lunes, 26 de noviembre de 2012

Dishonored

Dishonored es uno de esos juegos que delatan un poco tu forma de ser. Estamos ante un juego que mezcla acción salvaje con la mejor de las infiltraciones, o mejor dicho, un juego que pone esos ingredientes para que los mezcles... o no. Un Deus Ex con ecos de un Assassin's Creed si me apuráis, cuyo principal defecto ha sido haber despertado la admiración de muchos sin siquiera haber visto un gameplay. Ese hype que se dice, que ha hecho de Dishonored un juego que, si bien es grande, podría haberse esperado un poco más de él.

Los wallpaper del juego son muy bonicos, eso sí

Dos son los polos opuestos por donde podéis moveros en Dishonored. Unos límites que sin duda marcarán la aventura. El juego es tan corto y a la vez es tan divertido y adictivo que tuve la oportunidad de experimentar ambos extremos. El primero de ellos, el que me llevo unas densas 13 horas de juego, fue el que más me valió a mí. Infiltración pura y dura, con un total de bajas de cero personas. Uno de esos juegos que me hizo sentirme un buen ser humano y todo. Mientras veía los títulos de crédito decidía volver a empezarlo inmediatamente para probar el otro extremo, el del sanguinario asesino que incluso me costó llegar a ser. La razón es que tenía la sensación de estar perdiéndome medio juego. La mala noticia es que el juego así me duro unas escasas seis horas y algo. Por supuesto, esto es un mero dato ya que pasé muchas zonas a la velocidad de la luz, pero también quiero dejar patente que el juego destaca y brilla cuando nos tomamos las cosas con bastante más calma.

Pero antes de ponerme a describir mi experiencia, conviene recordar qué es Dishonored. Es un juego en primera persona ambientado en un mundo donde la peste amenaza con llevarse por delante a mucha población. Ratas, infectados que viven en las cloacas y personas de alta clase que se resguardan en sus palacios conviven en un mundo donde la separación de clases es una evidencia. La clase media es directamente inexistente. Corvo, personaje que encarnamos, es el guardaespaldas y hombre de confianza de la emperatriz, la cual es asesinada (nada más empezar, nada de spoilers) en circunstancias misteriosas mientras que su hija, descendiente al trono, es secuestrada. Eres declarado culpable de todo ello. Ahí empieza tu aventura que te llevará por desenmascarar una trama llena de traiciones y corrupción a todos los niveles (mirad qué bien hago textos de contraportada de juegos).

Las ratas son protagonistas del juego

La trama va cambiando más o menos en función de tus actos. Existen maneras no letales de acabar con los objetivos del juego. Contamos con un arsenal variado para todos nuestros propósitos, uno más letal con una útil espada, granadas, pistolas y ballestas y otro menos letal con dardos que duermen a nuestros objetivos y... bueno, poco más realmente. De todas maneras si optamos por una vía más bondadosa las manos nos sobrarán para acabar con nuestros enemigos. Además de todo ello, existen poderes que obtenemos mediante runas, los cuales asignaremos nosotros a nuestro personaje. Hay poderes orientados a la infiltración, como el muy útil desplazamiento conocido como "guiño" que nos permite teletransportarnos a distancias más o menos cercanas o la posibilidad de poseer a una criatura para encontrar un acceso diferente. Hay otros poderes orientados a la destrucción masiva, que incluyen desde plagas de ratas hasta un golpe como si fuera el uso de la fuerza de Star Wars, que enviará a los enemigos contra paredes y demás lugares reventándolos. En definitiva, hay tres formas de jugar a Dishonored. La de infiltración sin matar a nadie, infiltración matando a la gente o ir a saco a pecho descubierto y organizar auténticas escaramuzas donde brazos, cabezas y torsos mutilados se apilan por las calles para pasto de las ratas.

El corazón nos revela runas y secretos de la gente y de los lugares

Después de haber jugado las dos maneras más extremas he de decir que, como juego de acción en primera persona, no es un juego espectacular, pero Dishonored es probablemente la mejor infiltración que he tenido el placer de jugar. Tampoco es que el juego te lo ponga muy difícil. Contamos con numerosos poderes para no equivocarnos, y si no siempre tenemos a mano el cargado rápido (es de esos juegos donde usamos de contínuo F5 y F9). Yo particularmente antes de optar por ello acababa saliendo por patas desapareciendo entre las sombras. En ese sentido la IA no es gran cosa, es de esos juegos que se olvidan de que hace unos segundos te habían visto, pero hacerlo de otra manera también es cierto que le restaría diversión, así que por mí bien. Para gozar de Dishonored es conveniente tener en mente tus principios desde el comienzo. Hacerte un personaje mezcla de ambos estilos no luce tanto como crearse un asesino sanguinario (si quieres sangre la tendrás) o pasar como un fantasma por todos y cada uno de los rincones del mapeado. Para ello es necesario invertir bien las runas mágicas y eliminar el arsenal con el que no vamos a contar.

