viernes, 15 de junio de 2012

Prince of Persia: The Forgotten Sands

La última aventura hasta la fecha del Príncipe de Persia llegó sin hacer mucho ruido, y la verdad es que se marchó de la misma manera. Ubisoft estaba está volcada con su joya de la corona, Assassin’s Creed, y el que fuera la estrella de la compañía durante la pasada generación ahora ve como su última aventura ha quedado en segundo plano. El tiempo dirá si el Príncipe puede recuperar el reino que una vez le perteneció.


Me mostraba distante con respecto a Prince of Persia: The Forgotten Sands. Para empezar, siempre creí que el juego era una parte más de la trilogía que brilló en la pasada generación, compuesta por The Sands of Time, Warrior Within y The Two Thrones de los que ya hablé. El caso es que eso de que llevara lo de “Sands” en el título me hizo pensar que, viendo que el anterior juego (el impopular príncipe del Cell Shading) fue una rotunda decepción, decidieron retomar la saga que tanto éxito les había dado. Ahí estuvieron cucos los de Ubisoft. Le pusieron el título “The Forgotten Sands”, que bien podría haber sido otro, para que la gente picara y creyera lo que yo creí, y a la misma vez los puristas del género que veían la trilogía bien cerrada no pudieran quejarse, porque no tiene nada que ver con ella.

Bien podría ser el Ifrit de cualquier Final Fantasy

Estamos ante un juego que no esperaba que fuera tan bueno. De hecho el único que me habló de él bien fue kosakonká, que me aseguraba que el juego era bastante bueno y no tan malo como todo el mundo se empeñaba en decir. Su razón llevaba, porque sin tener esa magia de la trilogía que tanto nos maravilló a todos The Forgotten Sands es un juego muy divertido, y en cuanto a calidad no tiene nada que envidiar al resto. Es el mismo esquema de siempre. El juego no te va a sorprender con unas mecánicas diferentes ni leches en vinagre, sabes a lo que vas a jugar, a esa mezcla de plataforma y de combates tan bien empastada. En esta ocasión la plataforma supera con creces al combate, y eso siempre es de buen recibo para los amantes de la saga, que tienen entre sus juegos favoritos la primera y la tercera parte de la trilogía de las arenas, más focalizadas en la plataforma que en el combate.

Un nuevo Príncipe rompebragas

En ese sentido, las plataformas son de las mejores posibles, es más, durante ocasiones alcanza la pura excelencia. Todo se basa en lo que siempre hemos hecho, correr por paredes y pulsar interruptores, esquivar trampas y descender por inmensas cortinas hacia las profundidades de nuestro propio reino, pero todo se hace de una manera antológica. Se llevan hasta el límite. Cuando estás jugando al juego (a éste y a otros Prince of Persia) y te encuentras ante nuevos retos plataformeros piensas que no puede dar más juego del que ya está dando, pero siempre acaban encontrando nuevas maneras de repetir lo mismo y que parezca diferente.

Espero que a nadie le sorprenda a estas alturas ver esto

Contamos con diversos poderes relacionados con estas partes de plataforma. El primero de ellos ya lo conocemos, la capacidad de alterar el tiempo. No, repito que el juego no tiene nada que ver con la trilogía de las arenas, esta vez es un poder que nos da cierto ser sin más, nada de daga del tiempo ni cosas por el estilo. Con él podremos volver atrás en el tiempo si fallamos en un salto o morimos en combate. Otro de los poderes es algo parecido a un teletransporte que nos ayuda a alcanzar distancias más lejanas siempre y cuando tengamos a un enemigo delante, lo cual nos ayudará a ir conectando este poder de una criatura a otra para, por ejemplo, escalar una torre a base de teletransportarnos hacia los pájaros que la rodean. El último poder que obtenemos nos permite restaurar partes del escenario que estuvieron construidas en el pasado y que ahora son meros escombros (a lo Singularity un poco).

