lunes, 26 de marzo de 2012

Saga Tom Clancy's Splinter Cell


Konami había sorprendido al mundo con su película videojueguera de Metal Gear Solid. Había nacido, de alguna manera, la infiltración como género, y Ubisoft quiso contraatacar con Splinter Cell. Pronto se desmarcó de esa competencia e inició su propio camino. Hasta la fecha, Sam Fisher cuenta con cinco aventuras, que han marcado una evolución que a día de hoy no está en sus mejores días.


Todo comenzó en el 2002, cuando aparecía el primer Splinter Cell. Mejoraba mucho los gráficos del Metal Gear, ahí había poca discusión, y la infiltración era absolutamente imprescindible. No era un juego de acción, era de estudiar la situación para atacar en el momento adecuado y sentirte el mejor espía de todos los tiempos eliminando bases enteras sin soltar ni una alarma. De hecho el juego penalizaba mucho la locura que nos pudiera dar, porque Sam Fisher sabía hacer casi de todo… menos disparar un arma. Había que aguantar varios segundos sin mover la mirilla para poder disparar con precisión.

El primer Splinter Cell tenía una historia bastante patatera, aunque bueno, ningún juego del género ha llegado a interesarme por su historia hasta la fecha. Conspiraciones, traiciones y agencias de espionaje con todos los topicazos que puedas imaginar de ahí. En cualquier caso, fue un juego bastante divertido que ha envejecido bastante bien (los he rejugado todos seguidos, de ahí mi necesidad de hablar sobre la saga).

Tan bueno como hace diez años

Pandora Tomorrow, el segundo, fue bastante continuista. Mejoraba todo en general, pero no superlativamente. Fisher apuntaba mejor, es la única novedad que recuerdo, pero la infiltración seguía siendo primordial en el juego. Aquí empezaba a verse un sentido del humor que sin duda fue lo que hizo que me acabara encantando, en el siguiente juego, la saga de Ubisoft. Los guardias empezaban a hablar entre sí, y el juego era menos serio. No supuso una mejora digna de mención, principalmente por el poco lapso de tiempo que se dejó pasar entre la primera aventura de Sam Fisher y la segunda, pero no era un absoluto una desilusión para los seguidores.


Llegó entonces el que yo creía que iba a fastidiar todo. Chaos Theory es un grandísimo juego, para mí el mejor de la saga, que supone el salto superlativo que mencioné antes. La mejora es impresionante en jugabilidad, gráficos y la propia historia. Chaos Theory es un gran ejemplo de cómo saber evolucionar con la misma base. Tanto es así que, como juego, no hay mejora significativa, la estructura era la misma, pero llevaba al máximo todo lo que había en él. Así, nos encontramos con una jugabilidad mucho más accesible y lógica, animaciones muy fluidas y un sentido del humor llevado al máximo. Parece que no, pero se echa mucho de menos ese sentido del humor en las posteriores entregas de la saga Splinter Cell.

Fisher interrogando a Mariano Rajoy

Double Agent fue el bajón. Era una propuesta arriesgada, pero a mí me resultó una decepción. Sacar otro Splinter Cell como los tres anteriores era explotar demasiado el mismo sistema, y estoy de acuerdo en que era necesario un cambio, pero no se hizo bien. Los gráficos involucionaron, y mucho, y el sentido del humor se eliminó completamente. En cuanto a la jugabilidad, varios problemas y bugs que hacían de las misiones de Fisher un considerable aburrimiento. Lo único que me gustó fue el momento en el que te dan un tiempo real para hacer las misiones de la agencia y del grupo terrorista donde te infiltras. Espiarles sin que te detecten era bastante divertido, pero el juego no me ofreció ninguna satisfacción más y sí unos cuantos dolores de cabeza.

Double Agent empezaba la caída en picado de Sam Fisher

Por último, tras unos cuantos años de ausencia, Fisher volvía convertido en una especie de Bourne con el juego más atrevido de todos. Splinter Cell: Conviction me gustó más que Double Agent, pero su violación extrema de los principios de la saga lo convierten en el segundo peor Splinter Cell hasta le fecha. Como juego de acción está bien, es entretenido (e insultantemente corto, como el Double Agent). La historia incluso mejora porque se olvida ya del espionaje entre agencias y guerras nucleares y se centra más en Sam Fisher. Además, la forma en que está contada es soberbia, los rótulos y los interrogatorios merecen tanto la pena que jugarlo sólo por ello no es ninguna barbaridad. Sentí algo parecido a cuando vi por primera vez los menús del Dead Space.