Todo lo sangriento que queráis que sea

Lo que sí es cierto es que, elijas lo que elijas, Dishonored llena sus escenarios de unas cuantas alternativas. Puedes poseer criaturas (y humanos) para llegar a sitios inaccesibles, probar a aumentar tu agilidad para acceder por los tejados (bastante útil en infiltración) o probar a ir directamente por la puerta principal y buscar los cables que eliminen las barreras eléctricas que se interponen en nuestro camino o buscar rutas alternativas por las alcantarillas que nos lleven a lugares menos vigilados de una instalación. Es por esto que Dishonored es un juego altamente rejugable, y que aunque es corto, sus pocos escenarios tienen tantas variantes que merece la pena jugarlo mínimo un par de veces. Será poco, pero está bien concentrado, y desde luego el diseño de los mapas está muy bien pensado. Se nota que se han invertido horas y horas en crear varias posibilidades en vez de dedicarse a crear una gran variedad de escenarios.

A falta de Half-Life 3...

Un diseño decente. La verdad es que esperaba un poco más en diseño, aunque tiene momentos muy inspirados. Esperaba de alguna manera menos realismo, un diseño mucho más personal, más caricaturesco todavía. Esto no tiene nada que ver con los gráficos, que son considerablemente reprochables (como el último Deus Ex curiosamente). El juego se ve bien, recordará mucho a Half-Life y hay cosas que están hechas con cierta inspiración, pero si tenía cierta expectación por Dishonored era mucho por el diseño que parecía que iba a tener, y al final ese diseño me ha parecido bueno, sin más.

Le faltan más cosas así

Hay una cosa que destaca mucho en Dishonored, aunque puede ser que esto me pase únicamente a mí. Es el primer juego en primera persona que me hace sentir al personaje como si fuera yo. Quiero decir, todo lo que hacía, cuando me ocultaba en las sombras, cuando hablaba con otros personajes, cuando me acercaba por detrás a un guardia o cuando me ponía a poseer a una rata lo veía como desde fuera, veía a mi personaje hacer esa función. Visualizaba sus movimientos y lo bien que quedan con su espectacular diseño.  Digamos que lo vivía de una manera cinematográfica. Sentía como se me temía. Un V de Vendetta a su manera. Corvo no dice una sola palabra en todo el juego, pero me transmitió más que muchos otros personajes. No tengo muy claro cómo se consigue algo así, pero sentí esa conexión.

Corvo Attano

No todo está tan bien en Dishonored. Ya mencioné los gráficos. Siempre digo que me dan un poco igual, y mi puntuación para esta vez también lo demuestra, pero eso no quiere decir que haya que pasar por alto un hecho como es que Dishonored está muy por detrás de sus compañeros de generación. No es el hecho de que no vayas a ver un escenario donde quedarte boquiabierto, es el hecho de que he visto técnicas tan llamativas que se empezaron a utilizar en Duke Nukem 3D (1996) y que no se ha mejorado en absoluto. Mirad las pintas del bar y decidme si tiene algo de sentido lo que estáis viendo. Bueno, el caso es que  las texturas tampoco ayudan, y nada en general tiene unos gráficos decentes. Ni siquiera se disimulan con mayor detalle en los escenarios.

Decidme si esto no es como para mencionarlo

Otro punto negativo sí que me hace más daño. Se trata de la forma en la que tus decisiones afectan a la historia principal. Sí, hay varios finales (tres creo, no estoy seguro), aunque todo se reduce un poco a si has sido bueno o malo (lo cual te van advirtiendo todo el juego), pero lo que va pasando entre medias se va un poco como olvidando. Si te encuentras un personaje, y decides algo negativo hacia él, cuando luego vuelvas a tener relación con él será la misma que si hubieras elegido algo positivo. Tengo un ejemplo en mente, claro, y tiene más sentido así, pero ésa es la idea. Si bien tus decisiones influyen lo hacen a un nivel bastante más pequeño que lo que hemos visto en otros juegos. La historia en cambio está bastante bien, aunque no se desmarca mucho de todos los tópicos que podemos esperar. La relación entre Corvo y la emperatriz, y sobre todo entre Corvo y la niña, son bastante bonitas y llegan a calar. Todo por la emperatriz. No importa que todo el mundo te repudie por asesino despiadado o te lance piropos a tu paso por tu forma benevolente de acabar las cosas, la niña te seguirá queriendo, a pesar de que estés influyendo positiva o negativamente en su forma de ser por tus propios actos. De ti dependerá que se encariñe de tu máscara o del hombre que hay detrás de ella.

