botón de correr casi siempre apretado. Te podrías encontrar con que un edificio se te cae encima, así porque sí y de la manera más injusta, o que nada más cargar el nivel te aparezcan cochinos jabalíes pegándote escopetazos cuando todavía ni te has sentado, pero todo está hecho para una máxima: “Balls of steel”.

 

PUNTUACIÓN
85/100

6 comentarios :

  1. No lo he leído, porque no me gusta Duke Nukem, pero me encanta el ''Seal Of Approval'' xD ¡Es bestial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias *_*, lo usare un millon de veces mas xD

      Eliminar
  2. http://img841.imageshack.us/img841/4250/reboncia.jpg

    Que ya es tan sencillo encontrar una foto de Reboncia como poner su nombre en Google. Se avecina otro sello con Porti.

    ResponderEliminar
  3. A mí del Tetris y algún que otro juego de la Nes/GameBoy no me saques xD.

    Debes estar atacao con el partido ¡¡1 hora y media!!(xDDD que yo me acabo de enterar hace un rato que era hoy) ¡suerte!


    Que es la primera vez de muchas que te firmo :_)

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi lo cierto es que el Duke Nukem me cae como el ojete. Y mira que me hacen gracia los flipados que van de guays pero este ya roza mis límites de aguante. No, en realidad no los roza, los supera.
    Y eso que ni lo he jugado siquiera. Sólo he visto como mis amigos jugaban durante horas al Duke Nukem forever que bué, a mi no me atrajo nada, así que ni me molesté en pedirles que me dejasen probarlo. Aunque reconozco que es muy guay eso de poder firmar autógrafos porque te da la oportunidad de hacer algo sumamente original, que es ni más ni menos que dibujar falos como cohetes.

    ResponderEliminar
  5. @conejito zombi: Creo que quiero un Schwarzenegger en peluche.

    @Anakina: Hablare tambien del tetris *_* Gracias por aparecer *_*

    @B.: Pobre Duke, él te quiere!!! He visto en youtube La Mona Lisa pintada con la pizarra del Duke Nukem (y no tenia falo)

    ResponderEliminar