lunes, 30 de julio de 2012

Risen

Hacéis bastante mal entrando a leer sobre Risen aquí, porque no tengo ni idea de este tipo de RPG y sólo vais a encontrar un análisis muy poco serio. Bueno, no tengo ni idea de nada en general, pero especialmente de este género. Os diré, para quien no quiera desinformarse y ahorrarse el tocho, que me ha gustado bastante, y que a veces es bueno mirar en el carrito del Media Markt que trae juegos a precios de risa. La friolera de 2€ gasté en un juego que me ha durado unas 36 horas, y que desde luego merece la pena (sobre todo cuando lo sigues viendo en Steam a 20€).

El Risen me da la risen

El último juego al que jugué de este tipo fue el vanagloriado Skyrim, el cual no me llenó ni mucho menos como al resto de los mortales. Parece una coña, pero un juego tan exageradamente grande a mí me supone más un suplicio que una diversión. La razón es que tengo la necesidad de terminar la mayoría de los juegos al 100%, y ponerse al 100% en un juego como Skyrim puede necesitar de demasiado tiempo. Eso sí, si viviéramos en los tiempos en los que no se tenían más de cinco o seis juegos es el juego ideal, pero ahora mismo hay tanto por jugar que ponerme a darle a un juego que puede requerir, no sé, unas doscientas horas, me cansa.

Cansado de tanto Skyrim

Demasiado poco después para lo que me hubiera gustado me puse a jugar a Risen. El motivo era que quería probarlo antes de que se pasara el límite de plazo para una teórica devolución. Aunque bueno, pensar que iba a gastarme 2€ en el autobús que va al Media Markt hacía que no tuviera sentido ir a que me devolvieran los 2€ que me costó. Ya le había echado el ojo, y me gustó cuando lo probé, pero no fue hasta que lo jugué cuando me di cuenta lo extrañamente adictivo que es.

Diga no a los autobuses, abra sus brazos a la meditación

Y digo extrañamente adictivo porque me pongo a pensar en la historia y es bastante mediocre. Le pasa lo que a todos los RPG de este tipo, que la historia está bien pero el modo de contarlo no tanto. Goza de ese síndrome de la misión secundaria, ese sentimiento de que todo el juego parece una misión secundaria, sosa, sin cambios de ritmo. Me pasó con otros juegos que ni siquiera comparten género, como es el caso del Fallout. Muchas veces el cómo es casi más importante que el qué.


Risen no es un RPG puro. A mí los RPG puros me cuestan mucho. Risen tiene esa vertiente de acción, como un Fable pero con un sentido del humor directamente nulo. Rara vez será cuando dejemos una sonrisa durante nuestra aventura en Risen. El mismo personaje tiene una voz de dejadez y sopor que contagia a todo el mundo, o por lo menos a toda la isla donde se ha visto forzado a vivir. Todo el mundo habla con desgana. Vale que no van a estar de fiesta cuando están recibiendo tormentas y terremotos a diario, pero no me refiero a eso cuando digo que hay sopor en la actitud de los personajes.

Único momento de carcajada que tuve en Risen

Los expertos, los que saben de estas cosas, dicen que es un hermano de los Gothic. Un hermano bueno, es decir, que es como los dos primeros Gothic y no como el tercero, que se ve que es malillo. Yo, como mi referente cercano lo tengo en el Skyrim, solo puedo decir de él que es su primo más pequeño. Risen es a Skyrim lo que Curso de 1999 es a Terminator, o algo así (aprovecho que ni Dios ha visto Curso de 1999 para soltar el pegote). Una versión menor. Peor no es la palabra, suena demasiado despectivo para un juego que probablemente me dio más diversión que el propio Skyrim, pero decir que Risen es mejor que Skyrim es de locos, por mucho que me gustara. Es simplemente menor, como dije, menos horas, un mundo mucho más limitado y acotado y una duración incluso inferior al resto de títulos que viven bajo el mismo techo.

Un hombre cocinando. Ciencia ficción pura

Profundizando ya en el juego, contamos con casi todo lo que puedes esperar en un título del género. Varias profesiones que aprender (herrería, alquimia, minería…), mejora de atributos de combate con distintas armas, cambios argumentales según las decisiones que vayamos tomando (en general, hay tres caminos posibles, tres posibles grupos a los que unirse  por los que llevar la aventura), inventarios eternos con todo tipo de objetos que acumulamos sin objetivo alguno más allá de ser diagnosticados con síndrome de Diógenes (aunque esta vez no tenemos límite de peso, podemos andar por la vida con ocho millones de palas en el bolsillo sin problema alguno) o mercaderes que compran tus mercaderías a precios un 80% inferiores a su valor real. Risen no aporta nada nuevo al género en la mayoría de los aspectos.

