jueves, 31 de enero de 2013

Assassin's Creed III

#Rebélate. No es para menos, porque Assassin's Creed III es un juego creado para que todos nos rebelemos. Llevo defendiendo no sé cuanto tiempo la saga, e incluso tuve que lidiar con todos aquellos que le pegaban palos a diestro y siniestro al primero casi por sistema. Cuando todo se había conseguido, cuando Assassin's Creed empezaba a brillar por su contenido, llega Assassin's Creed III y me planta algo indefendible. Me he sentido más que decepcionado.



Pero es una decepción extraña, porque el fallo del juego, el que lo resume todo, es simplemente que no está terminado. Un juego completamente inacabado lleno de errores que hacen parecer a la tercera entrega de una de las sagas más representativas de la presente generación una versión alpha. Cuando uno lo juega, se da cuenta de ello, y de que como juego podría haber sido algo bastante más grande, es una pena que tal cantidad de bugs y errores afecten tan directamente a la jugabilidad y repercutan tan negativamente sobre la sensación final. Una sensación final tremendamente mala. Errores de los que hacen daño, no simpáticos bugs o graciosos fallos de IA que hagan que nos echemos simplemente unas risas. Aquí los bugs son de los dolorosos, de los que te obligan a repetir una misión entera porque al juego le da la gana y cosas por el estilo.

Ejemplo de risa

¿Qué tiene de bueno Assassin's Creed III? Supongo que lo que ya he comentado, que sí lo percibimos como un juego completo y no sacado a correprisas su propuesta es medianamente interesante. Muy por debajo de lo que vimos por ejemplo en Brotherhood o Reveleations, pero al fin y al cabo un juego interesante. Su historia está bastante bien, por varias razones, aunque lo que viene siendo el componente histórico del juego me aburrió. En cambio, Connor, nuestro nuevo asesino, le da unas cuantas vueltas a Ezio (no era algo difícil) aunque todavía se queda por debajo del ya nostálgico Altaïr. Haytham Kenway, la otra parte de este Assassin's Creed III, nos acompaña durante demasiado tiempo en el juego, aunque su papel en la historia está notablemente bien incrustado.


Pero en realidad Assassin's Creed III destaca, y directamente merece la pena ser jugado, por cumplir ese sueño que llevamos muchos esperando tanto tiempo. Desmond, el verdadero protagonista, tiene ya un repertorio de asesino considerable y podremos controlarlo en varias misiones en nuestra época actual. Son un par de horas de la totalidad del juego, pero son momentos absolutamente impagables. Sigue siendo una especie de añadido del juego, pero es tan deseado que prácticamente lo que le pasa a Connor es un mero entretenimiento para hacer tiempo y llegar a la nueva aventura de Desmond. Esto, por extraño que parezca, tiene un punto negativo contra la propia franquicia. Como digo llevamos tiempo queriendo manejar  a Desmond y ver como las enseñanzas de sus antepasados se traducen en él, pero a la misma vez enseñar cachos de lo que puede ser un futuro Assassin's Creed contemporáneo es en cierta medida estropear la sorpresa.

Se me caen las bragas al suelo (1/2)

El juego finaliza adecuadamente, a mí al menos me gustó y está por encima de otros finales de la saga que decepcionaron a propios y extraños. Parece que en Ubisoft han aprendido cómo hacer finales, ya que en Assassin's Creed Revelations ya tuvimos un final a la altura. Hablo del final en sí, lo que pasa inmediatamente antes de los títulos de crédito, porque lo que no está tan bien es el camino hasta él. La parte final del juego (la última secuencia, digamos) es bastante floja para la carga emotiva que se le podría haber echado. No está muy mal, pero parece también un poco precipitado. Si es que había que acabar todo rápido que se avecinaba la fecha de salida...

