domingo, 23 de diciembre de 2012

PRM - Gráficos, música y jugabilidad: Nominados

JUEGO CON MEJORES GRÁFICOS

Los gráficos como tal, la potencia visual del juego enfocada única y exclusivamente a sus gráficos. Prodigios técnicos de motores gráficos para el ensalzamiento de aquellos que quieren ver sus juegos cuanto más realistas o espectaculares mejor. La optimización también es considerada en esta categoría. No sólo basta con que se vea bonito, ha de resultar todo lo cómodo que sea posible para el jugador sin ir en perjuicio de la jugabilidad.

BATMAN: ARKHAM CITY: Toda la ciudad-prisión cuenta con detalles en cada rincón. Escenarios variados dentro de un mismo mapa plagados de maravillas visuales. Unas luces increíbles y sobre todo un modelado en 3D de lo mejor que he visto. Prueba de ello es el tiempo que dediqué a ver las figuritas desbloqueables de los personajes. Arkham City lleva su tan usado motor hasta el límite.


UNREAL: La potencia gráfica de Unreal en su día era tan grande que tardé varios años más en volver a ver gráficos semejantes. Fue el primer juego que además, hizo que deseara mejorar mi PC para alcanzar la configuración gráfica máxima posible. Podemos compararlo con su contemporáneo Half-Life y comprobar como le mea en la cara en ese aspecto. Además, su diseño era perfecto para impulsar dichos gráficos y provocar que un juego de 1998 todavía respire grandeza visual en 2012. Los años se le notan evidentemente, pero cuando lo juegas sientes que es una obra de arte de lo visual, y de todo lo demás.


GOLDEN SUN: DARK DAWN: El único juego de DS que vais a ver por esta categoría tiene en sus gráficos exactamente el mismo sentimiento que en el resto de apartados del juego. Es un juego con unos gráficos muy buenos, que sin ser nada que suponga una revolución acaba entrando también por los ojos. Cuando juegas a Dark Dawn sientes que estás jugando a un juego de la presente generación de portátiles y no a uno de la Game Boy Advance.


HARD RESET: El FPS de Flying Wild Hog es uno de los pocos juegos que, a día de hoy, son desarrollados en su género para PC. Es por esto que sus gráficos son una burrada que exigirá tener una máquina bastante potente para moverlos. Hard Reset te recordará a cuando viste el Doom III por primera vez, uno de esos juegos que gráficamente se ven tan bien que puedes notar como tu ordenador hace ruidos de "como me tengas mucho tiempo jugando a esto voy a explotar". La optimización era algo mejorable, pero se ve como algo realmente potente.


ASSASSIN'S CREED: REVELATIONS: Porque considero que es bastante más difícil hacer una ciudad con todo lujo de detalles que un montón de mapeado con bosques. Los gráficos de Assassin's Creed III no son malos ni nada por el estilo, pero Revelations se ve mejor y se juega mucho mejor, ya que su optimización es cien veces mejor que la de la tercera parte de la hermandad de asesinos. Además hay que sumarle el hecho de que recrear Estambul tiene su mérito, y en Revelations hay todo lujo de detalles. No destaca mucho con respecto a otros juegos de la saga, pero es el Assassin's Creed que jugué en 2012, porque como ya digo, el tercero es menos... variado.


JUEGO CON MEJOR DISEÑO

El diseño, una manera de aunar toda una serie de sensaciones que transmiten lo que estamos viendo en pantalla. Ganar esta categoría pasa por ser original y por poner algo en pantalla que nos diga algo más que "qué bien hecho está esto". Algo que nos haga ver las influencias o la personalidad del que está detrás del apartado visual.

I AM ALIVE: El mundo post-apocalíptico de I Am Alive no es algo sencillo de hacer. Es todo muy gris, muy marroncejo, y los gráficos son algo reprochables, pero cuando ves una captura de I Am Alive piensas que quieres jugarlo. Algo en él te atrae, y aunque todo se trate en el fondo de edificios derruidos, hay que decir que están fenomenalmente derruidos.


SOUL BUBBLES: Una gran sorpresa de DS que tenía en su diseño una de sus armas más poderosas. Soul Bubbles no es que tuviera unos gráficos perfectos, pero cuando lo veías te parecía precioso. Con un toque un tanto infantil pero con una variedad de escenarios tremenda para un juego de sus características.


DISHONORED: Puede que estemos ante el primer juego donde sentía más ganas de jugarlo viendo piezas de artwork que viendo un gameplay. Las sensaciones que desprendía eran las de un mundo amenazado por las plagas de ratas, donde los enfermos huían a las cloacas para evitar ser quemados mientras la clase alta danzaba por bailes de máscaras. Una oscuridad que intercalaba zonas golpeadas y derruidas por la peste con edificaciones de inspiración casi persa. Para terminar, una sobredosis de Half-Life 2 en su puesta en escena.


CASTLEVANIA: BLOODLINES: Pasear por los jardines del palacio de Versalles con flores de un colorido inusual en 16 bits que te lanzan su polen mientras presencias como las fuentes cambian sus aguas por sangre es un gran ejemplo de lo que un juego con buen diseño debería ser. El resto del juego, le va a la estela, con un montón de escenarios variantes que hacen que sea imposible aburrirse del juego, y con una temática en cada nivel que lo convierte en todavía más divertido. Variado, distinto, y que sabe encima aprovechar su originalidad a la hora de meterla en el juego.


LUIGI'S MANSION: Porque en "mejor diseño" también se incluyen algunas gotas de ambientación. La mansión donde ocurren todos los poltergeist de Luigi está plagada de detalles, y no encontrarás dos habitaciones iguales. Luigi's Mansion consigue lo impensable, que un juego de Nintendo pueda llegar a ponerte en tensión a pesar de estar presenciando gráficos casi infantiles. 


