miércoles, 12 de diciembre de 2012

Bit.Trip Runner

No creo que a estas alturas le vaya a descubrir a alguien que medianamente esté metido en el mundo de los videojuegos el Bit.Trip Runner, juego de Gaijin Games que bien podría estar en el olimpo de los juegos indie. Quizá no en el equipo titular del olimpo, pero sí ocupando una buena posición privilegiada en el banquillo, como un Callejón de turno.


No se puede decir mucho de Bit.Trip Runner como juego, pero sí se puede hablar del amor que desprende. De hecho, casi todas las críticas positivas que podéis leer del juego van siempre orientadas hacia su amorosa banda sonora, y a las notables referencias a otros juegos que vamos descubriendo durante nuestro viaje tan estresante como adictivo, y es que Bit.Trip Runner otra cosa no, pero adictivo es un rato largo. Un juego en el que mueres, no sé, cien veces o así, y del que es imposible despegarse o sentir rabia por él es porque algo bueno tiene. Buena culpa de ello quizá lo tenga el hecho de que cada vez que morimos volvemos inmediatamente al principio sin pantallazo de por medio que nos permita parar a pensar el dejarlo.

A lo James Bond

Lo que triunfa realmente de Bit.Trip Runner es su mero concepto, no su clásica jugabilidad. Estamos ante un juego de plataformas musical, lo cual suena a bizarrez pero no hay mejor definición. Bueno sí, un "runner" musical, si es que ese género existe. Nuestra función es bien sencilla, nos ponemos a controlar a un personaje que se dedica a correr a velocidad constante. No podemos jamás alterar su velocidad, ni su dirección, únicamente hemos de reaccionar a lo que se nos viene encima ya sea saltando, agachándonos o destruyendo los peligros que acechan, que son muchos y variados. Hasta aquí todo normal, pero la chicha, la salsa barbacoa de nuestra pizza o como queráis llamarlo viene al meter el rollo musical.

Seremos acompañados por una base musical todo el rato, que se repite en ciclo, y a la cual vamos "metiendo" notas con cada uno de nuestros movimientos. Cuando saltamos un obstáculo oiremos una nota, y cuando realizamos cualquier acción que requiera de nuestros reflejos también. Bueno, más correcto sería decir que lo que activa esa nota es la consecución de nuestra acción, ya que si saltamos aleatoriamente sin sentido no ocurrirá nada más allá del mero salto. Por supuesto, esto crea composiciones sobre la base inicial que hacen que Bit.Trip Runner exija gran sentido rítmico además de unos reflejos notables. La música se va complicando conforme vamos cogiendo ciertos objetos que van añadiendo pistas y, en general, calidad sonora a nuestra composición, lo cual se traduce en más puntos. Es fundamental coger el sentido rítmico del juego para poder salir vivo en un juego con tantos desafíos. No es un juego fácil, moriremos cien veces como digo, pero pillarle el truco a la canción, por decirlo de alguna manera, nos facilita mucho las cosas.

Uno de los jefes del juego

Además de los mencionados items que potencian nuestra puntuación, deberemos (deberíamos, mejor dicho) coger lingotes de oro repartidos por todo el nivel. La mayoría de ellos requieren de arriesgar nuestra integridad para llegar a ellos, pero conseguirse el Bit.Trip Runner obviando los lingotes es una experiencia bastante insulsa. De hecho, los mismos niveles de dificultad que trae el juego se ven determinados por la función de los lingotes. En el modo fácil, directamente no existen, en el modo normal existen, pero se te permite continuar si te has dejado alguno, cosa que no ocurre en el modo perfecto en el que has de hacerte con todos los lingotes para poder pasar al siguiente nivel. Juguéis en normal o perfecto, tener las exclamaciones en las tres zonas disponibles del juego que indican que habéis cogido todo es aconsejable para haber vivido Bit.Trip Runner como debe.

Ya me aplaudo yo. Mirad los motivos navideños que han puesto por cierto

Puede que Bit.Trip Runner se encuentre en ese saco de juegos de ensayo y error, pero desde luego no aporta frustración en ningún momento. Da igual que la cosa se complique más o menos, siempre notáis progreso y dar siempre un paso más allá en cada nivel es un triunfo. Gran culpa de esto la tiene el hecho de que el botón de salto funciona alarmantemente bien. Cuántos juegos no habré jugado en los que mi personaje murió horriblemente porque el salto no reaccionaba debidamente. Aquí funciona de lujo, y solo recuerdo una vez en toda mi partida donde sentí que mi querido monigote se quedaba enganchado. Es un juego donde no encontraréis muchas sorpresas, pero todo se lleva al extremo de la jugabilidad con distintas maneras de volver a repetir una misma cosa. Repito que en el fondo no es un juego más allá de saltar y agacharse en el tiempo correcto, y que todas sus demás virtudes son externas a lo que es el juego en sí, pero todo está muy bien hecho, sin más, y es divertido a rabiar.

