lunes, 22 de abril de 2013

Especial Back to the Future

- ¡Doc! ¿Por qué me has llamado con tanta urgencia?
- ¡Rápido Marty, coge ese contenedor de plutonio y llena el combustible!
- ¿Plutonio? Pensaba que no íbamos a volver a utilizarlo.
- Son tiempos difíciles para los científicos.
-¿Qué tiene de difícil hacerse con un montón de basura?
- Marty, déjate de murmullos y haz lo que te digo.
- ¿A dónde vamos Doc? Hace mucho tiempo que no viajamos, y creía que el Delorean había quedado hecho añicos.
- Silencio Marty, vamos a lo que importa. El otro día descubrí que se habían hecho una considerable cantidad de videojuegos relacionados con nuestra invención y nuestras aventuras que no hacen justicia a nuestras heroicas fechorías.
- ¡Pero si sólo son videojuegos, Doc!
- Esos inventos demoníacos que han hecho papilla el cerebro de tantos adolescentes y pseudo adultos que podrían haber sido maravillosos científicos si se hubieran dedicado a lo que se tenían que dedicar. ¡Rápido Marty, el condensador de fluzo ya está en óptimas condiciones, súbete!


- Uno nunca se acostumbra a viajar en esta cosa.
- Pues ve acostumbrándote que no va a ser nuestra única parada. Bienvenido a 1989, una época brillante de nuestra civilización donde la juventud todavía no ha conocido el electro latino.
- Te recuerdo que yo viví esta época, ahórrate el discurso.
- Con tanto viaje uno acaba perdiendo el sentido de la temporalidad. Te demostraré que los videojuegos son armas del diablo que provocan en nosotros sensaciones demasiado negativas para que pueda existir una cordialidad entre nuestra propia especie. ¡Te presento el juego de Back to the Future!
- ¡¡Una NES!! ¡¡Yo tuve una de éstas!!
- Ahorrate la fanfarria e introduce el cartucho.
- ¡Mira Doc! Soy... ¿yo?


- Sí Marty, con tus pantalones vaqueros y camiseta característicos.
- ...
- Y eso de abajo es la foto que se te iba borrando en nuestra primera aventura en 1985, aunque el de la izquierda se parezca más a mí que a tu familia.
- Doc, no acabo de entender cómo funciona esto. Voy por las calles cogiendo relojes y esquivando animadoras, macarras y abejas. No es que le encuentre gran parecido con todo lo que nos pasó.
- Pues espérate un poco más a que llegues a la segunda parte del juego.
- Creo que acabo de llegar. Ahora estoy en la cafetería repeliendo más macarras. Esto ya parece el Streets of Rage. ¡Pero esto es muy difícil! En cuanto fallo un disparo ya los tengo encima y me echan del sitio... y lo peor es que me devuelven al nivel anterior y tengo que repetir lo mismo cien veces.


PUNTUACIÓN
2

- Te dije que los videojuegos son una máquina infernal.
- Sigo avanzando en el juego a trancas y barrancas y los niveles cada vez tienen menos que ver con Back to the Future. ¡Sácame de aquí Doc!
- No te preocupes, ¡volamos hacia 1993!



- Vaya, hemos saltado a la siguiente generación, espero que el cambio se note.
- Puedes estar tranquilo que por mucho cambio que notes los videojuegos siempre te transmitirán las mismas sensaciones negativas. Pruébalo tu mismo con este Super Back to the Future II.
- Antes de nada... ¿por qué estoy rodeado de japoneses?
- Es porque estamos en Japón. Super Back to the Future II salió únicamente en el país del sol naciente.
- ¡Mira Doc, éste sí que soy yo, con mi monopatín y todo!
- No te emociones chico, pronto te llevarás un fuerte golpe. Recuerdo cuando empezaste el anterior juego y tu cara era de esperanza y...
- ¡Y se nota un montón que esto es ya una Super Nintendo!
- ...
- Encima tengo passwords y continuaciones. Me siento como inmortal.


-Vaya Marty, parece que conforme vas jugando tu cara empieza a tornar hacia algo muy oscuro.
- Sí Doc, todo es bastante fiel y es en general divertido, pero eso de ir todo el rato subido en un monopatín que es incontrolable me desespera.
- ¡Te lo dije!
- No, pero no te confundas, que el juego está bien. Hasta puedo patear a Biff y a todos sus secuaces cuando se aparecen en forma de boss.
- Pero si no hago más que verte morir de maneras injustísimas y de presenciar como los controles fallan más que todos mis anteriores experimentos juntos.
- Es que eso de tener passwords te aporta mucha seguridad.


PUNTUACIÓN
5.5

- Salgamos de aquí antes de que llegues a la terrible sensación de vicio.
- Demasiado tarde Doc, ya me lo he pasado.
- En cualquier caso estarás de acuerdo conmigo en que no ha sido la mejor experiencia de tu vida.
- Eso es cierto.
- Por si te quedan pájaros en la cabeza, te voy a quitar las ganas de jugar a las maquinitas para el resto de tu vida.


