viernes, 22 de febrero de 2013

Streets of Rage

Streets of Rage es probablemente uno de los juegos más representativos de todo el catálogo de SEGA. Si alguien te atacaba con las exclusividades de Nintendo cualquier seguero como yo podía defenderse con Sonic y, probablemente, con Streets of Rage. No obstante, si no te venía a la cabeza el nombre del juego, también podías ganar esa batalla dialéctica soltando hostias gracias a lo que has aprendido en Streets of Rage. Todo ventajas. La saga en su conjunto era maravillosa, y eran tres imprescindibles del catálogo de Mega Drive. Su segunda parte fue su cima, pero en la primera ya teníamos un fiel reflejo de lo que es una de las sagas más divertidas en la historia de los videojuegos, y que a día de hoy sigue disfrutándose igual.

Adam, Axel y Blaze. Hostia a la izquierda, hostia al centro y hostia a la derecha

Me he pasado mucho tiempo dando mamporros por las calles a todos los punkis que me iba encontrando. 1991 no era el mejor año para salir a pasear con una cresta de varios colores y ropa chunga, porque corrías el riesgo de cruzarte con Axel, Blaze o Adam y recibir sin motivo alguno una lluvia de patadas. Porque el desarrollo del juego no es más que ese, avanzar con uno de los tres personajes por distintas zonas de la ciudad y molerte a palos con todos sin preguntar. Un Beat 'em Up, sin duda el género más agradecido para ser jugado con dos jugadores, que tiene en Streets of Rage un pilar casi definitorio.

Parece mentira que algo tan simple pueda llegar a ser tan divertido. Es difícil de explicar que más de veinte años después de su aparición siga siendo un juego que siente tan bien. Ni siquiera podemos justificarlo diciendo aquello de que eran otros tiempos donde Schwarzenegger y demás compañía eran modelos a seguir por crujir a enemigos continuamente. En 2013 sigue siendo igual de reconfortante apalear a un matón entre dos jugadores.

Tres botones, que en Mega Drive no habían más hasta que apareció el mando de seis. Uno para golpear, otro para saltar y otro para llamar a un policía que se carga todo lo que hay en pantalla (y hace un daño considerable a los jefes de fin de fase). Sin embargo no todo es golpear sin más, ya que pronto debemos dominar el noble arte de las llaves que nos permite gozar de uno de los placeres más culpables del juego, tirar por los precipicios a nuestros enemigos.

Mi parte favorita, con Blaze a ser posible

Sobre la historia y todo lo demás, poco que decir. Un grupo de jóvenes policías cansados de tanta maldad por las calles dispuestos a barrerlas por las noches y acabar con el mayor exponente del sindicato del crimen. Seguro que ni cobraban las horas extra. Desde luego de uniforme no es que vayan, así que seguramente estaban haciendo las prácticas teniendo en cuenta su edad. Lo gracioso es que podemos optar por un final alternativo (únicamente en dos jugadores) donde nosotros mismos nos convertimos en el más malo de los malos. Ocho niveles con distintos jefes de fin de fase, los cuales se acaban repitiendo un par de veces. Sin duda estos enemigos finales serán los que más vidas se lleven. Que nadie deje de odiar en ningún momento a las gemelas que aparecen en el barco, porque son de lo más difícil que hay en todo el género. A día de hoy sigo sin saber cómo combatir exactamente a una de ellas. En cualquier caso, si vemos que esto no es lo nuestro, hay niveles de dificultad para regalar, en un juego que es probablemente el más difícil de los tres.

El hermano malo de Paquirrín vuelve a por nosotros
Si todavía hay alguien que no ha jugado a esta pieza angular de los videojuegos ha llegado el momento. Que no tenga miedo por si ha envejecido mal porque parece que hasta el paso del tiempo ha convertido al juego y a toda la saga en algo todavía mejor. Un buque insignia de SEGA y casi una razón para tener la 16 bits negra. Dejaos de infiltración y de tanta mierda y poneos a repartir sufrimiento corporal de una maldita vez.

PUNTUACIÓN
8

10 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Lo de que no quieres jugar y que no me quieres que he dicho al Iki también me vale para ti.

      Eliminar
  2. Uno de los hitos en mi vida: haberlo completado a dobles en hard! jaja. Tendríamos que publicar una guía de estrategia para las gemelas y los escupefuego aquellos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gemelas tienen la IA más aleatoria de la historia del mundo de los videojuegos y la robótica en general xDD.

      Lo que tendrías que hacer es jugar conmigo online otra vez, que creo que no jugamos al resto juntos Y_Y, pero no me quieres Y_Y

      Eliminar
    2. Creo que empezamos el 2 también, pero el listón había quedado muy alto... han hecho falta años de recuperación.
      Sí claro, que tenemos que acabar con el Turbo Mode!.

      Eliminar
  3. Un juegazo sin duda, de lo mejor del género en Mega Drive, solo superado por su segunda parte y también, en mi opinión, por su tercera. Un puntazo lo de llamar al coche de policía y mola también lo del final alternativo, con la batalla contra el compañero incluida. Por cierto, estuve intentando acceder al Streets of Rage de Game Gear, que viene en tu índice de juegos analizados, pero me da error. Solo comentar que la versión de Game Gear es la que menos me gusta de todas, y prefiero de largo la de Master System, pese a que es de un solo jugador. Me parece una versión muy buena esa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el Streets of Rage va unido a nuestra querida Megadrive *_*. Siempre lo preferí y siempre fue mi beat em up favorito, por delante de rivales directos como Final Fight y otros tantos de la época dorada del género (con su esplendor en recreativa y todo): En concreto el Streets of Rage 2 *_*

      Pues mil gracias por decirme lo de Game Gear porque el enlace lo tenía efectivamente mal. Ya lo arreglé y si ahora haces click te redirecciona apropiadamente. Muchas gracias *_*. De todas formas también puedes clicar en las etiquetas de la derecha con la lista de consolas por si falla algún enlace. En PC tardarías mucho en encontrarlo pero de Game Gear por ejemplo ahora mismo sólo hay tres entradas, y así puedes ver también algunas entradas que no son análisis de juegos como este especial que hice con microanálisis xD (por si quieres leer más: http://elblojdeneojin.blogspot.com.es/2012/08/multimicroanalisis-sega.html)

      Gracias por avisarme, de verdad *^^*

      Eliminar
  4. www.facebook.com/nostalgiavideojuegos1 de noviembre de 2014, 22:46

    Te digo como derrotar a las gemelas? cuando era chico me las ingeniaba con Adam. Al apretar B + C, creo que adam tiraba una patada para atras, las gemelas nunca las esquivan. Se termino la pesadilla de las gemelas :) Saludos desde Nostalgia Videojuegos!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adam es que estaba muy bien, a mí me gustaba más que Axel y todo. Sí, sabía eso de la patada trasera que funcionaba bastante bien con las gemelas. La de Blaze y Axel también iban bien, pero todavía me enganchaban las cabronas... Sobre todo la hermana que se dedica a hacerte llaves. Siempre me dejo alguna vida ahí, o si no luego cuando vuelven a aparecer en el nivel final que ahí no tienes ni coches de policía ni nada xD.

      Gracias por tu consejo igualmente *^^*

      Eliminar