viernes, 20 de abril de 2012

Prince of Persia: The Sands of Time


Pocos pueden dudar que Prince of Persia fue una de las trilogías más representativas de la pasada generación. Las Arenas del Tiempo, su primera parte, fue alabada y a día de hoy es para muchos la mejor parte del coqueteo del príncipe con las corrompedoras arenas del tiempo.

Y se iba desnundando a fascículos, eso era toda una novedad

El 3D no le sentó nada bien al laureado género de plataformas que reinaba con placer en los juegos de la era de 16 bits. Tan solo algunos juegos como Mario 64 o las aventuras plataformeras de Rare eran notablemente jugables en un mundo que había cambiado sus prioridades en sus géneros. No fue hasta la llegada del príncipe cuando vi un juego decentemente jugable del género perdido de las plataformas. Y no sería hasta la llegada del Alice: Madness Returns que volvería a sentir que estaba jugando a un grandioso plataformas.

Porque Las Arenas del Tiempo es justamente lo que esperan los fans del Príncipe de Persia cuando se lo imaginaban en 3D. Narrado como un cuento en todo momento y con la esencia más purista, que además incluía una dificultad acorde con lo que un título así requiere. Sin embargo esta dificultad era engañosa, porque donde realmente estaban los problemas eran en las batallas contra los enemigos y no en las partes de pura plataforma. En cualquier caso, no creo que haya muchos fans de la saga que empezó hace tantos años que puedan quejarse en exceso del salto del príncipe a las nuevas generaciones (porque los títulos intermedios que salieron... los obviamos, ¿vale?).


En cuanto a sus cualidades técnicas, los gráficos estaban a la altura de su generación, y sin duda pertenecen a esa transición entre la antigua y la actual etapa de la era de los videojuegos. No son sus gráficos lo que más llama la atención a día de hoy, puesto que el aspecto artístico le da unas cuantas patadas. Sin duda esa es la clave para que dentro de años veamos el juego con gráficos todavía buenos, y no simplemente un prodigio técnico puntual.

Lección para la vida número 1: Diseó artístico > Gráficos

La música es buena, compuesta por Stuart Chatwood, aunque bien es cierto que es poco arriesgada. Alguna base más rockera y tal para los combates, pero básicamente todo canciones de bailar la danza del vientre. Poco que ver con la lluvia metalera que vendría en la siguiente entrega. El sonido era un poco más mediocre, al menos en la versión en española. El doblaje era bueno, siempre con matices, pero existían graves problemas de sonido que hacían que escuchar lo que decía el príncipe o Farah fuera bastante dificultoso, sobre todo cuando echábamos mano de la panorámica. Desconozco si dichos problemas se daban en el resto de países.

Aprovecho para poner una panorámica, grandes salvadoras del juego

El juego se divide entre dos mundos bien marcados. Por un lado tenemos un beat ‘em up (o hack and slash que lo llaman ahora), y por otro pura plataforma que además incluye algún que otro puzle. Gozamos de las arenas del tiempo, que nos permitían volver atrás en el tiempo cada vez que nos viniera en gana, además de dotarnos de ciertos poderes bastante útiles en combate. Esto que ahora parece una tontería en su día fue toda una revolución. Además, iremos casi en todo momento acompañados de Farah, la cual tiene una IA lo justo como para no molestar, aunque en ocasiones se queda encasquillada y hay que darle algún que otro empujón. Las conversaciones a mitad de juego entre Farah y el príncipe son de lo mejor, sobre todo los monólogos y pensamientos en voz alta del segundo.

¡Vámonos de Farrah!