Rotulitos e interrogatorios, lo mejor de Splinter Cell: Conviction

Es un buen juego, pero llevar el nombre de Splinter Cell en la carátula hace que se menosprecie más de lo que debería. Nada de infiltración a menos que tú te la crees, esta vez tenemos un juego de acción en tercera persona, con coberturas a cada segundo y un Fisher bastante asesino. Yo conseguí evitar no “pasármelo corriendo”, porque efectivamente (si buscáis más información por ahí lo veréis en muchos sitios) puedes pasarte el juego corriendo de checkpoint en checkpoint porque los enemigos se olvidan de que te han visto. Me gustó el hecho de contar con barra de vida que se regenera únicamente cuando hemos acabado con todos los enemigos. Algo así como barras de vida de checkpoint en checkpoint.


Sam Fisher está de capa caída. Imagino que el próximo seguirá la línea del Conviction, o quizá intenten buscar una mejor mezcla. Conviction no se dio el trompazo lo suficientemente grande como para que se planteen un cambio de modelo, pero los puristas de Splinter Cell desde luego están decepcionados. “Intentamos llevar a Sam Fisher a todo tipo de jugadores, más adaptado a la forma en la que se juega ahora”. Algo así dijeron durante el desarrollo del juego que ya avisaba de que no iba a ser un juego como los anteriores, pero yo creo que ni en las peores pesadillas de los fans de Sam Fisher podían ver semejante ensalada de tiros, cuando en algunos Splinter Cell, ni siquiera tenías que disparar.

Una saga que está en su propia crisis de identidad. Las ventas siempre acompañarán, pero se está perdiendo el espíritu de la maravillosa trilogía del principio. Sam Fisher corre como pollo sin cabeza en su madurez, y tiene pinta de que va a ser sometido a unas cuantas pruebas más antes de encontrar una receta que se adapte a los nuevos tiempos.Al César lo que es del César.


14 comentarios :

  1. Que grandisima saga!! Coincido en absolutamente todo contigo. Tanto el Double Agent como el Conviction se han cargado un poco el espiritu de la saga. A ver si la sexta entrega que esta preparando Ubisoft Toronto hace renacer la saga (cosa que por otra parte dudo, ya que Ubi hace tiempo que no levanta cabeza).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo poco que se sabe del SC6 es que parece que van a volver a la infiltracion... y que esta detras del proyecto Jade Raymond, lo cual no se si es buena noticia o mala XD

      Eliminar
  2. Yo tengo el primero. Me lo compré porque me llamaba mucho la atención el tema del espionaje y la infiltración, porque desde luego Metal Gear no es un juego de infiltración, sino algo mejor, es un juego que te da la opción de pasártelo mediante infiltración o a tiros. Y casi todo el mundo se lo pasa a tiros. De hecho los momentos que todos recuerdan como más jodidos son los que te impiden usar armas (como el almacén de cabezas nucleares en Metal Gear Solid, juego que además no tenía un sistema de combate cuerpo a cuerpo como el Snake Eater, así que pasar esa parte a ostias era impensable también). Pero bueno, eso es otro juego.

    Que yo tengo el primero, digo. Pero no me lo he pasado, aún más, no he pasado del principio. No del principio principio, pero recuerdo que había un edificio en llamas. Lo dejé primero porque me atasqué, y segundo porque me aburrió demasiado como para intentar desatascarme. recuerdo que los gráficos sí eran espectaculares, pero con una jugabilidad pésima. Para moverte dos pasos hacia un lado para subir una escalera, o colgarte de una cornisa con precisión milimétrica, me resultaba imposible en muchas ocasiones, cosa que en otros juegos nunca me supuso un problema y me podía mover siempre como un ninja. Y otra cosa que siempre me tiró para atrás es que, probablemente sin ninguna razón válida, relaciono Splinter Cell con XBox, consola que odio como si hubiese matado a alguien que conozco. No sé si es porque salía en principio para XBox, o por el abundante color verde sobre negro que imperaba en el juego, o simplemente por alguna razón freudiana extraña.