Mirad qué de pociones tenía, pero moría igualmente

No existe el tan socorrido autolevel que se da últimamente. Vamos, que vas a morir unas quinientas veces y conviene ir siempre acompañado y guardando partida a casi cada navajazo. La experiencia y el nivel no son tan importantes como el hecho de conseguir puntos de aprendizaje que gastar en los instructores que vas encontrando por el camino, los cuales harán más fuertes y te enseñarán las distintas habilidades, única manera de sobrevivir en la isla donde transcurre todo el juego.

Risen insta a la maldad un poco. Si bien no hay ningún tipo de sistema que permita ser malo o ser bueno, el juego anda encaminado al pillaje, al menos desde la forma en que jugué yo (quizá cogiendo otro camino la cosa cambie). En cualquier caso, robar es de las cosas más divertidas del juego. Nuestro personaje le preguntará a cada personaje algo para que se despiste y podamos acceder a su inventario durante un tiempo limitado, extrayendo de él el objeto que queramos. La cosa llega a ser enfermiza. También es adecuado adquirir cierto sigilo y entrar en las casas de los aldeanos para robar sus cofres. Mira que no suele darme por potenciar el robo ni nada "malo" en ningún juego al que juego, pero en Risen es verdaderamente útil, y es el propio juego el que te empuja a hacerlo.

Siempre quise tocar una bola de esas de rayos que venden en las ferias

La historia, como dije, está bien, pero la forma hace que no se explote todo lo que podría. De la tierra han surgido templos y criaturas peligrosas que están poniendo en jaque a la civilización. Somos un superviviente de un naufragio y hemos ido a parar a una isla donde una llama parece que aporta una extraña estabilidad, evitando que la isla sea destruida. Debemos elegir el camino que tomamos, pudiendo irnos con el orden establecido, con los bandidos o con los magos del monasterio del volcán que dan guardia a la llama en cuestión. Elijamos lo que elijamos debemos ir ganándonos un nombre y pasar de un simple náufrago con harapos al caballero que tendrá en sus manos el destino de la isla.

Y me baño con mis harapos, ¿algún problema?

Técnicamente Risen no es ninguna maravilla. Los gráficos no son malos, pero son muy mejorables. Los efectos de luz en cambio sí que tienen un aspecto magnífico, cambiando según el momento del día en el que estemos y mostrándonos tormentas realmente bien hechas. En cuanto al sonido, la banda sonora está bien, por muy estereotipada que esté, y sólo falla el doblaje como dije, en la actitud del personaje que encarnamos, demasiado fría y vacía.

De día es todo como cien veces más bonito

La isla de Risen es muy amplia, y explorarla entera requiere de muchas horas. Yo tengo la sensación de que he visto todo, al menos todo lo que mi camino podía ofrecer, pero tienes que jugarlo con cierta continuidad si no quieres perderte. La isla está llena de vegetación, por lo que es fácil perder la orientación y pensar que has estado en sitios donde en realidad no has estado. Tiene parajes muy bellos, y al final terminas por conocerte la isla. Lo malo es que tan sólo cuenta con una ciudad importante, y a más de uno se le quedará pequeña.

Las bonitas panorámicas de Risen

La isla está llena de criaturas de diversa peligrosidad, desde jabalíes a escorpiones, pasando por criaturas más fantasiosas como necrófagos y hombres lagarto. Además cuenta con muchos tipos de hierbajos y flores que podemos recoger para fabricar más adelante nuestras pociones y mejunjes varios, así como hongos que crecen únicamente en las cavernas (normalmente llenas de los peligrosos necrófagos) junto a los minerales que debemos recoger para forjar en la herrería. La diversidad en cuanto a enemigos y objetos es la justa y necesaria. Gran variedad pero sin llegar al punto de tener que sacar un máster para entender todo.

Y gusanacos (podéis apreciarme entre sus fauces)

Aunque Risen es un buen juego, goza de ciertas anotaciones negativas en su historial más allá de las que ya he ido dejando caer. Risen tiene los típicos bugs que tienen esta clase de juegos, esos molestos fallos que aparecen en el diario de misiones y que hacen que no podamos marcarlas como completadas. Misiones secundarias que son canceladas por el transcurso del juego y que siguen estando como sin completar porque al juego le da la gana. Empieza a ser tan común en el género que ya hasta lo veo como fallos menores.

Nuestro protagonista, como cuando aparece Terminator en el presente

Lo que no es tan común es que la IA sea tan mala. No es una IA que destroce la experiencia del jugador ni nada de eso, no se quedan los personajes congelados cuando tienen que avanzar ni cosas por el estilo. De hecho, son fallos en la IA de los que sientan hasta bien (no sé muy bien lo que acabo de decir, en serio). Puede ocurrir que algún aldeano te pille robándole algo y se ponga a atizarte con lo que lleve, y que tú te defiendas y le acabes dando hasta dejarlo inconsciente. La mayoría de las veces se enfadan contigo (y tendrás que usar un conjuro de gastar bromas para poder hablar con ellos de nuevo), pero otras se levantan como si nada y se ponen a hablar contigo mientras todavía tienen las heridas sangrantes de su trifulca con tu persona. Como digo, puede resultar divertido, pero desde luego resta un poco de seriedad al asunto.