Los combates son algo difíciles. Contamos con nuestra espada y nuestros saltos acrobáticos, al igual que con la daga del tiempo que nos servirá para rellenar los depósitos necesarios que actúan en el juego como si de clásicas vidas se trataran. Cada enemigo tiene sus puntos débiles, y el sistema de combate es de todo menos un machaca botones. Farah nos ayudará con su arco, pero tampoco es que sea una ayuda inestimable. No existen enemigos especiales de fin de fase ni nada por el estilo salvo un Visir a quien le tendremos que joder la fiesta. Los combates están bastante balanceados, aunque a más de uno le parecerá injusto. Debemos elegir el momento perfecto para sustraer las arenas del enemigo, porque cada vez que lo hagamos nuestro “contador del tiempo” volverá a cero y no podremos volver atrás si nos matan en esos delicados momentos (os aseguro que no serán pocas las veces que os pase). Más allá de saber usar el contraataque, conocer las debilidades de los enemigos y darnos cuentas de la importancia de saber bloquear, la dificultad radica sobre todo en saber cuando extraer las arenas del tiempo y cuando no.

El ataque clásico

La parte de plataformas, sin duda es la más divertida. Es el primer juego donde literalmente se corre por las paredes, o al menos es el primero que yo recuerde. Ahora lo vemos en muchos juegos como si tal habilidad estuviera implícita en el ser humano desde que existió. Muchos pinchos, trampas y puertas que se cierran con el tiempo, y una necesidad imperiosa de conocer casi por intuición lo que los diseñadores de niveles querían hacer. Es bastante reconfortante lanzarse en sprint e ir sorteando una tras otra las trampas que sobrevuelan nuestras cabezas. Gran ejemplo de ello es nuestro ascenso de la prisión, mi parte favorita con diferencia. Es un juego pensado para jugarlo rápido, pero a la vez disfrutar de las maravillosas panorámicas que se nos ofrecen como si fueran postales o ilustraciones de algún cuento infantil.

Si no sentiste nada la primera vez que lo hiciste es que no tienes alma

Pero, aunque es un gran juego, tiene algún que otro fallo que desespera. Lo cierto es que cuando lo jugué por primera vez no tengo el recuerdo de haberme enfrentado a ello, pero ahora lo he sufrido tanto que me ha hecho odiarlo en ocasiones. La cámara es tremendamente sanguinaria, absolutamente incontrolable y  no nos deja movernos a placer por donde queremos. Por fortuna este sufrimiento solo ocurre durante las peleas, y aunque nos llevaremos más de un tajo por culpa de su mediocre control lo prefiero a no morir ensartado en uno de los pinchos en las fases de plataformas. Algo es algo. Por fortuna, contamos con un milagroso botón para cambiar la cámara a una panorámica que suele alejarse lo suficiente y permanecer estática, por lo que el control del príncipe mejora sustancialmente. Si no fuera por estas panorámicas no me hubiera gustado tanto ni por asomo.

Panorámicas

Y otro apunte doloroso del juego, su control. Sus movimientos suelen funcionar a la primera, pero de vez en cuando el príncipe “no entiende” lo que quieres hacer, y por ello morirás. Es especialmente recomendable no jugarlo con el teclado como hice yo, que solo me permitía 8 direcciones (no me detectaba el mando, vaya…). De todas formas estos pequeños deslices en el control no empañan una jugabilidad tan adecuada como revolucionaria que sería pulida en las futuras entregas (y que desencadenarían en el Assassin’s Creed, ahí es nada).

Ah, esta parte también es otro apunte doloroso

Un gran juego, algo corto y muy disfrutable. Es curioso que diga que prefiero las fases de plataformas cuando me gustó más el segundo, Warrior Within, que la primera parte (sí, debo ser el único). De todas formas ya os contaré pronto, que lo voy a empezar ya mismito, y aquella percepción de hace ya unos cuantos años bien podría cambiar, porque Las Arenas del Tiempo es un juego divertido y diferente que me ha vuelto a dejar con un muy buen sabor de boca.

 PUNTUACIÓN
7.5

15 comentarios :

  1. Me gustaron los tres, pero porque me encantaba hacer el mono saltando y de vez en cuando pegar unas hostias. Por eso me fui directo al Assassin's Creed, que en su momento decían que era un" Prince of Persia" de la nueva generación. Y me decepcionó un poco.

