domingo, 3 de febrero de 2013

Tales of Phantasia

Corría 1995 y la gente ya estaba pensando en la siguiente generación. Ni siquiera parecían querer saborear el hecho de que se encontraban ante la mejor generación habida de consolas (tampoco lo sabíamos por aquel entonces, claro). Las revistas otorgaban numerosas páginas a lo que iba a venir mientras que los análisis de los juegos de 16 bits empezaban a ocupar un papel más secundario. Concretamente para Super Nintendo su hora había llegado en cuanto nació eso que se llamó Ultra 64 que más tarde pasaría a ser la conocida Nintendo 64. Tanto es así que Tales of Phantasia iba a ser publicado por Nintendo, pero estaba tan centrada en su nueva consola de última generación que finalmente no fue así, y fue Namco quien cargó con todo el trabajo. Ese salto al polígono y a las tres dimensiones con lo que tan obsesionado se estaba por aquel entonces.




Ya sabéis que estoy metido en una cruzada por jugar a todos los Tales of. Podéis consultar aquí mismo todos los análisis de los Tales of que he jugado hasta la actualidad:

Quizá eso sea la clave de que Tales of Phantasia pasara sin demasiada fuerza. Un juego que ve la luz en los últimos momentos de una consola que ha tenido un montón de RPG en su catálogo. Es un JRPG, de los de toda la vida (o eso parece) con sus niveles y sus distintos personajes. El juego tenía un gran éxito en Japón, pero Occidente jamás lo llegó a ver. Más adelante veían la luz versiones del juego en Playstation y una horrible versión en Game Boy Advance que no le hace justicia en absoluto. Tanto es así que, dado que es mi segunda incursión en uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, decidí probarlo en Game Boy Advance. Tardé unos 40 minutos (mucho me parece) en decidirme a eliminar esa patraña y volver a jugarlo en Super Nintendo. La diferencia es abismal, así que avisados quedáis. Sobre Playstation no puedo pronunciarme.

Nacía así una saga que estoy dispuesto a disfrutar entera (motivo de volver a jugar su primer título). Puede que a los simples ojos del jugador fraguado en mil batallas y géneros Tales of Phantasia no atraiga, pero una vez te metes de lleno en su maravilloso sistema de combate todo cambia. El desarrollo es más o menos el de cualquier RPG de la época, y la historia es tan interesante como puede serla en el resto de juegos del género. Es el sistema de combate lo que hace a Tales of Phantasia el mejor RPG que he jugado nunca.

Pero antes de entrar en materia, hay que decir que Tales of Phantasia supuso un cambio tecnológico considerable dentro de la propia Super Nintendo. Los gráficos son tremendos, pero es en el sonido donde se percibe esta característica tan diferenciadora. Nuestros personajes hablarán durante los combates, y algunas canciones llegan a tener letra. Eso es mucho más que inusual en un juego de la época y de la generación que nos concierne, e incluso a día de hoy hay muchas limitaciones en este aspecto. Fue, si no me equivoco, el primer cartucho en contener 48 megas. Si vivisteis en aquella época sabréis de la locura que suponía que el Super Street Fighter II alcanzara los 40 megas. Pues eso.

Aunque un poco falto de color, Tales of Phantasia tiene una riqueza gráfica muy viva

Es un error ensalzar Tales of Phantasia por su potencia técnica, ya que donde realmente es grande es en el juego en sí. Nos encontramos ante uno de los mejores sistemas de batalla en un videojuego. Manejamos a nuestro protagonista únicamente, mientras que el resto de personajes son autogestionados. Podemos tomar el control de ellos también y darles órdenes como en cualquier JRPG, pero la IA es tan asombrosamente eficaz que es mejor apostar por la autogestión. Las batallas se producen en dos dimensiones, y controlamos a nuestro personaje en todo momento. Podemos movernos hacia donde queramos y atacar cuando queramos. No es un juego que vaya por turnos. Es un fragmento de juego de acción dentro de un RPG, y eso lo vuelve muy dinámico, lo suficiente como para que alcancemos el nivel máximo casi sin darnos cuenta.