Pegar palizas y gastar bromas para solucionarlo van de la mano en Risen

Lo que no es para nada tan divertido es que estés luchando contra enemigos con ayuda de alguien y se te escape un cuchillazo justo al terminar la pelea que va a parar a tu compañero. La IA no permite desliz alguno y dicho compañero te marcará como enemigo público número uno y se pondrá a perseguirte hasta matarte, de manera que pegarle a él es la única solución, hasta el punto de que puedes matarle y que no vuelva a salir en el juego. Con fortuna quedará inconsciente si es un personaje principal, pero si no tendrás un bonito cadáver frente a ti (con cosas muy bonitas que rapiñar, eso sí).

Hay gente que no ha visto El Padrino y no se toma bien las bromas

Por último, como punto negativo aunque para nada demasiado importante, los logros que trae el juego están bastante desvirtuados. Hay en concreto uno que consiste en conseguir 300.000 monedas de oro y que ni por asomo conseguí. Terminé el juego, tras todas esas horas, con 4.000 monedas, y eso vendiendo prácticamente todo lo que me sobraba del inventario cuando veía que se acercaba el final (creed que era mucho). No sé qué habrá que hacer para llegar a semejante cifra. Hay otros logros que tampoco pude conseguir, y que supongo que se pueden hacer eligiendo los demás caminos que propone el juego. Porque esa es la baza más importante que tiene Risen. No hay demasiados cambios cuando eliges bando, pero elegir dicho bando casi al principio del juego sí que marca y mucho la experiencia del resto del juego.

Un examen sorpresa

Jugablemente está bien. Contamos con diversos ataques en función de la habilidad que tengamos con el arma que empuñemos. Los saltos… bueno, digamos que no es que haya muchos RPG donde los saltos sean buenos. Aquí parece que no hay gravedad muchas veces. En otro orden de cosas, el personaje se queda empotrado contra las paredes en más de una ocasión, lo cual es gracioso hasta que tienes detrás una avanzadilla de hombres lagarto intentando asesinarte (y lo hacen, que repito que el juego no es fácil). En cualquier caso no hay grandes fallos a nivel jugable.

Amor, lo que es amor, no me dio

Risen es un buen juego, que juega en una liga distinta a los grandes del género pero que puede ofrecer la misma (o más) diversión. Su segunda parte tampoco pinta mal, supongo que poco tendrá que ver con ésta y que va más encaminado a los piratas (o algo así tengo entendido, puede que me lo haya inventado). La sensación es que todo está muy bien, pero que todo es pequeño. Le falta grandeza, más ciudades, más de todo, pero es de esos RPG que juego encantado y me dejan un recuerdo más positivo que otros que sólo me dejan el sentimiento de haber echado millones de horas para algo que no era para tanto.

Espero que no se haya notado que me gustan mucho mis capturas del Risen y haya metido aquí trescientas de una manera muy gratuita.

PUNTUACIÓN
7

6 comentarios :

  1. Estoy muy conforme con lo que dices de Risen, es un juego entretenido aunque no es ninguna maravilla, además se nota mucho que querían hacer de él un nuevo Gothic, y eso no puede ser malo. Lo que si digo es que yo tras 20 horas de juego aproximádamente acabé dejándolo apartado porque la cantidad de bugs era excesiva, tener que repetir una tanda de varias misiones como 5 veces no mola nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo bajé el update oficial despues de leer por ahí precisamente eso, que había muchos bugs. Tan solo sufrí lo que comento, que se me quedaban misiones en el diario puestas cuando ya las había acabado. Por fortuna no tuve que repetir ninguna... xD

      Eliminar
    2. Yo también me lo instalé, aunque más bien porque quería meterle el crack no-cd que tengo el lector de dvd externo y es un coñazo tenerlo todo el tiempo conectado xDD Aún así una cadena de quest para obtener uno de los discos de cristal se me jodió 4 veces =/

      Eliminar
  2. Todo el mundo que conozco me ha dicho que es muy buen juego. Postdata: Yo si e visto curso del 99, todo el mundo debería verla jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me lo parece! Pero como digo no he jugado a tantos juegos de este tipo como para que mi opinion sea tan solida xDD.
      Si has visto Curso del 99 acabas de ganarte mi admiracion y respeto eterno *_*

      Eliminar
  3. La verdad es que soy un poco como tú, que no me van nada los RPGs estos sandbox donde hay literalmente un millón de cosas por hacer, pero está bien saber que Risen no es de ése palo. Por 2€... No está nada mal. ¿Quizá te ha gustado más que Skyrim por eso, siendo Skyrim bastante más caro?

    P.D.: Me encanta lo de la cuchillada accidental y que el compañero te persiga hasta los confines del universo para matarte XDDD, es bastante común en juegos de éste palo pero... Buff >_<

    ResponderEliminar