    Pero argumentalmente considero el mejor el primero. El personaje del 1 es genial, y la historia, ¡y ESE GRANDIOSO FINAL! Uno de mis juegos favoritos ever.

    El segundo era un malote de los de siempre. Un sufridor. Tenía detallazos, pero no era lo mismo. Y curiosamente tenía dos finales, y yo me quedé con SPOILER el que matas a la chica y el dahaka o whatever se llamara (el bicho tocho) desaparecía para siempre.

    Y entonces llegué al tercero y me trolearon. En el vídeo inicial dijeron que mi final era simplemente un rumor (.___.U) y eso ya me mosqueó. El juego, como los otros dos, estaba guay por saltar y matar. Pero con este intentaron ganarse a los fans del 1 y del 2, haciendo un príncipe bipolar.

    Y eso, que me gustaron todos, porque me parecían la hostia de divertidos. Pero el primero llegó a emocionarme. Y me parece un juegazo. Hace mucho que no lo rejuego, y en consola no me dio muchos problemas. Pero quizá es el buen recuerdo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy con el segundo ahora, y no se, me esta gustando bastante menos que la primera vez u_u. Tal como temia xD

      Eliminar
  2. Yo me compré hace poco el HD Trilogy y estoy deseando pasarme los que tengo en cola para volver a darle caña al príncipe.

    Solo añadir; juega al Forgotten Sands, que después de la mierda esa que sacaron como "Prince of Persia" que no merece ni que yo la esté nombrando ahora, se redime en todos los aspectos :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que merece la pena en HD, sobre todo los videos que se veian fatal ya por aquel entonces :/

      El Forgotten Sands lo tengo pendiente si, aunque sea un juego bastante forzado porque el anterior que tu mencionas fue un fracaso considerable. A mi me gusto eh, demasiado sencillito pero no tengo mal recuerdo de el.

      Eliminar
  3. Pues yo tengo todos los juegos hasta ahora XD Pero sólo me he pasado el 2008, ese tan bonico pero tan soso.

    Coincido contigo en prácticamente todos los aspectos del Sands Of Time pero el tema de los combates me quemó tanto que lo desinstalé y no lo he vuelto a tocar. Me encanta, pero el tema de las batallas daba bastante por saco.

    Y la música es buena, pero cansa porque apenas tiene variedad. Warrior Within tiene mucha mejor música XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi tambien me gusta mas la musica del 2, pero tambien le pegaba. Le pones la musica al 1 del 2 y queda muy mal. El 3 en cambio es que no lo recuerdo en absoluto, solo que podias pasartelo en plan sigilo o en plan como el 2, y eso me gustaba.

      Eliminar
    2. De la OST del 3 no te puedo decir anda porque es la única que me falta. La de ''The Forgotten Sands'' es corta, y la escuchas en nada, apenas te das cuenta, casi en plan música ambiente. No sé, es mi impresión. Igual es de esas OST que suenan de maravilla cuando las oyes al tiempo que juegas, como le pasa a las del Mass Effect (que por cierto, escuché la del 3 y me parece fantástica *_*).

      Eliminar
    3. La del 3 es fantastica si *_*, debiste jugar al juego y no autospoilearte -_-. Yo tampoco encuentro la OST del Two Thrones, igual es que ni sacaron nada... quiza ripeos y eso, pero odio tener ripeos de bandas sonoras.

