lunes, 18 de junio de 2012

Dragon Quest V: The Hand of the Heavenly Bride


Dragon Quest V es otra demostración de que los remakes pueden ser vistos con muy buenos ojos. Bastante continuista con respecto a Dragon Quest IV, los responsables de una de las franquicias más importantes de la historia de los videojuegos apuntaron mucho más alto. Si es mejor o no que su sucesor depende de gustos, porque técnicamente es muy similar, pero la historia es mucho más seria y tiene más posibilidades que nunca. Bienvenidos de vuelta a Zenithia.


Puede que en el resto del mundo Dragon Quest no sea tan importante, pero en Japón la cosa es muy grave. Tan lejos llega la cosa que hasta se llegó a crear la ley Dragon Quest, impuesta por los dirigentes nipones, que obligaba a los videojuegos de Dragon Quest a salir a la venta únicamente en fines de semana, porque las veces que lo hicieron entre semana terminaban con las clases de institutos, colegios y universidades completamente vacías y hasta la economía se veía resentida. Tampoco hay que ser un lince para darse cuenta de la importancia cuando el encargado de los dibujetes es nada más ni nada menos que Akira Toriyama, creador de Dragon Ball.

Akira Toriyama

No creo que haga falta ponerse ahora a hablar de cómo funciona Dragon Quest. Estamos ante el JRPG por antonomasia, con distintos personajes a los que tendremos que entrenar en cientos y cientos de batallas para ser lo suficientemente fuertes como para avanzar en el juego. Personajes con atributos más físicos, otros más dedicados a la magia blanca y otros más a la negra. Vamos, que en Dragon Quest V no vais a encontrar gran novedad en cuanto al concepto y mecánica del juego, estamos ante un RPG clásico de siempre. El juego cuenta por tanto con todos los puntos buenos y malos que todos conocemos de memoria para cualquier RPG de un corte tan predeterminado.

La verdadera novedad de todo el asunto es que el juego puede cambiar en función de nuestras decisiones. El cambio no es muy importante en verdad, pero es bastante evolucionista en comparación a Dragon Quest IV. La propia historia es maravillosa, y nos lleva a conocer la travesía de nuestro personaje principal desde que nace hasta que se hace adulto. Es especialmente difícil transmitir esa sensación del paso del tiempo en esto de los videojuegos pero Dragon Quest V lo consigue. Vemos a gente morir por el mero paso del tiempo y vemos como nuestro personaje va creciendo y formándose con los que le rodean.


El propio principio del juego (no principio como tal, más bien la primera parte) es portentoso. Me recordó a la sensación que tuve cuando jugué a mi favoritísimo Tales of Phantasia, y es que Dragon Quest V es mucho más serio y profundo que cualquier otro Dragon Quest que he jugado hasta la fecha. Puede que a más de uno esto le parezca mal, pero la historia te mete en su totalidad y te hace olvidar el resto. No falta el sentido del humor (aunque eché de menos más chistes en libros), y la traducción sigue siendo buenísima (que ofrece momentos tan impactantes como la información que viene sobre los boletos de tómbola que vas encontrando: “la vida es una tómbola, tom-tom-tómbola”).

Puede que alguno considere spoiler esto, pero es algo que ocurre casi poco después de empezar el juego. Quien no quiera leerlo, puede irse directamente al párrafo siguiente y continuar leyendo sin temor a spoilers. El juego ofrece la posibilidad de elegir a tu esposa entre tres opciones. En función de a quien elijas tu compañera tendrá distintas cualidades, y los hijos que nazcan de la relación también cambiaran (no sé si en cuanto a sus estadísticas también, pero físicamente seguro que sí). Esto es una novedad importante y marca el devenir del juego a pesar de que no se explota lo suficiente. Resumiendo, no merece la pena volver a pasarse el juego sólo por ver cómo cambia la historia al cambiar de esposa.

A mí me conquistó la del centro

Entre las novedades que se presentan, que no son muchas, destaca la posibilidad de llevar contigo a monstruos que se van incorporando a tu equipo cuando les vences y cuando les viene en gana. A más de uno le saldrá un sentimiento Pokémon de hacerse con todos y entrenarlos, pero a mí desde luego no. Si hubieran incluido un bestiario que indicara aquellos monstruos que has reclutado la cosa probablemente hubiera cambiado... Contamos además con diversos minijuegos, incluso en algunos de ellos usamos el lápiz táctil (la principal carencia de Dragon Quest IV y Dragon Quest V). Hay varios casinos que prometen perder nuestro tiempo y nuestro oro en muchas ocasiones, porque son muy adictivos. Sobre todo el tablero T y T, una especie de juego de la oca donde podemos ganar grandes premios. Hay varios de estos tableros repartidos, los cuales se van complicando cada vez más aunque nunca dejen de ser igual de divertidos.
 
Otra de las novedades es poder importar lo que se traduce como “cosinas”. Objetos personalizables que podemos coger de otros usuarios y exponerlas en nuestro museo. No lo probé más allá de conseguir todas las cosinas que nos pedía durante la historia y llenar mi museo, pero no tiene pinta de que merezca mucho la pena ir “viajando” por nuestros amigos en busca de sus objetos personalizados. En cualquier caso está bien que busquen un poco de interactividad con el resto del mundo.