I Want to Believe

Tiene sus carencias, aunque no son muchas. Más allá del hecho de su simpleza, que muchos pueden tachar como punto negativo, Bit.Trip Runner se pasa de detallista. Hay demasiada "vida" en el fondo de cada nivel que despista hasta que nuestros ojos se acostumbran a la nueva fauna que encontramos en cada zona, cosa que nos llevará a unas cuantas muertes, al igual que la cámara, que a veces en nuestra eterna persecución de los lingotes nos mostrará alguno de ellos demasiado tarde para reaccionar, por lo que sí, hay momentos en los que Bit.Trip Runner funciona de memoria y no por habilidad (son muy pocos). Por último, hay ciertos problemas con determinados items en determinadas zonas, por compartir demasiados colores con el fondo, volviéndose prácticamente invisibles. Resumiendo, si tengo un item importante de color rosita no hago una zona entera donde predominen los rosas con la misma tonalidad que dicho item. Al final te acabas acostumbrando, pero al principio cuesta. En cualquier caso, podéis ver que los pocos peros del juego son cosas ridículamente concretas.

Os digo lo de siempre, muero mil veces por sacaros capturas. Queredme

Un juego fugaz como un flechazo que dura poco. Cuando acabas sus tres zonas (unas diez horas muriendo unas cuantas veces persiguiendo tener todos los lingotes) y has vencido a sus tres originales jefes tienes una sensación bastante pura de diversión a lo retro. No conseguirás definirla, y si te pones a pensar objetivamente no encuentras razones para destacarla en exceso, pero guardarás la experiencia con bastante amor en alguna parte dentro de tu ser.

Contamos con algunos invitados de lujo
PUNTUACIÓN
7

11 comentarios :

  1. Yo había visto un Bit.Trip distinto, más musical y menos "runner". Por lo que veo aquí, es un Robot Unicorn Attack meets Guitar Hero. ¿Dónde hay que firmar para que me lo traigan a casa?

    Una cosa que no me gusta de estos juegos indie de ahora es que todos vienen preparados para jugar con teclado o mando de XBox, y si quiero jugar con mis mandos de siempre o me jodo o me pego un rato bueno trasteando con el XPadder. Por eso hace ya que no los juego. Pero éste me gustaría probarlo, si lo hago te cuento qué tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si buscas algún gameplay seguro que te acaba de convencer.

      Yo tengo el mando de la 360, pero créeme que sé lo que es pelearme con el PC para que me detecte un mando. Antes de tenerlo me pasaba el día en el panel de control xDD

      Eliminar
  2. Juegazo y punto... al principio me choco un poco que el personaje se moviese solo (no me informe mucho cuando lo pille y pensé que era un plataformas convencional)... pero el juego es un deleite para la vista y el oído (más para lo segundo).
    Lo único que un poco corto estoy deseando jugar al 2, personajes tan carismáticos como comander video hay pocos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tambien deleite para el corazon, que desprende mucho amor *_*

      Eliminar
  3. Y luego le dan el GOTY al The Walking Dead...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no acabo de entender el comentario xDD

      Eliminar
  4. Pues a mí me costo la friolera de unas 24 horas pasarmelo(aunque también lo combinaba con el resto de la saga XD)

    Tengo la versión de 3DS y los gráficos son algo peores, aparte de que hay objetos en el fondo que en 3DS no hay.

    Juego jodido, yo me lo pasé sin todos los lingotes y ni harta vino me vuelvo a poner, yo sí que me llegué a frustrar en el último mundo con dos pantallas.

    En la versión de 3DS, tampoco existen las 3 dificultades que comentas, sólo hay una.

    En resumen es un juego bastante bueno, y ya te aviso que sí quieres hacerte con el resto de la saga, éste es un paseíto en comparación con los otros XD

    Nus vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, pues tal como lo pintas el de 3DS parece una versión muy mermada no? No es precisamente un juego que requiera de un gran potencial...

      Eliminar
  5. Bit Trip Runner es como una simple coreografía, es cierto que desde mi punto de vista y como bien has dicho requiere más de memoria que de habilidad, y en eso contribuye mucho la música que acompaña cada uno de los movimiento de Commander Video.

    A mí se me hizo un poco repetitivo por el hecho de que cuando pasas al siguiente nivel sólo cambian los obstáculos de forma por lo que al final siempre acabas realizando los mismos movimientos. Supongo que para gustos colores xD

    PD. Tú que tienes paciencia majo a mí al final me acababa frustrando y lo acababa apagando cuando moría cincuenta veces en una misma pantalla xDD De todas formas un juego enganchadizo como pocos al que acabas volviendo no sé si porque somos un poco masocas xD

    ResponderEliminar