En la batalla, podemos usar un total de cuatro acciones especiales con  nuestro personaje de una lista de habilidades bastante grande. Debemos asignar dichas habilidades para poder ejecutarlas en combate. Estas habilidades varían en función de si estamos muy lejos o cerca de enemigo, por lo que debemos elegir las mejores opciones para conseguir nuestra estrategia deseada. Las técnicas se consiguen por nivel, y a la misma vez obteniendo combinaciones entre ellas que resultan mortíferas. Debemos usar y casi abusar de estas técnicas para mejorarlas, tanto es así que el propio juego te da puntos mágicos (TP en este caso) cada vez que acabas el combate de manera que puedas seguir realizando dichas técnicas.

De lo mejor que se ha hecho jugablemente, dentro de su aparente sencillez

Como dije, todo tu equipo es muy útil. Contamos con lo típico, personajes de magia de apoyo, de magia negra y un invocador. Podemos como dije autogestionarlos de manera que bajo una misma estrategia ofensiva actúen. Podemos decirles que hagan lo que les de la gana siempre sujetos al ahorro de TP, o directamente que no se preocupen por el TP y ataquen con todo lo que tengan. A veces hacen alguna tontería como realizar hechizos de fuego a criaturas de fuego, pero normalmente (y teniendo en cuenta lo que sufrimos en la mayoría de juegos) son bastante listos. Cabe destacar la rapidez con la que siempre te curan y sanan tus cambios de estado. Todos los personajes son una verdadera ayuda y nunca una carga.

Pero puede parecer que Tales of Phantasia es un juego fácil. Un RPG que no va por turnos y que permite atacar todas las veces que quieras, que cuenta además con unos compañeros eficaces que te curan en cuanto tu salud baja de cierto porcentaje y un sistema que premia el abuso de magias. Lo cierto es que no es un juego fácil ni por asomo. Debemos atacar bien y con cabeza y no ir a lo loco porque es probable que acabemos muertos. Además, el juego tiene mucha variedad de enemigos y cada uno tiene su propio elemento asignado, por lo que es posible que nos encontremos a criaturas que absorban el daño de nuestro ataque. Moriremos muchas veces, así que es mejor guardar a menudo.

También dentro de su complejidad Tales of Phantasia procura facilitar las cosas mucho al jugador. Prueba de ello es la gestión de inventarios, la cual nos permite por ejemplo darle al mágico botón "best" para que directamente nuestros personajes se equipen con la mejor combinación de equipo posible. Claro, corremos el riesgo de que se nos equipen armas elementales que luego nos pueden hacer la puñeta al enfrentarnos a enemigos de misma naturaleza, pero eso es algo incontrolable para el juego (y para el jugador).

Esto no es todo, y es que la historia está muy bien. Normalmente cuando echas unas 40 horas en cualquier juego la historia te gusta casi por obligación, como si algo en tu cerebro se diera cuenta de que no puedes haber gastado tanto tiempo en una historia que no interesa. Mentiría si dijera que la historia es maravillosa y es algo nunca visto. Sin embargo, sí que es verdad que Tales of Phantasia es un juego mucho más adulto de lo que cabía esperar. Ya desde el principio se ve venir que hay algo diferente en todo ello, cuando abandonas tu pueblo para ir de caza y a la vuelta todo está destruido. Te encuentras con niños muertos y tus padres fallecidos en medio de la calle mientras suena una música tristísima y el sol da paso a una hiriente lluvia. Una crudeza bastante inusual en un juego de este género. Otro ejemplo de esta madurez son las conversaciones picaronas que se producen entre los personajes, motivo por el cual muchos dicen que no pudo salir de Japón. Algunas de las frases que podemos leer y que me dejaron ojiplático fueron cosas como "No te irás con esa puta" o "Mint es elegante, pero Arche debe follar como una tigresa".