Para echar las horas muertas en el T&T

Obviando todos los puntos malos que puede tener un JRPG, hay que destacar que Dragon Quest V es bastante sufrido y a más de uno le puede parecer difícil. La dificultad de un JRPG va ligada a la paciencia que tengas luchando durante horas con los mismos enemigos con el objetivo de subir de nivel. Yo tuve la inmensa suerte de conseguir nada más comenzar un premio gordo en el casino donde me compré el arma más potente, la cual no tuve que cambiar hasta casi el final del juego. Por ello el juego se me hizo más fácil de lo que realmente es. En cualquier caso no una dificultad desorbitada, ni se le acerca siquiera al Devil Survivor por ejemplo, pero sí que requiere de tiempo y de paciencia.

Además de esta dificultad por el propio género del juego hay que destacar que es bastante fácil perderse. Hay pocas cosas en un RPG más dolorosas que encontrar un objeto de la historia que no sabes ni lo que es y que no te den indicación alguna hacia dónde ir. En Dragon Quest V pasa más de una vez, aunque esa exploración acabe beneficiándote indirectamente por las razones que di en el párrafo anterior.


Técnicamente no ha mejorado en absoluto. Tan sólo algunos efectos (el principio en el barco es bastante imponente visualmente) y nada más. La música sigue siendo igual de buena. Básicamente han cogido toda la tecnología que tenían en Dragon Quest IV y han hecho un juego diferente, pero sin mejorar nada lo que había disponible. Imagino que Dragon Quest VI será más de lo mismo.

Un buen juego que destaca por su historia y porque verdaderamente la vemos trascendental. Aunque sea la misma historia de siempre de salvar el mundo de un ser maligno parece que todo cobra un tono más épico por ver cómo va pasando el tiempo. Largo, complejo y con bastantes secretos que desbloquear, pero a la vez demasiado continuista y poco atrevido con respecto a Dragon Quest IV.


PUNTUACIÓN
7

6 comentarios :

  1. Yo estoy jugando (empecé hace un año, un poco más, y está parado (no dropeado)) el Dragon Quest VIII. Creo que es el VIII, es que no lleva número, El Periplo del Rey Maldito. Y meh, tampoco me está diciendo nada. La historia es bastante simplona, y los personajes demasiado planos y estereotipados para mi gusto. Y no puedo con el dibujo de Toriyama, lo hace todo igual. No que sea personal y reconocible, sino repetitivo. Es de los pocos artistas con los que me pasa eso. Seguramente los anteriores, como el V, sean mejores, desde luego algo han de tener para que en Japón sean lo que son. Yo desde luego me quedo con mis FFs de siempre, esta tarde en cuanto venga Mai a casa empezaremos el IX, si es que consigue llegar, que con el granizo que está cayendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no he jugado a ningun Dragon Quest reciente. Tengo el ultimo para la SS y le tengo unas ganas locas.

      Aqui en occidente somos mas de Final Fantasy, los Dragon Quest son un poco repetitivos, al menos los que he jugado. Repetitivos no en el sentido de que el juego sea repetitivo, si no en el sentido de que no evolucionan mucho de uno a otro. Son JRPG clasicos a mas no poder.

      No habias jugado al final fantasy IX? a la gente le gusta mucho, a mi me parece el peor de todos con diferencia, de hecho, es el unico que no me ha gustado de todos los FF! Luego me dices que tal ^^

      Eliminar
    2. Sí lo he jugado, de hecho es mi favorito con diferencia. La que no lo ha visto nunca es ella, y a mí no me importa repetirlo. Para ser mi juego favorito, no ya de Final Fantasy sino en general, sólo me lo he pasado una vez, y lo tengo pendiente desde que me entró el gusanillo otra vez hace dos años. Y no tenía constancia de que a la gente le gustara, yo sólo he encontrado fanboys del VII. El primer año de universidad, uno de mi clase se hizo súper amigo mío porque a ambos nos gustaba el FF IX más que otro y nunca habíamos conocido a nadie más al que le pasara.

      ¿Y es el único que no te ha gustado? Supongo que no habrás jugado al XI o posteriores, no? XDD

      Eliminar
    3. Llevas razon, el ultimo al que jugue fue al XII, pero no lo termine ni nada. No me disgusto, pero tampoco me gusto, un poco indiferente xD.

      Y si, claro, del VII hay una religion ya mas que otra cosa, pero el IX cae bastante bien, sobre todo a los amantes de la saga, menos a mi, claro u_u

      Eliminar
  2. Pues lo pintas bastante bien, quizá hasta me valga la pena jugarlo cuando mi DS vuelva, aunque tenga otros JRPGs a la cola, pero me interesa especialmente lo del paso del tiempo. La verdad es que Dragon Quest no me dice demasiado (he empezado varios, pero nunca los he terminado y con el de PS2 me pasa como a Sick), y eso que es ultrafamoso y me gusta mucho este género, pero los FF tampoco me apasionan. Será que soy rara. Yo me quedo con mis Shin Megami Tensei y feliz, ale.

    Por cierto, vaya ejemplo de dificultad has puesto XDD. Es que Devil Survivor es MUY extremo >___> pero me alegro de que no llegue a ese nivel porque al final quieres tirar la consola contra la pared y machacarla a golpes cuando caiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro, eso decia,que este puede resultar dificil pero con subir un par de miles de millones de niveles como en todo JRPG que se precie te los ventilas a todos, asi que es mas paciencia. En el Devil Survivor muchas veces de poco te sirve lo de luchar y luchar y luchar.

      La historia me gusto mas la del V, pero tengo mejor recuerdo del IV y no tengo ninguna razon justificada, no se... sera que fue el primer remake de DQ que jugue!

      De todas formas, donde este el TWEWY... :D, bueno, y el shadow of the colossus :) xDD

      Eliminar