De oca a oca y tiro porque me toca

El segundo poder que obtenemos merece capítulo aparte: solidificar el agua. Es sin duda el más vistoso y el que marca la diferencia entre un buen juego y un gran juego, y es sin duda la gran novedad de este Prince of Persia. La apuesta les salió redonda. Controlamos las aguas, pudiendo solidificarlas cuando queramos para convertirlas en plataformas. A botepronto las posibilidades de esto parecen algo limitadas, pero el juego explota el recurso muchas veces, y cada vez que lo hace es más satisfactorio. Debemos temporizar todas estas solidificaciones para proseguir en nuestra aventura, de manera que ni mucho menos consiste en apretar el botón de solidificar y avanzar. De hecho acaba siendo más importante saber cuándo dejar de hacerlo que cuándo pulsar el botón.

Lo mejor del juego

Si a todo ello le unes tu propia voluntad obtienes un juego de plataformas exquisito, sin más. Con voluntad me refiero a que el juego está diseñado para que lo pases rápido, para que evites la exploración demasiado y que disfrutes saltando de una plataforma a otra sin pararte a medir tus movimientos, algo así como el juego al primer toque de España. En las últimas partes donde se combinan todos los poderes para poder avanzar te sientes un acróbata saltando de un sitio a otro y apretando el botón correcto en el momento adecuado. Además, el Principe hace todo mucho más rápido, goza de nuevos movimientos (no demasiados) y es en definitiva mucho más ágil, tanto que a veces parece antinatural.


Y luego está la parte un poco más floja. En realidad no es tan floja, pero los combates se han simplificado de una manera soberana. De pasar a uno de los sistemas más complejos y a la vez divertidos que se implantaron con Warrior Within hemos pasado a un sistema que se basa únicamente en un botón de ataque, otro de dar patadas y unos cuantos poderes a utilizar, tanto ofensivos como defensivos. Cuando cambias el chip y te olvidas de lo que fue en su día, todo es mucho más ameno.

Poderes chachis tal que así

Los combates son una especie de Dynasty Warriors donde te enfrentas a oleadas de enemigos de número impensable. Un espadazo de los tuyos abarca unos cuantos enemigos, porque tus mandoblazos son considerables, y si tiras del ataque potente manteniendo pulsado el botón ya ni te cuento. Aunque es demasiado simple no deja de ser divertido, pero no está al mismo nivel de la excelencia plataformera que mencioné antes. En resumen, los combates no incomodan, pero estás deseando acabarlos para poder ir solidificando agua por la vida.

Nunca me había sentido querido por tanta gente

¿Cosas que no me han gustado? Pues varias. La primera es que parece un juego de la pasada generación. Los gráficos no son nada del otro mundo, están bien, pero no parecen que sean de los años en los que estamos. Son mejores que los de la trilogía, eso está claro, pero no son lo bastante buenos como para impactar en la presente generación.

Además, la historia es bastante poco atrayente. No llegamos al punto de pasar de ella pero tampoco nos metemos de lleno. Creo que buena culpa de ello la tiene la ingente cantidad de cutscenes durante el juego, que se presentan cada vez que damos dos pasos. Ya mencioné que el juego es muy rápido, y te transmite esa adrenalina, y cada vez que sales de una habitación el juego te pega el corte con una de sus escenas de video, que muchas veces no son ni necesarias. El final tampoco es gran cosa, con un enemigo-busto de los que tanto vemos en cualquier juego actual. Eso sí, se mantiene el sentido del humor tan característico y que le hace tan bien al juego, aunque menos explotado que en otras ocasiones (pero más que en Warrior Within, claro).

El busto final, bien genérico

Hay algunas animaciones que no están bien, como la del salto normal y corriente. Ya dije que a veces el Príncipe parece antinatural, y es en los saltos donde se nota más. El colmo llega cuando saltamos de pared en pared, que acentúan la extrañeza de la animación de una manera preocupante. No es que sean robóticas ni nada de eso, pero parece que la gravedad sea otra. El control en general es bueno, pero tuve que tirar del poder del tiempo más de una vez porque al juego no le daba la gana engancharse en ciertos sitios.

Prince of Persia: The Forgotten Sands es un juego recomendable que pocos han sabido comprender. Puede que su lacra sea el ser tan continuista con el género y no ser innovador, pero todo lo que hace lo hace muy bien. Mi consejo es que no os dejéis llevar por las críticas malas del juego, porque os estaréis perdiendo una aventura que da gusto vivir. Para pasárselo rápido y disfrutar de él en las suficientes horas de juego que ofrece.