Sí, es lo que parece

Y para acabar de ensalzar a Tales of Phantasia, hay que decir que no es un juego que se complique mucho en su parte de exploración. Todo es bastante concreto y directo. No hace falta que andemos por ejemplo examinando cada barril que encontremos ya que solo podemos interactuar con los NPC de la ciudad (y algún libro que encontremos, pero poco más). Tampoco hay, quitando algún lugar como la galería de Moria,  mazmorras excesivamente complejas ni entramados que exijan de una gran capacidad de orientación.

Un dato que parece una tontería y quien haya jugado a muchos JRPG me entenderá. Cless, el personaje principal y héroe que controlamos habla. Sí amigos, habla, dialoga continuamente y responde a lo que le dice la gente. Decidme un juego del género que haga eso, que no tenga un protagonista mudo que diga una sola palabra en todo el juego. Cless se muestra como un héroe incluso algo atípico. Además, la relación con los demás personajes jugables es bastante divertida y en cierto modo entrañable.

Los cuatro titulares

Lo malo tenía que llegar... pero ya os aviso de que no es nada que pueda ensombrecer la obra demasiado. Para empezar, es un juego (como tantos otros) que tiene cuatro direcciones. No hay diagonales, y desde que uno jugó al Chrono Trigger siempre se echan en falta. Además, el propio juego tiene muchas pantallas pensadas un poco en diagonal, y hay que hacer demasiadas veces ese estúpido movimiento cambiando direcciones a cada paso, que tampoco es que pase nada, pero hace que te acuerdes mucho más de las mencionadas diagonales. Un poco relacionado con ello está el hecho de que los NPC son demasiado molestos. Esquivarlos muchas veces es más difícil que derrotar a las bestias más sanguinarias. Se ponen en medio, y lo peor de todo, se atoran en calles por las que impiden el paso de nuestro personaje. Esto es especialmente frustrante en los puertos con los animales que por allí campan.

Y otra vertiente de cosas negativas se centran en el aclamado sistema de juego. Si bien es la leche (creo haberlo dejado claro), si los enemigos te rodean todo se vuelve demasiado caótico, y es entonces cuando la IA aliada goza de ciertas imprecisiones. Además, cada vez que uno de nuestros aliados va a realizar una magia la batalla se parará para ver cómo realiza la acción, lo cual se traduce en batallas que se paran a cada dos o tres segundos, por lo que nos vemos excesivamente interrumpidos cuando lo que queremos es abrir la cabeza al enemigo a espadazos. Esto hace que las propias batallas duren mucho más de lo que deberían.

Interrupción tras interrupción tras interrupción, pero se les quiere

Por último, mucho más relacionado con la jugabilidad, hay problemas para golpear a determinados enemigos, sobre todo aquellos voladores. Nuestro personaje salta para golpear si así lo ordenamos, pero no somos quienes controlamos dicho salto, le damos la opción de saltar y nada más. Esto lleva a numerosas equivocaciones y fallos que nos llevarán a la muerte. Además, para golpear a estos enemigos debemos estar lo suficientemente alejados para que Cless pille carrerilla y pueda saltar. Si tenemos un águila encima nuestra golpeándonos no podemos golpearle de ninguna manera, y queda tan ridículo como incómodo de jugar. Si para colmo no contamos con espacio para poder retroceder a por la carrerilla... creo que no hace falta que diga lo penoso que puede llegar a ser. Por fortuna esto pasa bien poco.

Un juego único. Ya os diré (si acabo haciendo mi idea de jugar a todos los Tales) si la cosa va a mejor, pero lo dudo, porque Tales of Phantasia es casi inigualable. Uno de los mejores juegos de la etapa de 16 bits y del catálogo de Super Nintendo, y un RPG que está ganándose el respeto por el tiempo, pero que muy poca gente tiene entre sus aclamados. Si con esto consigo que alguien se atreva a jugarlo ya me daré por satisfecho. Creo que se nota mi amor por el juego en cada palabra, así que tampoco pongáis muchas esperanzas en él que luego pasa lo que pasa...


PUNTUACIÓN
9

22 comentarios :

  1. Respuestas
    1. No, hombre!

      Yo la primera vez que busqué mi nick en Google vi al malo de este juego y me puse a jugarlo. Avancé bastante pero nunca llegué a terminármelo, supongo que porque tenía que formatear o algo así. Y nunca volví a intentarlo.