Se me caen las bragas al suelo (2/2)

Así que, resumiendo, la historia está bien, con cosas muy mejorables pero con un nivel alto. En cuanto a todo lo demás... bueno, la banda sonora es sobresaliente, y eso que Jesper Kyd ya no está en el asunto. El sonido también está bien, pero el doblaje es lamentable. Dejo claro que nunca valoro un mal doblaje como algo negativo en el juego, pero eso de oír "gracias" y luego "eres bienvenido" es como para planteárselo. El resto de cosas buenas que puedes encontrar en Assassin's Creed III son cosas que ya encontrabas en otros Assassin's, pero no os confundáis, que encontrar algo bueno en el juego es tarea complicada. La verdad es que no sé ni por donde empezar, así que atacaré directamente al apartado gráfico, que se supone que es la bomba.

Ya tenemos el fuerte. A POR LA GRANJA

Un nuevo motor implica empezar de cero. En Assassin's Creed III desde luego no parece que el juego se base en un nuevo motor. En cualquier caso, gráficamente es bastante flojo. Si bien emana cierto poder al respecto a la hora del acabado se ve muy pobre. La nieve y sobre todo las ciudades son muestras del flojo aprovechamiento de su potencial en comparación a lo que vimos en los anteriores Assassin's. De hecho, mi hermano está ahora con el Brotherhood y lo estoy viendo y la diferencia gráfica es abismal. No hablemos ya de optimización, también muy mejorable. En cualquier caso, la falta de poder gráfico pilla un poco de sorpresa, lo que no pilla tan a contrapié es el hecho de que Boston y Nueva York, las dos ciudades donde transcurre todo, son ciudades completamente pobres, sin vida y sin personalidad. Nada que ver con los detallados mapas que veíamos ya desde el primer juego de la saga. En las distancias cortas puedes salir engañado, pero escala una atalaya y date cuenta de la pobreza que rodea a todo el diseño.


Pero ni mucho menos juzgo negativamente a un juego por un detalle así. Quiero decir, me choca que el Assassin's Creed 1 tenga casi mejores gráficos que Assassin's Creed III, pero no es algo que me haga enfadarme con el juego o pensar que es malo en ningún momento. Además, soy consciente de que estoy comparando un motor consolidado con otro que está casi en período de pruebas. Lo que sí me hace enfadarme es su pésima jugabilidad, entendiéndola como tal y no dependiendo de la cantidad de bugs que hay, que eso viene después. Todo se resume a haber cambiado una combinación de botones básica que nos llevan enseñando desde el primer juego por un simple botón que hace que sea todo en teoría más fácil. Ni de coña. En otros Assassín´s teníamos un botón para correr y otro para saltar/escalar al ser presionados conjuntamente. Aquí contamos con un único botón para todo. Esto, que dicho así suena a ventaja y comodidad, pronto se revela como un auténtico suplicio para el jugador. Preguntaos si no cuál fue la razón de que decidieran poner dos botones para esas funciones y no uno, que seguro que se empezó haciendo así. Probablemente los que empezaron la aventura de la saga ya no se encuentren en el equipo, pero los "nuevos genios" que han instaurado ese sistema se han coronado.

A ver si consigo que lo entendáis con palabras. Anteriormente correr hacia una pared con un solo botón te suponía chocarte contra ella, ahora, correr hacia una pared te supone ponerte a escalarla. Anteriormente correr por las calles con dicho botón suponía poder esquivar todo cuanto apareciera a tu paso, ahora, correr por las calles supone que Connor se ponga a brincar en todos los barriles, puestos comerciales o andamios que se le crucen como si imantados estuvieran. Anteriormente, podías acercarte a una cornisa y caer al piso de abajo aunque delante tuvieras más soportes para seguir corriendo, ahora, es absolutamente imposible que caigas en carrera al piso de abajo si delante tienes cualquier cosa donde Connor imantádamente se pueda lanzar. En resumen, anarquía pura y dura que se hace más patente en los momentos en los que tenemos que perseguir a alguien y Connor se dedica a saltar a todos lados menos a donde queremos.