      Eliminar
    4. Lo voy a jugar, tranquilo, pero ahora tengo el Crysis 1 y 2 en mi poder y el Assassin's Creed Revelations así que tardaré un poco. Y bueno, el juego se lo llevó mi hermano y hasta junio no vuelve así queeeeee XD

      Yaaaa, los ripeos dan asquete D: a mí tampoco me gustan -__-

      Eliminar
  4. A mí me gustó mucho. Fue de las primeras cosas que jugué para PS2, en casa de un amigo que lo tenía porque la consola le venía con él. Me lo pasé allí, en su casa, en muchas tardes. De eso puede hacer... pfff, yo qué sé, ocho años a lo mejor. Pues hace menos de un año me lo compré por fin y lo jugué otra vez, y me gustó bastante más que la primera vez.

    A mí las peleas no me parecían difíciles, ni con malos controles, ni me daba problemas la cámara. De hecho disfrutaba bastante de la teatralidad de la acción y lo peliculeros que eran algunos planos. Poder controlar todas esas acrobacias y que quedase tan bien es definitivamente lo que más recuerdo del juego, además de que la imagen de muros y suelos reconstruyéndose al retroceder en el tiempo. Oh, y las escaleras infinitas que nunca terminaban de bajar, allá por el final del juego, eso sí que lo voy a recordar siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se, igual lo de la camara me pasa a mi ahora porque hace ya que salio y hay algun tipo de problema para que el PC (o el vista -_-) lo haga rular debidamente. Ya digo que no tengo recuerdo de la primera vez de sufrir con la camara.

      Y los combates no es que fueran dificiles, es que eran mas tecnicos de lo que parecian. Habia que conocer las debilidades de los enemigos y sobre todo sacarles las arenas en el mejor momento, nada de machacar el boton y todo eso. Se que escaleras dices, y si, lo de volver atras en el tiempo era la bomba por aquel entonces!

      Las otras partes las llegaste a jugar?

      Eliminar
    2. No las jugué nunca. Nunca vi Prince of Persia como una saga, me quedé con ese primer juego. Luego empezaron a sacar siguientes entregas y, cuando cambiaron el aspecto del protagonista y le dieron ese aspecto "cool de la muerte" que me tiraba tanto para atrás, dejé de prestarle atención. Ni siquiera me enteré de cuándo salían los siguientes, no sé ni cuántos hay.

      Eliminar
    3. Bueno, esta la trilogia principal que "terminaba" las arenas del tiempo. Es decir, tres de ellos. Luego sacaron uno con Cell Shading que a nadie le gusto, salvo a mi, y que era muy bonito. Quiza ese te guste mas porque era mas parecido al The Sands of Time. Y ya por ultimo, despues del piñazo que se dieron con ese Cell Shading volvieron a hacer uno sobre las arenas del tiempo, que fue el que les dio cuartos. Por lo que me han dicho esta muy bien, pero yo no lo he jugado.

      Eliminar
  5. Yo me pasé el primero hace la tira de años y me encantó, y hace unos pocos meses fui a rejugarlo y sufrí un poco con la cámara y los combates como tú dices (ojo, en PS2), pero la sensación de poder retroceder en el tiempo, o correr por las paredes y hacer todas esas flipadas lo compensaba todo =D, realmente me gustaba mucho más el lado de plataformas. Un juego muy divertido y entretenido, me gustó mucho en su momento, pero por algún motivo nunca jugué a sus secuelas. Totalmente de acuerdo en lo que dices.

    P.D.: Me he descojonado viva con el "vámonos de Farrah" XDDDDDDD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh dios mio, a alguien le ha hecho gracia uno de mis pie de foto *_* no se que decir *_* XDD

      Pues los otros estaban bien eh, si te gusto tanto el primero deberias jugarlos. Ademas, la camara ya mejora en el 2. Me quedo mas tranquilo si dices que la camara tambien era insufrible en PS2. Los otros... digamos que ganan en muchas cosas, los combates y todo eso sobre todo, y siguen teniendo mucho de plataformas, pero han perdido la "magia" por decirlo de alguna manera, ya no te sientes como en un cuento ni nada de eso. En cualquier caso buenos juegos, y si has jugado recientemente al 1 es momento de seguir con el resto ^^

      Eliminar