      Al que sí jugué mucho fue al Tales of Symphonia.

      Eliminar
  2. Ayyy, qué bonito, El BloJ necesitaba tener éste juego por aquí xD. Ya sabes que yo también adoro ToP (la próxima vez lo jugaré en PSX parcheado, espero), pero es uno de ésos juegos que envejecen estupendamente y sigue siendo admirable lo divertido que resulta su sistema de combates (que se ha ido puliendo poco a poco en títulos posteriores, ya lo verás, en Eternia es GENIAL).

    Personalmente me gustan más los Tales 2D por éstos combates tan fantásticos. En 3D también están muy bien, ojo (y en lo que respecta a historia, mi favorito es Abyss sin lugar a duda), pero no son tan frenéticos y divertidos como los 2D de toda la vida, aunque se nota que claramente siguen el mismo estilo.

    Por cierto, el abominable cartucho de GBA leí que traía una ligera censura suavizando ésas conversaciones que comentas, aunque yo no lo he jugado, y visto lo visto no pienso hacerlo xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo juegues en PSX dime qué tal! Tengo curiosidad pero no tanta como para pasarmelo una tercera vez xDD.

      Eliminar
  3. Oh, Dios.
    Cuando tenía 12 años tuve la suerte de poder jugar a este juego en su versión de la GBA, entonces, con mi edad y poca experiencia en los videojuegos, me pareció un juegazo de los mejores, y aún ahora sigue siendo mi título favorito.
    Hace poco comencé a jugarlo de nuevo, pero la versión de PSX, y me emociono tanto jugándolo como si fuera la primera vez.
    A pesar de que la versión de la GBA sea como es, fue un juego de mucha importancia en mi vida, es más, si no lo hubiera jugado, no sé qué sería ahora de mi...
    Del mismo modo, ningún juego de los nuevos de la saga supera este título, ni por asomo, estoy convencida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo! Debí decir que, si juegas al juego de GBA sin haber catado antes otra versión no es un mal juego ni mucho menos. EL problema está cuando pasa lo contrario y comparándolo sale perdiendo. No deja de ser el mismo juego, con serios problemas en jugabilidad pero... un buen juego, así que no te sientas "culpable" por haberle dado importancia. A mí me hubiera pasado lo mismo *_*

      Yo quiero jugar todos! Necesitaré muchas horas, pero teniendo en cuenta lo mucho que adoro éste es un pecado que no haya probado ninguno más!

      Eliminar
    2. Oh, no me siento culpable, ni lo pensé!
      Yo he jugado, en este orden, primero el Phantasia, luego el Eternia (que adoro con locura), el the Abyss (maravilloso) y por último el Destiny (juego que me hizo llorar y que llevo muy marcado), y la verdad es que, más que ganas de probar el Xillia, me siento mucho más atraída por el Rebirth.
      Tómatelo con calma, y disfruta!

      Eliminar
  4. Un juegazo, eso si, lo bueno de las versiones de PSX, GBA y la primera de PSP, es que obtienen el mismo sistema de combate que el Tales of Destiny, que me gusta más que el original.
    Bueno, y exclusivo de las versiones de PSX y de PSP (las 2), los openings, son vídeos anime, que son un gusto de ver.
    Luego el Tales of Phantasia Narikiri Dungeon X, mejora aun más el sistema de combate y añade a Londrine, que es una buena alternativa a Cless con su mezcla entre Espadachina y Maga.

    Ahh y otra cosa, la versión de GBA no es mala en si, si no que fue muy castigada por la censura, si no, sería mejor que la de SNES, aun que con el audio un poco peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de GBA no es mal juego como dices, exageré un poco todo, pero era para dejar claro que comparativamente con las otras versiones es bastante inferior. No me refiero ya a lo que dices de la censura, me refiero más al sistema de combate que es el pilar más importante del juego. En el de GBA es muy poco fluído y no destaca tanto, pero como juego es bueno, por supuesto.