Así que realmente, las decisiones que cambian el juego son la forma en la que tu propiamente lo juegas. Dishonored puede ser todo lo diferente que quieras pero no en la historia en sí, si no en el modo en el que vas solventando todos y cada uno de los problemas que encuentras. Dishonored es el mejor juego de infiltración que recuerdo, pero no es el mejor juego de acción si lo juegas como tal, por lo que la nota resta un poco por ello. Además, su corta duración es demasiado llamativa, por lo que conviene jugarlo con tranquilidad sabedor de que nunca puedes decir aquello de "me queda mucho juego". Termina cuando parece que va a terminar, y dicho sea de paso el final tampoco es una maravilla.

No nos faltará una fiesta de máscaras

Dishonored es un buen juego, y además es un juego nuevo, que tal y como está el mundo es de agradecer. Es más un Deus Ex que otra cosa, pero a la misma vez se percibe como algo remarcablemente original. Ni siquiera sabes concretamente qué tiene de novedoso. Puede que alguien tenga más pasión por la sangre y el caos, pero yo como lo disfruté fue sin liarla un mínimo. Un juego que os sentará mejor si os quitáis la lluvia de críticas ensalzadores que lo acompañaron en su lanzamiento de la cabeza y os ponéis a disfrutar lo que realmente es, un juego para que hagas un poco lo que te dé la gana.


PUNTUACIÓN
7.5

7 comentarios :

  1. Yo, sinceramente, estoy muy fuera (y lo quiero seguir estando) de toda la "escena" de periodismo videojueguil, reseñas profesionales, revistas, publicidad... Uno de mis youtubers favoritos empezó a subir un gameplay de Dishonored, y empezó diciendo que había un cachondeo generalizado con los gráficos del juego. Yo ni había oído hablar del juego ni de los gráficos, por lo que imáginate el hype que debía tener yo al empezar a verlo. Con el tiempo dejó la serie de Dishonored, como el 80% de las que empieza, así que no he visto más allá de las primeras dos horas del juego. Ni las voy a ver hasta que no lo juegue, porque me apetece mucho jugarlo. Por supuesto, en mi ordenador ni me he molestado en comprobar si funciona un juego recién sacado. Quizá dentro de unos años, cuando lo pueda comprar nuevo por 20 euros para PS3 en otro país como todos los que me he comprado, lo jugaré (ahora mismo está por 40 euros en Zavvi.es, ya bajará).

    Algo que no has dicho y que yo sí vi remarcable es que, narrativamente, el juego utilizaba algunos recursos bastante potentes, como las típicas notas y diarios por ahí tirados que añaden 0% a la historia principal y que sin embargo aportan mucho a la ambientación y a la historia de fondo.

    Y como prácticamente todo lo que hace Bethesda quitando los Elder Scrolls, ténicamente puede ser muy inferior, pero artísticamente está muy por encima de la media. Y quieras que no, un juego por muy bueno que sea técnicamente en 6 meses o un año es ya "del montón", pero si con sus recursos puede crear unos paisajes bonitos, unos diseños con personalidad propia, meter una música que merezca la pena escuchar fuera del juego, crear lugares que luego recuerdas... Eso sí perdura, y eso es lo que yo más valoro de un videojuego (por eso el JRPG es mi género favorito, porque se basa(ba) en esto mismo). Y no te estoy negando lo de los gráficos, eso es así.

    ¿Deus Ex es de este rollo? Ahora ya es tarde, pero lo podría haber jugado para PS3... Estoy poco puesto en esta generación nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, me ha dado error la página después de escribir el comentario y he pensado que lo iba a tener que escribir otra vez, qué susto. A ti te escribo comentarios más largos que algunas entradas mías XDD.

      Eliminar
    2. Pues es mejor estar tan fuera. Yo también estoy bastante fuera por voluntad propia, y de hecho últimamente estoy bastante desencantado por cómo se están haciendo las cosas. Por lo que dices disfrutarás de Dishonored bastante si no lo has visto mucho, aunque eso de que veas en un canal de youtube el desarrollo de un juego... es algo que me parece raro claro, pero mucha gente lo hace.