Captura GOTY

Supongamos que simplemente no sé jugar y punto a pesar de llevar desde el principio completando Assassin's Creed. Lo que es determinante es la inmensa cantidad de bugs dolorosos del juego. Es sin duda la prueba definitiva de que se emocionaron mucho anunciando una fecha de salida para un juego que estaba todavía por acabar. A continuación lo que estáis esperando, un párrafo con algunos de los múltiples bugs que me he ido encontrando a razón de tres o cuatro por cada hora de juego. He de decir que si jugáis al juego con el fin de pasároslo no sufriréis ni la mitad de lo que supone buscar la sincronización completa, donde realmente salen a relucir todas las carencias del juego.

Connor se hunde en las escaleras, podemos ver muchas veces como las piernas se meten por debajo y atraviesan los escalones. Lo mismo le pasa a tu caballo y a todos los personajes del juego cada vez que se acercan a un objeto del escenario. Las físicas tienen serios problemas con los ropajes, y hay muchas veces que incluso el propio Connor sale con un pelo distinto al que él lleva. El juego encima necesita animaciones adicionales, Connor es, por ejemplo, incapaz de atravesar un tenderete con ropa si lleva a alguien en brazos. Incluso en pleno final, donde el clímax nos está apretando para que cambiemos de opinión sobre el juego, nos encontramos con que hasta Desmond se pone a hacer animaciones tan estúpidas como sacar la hoja oculta cuando no lleva nada que sacar (incluso hace el sonido de sacar el arma, algo vergonzoso).

Tenderete 1 Connor 0

Ji ji y ja ja, sí, yo también, pero aquí viene el dolor. Puede que soportéis esos fallos, y de hecho no son nada del otro mundo, pero lo que viene a continuación es el dolor supremo: Las atalayas no revelan todo el contenido del mapa y hay misiones secundarias que tienes que buscar a pie. Esto puede pasar por estrategia para que no lo den todo mascado, pero no, porque hay misiones que te marcan en el mapa y luego desaparecen, sin más. Lo mismo pasa con distintos eventos y misiones secundarias. Hay de hecho misiones de la propia historia que desaparecen del mapa y tienes que volver a cargar partida para que aparezcan. Otro grandioso fallo es que del inventario desaparecen objetos e incluso armas. También es muy gracioso ver como haces una misión con la sincronización completa y te la dan por mala teniendo que volver a hacerla entera. Hay una misión en concreto que te revienta la sincronización completa por el mero hecho de que el checkpoint donde te ponen es incompatible con lo que se te pide, por lo que tienes que hacerla entera del tirón. No hablemos de aquellas misiones donde dependes de la IA aliada o enemiga, porque falla tanto como repetitivas son sus animaciones. Claro está, que afortunados seremos si a Connor no le da por meterse dentro de un árbol y no poder moverse nunca más o si le da por caminar en medio del aire en paredes invisibles que te llevan a la muerte directa. Un sin fin de errores que se manifiestan a cada dos por tres. Esto, si fuera el pan de cada día en un juego tan grande desde el principio de los tiempos no sería tan llamativo, pero recuerdo haber presenciado un único bug de estos de caída infinita en Assassin's Creed Brotherhood y nada más.

Connor dentro de un árbol. El camuflaje como arte de vida

Una vez hemos superado la lluvia de bugs, hay que meterse sin ningún pudor con las misiones secundarias. Las batallas navales son lo mejor del juego, así que que quede claro que no todo es malo en Assassin's Creed III. El resto de cosas secundarias son de risa. Vale que era llamativo que con la urgencia que tenía Ezio se pusiera a hacer ciertas cosas demasiado poco importantes, pero lo de Connor es insultante. Que alguien me diga que le gustan las misiones de la enciclopedia del hombre corriente, o que encontró un mínimo de diversión en encontrar todas las salidas de los túneles de Boston y Nueva York. No he visto añadido más aburrido en mi vida en un juego. Luego están los pedidos de objetos que tenemos que fabricar nosotros mismos reuniendo materiales, que si bien está un poco mejor sigue siendo más un sufrimiento que otra cosa. En cuanto a los juegos de mesa, la IA de los adversarios es demasiado buena, sobre todo teniendo en cuenta que a la mayoría de los juegos será la primera vez que juguemos en nuestra vida, pero bueno, eso sí que es algo muy secundario.

