miércoles, 2 de enero de 2013

PRM - Personajes: Ganadores

El personaje, ya sea el que controlamos o no, puede condicionar la experiencia de juego y llevarla hacia la excelencia con la misma probabilidad que al más profundo de los fracasos. Tras ver los nominados a mejor antagonista, peor personaje, mejor personaje femenino y mejor personaje masculino, llega la hora de entregar los premios.

MEJOR ANTAGONISTA
JOKER

Una obra tan completa como Arkham City no conseguiría llegar hasta un lugar oculto de tu alma si no fuera por el Joker. Recuerdo todavía esa sensación al terminar el juego, mientras veía los títulos de crédito. Una sensación que no había tenido con ningún otro juego. Había sentido pena, tristeza, alegria, rabia, felicidad, amor, y mil cosas más, pero nunca eso que todavía no sé qué fue. El Joker es parte de Arkham City a un nivel inimaginable, y su profundidad se acaba convirtiendo en la profundidad del propio Batman. Más que un antagonista, un complemento inigualable para nuestro héroe.

Kai Leng es un antagonista de primera clase, pero las sensaciones que produce son de todos menos profundas. A Kai Leng lo quieres matar, quieres terminar con él durante medio juego, pero no despierta en ti nada diferente a lo que despierta un malo muy malo. Todo lo contrario que Jack el Guapo, cuyo antagonismo está definido simplemente por ser "el malo del juego", porque fastidiarte, no te fastidia mucho que digamos. Es más, te pasas todo el juego queriendo saber de él para que te haga todas esas bromas llenas de odio que tan divertidas son. A Mordecai en cambio seguro que no le hace tanta gracia.

El Kraken sí, fue un ejercicio de frikismo considerable por el que pocos apostarían, pero no puedo negar que fue de lo que más me marcó jugando al Splatterhouse 2.

PEOR PERSONAJE
PROFESSOR HARPER

Pocos le conocen, porque es mejor mantenerlo tapado, oculto a los ojos del mundo. El médico que encontrarmos en el segundo nivel de Trapped Dead y que nos acompañará durante todo el juego es el personaje más desesperante que he jugado en años y años de vida. Él, como personaje de la historia, es simplemente malo. Su función pasa por tener el rol de ser quien quiere marcharse de allí sin arriesgar la vida por ningún superviviente. Sin embargo, él, o no se si decir eso, como personaje jugable, es el mayor destrozo que podéis sufrir. Su silla de ruedas se encasquilla, no permite subir escaleras y, lo más gracioso, si bajas una escalera ya no podrás volver atrás con él, por lo que como en la misión te pidan regresar tendrás que cargar partida, y eso en un juego como Trapped Dead donde llegar a cada punto de guardado es una gesta, es doblemente reprochable. Un bug hecho hombre, un pesonaje insufrible que debéis sacar de vuestro equipo en cuanto tengáis oportunidad.

Cuando miro el resto de nominados me da escalofríos. Jack Kelso, el segundo personaje que manejamos en L.A. Noire, simplemente no es gran cosa. Cae mal, pero es que Phelps tampoco se ganó precisamente mi simpatía. El "odio" que puedas coger a Jack Kelso está claramente potenciado por el sopor que sientes a la altura del juego en la que apareces. Es más, dado que ya eres consciente del peñazo que es L.A. Noire, la aparición de Kelso sirve para que tengas fe en una nueva oportunidad... y te acabes estrellando nuevamente de morros.

SID, la inteligencia artificial de Mass Effect 3, tiene una importancia bastante más mínima comparada con el resto de nominados. El único problema con SID es que no goza de la profundidad que sí tienen el resto de personajes del universo Mass Effect (excepto Jacob). La acabas aceptando pero es más por costumbre. Hamilton Rourke comparte razonamiento a su manera, ya que se trata simplemente de un personaje plano como ninguno, pero no llegas a odiarlo ni a desear desinstalar el juego por su culpa, es más culpa del propio juego.