      En Steam lo pusieron a 25 euros, y en navidad seguro que lo bajan otra vez, pero en PC ya se que no eres tu muy de jugar XD. Yo creo que es un juego que va a bajar bastante de precio y no muy tarde, como el Deus Ex. Son juegos que parecen que van a cambiar el mundo y luego no es así, y te los acabas encontrando por 3 euros, como costaba el deus ex hace nada en steam.

      De la narrativa no he dicho nada porque eso que dices tú no me parece el mejor ejemplo de "narrativa". A ver si me explico... Creo que un juego no tiene mejor narrativa por meter cosas, mas interesantes o no, en libros dentro del juego, a lo Skyrim. Precisamente recurrir a eso me parece un poco falta de narrativa, pero es solo una opinión personal. Está bien para creerse más el universo, pero no deja de ser cuestión más de cantidad que de calidad. En cualquier caso, la "narrativa" que tiene que ver con la historia en sí está muy bien, ya digo que merece la pena el juego por su historia y eso que no es nada original y que no puedas esperar.

      Artisticamente está muy bien, y estoy muy en la línea de lo que dices sobre los gráficos. Ya me habrás leído decirlo en casi todas las entradas: "los graficos están bien, pero el diseño es genial, de esos que hacen que perduren en la memoria". Los buenos gráficos te permiten vivir unos años, el buen diseño te permite ser eterno. Hay miles de ejemplos de esos. Lo que digo con Dishonored es que esperaba un 10 en este aspecto, sólo porque lo vendieron así, y me encontré con un 7. Por encima de la media como dices, eso seguro.

      Deus Ex es de este rollo pero cyberpunk. Si te refieres a sistema de juego sí, están en el mismo campo, pero jugablemente este es más saboreable, pero desde luego no son excluyentes.

      Y mis comentarios en tu blog también suelen ser mas grandes que algunas de mis entradas, incluso mis respuestas aquí como en este caso xDD. Gracias por comentarme casi siempre y con tanto contenido *_*_*_*_*_*

      Eliminar
    3. Es un concepto un poco raro el de ver los gameplays, sí. yo lo veo así: Mai no juega a consolas, primero porque ni tiene ni le interesa tener ni se las puede permitir, y segundo porque, al no haber jugado nunca a videojuegos, no se le da bien jugarlos y es más una desesperación que un entretenimiento para ella. Sin embargo, disfruta de la experiencia de los videojuegos desde que "jugamos juntos", que se compone de, básicamente, yo juego y ella participa ayudándome a tomar alguna elección o simplemente disfrutando de la historia y de compartir mis impresiones y discutirlas mientras jugamos, o después. Pero no juega, o casi nunca. Cuando yo veo a a alguien jugando, creo que lo que experimento es más o menos lo mismo que ella cuando jugamos en mi casa. Sólo veo jugar a gente que me cae bien y con la que tengo mucho en común (sólo sigo a 4 gamers en YouTube, y más que por los juegos que hacen es por ellos), por lo que la experiencia de ver un juego junto a ellos es parecida a esa. No es igual que jugar yo, por supuesto, pero en muchas ocasiones me sirve para ver juegos completos que de otra forma nunca vería, como el Dishonored que no habría conocido jamás por mucha publicidad que se le haya dado. Me sirve sobre todo para aprender sobre muchas cosas conforme ellos van hablando mientras juegany a percibir cosas del juego en las que no me habría fijado, y disfruto a veces mucho viendo un gameplay o un walkthrough o como se quiera llamar de un juego que ya he jugado anteriormente o que estoy jugando de forma paralela. Es como una súper review del juego. De hecho, de esas cuatro personas, una es una chica británica que sólo juega Survival Horrors que conocí buscando un walkthrough de un Silent Hill a principios de año porque me atasqué en un sitio y quería saber cómo continuar, y con ella hemos ido viendo sus vídeos a la vez que jugaba yo (o sea, yo avanzaba una hora en el juego, y al acabar veía la misma partida pero como la jugaba ella). Y es que es un poco eso de que "hay tantos Silent Hill (o juego que sea en cada ocasión) como personas que lo jueguen", y era una experiencia distinta su partida y la mía. A veces es incluso más satisfactorio, ya que si algunos juegos los jugase yo mismo no me gustarían tanto como cuando los veo jugar. Puede parecer incluso un poco triste, pero a mí me gusta y lo disfruto. Una nueva bizarrada del siglo XXI.

