lunes, 19 de noviembre de 2012

Hard Reset

Hard Reset es un FPS muy clásico que salió en 2011 bajo la prometedora nueva compañía Flying Wild Hog. A pesar de su reprochable duración, supone todo un acierto para un público concreto que echa de menos el old school en el género. A día de hoy, hay pocos FPS de esta pureza, y probablemente de esta calidad.


¿Qué es Hard Reset? Con ver un poco de dónde viene Flying Wild Hog nos hacemos una idea. Miembros originales de Painkiller (juego que tuvo su análisis), concretamente de People Can Fly, la cual está detrás de salvajadas como Bulletstorm (mejor FPS de esta generación), y que deciden hacer un FPS de jugabilidad clásica en un entorno cyberpunk con claras referencias a Philip K. Dick. Si bien es un juego de vieja escuela su impacto visual está al nivel de lo mejor que se ha hecho. Aviso ya de que conviene hacer click en las imágenes para verlas en toda su majestuosidad, aunque en movimiento todo gana bastante más.

Cada vez que mires al cielo se te caerán las bragas

Y probablemente la principal razón es que estamos ante un juego pensado para PC, para el jugador de toda la vida de Quake y Doom y todos esos nombres que suenan tan fuerte. Estamos acostumbrados a jugar en PC a juegos multiplataforma, que al fin y al cabo, ya sean ports directamente o no, son desarrollados primeramente en consola para su posterior adaptación a PC. Con esto, olvidamos un poco la verdadera potencia de desarrollar para PC, y Hard Reset nos recuerda que las consolas no pueden alcanzar semejante nivel. Los gráficos son sobrecogedores, gozan de una espectacularidad en juego de luces, texturas y en muchos otros sentidos sorprendente. El propio juego parece bastante consciente de esa virtud y se dedica a jugar continuamente con luces y reflejos por doquier. Esto, en un entorno donde todo va explotando y la espectacularidad es la mejor baza, o hace más que favorecer y agrandar la experiencia de juego.

Potencia visual majísima

En Hard Reset no tenemos que preocuparnos casi de nada. Basta con salir corriendo y ponerse a pegar tiros y tiros para ver todo el escenario explotar de continuo, así como las hordas de enemigos que vienen en pequeñas oleadas. No es tan arcade como puede ser el Painkiller, ya que tiene cierto desarrollo en lo que hace. Quiero decir, no es como en el Painkiller que todo eran como mapas donde batallar sin más, como rings de combate donde darse de tortas. En Hard Reset encontramos progreso en nuestras acciones. Curiosamente es esto lo que quita algún que otro punto a Hard Reset, ya que a veces da la sensación de querer ser un juego más profundo de lo que es, y es un poco incompatible con su vertiente tan adrenalítica en su acción. Es algo que se percibe puntualmente de todas formas. Son momentos en los que avanzas hacía nuevos escenarios plagados de detalle y acompañado únicamente por la lluvia, cuya "profundidad" se ve rebajada en cuanto aparecen hordas y hordas de criaturas biomecánicas en cada esquina que dobles.

8 de cada 10 disparos acaban reventando cosas

Un FPS clásico, un Quake en el 2012 con los menús del Doom 3 y en un entorno 100% Blade Runner. Contamos con dos únicas armas a las cuales podemos ir adaptando módulos. El primer arma está basada en potencia de fuego, la segunda, se basa en electricidad y plasma. Electricidad y explosión, ambos "elementos", por decirlo de alguna manera, son los que reinan en el juego y dominan todos los objetos explotables (por todas partes) del juego. El juego gana un millón de puntos una vez que nos hacemos con el módulo de RPG para nuestra arma, y más todavía si mejoramos dicho módulo. Ambas armas se recargan con el tiempo, pero es común quedarse sin munición en medio de las refriegas. Debemos coger items para regenerar la munición y la salud. Todos los módulos comparten la misma munición, por lo que podemos abusar del RPG sin remordimiento. Es más, nos vendrá remordimiento si nos ponemos a gastar la munición con la metralleta pudiendo gastarla con el RPG. Por si fuera poco, el juego divide la partida en niveles, y en cada nivel nos muestran el informe de enemigos destruidos, veces que hemos muerto y número de secretos encontrados, lo cual emana FPS clásico por todos los poros.