MEJOR CANCIÓN EN UN JUEGO

MASS EFFECT 3 - AN END, ONCE AND FOR ALL (Clint Mansell, Sam Hullick)


TALES OF PHANTASIA - FIGHTING THE SPIRIT (Motoi Sakuraba)


ASSASSIN'S CREED III - ASSASSIN'S CREED III MAIN THEME (Lorne Balfe)



MEJOR BANDA SONORA


Banda sonora completa. No sólo lo que te pueda gustar como música, también lo bien que esté introducida en el juego y lo trascendental que pueda ser su obra.

BATMAN: ARKHAM CITY (Nick Arundel): En muchos sitios he leído que es la mezcla perfecta entre las bandas sonoras de las películas de Danny Elfman y Hans Zimmer/James Newton Howard, y la verdad es que no se me ocurre mejor definición. Más allá de su espectacularidad, la banda sonora se sostiene en un tema que va variando en función de la intensidad argumental. Una banda sonora que es buena, y además acompaña.

ASSASSIN'S CREED III (Lorne Balfe): Aunque todavía me quedan varias horas la banda sonora es de los puntos más fuertes del juego. Hay veces que da la sensación que merece la pena jugarse solo por su banda sonora, como le pasara a algún otro juego de factura algo mediocre pero banda sonora apocalíptica como Chrono Cross. Emotiva y muy racial, por decirlo de alguna manera, y con el doble mérito de haber olvidado a Jesper Kid.

UNREAL (Michiel van den Bos, Alexander Brandon, Dan Gardopée, Andrew Sega): Y no únicamente porque Andrew Sega debe tener el mejor apellido del mundo. Unreal tenía en la música piezas de pura ambientación que te invitan a disfrutar de los parajes de Na Pali y a la misma vez piezas de música electrónica frenética para cuando nos encontrábamos rodeados de computadoras en una nave alienígena. Tan disfrutable una parte como la otra.

MASS EFFECT 3 (Sam Hulick, Clint Mansell, Christopher Lennertz, Cris Velasco, Sascha Dikiciyan): Tras la marcha de Jack Wall Sam Hulick quedaba como último hombre vivo de las míticas bandas sonoras de Mass Effect. Su trabajo, junto a otros compositores tan épicos como Cris Velasco o el cinematográfico Clint Mansell suman y no restan, dando lugar a piezas de un carácter emocional acorde con los requisitos del título. Cuando la cosa se pone chunga, no hay problema, ya que Mass Effect sigue sonando como ese Blade Runner acelerado que tanto me gusta.

LUIGI'S MANSION (Shinobu Tanaka, Kazumi Totaka): Cuando decimos que una banda sonora debe acompañar, nos referimos a algo como Luigi's Manson. Su banda sonora encima traspasa en cierta medida la cuarta pared, y eso es algo que ya sabéis que a mí me debilita. Luigi se dedicará a silbar la canción que nos acompaña durante el juego, haciendo de ella una pesadilla de la que tu cabeza tomará nota y repetirá semanas y semanas después.

MEJOR JUGABILIDAD


Esta categoría es bastante importante. La jugabilidad, otra palabra algo genérica que engloba muchas cosas, desde mecánicas hasta cosas tan concretas como apretar un botón y que el juego responda con suficiente fluidez. Los nominados a continuación:

BATMAN: ARKHAM CITY: Si Arkham Asylum destacaba por algo era por su sistema de combate. Arkham City lo mejoró y bastante, cosa que parecía imposible. No es que Asylum tuviera fallos, es simplemente que Arkham City añade muchas cosas, y todas ellas aumentan la espectacularidad de sus batallas. Lejos de ser un machacabotones requiere de mucha pericia y reflejos a los mandos. Los nuevos movimientos de depredador incluidos y la personalidad del otro personaje jugable junto con la facilidad para moverse rápido y cómodo por el mapeado hacen de Arkham City un ejemplo a seguir para futuras generaciones.

DISHONORED: Da exactamente igual el camino que elijas a la hora de realizar tus actos. Dishonored transmite excelencia en su forma de juego de cualquier manera. Puede que al principio andes un poco confundido a la hora de usar tus poderes, pero una vez te centras y sabes lo que quieres hacer serás una máquina de infiltración o de muerte imbatible. Dishonored hace que los asesinatos de Assassin's Creed parezcan del siglo pasado.

HENRY HATSWORTH IN THE PUZZLING ADVENTURE: La fluidez en este juego es impresionante. Quitando su punto fuerte, esa mezcla de puzzle con plataformas, nuestro inglés lleno de flema está cargado de animaciones y de movimientos que funcionan como pocos esperan. Una cantidad de movimientos que se van añadiendo conforme vamos avanzando, casi como si se tratara de un Castlevania horizontal. Para colmo, las batallas con los jefes y otras partes del juego aportan la variedad necesaria para que se le considere un grandioso ejemplo de jugabilidad. Y sí, todo esto sin mencionar la repercusión de lo que sucede en la pantalla del puzzle con respecto a la pantalla principal.

PRINCE OF PERSIA: THE FORGOTTEN SANDS: El olvidado y marginado juego del príncipe tiene su excelencia en su jugabilidad. De hecho, es tanto así que su sistema de combate quedó altamente simplificado para centrarse en las plataformas. Momentos de pura maravilla que además juega con físicas y con poderes que has de controlar para sentirte ligero como una pluma. Cuanto más rápido hagas las cosas mejor será.

No hay comentarios :

Publicar un comentario