- Distinto año, pero... ¿mismo mes y mismo día?
- Es que hay un agujero negro en mis datos que no me han permitido saber la fecha de lanzamiento de esta abominable creación. Pero mis especulaciones dieron resultado y aquí tenemos el Back to the Future II.
- ¿Otra vez la misma historia?
- Sí, pero esta vez en Master System y me parece que con muy poco que ver con tu anterior experiencia.
- ¡¡Esto es el horror Doc, acabo de empezar y no hago más que morir chocandome con el mismo tío una y otra vez!!
- No me extraña que no se tengan ni datos sobre el juego.
- Por fin he conseguido pasar ese infernal momento pero todo el primer nivel es igual de complicado. Me estoy empezando a arrepentir de haber usado tanto el monopatín en nuestras aventuras, Doc.


PUNTUACIÓN
1

- Esto es de lo peor que he jugado en mi vida. Sácame de aquí, quiero acurrucarme en mi cama y abrazar fuerte a Einstein.
- Antes de establecer contacto con nuestro canino amigo tendrás que presenciar otros acontecimientos de dudosa calidad técnica. Prepárate porque volamos hacia 1990.


- De nuevo con la NES delante. ¿Qué es esto Doc? ¿Back to the Future II & III?
- Efectivamente Marty, estás ante un cartucho que reúne a su manera ambas aventuras.
- Vale que la segunda fue la mejor de nuestras historias, pero estoy empezando a aburrirme de revivirla tantas veces.
- Oh, no te preocupes, porque esta vez poco tendrá que ver con lo que has hecho anteriormente.
- Ya te entiendo. Esto parece un juego de paltaformas en plan Mario pero muy lioso y totalmente aburrido. Quitando los carteles de fondo que ponen Biff y me recuerdan aquel terrible presente alternativo no hay nada que me haga pensar que estoy ante algo relacionado con Back to the Future...


PUNTUACIÓN
2.5

- Pues si todavía no tienes suficiente nos queda una última parada.
- Hombre, la verdad es que conforme más juego y le voy pillando el truco mejora. Sobre todo me gusta eso de que cada vez que mueres aparece el Delorean como si vinieras de otra línea temporal.
- ¡Santo Dios! Mejor prepárate para viajar un año después y afrontar el último de los episodios que nos quedan para demostrar que no se puede hacer un juego decente de todo lo que vivimos.


- Por fin un cambio de sistema. Con el Super Back to the Future II me lo pasé bastante mejor que con cualquiera de los otros juegos de 8 bits.
- No cantes victoria, que el Back to the Future Part III de Mega Drive puede que luzca mejor pero yo ya lo he probado y puedo asegurar que es un juego nefasto.
- Creí que no te gustaban los videojuegos Doc.
- Deja de hablar para ti mismo y presiona el maldito Start.
- Vaya Doc, no entiendo por qué el juego se ve tan oscuro, como si se me hubiera roto el brillo de la televisión.
- ¿Te lo estás pasando bien? Porque el primer nivel donde yo soy el protagonista es bastante difícil. Además no han captado nada de mi atractivo y mi intelecto.
- Al menos es algo diferente al resto de juegos. Un momento... ¿estoy ya en el tren del final? ¿significa esto que va a terminar ya el juego?
- Así es, cuatro niveles mal contados y termina sin más.

PUNTUACIÓN
3

- Me fastidia mucho pero creo que he de darte la razón. Los juegos no hacen justicia a nada de lo que vivimos y la verdad es que quitando algún caso muy puntual no puedo decir que me lo haya pasado muy bien.
- Sabía que estaba en lo cierto.
-Volvamos a casa.


- Mamá, ya estoy en casa.
- Marty, ha llegado un paquete a tu nombre sin remitente.
- Vaya... ¿qué es esto? Parece una carta de Doc. Y esto es... ¿un juego?
- Querido Marty. Si estás leyendo esto significa que ya se han producido nuestros numerosos viajes a través del tiempo para demostrarte que los videojuegos son armas muy alejadas de la diversión y has quedado plenamente convencido como yo de que jamás podrán aportar nada bueno al ser humano. Ha sido ahora, muchos años después, cuando me he dado cuenta de lo equivocado que estaba. En el paquete te he metido el juego Back to the Future: The Game que hizo la compañía Telltale por el 2011 y que debes jugar de inmediato, pero sobre todo debes enseñar a mi otro yo de tu época el juego para que se de cuenta de lo maravilloso que puede llegar a ser todo este mundo, y del respeto que emana éste en concreto en todas sus acciones. De esta manera evitarás una campaña estúpida iniciada por mí mismo para erradicar estos nobles artilugios aparentemente vacíos de ingenio.


Disfruta de cada uno de los cinco episodios que componen esta noble aventura que me hizo recuperar en todo momento las sensaciones de aquella época que vivimos juntos. Espero que la experiencia te guste tanto como a mí y que despierte en ti esa nostalgia de un tiempo pasado mucho mejor. Eso sí, ten piedad y perdona el final.


PUNTUACIÓN
7

3 comentarios :

  1. Si es que eres un genio, para que plataforma el el juego, bueno, espera, usare el google.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonrojas *_*. Si te refieres al último de los que he puesto, PC, PS3 y Wii, o al menos eso he leído...

      Eliminar