viernes, 7 de septiembre de 2012

Legacy of Kain: Soul Reaver

Lo que más temía en esta vida (después de una plaga de cucarachas voladoras) se hizo realidad. Soul Reaver, el juego estrella (por votos, no por otra cosa) que salió de mi experimento de ¿A qué juego quieres que juegue?, ha terminado siendo una mala experiencia para mí. Soul Reaver puede ser un buen juego, no lo pongo en duda, pero yo desde luego no conseguí divertirme nada.


Cuando hice aquella entrada con los resultados finales de las encuestas dije algo así como que Soul Reaver me iba a gustar mucho. La razón es que siempre he oído hablar de Soul Reaver, y siempre fue una de mis carencias más elementales de mi camino en el mundo de los videojuegos. No necesitaba que nadie me dijera que tenía que jugarlo porque lo iba a hacer tarde o temprano. En cualquier caso todo se confabuló para que el juego elegido por Pablosh_ Snake (muchas gracias, nuevamente) fuera uno de los más votados en las encuestas, y por ello empecé a jugarlo sin demora alguna.


Soul Reaver tiene sus cosas buenas. La historia sin ir más lejos es bastante interesante. También es verdad que me matasteis un poco la emoción cuando todo el mundo me decía que era la leche, por lo que no me cogió ya muy de sorpresa. Me sorprendió en cambio muy positivamente el hecho de que esperaba un juego más de acción sin más, y me encontré con que la estrategia es importante. Hay que saber donde matar a los enemigos y cómo afrontar las peleas. Hay sucesivos puzles que llevan la aventura a un grado distinto, o por lo menos diferente al género que yo tenía en mente para las aventuras de Raziel. Existen además dos mundos por los que hemos de movernos, aunque a veces no queda claro cuando debemos cambiar de uno a otro para solucionar ciertos puzles.

Raziel es otra de las cosas que me gustó bastante. Ya había visto al personaje cientos de veces, pero claro, nunca lo había encarnado. Me gusta su diseño y su forma de ser, bastante interesante como protagonista sin ninguna duda, y ayuda a tener esa buena idea de la historia. También forman parte importante los antagonistas, los enemigos de cada fase y prácticamente cualquier ser que deambula por los escenarios acertadamente detallados. No tengo nada que recriminar en cuanto a diseño y todos esos aspectos.


También dije en aquel texto que mencioné, algo así como que comprobaríais si al juego le ha castigado el paso de los años. Ahora que lo he jugado puedo asegurar que el paso de los años le ha masacrado. Jugué a la versión de Dreamcast, como bien se me aconsejó, y la verdad es que comparándola con el resto de versiones parece salir ganando mucho, al menos por lo que puedo ver gráficamente y técnicamente. En cualquier caso, sufrí Soul Reaver por razones únicamente fruto de su tiempo. La jugabilidad me resultó muy tosca, muy incómoda, principalmente por el nefasto uso de la cámara.

La cámara es sin duda lo que me hizo más daño de Soul Reaver. Imaginaos cualquier juego 3D en el que no podéis girar la cámara a vuestro antojo. Bueno, no es tan difícil imaginarlo porque por aquella época lo de controlar la cámara pasaba por ser el mayor enigma de la tecnología en los videojuegos. Todavía a día de hoy muchos juegos perecen por el mal control de la cámara. La cosa estaría bien si la cámara al menos se quedara bien enfocada, o hiciera por arreglarse, pero no, simplemente te acompaña, y si tuerces unas cuantas veces se queda donde le pille, ya sea de cara a lo que se avecina o no. Todo es especialmente grave cuando Soul Reaver tiene mucho de plataformas. Es un juego que exige que busques la salida para poder continuar, y muchas veces la salida se encuentra en el techo o en cualquier otro lugar escondido de los ojos de los humanos. Vamos, que la cámara no te va a insinuar como ocurre con otros juegos por dónde es la salida. Esto también influye en la búsqueda de objetos secretos e incluso a la hora de solventar ciertos puzles.