    Algún día lo agarraré y me lo pasaré definitivamente, principalmente porque me debí gastar diez euros o más en comprarlo y paso de desperdiciar ese dinero, pero no sé cuándo será ese día. Pero de jugar a los siguientes probablemente ni hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues si que lo jugaste poco entonces si xD.

      Pues a mi no me dio muchos problemas lo que tu dices, en cambio el Double Agent si que me los dio, justo esos, y me saco de quicio. Si te gusta el genero no deberias enterrar la saga solo por esas impresiones. Además, recuerdo el primero menos balanceado que el resto, todo es ponerse vaya, porque son grandes juegos ^^

      Eso si, el DRM que llevan es sanguinario, pero creo que todos conocemos a Ubisoft.

      Eliminar
    2. El Double Agent de XBOX 360 si que es basura pero el de XBOX normal esta muy bueno, más explicado, más sigiloso, mejor jugabilidad y la historia no la alargarón a lo pendejo aun que si es mejor chaos theory

      Eliminar
  3. Ahh, yo jugué el primero en su momento y también tengo el Pandora Tomorrow, los recuerdo con cariño. La historia y los personajes me daban bastante igual, pero la parte de infiltración, que era lo que importaba, me parecía muy lograda y había bastante diversidad (el nivel del tren en el segundo juego me gustó mucho).

    Siempre me quedé con ganas de probar Double Agent porque lo que prometían antes de su lanzamiento parecía muy interesante, pero parece que se quedó en nada. Tendré que ir a por el Chaos Theory...

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo puedes decir que te gustó la parte de infiltración en la base enemiga del Double Agent? Si era la parte más aburrida del juego con diferencia.. Se notaba por todos lados que intentaron estirar el juego como un chicle.. Claro ejemplo de ello era que no podias correr, tenias que ir caminando cual abuela artrítica.. y luego los minijuegos, ay lo minijuegos.. ¿Tu te crees que es normal que te pongan a armar minas explosivas? Que esto no es Nintendo hoyga!! ¿Y ves normal que te obliguen a hacer 10? ¿Estamos locos? Podían haberte puesto a armar 300 minas y así el juego duraría 4h más.. yupi!!!

    La saga ha muerto, y la receta para haber llegado a ello es esta:
    -Quitar los botiquines (me importa una mierda que ahora todos los juegos lleven regeneración, putos casuals! xD).
    -Quitar la barra de las sombras.
    -Quitar la barra de sonido. (Aún recuerdo que el chaos theory tenia diferentes tipos de crujidos en la madera de una misión en Japón, tenias que andar con mucho cuidado para que no te oyesen los guardias)
    -Convertirlo en un tps más del montón..

    PD: El chaos theory fue el culto al onanismo. Que animaciones!!! que juego de luces y sombras, que movimientos nuevos para asesinar, que misiones de sigilo!!! Esa sensación de soledad a miles de km de tu hogar, a cargo de una mision de la que dependerá el futuro de una nación, y sentirte el mejor armado tan sólo con una pistola con silenciador y unas cuantas sombras y bombillas rotas. Pocos juegos son capaces de meterte en papel tan bien :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mas razon que un santo, lo de quitar barra de sombras y sonido fue un cagadon. Si no tambien en el Conviction, que en vez de barra de sombras tenias la pantalla en blanco y negro. Joder, daban ganas de no ir sigiloso para verlo a color!!!
      El chaos theory es la leche *_*.

      Y si, llevas razon en lo de los minijuegos, son basura ponzoñosa, y lo de no correr me sacaba un poco loco xDD, pero me gustaba el hecho de hacer la parte de infiltracion, de espiar sin que te detecten, grabar con micros la voz para luego los escaneres y cosas asi.

      Eliminar
    2. Si pero el de XBOX normal o PS2 si estuvo entretenido y bueno a comparación de el de XBOX 360 que como decias, alargarón como a un chicle

      Eliminar
    3. PD:En el XBOX normal si había barra de sonido y un indicador muy chido de visibilidad, lo que ubisoft hizo con este juegazo en XBOX 360 fue un cagadón

      Eliminar
    4. Desconozco las versiones para 360 y para la XBOX original, así que poco puedo aportar :(

      Eliminar