Nima Cruz cae fatal todo el rato, y mira que tiene oportunidades de redimirse durante todo el juego de Jurassic Park, pero no lo consigue y se dedica a agravar poco a poco las negativas sensaciones que transmite. En cualquier caso, muy alejada del ganador y de la mención especial a Jack Kelso. Ninguno de ellos de todas formas consigue esa combinación letal entre peor personaje como tal y peor personaje a la hora de ser manejado.

MEJOR PERSONAJE FEMENINO
TALI

Puede que para vosotros estuviera cantado, pero para mí no tanto. Tali es mi esposa de videojuegos y nada más, por lo que cualquier otra cosa hubiera sido pura infidelidad. Febrero fue, si no me equivoco, cuando vivi el último episodio de su historia, y a día de hoy la sigo recordando, porque si bien Mass Effect como trilogía marca por su historia, Mass Effect 3 para mí fue despedirme de Tali. Todo acabó entrándose en ella y en su futuro, y más que salvar la galaxia acabé queriendo salvarla a ella.

Tiny Tina, o Tina Chiquitina, es uno de los personajes del año sin duda. Pocas son las veces que mantendrás una conversación coherente con ella. Una teen hiperactiva en un mundo como es Pandora, donde la locura ya está al máximo. Cada vez que te habla y te pide cualquiera de sus locuras (recoger peluches para su reunión de té) temes que sea la última, porque efectivamente todo acaba en esta vida. Todo, menos su locura.

Clementine es adorabilidad pura, y te llegará al corazón desde el primer momento en el que aparece. Parece que este año la cosa va de crías. Clementine, como siempre digo, consigue ser la primera niña que no es tratada como una criatura estúpida, y además no supone una carga para ti en ningún momento a pesar de dedicarte a salvarla constantemente. Clementine es una buena parte de The Walking Dead.

A un nivel bastante más bajo, la misteriosa Marie Rivet es capaz de crear necesidad por descubrir qué ocurre con ella. Si bien estás metido en una trama que afecta directamente a Kyle Hyde, desde el primer momento sentí la necesidad de saber quién era esa vecina tan misteriosa. En cualquier caso, no pasa de muy interesante.

MEJOR PERSONAJE MASCULINO
CORVO ATTANO

Un personaje que controlamos en primera persona que no dice una palabra en todo el juego y que transmite más que el 80% de los charlatanes del mundo que le rodea es suficiente motivo como para otorgarle el premio. Su diseño, no os voy a engañar, ayuda mucho en esto. Ese ser enmascarado, ese portador del miedo que es capaz de infiltrarse en el despacho del regente accediendo por una alcantarilla o yendo de cara enviando ejércitos de ratas que devoran todo lo que hay a su paso por igual. Corvo es más que un personaje, es una prolongación de tu yo.

Altaïr sin duda es un gran personaje, prueba de ello es que fuera capaz de salvar un juego como Assassin's Creed, cosa que se hizo más patente cuando nos pusimos en manos del peor Ezio en su segunda parte. Sin embargo, a pesar de su misticismo y su seriedad, Altaïr emana en este caso (Assassin's Creed: Revelations) más nostalgia que otra cosa.

Martin Walker es el principal responsable de todo lo bueno que le pasa a Spec Ops: The Line. En su diseño lleno de tópicos físicos no encontraremos lo que buscamos, es en sus adentros, en sus inquietudes y cuestiones donde Martin Walker reina hasta el punto de que la exteriorización de eso mismo supone la gloria en el juego.

El protagonista de I Am Alive cuyo nombre desconocemos transmite sensaciones distintas a todos los demás. Lo único que hay que destacar de él es su extrema bondad en un mundo en crisis. Uno de los pocos hombres buenos que quedan entre la confusa niebla de polvo que rodea la ciudad. Su búsqueda se acaba convirtiendo en algo tan personal que, lejos de querer buscar a su familia para ver qué sucede, la buscas por querer devolvérsela a él.

4 comentarios :