Quiero creer que todos aquellos que jugasteis a Soul Reaver lo hicisteis en su día, cuando salió, porque lo de la cámara es como para pegarse un tiro. A mí me ha pasado de hecho con varios juegos. No hace mucho decía que el Prince of Persia: Sands of Time no me había gustado tanto como antes porque la cámara era un dolor de barriga a media noche. La cámara de Soul Reaver es de las peores que he visto, agravada por la propia mecánica del juego que requiere que encuentres la salida, habitualmente escondida. Contamos, que no lo he dicho, con la posibilidad de mover la cámara libremente apretando dos botones, de manera que, desde una posición incómoda y desde un punto de vista ineficaz podemos conseguir ver una posible salida.

Jamás sabrás lo que hay delante, tu salta y Dios dirá

Por si no lo habéis notado, me perdí bastantes veces jugando a Soul Reaver. Raziel va desbloqueando algunas habilidades que requieren volver sobre tus pasos para acceder por lugares por los que antes no podías. Entre lo de la cámara y que no sabía por dónde ir muchas veces acababa rendido ante el juego. Tampoco cuentas con una guía ni un menú donde te muestren tu próximo objetivo, por lo que si encima dejas el juego un par de días aparcado (cosa que hice más de una vez) reengancharte cuesta mucho.

Los combates me gustaron, no les puedo poner grandes pegas. Raziel va cogiendo armas y usando cosas de su entorno para acabar con las criaturas que le salen a su paso. Puedes agarrar a tus presas y lanzarlas a las diversas trampas (como agua o fuego) para acabar con ellas definitivamente y poder darte un festín con sus almas. Tuve problemas serios con lo de los lanzamientos de los enemigos, pero era tan raro que creo que fue más un problema de emulación que del juego en sí, así que no se lo tengo mucho en cuenta. Raziel soltaba a los enemigos cuando le daba la gana.

Los placeres de la carne

Lo que también me gustó fueron las batallas contra los jefes finales, ya que requerían de cierta audacia para acabar con ellos. Había que encontrar siempre la manera de vencer a seres que en fortaleza eran superiores a Raziel. Los diseños de dichos personajes también me gustaron. Se echa de menos en los videojuegos de hoy unos jefes finales a la altura, ya que ahora no van más allá de meros bustos gigantes a los que hay que golpearles las manos que tienen apoyadas para que se debiliten y caiga la cabeza más a tu alcance. En la era de Soul Reaver todavía veíamos algunos jefes finales decentes.


Soul Reaver me dejó una sensación muy amarga. Sería un hipócrita si le pusiera mayor puntuación por el hecho de que todo el mundo me ha dicho que es un gran juego y que yo mismo llevo años oyendo que lo es. Objetivamente no es un juego tan malo como refleja la puntuación, pero la realidad es que no me lo he pasado nada bien jugando al juego, y eso sí que es lo que refleja dicha puntuación (y todas las puntuaciones de todo lo que os vais a encontrar en El BloJ). A la misma vez soy plenamente consciente de que las razones por las que ha ocurrido son fruto de cuestiones muy concretas que estoy convencido cambiaron en la siguiente parte. Es por ello que, aunque Soul Reaver no me ha gustado, no me he planteado en ningún momento dejar de jugar a los juegos posteriores de la saga.

Raziel, de picoteo

PUNTUACIÓN
3.5

11 comentarios :

  1. ¡¡Buuu!!

    Yo no sé si Pablosh_snake te pegará por esto, pero como a Mi diario secreto le pongas menos de un 8 dejo de hablarte.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, primero he bajado hasta abajo para leer la nota y me he quedado flipando y con ganas de azotarte, pero tras leerlo ya entiendo a qué te refieres.