      Acerca de lo que dices sobre el recurso narrativo de las notas y los diarios. A mí sí me gusta mucho. Por poner un ejemplo que nos sea común (aunque tú sólo hayas jugado al 2), debo estar cerca del final de Borderlands y aún no entiendo ni por qué el mundo es como es ni qué motivaciones tienen estos bandidos que pululan por ahí. Seguramente lo expliquen al final o algo, porque si no me sentiré un poco estafado, pero de momento estoy totalmente desconcertado, y no he entrado en la historia en absoluto. Y es que, aunque es una historia muy básica, si hubiesen trabajado esa ambientación algo más, yo hubiese entrado desde el minuto 1, que es un poco de lo que me quejo de todos estos juegos "palomiteros" o para pasar el rato. En un juego que se esfuerza por meterme en situación, suelo recordar esa ambientación como si la hubiera vivido. Y creo que el recurso de las notas y los diarios precisamente sirve para que el que quiera los lea y el que no no, y tener contento tanto al jugador casual como al que busca una experiencia más preofunda. No sé si me explico.

      Y bueno, ya anecdóticamente, sobre los gráficos y el diseño artístico. Ahora me he puesto al día con una de mis carencias en JRPG y estoy jugando a Chrono Trigger, y estoy FLIPANDO con algunos diseños de paisajes, que son preciosos y espectaculares. Y es un juego de SNES si no me equivoco (yo estoy jugando la versión de PSX, pero mantiene los gráficos). Un diseño puede ser una preciosidad ya tenga veinte años o mil carencias técnicas. Además estoy jugando al Call of Cthulhu (te he hecho caso XD) y como siempre en Bethesda, unos gráficos muy meh, pero con un diseño que te mete en la historia él solito.

      Eliminar
    4. Ahora que lo dices disfruto mucho viendo a determinadas personas jugar, así que no creas que lo veo tan raro. También es cierto que todos los juegos que veo jugar es porque antes los he jugado yo, así que exactamente igual que eso no es. Tengo una amiga que muchas veces se tira toda la tarde simplemente viéndome jugar, pero toda, y yo lo paso muy mal por ella porque me parece que se aburre y se lo pregunto constantemente pero dice que no, que está acostumbrada a eso y que lo lleva haciendo toda la vida y le gusta, así que debe andar por ahí la cosa xD

      No dije que no me gustara lo de los libros, tan sólo dije, más o menos, que es como el recurso fácil en lugar de buscar una profundidad en la historia, digamos... en primera persona. El Borderlands no lo jugué, pero por lo que he jugado en el 2 no esperes que te solucionen mucho argumentalmente la cosa xDD. Es como un mundo aparte, que no necesita explicación, es así, un universo paralelo. Ni siquiera tengo claro si es el futuro o el pasado o cualquier otra cosa, es simplemente, otra cosa. Pero vamos, que "palomitero" es justo lo que define al juego. En un juego así valoro mucho más lo que puede divertir que lo que cuenta, cosa que evidentemente no me pasa con todos.

      Yo rejugué el Chrono Trigger en Nintendo DS, que es el miso que le de Play si no me equivoco ya que tiene añadidas las imagenes de video y todo eso. Chrono Trigger es un grandioso juego en todos sus aspectos, cuando lo acabes a ver si lo pones por tu blog *_*. Como el Call of Cthulhu, que desde que te lo llevo diciendo siempre he querido saber si se acerca un poco a lo que buscas tú en un juego de terror xD

      Eliminar
  2. Más o menos es lo que esperaba del juego, excepto la duración (no sé... esperaba que durase al menos 20 horitas xD)... Siendo tan cortito, esperaré muuuuucho para comprarlo, que yo no pago 40€ por un juego tan breve.

    Lo de la infiltración tan buena me ha encantado, aunque claro, para infiltrarme en primera persona soy un paquete porque calculo las distancias y los saltos fatal y ataco antes de estar lo bastante cerca y entonces me descubren, etc, es un espectáculo. Pero todo es intentarlo, supongo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante corto sí, pero no sé, es a la vez muy enriquecedor. Como digo por ahí en lugar de hacer varios escenarios y misiones que alarguen el juego han decidido hacer menos de todo pero mucho más detallado y elaborado.

      No es una infiltración compleja en absoluto si sabes asignarte bien los poderes, así que no creo que sea tan grave xD

      Eliminar