      A mí el Destiny no me gustó más que éste, pero es un gran juego también aunque en mi análisis parezca que lo ponga a parir xD. Por si quieres echarle un vistazo aquí te dejo el enlace: http://elblojdeneojin.blogspot.com.es/2013/03/tales-of-destiny.html

      Por cierto, igual luego al Narikiri Dungeon X que mencionas!

      Eliminar
    2. No, si a mi me gusta mucho más el Phantasia que el Destiny, lo que digo es que el sistema de combate del Tales of Destiny es el que usan el Tales of Phantasia de PSX, de GBA y de PSP.

      Por cierto, ya leí tu análisis antes, muy bueno ^^

      Eliminar
    3. Ah vale, entendí que te gustaba más el Destiny en general. Sí, a mí también me gusta más el sistema de combate en el Destiny, arreglan todas las cosas que no estaban bien ^^.

      Eliminar
  5. Tch, tengo el de GBA original. No lo empecé, pero me da rabia saber que es una edición muy cutre. No sé lo que haré, quizás me lo pase de todas todas allí o me ponga a trastear con los emuladores para jugar el de SNES o PSX...

    ResponderEliminar
  6. El de Game Boy Advance es bastante jugable si no has jugado a las otras versiones. El problema está cuando lo has hecho y detectas sus grandes problemas jugables. Al fin y al cabo destaca por su vertiente jugable más que por otra cosa, que todo lo demás es de un clásico JRPG. De ti depende ya si quieres aprovechar tu desembolso con el original (que siempre luce más) o tirar por emulación. No he jugado al de PSX, pero creo que sólo añadía imágenes de video y cosas así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, me costara 5-10 euros en su momento, así que tampoco sería una gran pérdida. Asimismo, podría tomármelo como "Karma" por todos los juegos que he pirateado a lo largo de los años jajajaja

      Eliminar
  7. el juego es bueno, pero hay una parte en donde se congela totalmente el juego, y si no fuera mucha molestia, en Midgard se congela despues de Jestorna (cuando enseñana el mapa y no pasa a la siguiente) ¿Alguien podria mandarme el juego totalmente parchado y traducido al español pero que no se congele? mi Facebook es Sergio David pillohuaman aquije.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tengo el enlace de la rom con la que lo jugué yo (y me lo pasé entero). Voy a ver si la encuentro y lo envío.

      Eliminar
  8. Sencillamente busca en tu carpeta del Snes, esta comprimido en un archivo Winrar, ayer me baje otra version, pero avanzarlo hasta la parte que me quede me da flojera .... pero es la unica forma de averiguar si ese parche que me baje deba ser, de todas maneras te agradeceria si envias un Save date incluido a tu juego para seguirlo con mas calma (despues del mapa en midgard)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mande un mensaje a tu facebook pero al no estar en la lista de amigos te habrá ido a una subcarpeta llamada OTROS. En él te ponía el enlace al rom que yo usé para pasármelo sin problemas al 100%.

      Yo tengo el Save pero es del final del juego. Si lo quieres dímelo y no me importa enviartelo. De todas formas puede que por internet haya algunos saves en determinados puntos de la aventura. Aun asi... ¿no tienes el save de tu partida? Lo más probable es que te funcione aunque cambies de rom, o eso creo.

      Pues eso, échale un vistazo a la parte de "otros" en tus mensajes de facebook y a ver si te puedo ayudar ^^

      Eliminar
  9. Este juego, igual que todos los Tales of que he tocado, me parece increible. Es una lástima que la saga no tenga el renombre que se merece. Yo lo tengo para Game Boy Advance y la verdad es una pasada de juego en cada uno de sus aspectos. Como ya he visto en algún que otro review del juego, la nota negativa para mí es que no sea más largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piensa que igual si se hubiera extendido más podría haber sido peor ^^. Hasta hace muy poco Tales of Phantasia fue mi juego favorito (Persona 4 tiene ahora ese título). Sin duda una saga que merece mucha más atención como dices.

      Eliminar