BEHOLD

Y esto es sin pensar profundamente y soltando todos y cada uno de los fallos que se me vienen a la cabeza. Si me paro a pensar encontraré muchos más, pero creo que ya os hace una idea del sufrimiento que supone pasarse Assassin's Creed III completándolo, y del dolor inhumano que es ver como se destruyen todos tus progresos por los bonitos bugs que acompañan a todo el juego en todo momento. He de decir que he tenido varios momentos anímicos en Assassin's Creed III, lo cual refleja que no es tan malo como mi última impresión me ha dejado. Empecé con la ilusión evidente de quien empieza un juego con todas las ganas, pero mi primer momento de crisis llegó cuando Haytham no se iba de allí ni a tiros. Quería mi Connor ya, y tarda demasiado en llegar. Una vez me lo dieron empecé a pillarle el ritmo al juego, comprar mapas del tesoro, misiones navales, recoger plumas, alguna misión por aquí, otra por allá... veía cosas que eran mejorables, pero en definitiva, ya tenía mi asesino y todo había cobrado cierta estructura. Pasadas unas horas (al 70% del juego o así) empecé a no soportar los continuos bugs, las horribles sincronizaciones completas (aquí más un sufrimiento que un desafío como le pasa a los otros juegos) y lo incompleto que estaba todo. Todo se agravó cuando eché un vistazo al ADN y muchas misiones estaban sin completar porque en el mapa ni aparecían, y me daba cuenta de que las atalayas no valían para casi nada. Si hay algo que me gustaba de los anteriores Assassin's es que todo estaba genialmente estructurado. Un montón de cosas que hacer pero a la misma vez muy bien organizado todo para que no te perdieras. Algo así como lo que ocurre en la estructura de juegos tan grandes como Batman: Arkham City.

Eso sí, capturas bonitas no os faltarán

Pero no me gustaría centrar tanto todo en lo insufrible que puede llegar a ser. Cojamos por ejemplo el sistema de batalla, más simplificado pero a la misma vez más fluido y más parecido al citado Batman: Arkham City. Simple pero eficaz, y también lo suficientemente salvaje y violento. Como dije en la historia hay pocos peros, y emotivamente es inmersivo. El añadido de los cambios climáticos también es acertado, aunque como digo la nieve es muy mejorable. La parte de la prisión es de lo mejor del juego, y no son pocas las veces que nos sentiremos delante de un juego grande, pero sus dolorosos fallos hacen que todo quede casi en segundo plano.

La victoria de los templarios, o la décima del Madrid

Sí, lo pongo en definitiva a parir, pero a la misma vez no puedo esperar a que saquen el siguiente Assassin's Creed. Estoy tan convencido de que se quedaron sin tiempo y se sacó como se pudo esta tercera entrega que la siguiente va a subsanar todos los fallos que tiene, al igual que estaba convencido de ello cuando se sacó aquella segunda parte con respecto a la primera. No confío por ejemplo en que vuelvan a la anterior jugabilidad, pero seré feliz con que hagan un juego que no sea una versión previa a la final. Una lástima que un juego tan trascendental como este Assassin's haya quedado a un nivel tan bajo.


Aquí tenéis el ranking personal de Assassin's Creed hasta la fecha -de lo que podemos considerar saga principal-.

1 - Assassin's Creed IV: Black Flag. Si no cojeara en historia sería casi el juego perfecto.
2 - Assassin's Creed: Brotherhood. Sentó la estructura de los nuevos Assassin's.
3 - Assassin's Creed: UnityPor momentos roza lo mejor de la saga.
4 - Assassin's Creed: RogueSi no existiera Black Flag, sería de lo mejor.
5 - Assassin's Creed: Revelations. El juego que me reconcilió con Ezio.
6 - Assassin's Creed II. La contestación a las críticas sobre lo repetitivo del primero.
7 - Assassin's Creed. Altaïr sigue siendo el mejor personaje de toda la saga.
8 - Assassin's Creed IIIImagina ser Mamá me gustó más.

Y aquí tenéis el resto de análisis de spin offs y similares.