    O sea, lo que parece que comentas es que todo está bastante bien pero que, con una cámara de mierda, se ha destrozado, ¿no? Tendré que buscarlo a ver si lo encuentro y juego un rato (al de PSX), a ver qué me parece. La verdad es que yo soy de ésas personas que lo votó porque en su momento les encantó (me parece el mejor de la lista), pero claro, hace mucho que no juego. El que sí rejugué este verano fue Akuji The Heartless, que me dijeron que usa el mismo motor y demás que Soul reaver (y es anterior) pero no le vi problemas de cámara...

    En cualquier caso, si no te ha gustado pues no nos vamos a morir. Por suerte, como te queremos tanto, tenías ahí Mi Diario Secreto para endulzarte el trago amargo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y si pongo a parir al Last Window, juego que elegiste tú? Podríamos asegurar que jamás volverías a pisar por aquí xDDD

      Eliminar
    2. A mí no me gusta Shadow of The Colossus, a ti no te gusta el Soul Reaver... Nadie es perfecto XDDD. Aunque si Mi diario secreto saca más nota que éste, ¡igual sí que te tiran tomates! D:

      Si el Last Window no te ha gustado, en realidad me sentiré mal porque entonces no te habrá gustado ninguno de los juegos que voté ;__;, aunque si igualmente te atreves a repetir la aventura de jugar a lo que elijamos sería genial, hombre XD.

      Eliminar
    3. Aunque todos fueran un petardo volveré a hacer dicha aventura mil veces! Ay, Mi Diario Secreto... ¿qué enigmático análisis le espera? Lo tengo en borradores palpitante, queriendo salir... me han ofrecido exclusivas multimillonarias por él, pero ahí continua, esperando...

      Shadow of the Colossus Y_Y. Algún día me tienes que explicar muy detalladamente esas razones de tu no amor...

      Como puedes ver hoy estoy muy punto suspensivo...

      Eliminar
  3. No deja de ser normal, es cierto que hay juegos que es mejor jugarlos en su momento porque luego quedan anticuados (algo que les ha pasado a muchos juegos de la época de 32 bits porque experimentaron con los polígonos y juegos 3D), pero es que además, es totalmente posible que lo hubieses jugado en su día y tampoco te hubiese gustado, así que tampoco hay que darle muchas vueltas.

    Ahora si, ya verás la que se lía como al final Mi diario Secreto sea todo un "sleeper" y salga el mejor parado de la primera ronda xD

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que en el paso de las 16 a 32 bits hay muy buenos juegos con serios problemas jugables porque todavía no estaba asentado el nuevo modelo en 3D y los nuevos controles optimos. Recuerdo también el Ape Escape de Playstation con sus controles de golpear con el stick en vez de con botones con dolor xD

    Es posible que cierre este mísero bloJ y haga uno temático de Mi Diario Secreto, con eso lo digo todo xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está, a nivel jugable han envejecido fatal porque no sabía para done tirar, controles arcaicos y obsoletos que gracias a Mario 64 y el stick de N64 se empezaron a resolver, pero no todos se supieron adaptar, y eso por no hablar de las cámaras traicioneras y los movimientos acortonados de ciertos juegos.

      Y a nivel visual lo mismo, muchos juegos poligonales han envejecido fatal, yo recordaba el Toshiden como una bestia gráfica de la época, pero cundo lo rejuegas compruebas que a los recuerdos y la nostalgia no siempre tienen razón: http://www.otakufreaks.com/wp-content/uploads/2008/10/toshinden.jpg

      Eliminar
  5. a mi la historia me gusto mucho!
    me perdi muchisimas veces! (eso me jodio mucho)
    la camara era un dolor de cabeza!!
    y la historia, ese circulo tan bonito con el que se cierra la historia! uuf buenazo!

    Y si la hicieron muy larga!! este juego me gustaria que le hagan un reboot!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si la cámara te resultaba incómoda cuando lo jugaste si ahora lo rejuegas verás!! Vas a plantearte abandonar el juego sólo por ello xD

      Eliminar