PUNTUACIÓN
7

10 comentarios :

  1. Me alegra que te gustara! Yo me lo pillé en edición especial y viene el primer POP de todos. Aquel antigüillo. A ver si un día de estos me pongo con él!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al primero que jugue era al de Master System, con esa hora que te daban para todo el juego. Terminabas un nivel y pensabas "¿debo apuntar el password?" xDD

      Eliminar
  2. De esta actualización deduzco que esta mañana piedra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la próxima colección de minerales que dan a fascículos van a incluir al Rizipiedra

      Eliminar
  3. "los combates no incomodan, pero estás deseando acabarlos para poder ir solidificando agua por la vida" Me mató esa frase XD Yo quiero ir congelando agua xD

    ¡Lo tengo en tareas pendientes! Junto con los otros 3 que no he terminado (no he acabdo el primero e_e). Se me van acumulando los juegos D: a ver si este verano los voy acabando e_e

    PD. no me gusta la cara del príncipe ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todavía más placentero de lo que puedas leer por aquí, acuérdate si lo juegas xD.

      Puedes jugar a éste sin haber jugado a ninguno. No hay nada más que alguna referencia de vez en cuando, pero no es parte de la saga ni nada de eso ^^.

      A mí tampoco me convence el príncipe demasiado... cae bien y eso por los monólogos que mantiene consigo mismo, pero la cara es... no sé, rara, no le pega.

      Eliminar
  4. Ehh, pues con lo de volver al plataformeo y no tener nada que ver argumentalmente con la trilogía (yo pensaba que era una secuela, francamente... veo al prota igual XD), me has medio convencido, aunque en la PS3 lo veo un poco carillo, pero lo tendré en cuenta.

    Una cosa, ¿del PoP Cell Shading no vas a subir una reseña por aquí o qué? Aún no tengo claro por qué es una mierda XDDD, y es baratísimo.

    Por cierto, ya que mencionas el Syndicate, me llama mucho. ¿Está bien o qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La buena noticia es que el PoP Cell Shading a mí me gustó, la mala noticia es que soy al único ser del planeta, así que no te puedo decir que lo pruebes al 100% xD. Puedes alquilarlo y probarlo y si te gusta aventurarte, o incluso ver un gameplay para que veas exáctamente de qué rollo va, pero decirte que te lo compres a ciegas... Subiría reseña, pero me lo pasé unos meses antes de empezar el bloJ y tendría que hablar de él demasiado del recuerdo, y eso no se me da bien en absoluto :(. Si veis alguna reseña de él por aquí será porque lo he vuelto a jugar, como he hecho con la trilogía inicial que ya la había jugado. Éste en cambio nunca lo jugue, y quedé muy contento :D

      Siento pincharte el globo pero el que menciono es el Singularity, no el Syndicate :(. El Syndicate lo tengo por aquí pendiente, y no he oido gran cosa de él a pesar de que había mucha gente que lo esperaba. Así que si te referías al Singularity, está bien, pero es un FPS pasillero sin más con algún buen detalle. Si te referías verdaderamente al Syndicate, de aqui a un poco tiempo probablemente me veas hablar de él (AKA: SEGUID PASANDOOS POR MI BLOJ PARA ENCONTRAR SORPRESAS AMIGOS!!!) xDD

      Eliminar
    2. La verdad es que me queda bastante curiosidad por el PoP Cell Shading. Un amigo lo compró de Megaoferta, pero como se compra hoy un juego y no lo prueba hasta tres años después, pues tampoco puedo pedirle qué opina. Me empaparé de videos a ver qué tal, es que es MUY barato. Y al menos ya he encontrado a una persona en el planeta que le gustase...

      OMG pues es verdad, se me ha ido la olla y al leer SYN mi mente ya ha interpretado Syndicate ^^U, me seguiré pasando pues (como siempre vaya XDDD) a ver si hay alguna sorpresa Ò_ó!

      Eliminar
    3. Bueno, entonces si dices que es tan tan tan barato quiza debas comprartelo, y te guste o no decir que te encanto y asi quedar de megaguya por ser de los pocos a quien le gusta, que eso siempre nos da cache :D

      Eliminar