Assassin's Creed Chronicles: China. Interesante nuevo sistema.
Assassin's Creed Chronicles: India. Se le ven más sus carencias.
Assassin's Creed Chronicles: Russia. El cierre de la trilogía acaba siendo el mejor.
Assassin's Creed: Liberation HD. Primo hermano del III, pero con poco mejor.
Assassin's Creed: Bloodlines. La sosez hecha videojuego portátil.

PUNTUACIÓN
4

11 comentarios :

  1. No voy a leerlopor miedo a spoilers. Pero.. El final es PIEL GALLINA por lo que he oído..xDDDDDDDDDDDDDDD Y tu nota me lo confirma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el final me gustó xD. Nunca pongo spoilers en ningún análisis y si lo hago viene precedido de "SPOILER!!!" xD

      Eliminar
  2. ¿La canción tiene algo que ver o sólo lo haces para que me acuerde de ti tocando? :*

    ResponderEliminar
  3. Si soporté el 1, creo q puedo soportar cualquier cosa xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el 1 hay que tener la paciencia de pasar por su repetitividad extrema. Con este, hay que tener paciencia para sobrevivir a la marea de bugs, y eso, hace especialmente daño. Siempre prefiero un juego muy pesado a muy injusto.

      Eliminar
  4. De acuerdo en ciertos aspectos, pero no en la impresión final. A mí me gustó, y mucho. El sistema de combate es el mejor de la saga, y lo de los controles, considero que todo es acostumbrarse. Lo de los bugs no te lo discuto, pero creo que el juego se ensañó más contigo que conmigo e ese aspecto.
    Y POR FIN alguien que comparte mi opinión en lo del principio del juego. Eso fue tedioso, yo deseando jugar con Connor y me plantan al padre, que "sí, bien, pero esto dura demasiado. Ah, por fin juego con Connor. Mierda, aún es un niño. Joder, esto dura demasiado. ¡Quiero mi túnica de Assassin, maldita sea!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, recuerdo ver avanzar memorias y tener la sensación de estar jugando a un eterno tutorial...

      Los controles no sólo me estropeaban la jugabilidad, es que además me faltaban cosas que otros Assassin's Creed sí tenían. En el IV en cambio metieron esas cosas aunque son menos "naturales" que con la anterior jugabilidad. Es difícil de explicar xD.

      Me alegro de que te gustara, a mí se me hizo un horror. De hecho lo recuerdo inferior al 4 que le he dado de nota, más habiendo jugado al AC IV que me confirmó que ACIII era un juego casi inacabado que fue lanzado para cumplir como fuera los plazos de lanzamiento.

      Eliminar
  5. Por cierto, "En cambio, Connor, nuestro nuevo asesino, le da unas cuantas vueltas a Ezio (no era algo difícil)". ¿Era el mismo Ezio el protagonista de la trilogía que hemos jugado? Porque a mí me parecía mucho más carismático Ezio que Connor, que es muy soso...
    Mi orden de Asesinos (personajes, no juegos) sería:

    Ezio>Edward>Connor y Altair (están empatados).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me expresé mal. Debí poner que Connor le da mil vueltas al Ezio del principio. Sí que es lo más soso y plano que existe Connor, y sólo tiene de encanto su punto exótico, pero Ezio no es que fuera un mal personaje, es simplemente que me caía muy mal. Me pasé todo Assassin's Creed II pensando en lo mal que me caía xD. Prefería ese asesino serio, letal y silencioso que era Altair, es simplemente eso.

      Luego en Brotherhood cambió algo, y en Revelations que ya era mayor y no inmaduro me gustó un montón (lo dije en el análisis del Revelations por si tienes curiosidad xD http://elblojdeneojin.blogspot.com.es/2012/05/assassins-creed-revelations.html). Ezio en sí me parece mejor personaje que Connor, pero lo estaba comparando con el primer Ezio.

      Lo que no sabría es hacerte una clasificación :/ Tengo que dejar pasar un tiempo a ver dónde se situaría Edward, que como digo me encantó pero no acaba de despuntar como asesino en sí. Altair siempre fue mi favorito por muy prepotente que sea xD.

      Eliminar