Old school

Como pasó en Painkiller, contamos con determinadas batallas contra enemigos de un tamaño enorme. Jefes que los llamamos los frikis de esto de aporrear mandos y teclados. Si bien no hay que elaborar estrategias muy profundas como sí pasaba a veces en Painkiller, Hard Reset tiene unas muy decentes batallas con estas criaturas que sin duda serán recordadas por encima de todo lo demás del juego. El enemigo final pudo ser algo mejor, pero espectacularidad no le falta. Estos jefes de nivel tienen marcados claramente sus puntos débiles donde debemos atacar para darles caza. Imponen bastante, y se echa de menos alguno más por el principio. De hecho, se echa de menos mayor variedad de enemigos en general, ya que hay tan sólo unas tres o cuatro clases que, eso sí, tienen distintas modificaciones para que la cosa se perciba más variada. De todas formas, dada la duración del título, son problemas que no se perciben demasiado ya que no da tiempo a pararte a pensar que llevas matando el mismo tipo de enemigo desde que empezaste.

Los jefazos van acorde con la potencia de todo el juego

Estamos ante un juego que todo el mundo jugará pero que nadie elegirá como su favorito (y sí, esto lo digo muchas veces en muchos juegos). Su corta duración tiene buena culpa de ello y es que parece que termina justo cuando la cosa se pone más interesante. Ah, no lo he dicho, pero la historia no es gran cosa. Unas cinco horas bastan para conseguírselo, y quizá te dure algo más si te pones a buscar los secretos (los cuales no están casi nunca nada ocultos). Es un juego para no pensar, terminarlo casi del tirón y salir loco con el lanzamisiles. Aunque parece que puede sonar como algo malo, eso es toda una virtud. Un juego de transición ideal para cuando acabas de terminar alguna aventura de proporciones épicas y no quieres embarcarte en otra.

Atlas

Pero no todo es bonito en Hard Reset. El sistema de dos armas es un poco incompetente y lo único que hace es que te acabes centrando en el uso de una de ellas. Tened en cuenta que, para pasar de un arma con el módulo de RPG al otro arma con el módulo de Rail debemos pasar por dos teclas, una para cambiar de arma, y otra para cambiar de módulo. Eso, en un juego tan rápido como éste, es inadmisible, por lo que nos limitaremos a obviar la existencia del arma que descartemos.

Pero todo se perdona con semejantes efectos de luz

En cuanto a jugabilidad y movilidad más en concreto, no hay tecla de agacharse. En Painkiller creo que tampoco la había, pero allí no la echaba de menos, o no recuerdo echarla de menos. Aquí sí he tenido ocasiones en las que he querido agacharme por inercia y no he podido. Para colmo, hay unas cuantas miles de esas paredes invisibles, y lugares que parecen pensados para agacharte y que, evidentemente, no son para tal. No entiendo como puedes hacer un juego donde sabes que no te puedes agachar, y plantar una verja la cual tiene un boquete a media altura que parece que está pensado para agacharte, más todavía si detrás estás viendo una de esas zonas secretas. Se podría haber disimulado más en este aspecto. Nuestro personaje (que no pasará tampoco a los anales de la historia por su complejidad) tiene ciertos problemas para desplazarse por los mapas debido a la cantidad de objetos en él. Si a esto le sumas que casi todo salta por los aires y que hay veinte enemigos persiguiéndote puede llegar a ser incómodo en ocasiones, tropezando con numerosa chatarra en el escenario. La cosa es mucho más grave cuando hablamos de correr, ya que contamos con una carrera de poco más de dos segundos hasta que se agota nuestra resistencia.

Cyberpunk

Painkiller+Quake+Doom+Blade Runner. No hay que complicarse más para entender qué es Hard Reset. Guarda sorpresas, como su apartado visual impropio de un juego de estas características. Quizá le falta un poco de variedad en los escenarios, pero no da tiempo a tener esa sensación en su corta duración. Si bien Painkiller era más alocado, Hard Reset es mucho más explosivo, y en definitiva, creo que mejor.

Si alguien no piensa en Quake viendo esto...
PUNTUACIÓN
6.5

2 comentarios :

  1. Painkiller+Quake+Doom+Blade Runner=SOLD!!!

    Lo habia dejado pasar, pero tendré que acabar echandole un vistazo. Todo sea por engrosar el backlog.. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Engrosa engrosa. Éste son pocas horas, así que no lo dejes de lado xD

      Eliminar