miércoles, 3 de julio de 2013

Resident Evil: Revelations

Consulta todos los análisis de Resident Evil en El BloJ:

He de reconocer que cuando empecé a escuchar sobre este Resident Evil: Revelations no tenía ninguna fe en él. Primero, porque la saga iba cuesta abajo. Segundo, porque el título hacía presagiar que estábamos ante un nuevo spin off, y ya sabemos que todo lo que se salga de la saga de Resident Evil original rara vez merece la pena. Tercero y último, porque era un juego ideado para 3DS y todavía no hemos llegado a ver un juego en portátil que nos transmita las mismas sensaciones de digamos, grandeza, que los llamados triple A.

Si no son REVELAITONS no son los auténticos

Así que mi sorpresa fue mayúscula al comprobar con la versión en PC que es uno de los mejores Resident Evil que he jugado. Probablemente sea el mejor desde el 4, porque reconozcámoslo, todos hemos disfrutado como enanos de la fiesta loca que supuso la cuarta entrega para la saga a pesar de que tenía la peor historia que recuerdo en un videojuego. Eso de matar españolitos con acento más mexicano que otra cosa era inagotablemente divertido, y nos daba incluso igual que la hija del presidente que teníamos que salvar fuera de lo más estúpido que podía haber. No hablemos ya de organizar nuestro maletín para hacer sitio a los huevos que íbamos cogiendo. Ay... el Resident Evil 4...

Pero pongámonos serios que no queremos pasarlo tan bien con los juegos. Eso de divertirse tanto queda muy bien, pero para las visitas tenemos que decir que Resident Evil 4 fue el juego que se cargó la saga. Vendría luego casi inmediatamente después el 5, el peor de todos (quitando spin offs y demás) que hacía saltar las alarmas. Quizá lo que pasó es que el 4 era tan bueno que todos lo jugamos tantas veces (de los pocos juegos que rejugué de inmediato) que acabamos hasta atiborrados de su sistema de juego. Cuando se mantuvo pero nos lo llevaron a África con esos escenarios chamánicos y esas arenas soleadas... pues eso, muy mal. Está claro que llevar franquicias "frías" a climas cálidos no acaba de funcionar. Que se lo digan a Max Payne.

¿Os acordáis de los Hunter? Siguen siendo igual de odiosos

Por tanto, después de ver el 5, cada vez que salía un nuevo juego de Resident Evil uno siempre se asomaba con miedo para ver si se cambió la cosa hacia los orígenes o se mantuvo el género. A veces pareciera como si los juegos quisieran acercarse a las películas tan nefastas de la Jovovich. Es entonces cuando nos damos cuenta de que nos lo pasamos muy bien con Resident Evil 4 pero, puestos a elegir, preferimos una vuelta al pasado donde el survival horror reinaba por encima de cualquier cosa. Más que juegos lineales de acción con compañeros de IA vergonzosa preferíamos la calma y el terror que suponía avanzar en cualquier Resident Evil del 1 al 3. No, Resident Evil: Revelations no es nada de eso, pero es curiosamente la mezcla explosiva entre ambos géneros que marca su éxito.

Es tan bonito que dan ganas de infectarse

Resident Evil: Revelations tiene de alguna manera la grandeza de ambos mundos. Bajo el mismo sistema de juego de siempre, el juego se olvida un poco de la acción y se centra más en la historia y sobre todo en cómo contarla. Por primera vez en mucho tiempo dejé de pensar en varias ocasiones que estaba ante un juego de acción en tercera persona. Le faltan sustos propios de la saga (no nos aparecerán perros atravesando ventanas ni nada de eso), y la ambientación es algo mejorable sobre todo en riqueza de escenarios, pero de alguna manera podemos tomarnos con calma nuestro avance en vez de ir pasilleramente sin cabeza. Sigue siendo objetivamente un juego de acción, pero la balanza se ha inclinado algo hacia el Survival Horror original.

Lo bueno es que como juego de acción vuelve a ser muy adictivo como pasaba con el 4. Curiosamente te pones a jugar ahora al 4 y te sigue dando gusto pegar tiros, pones el 5 y, siendo lo mismo, el efecto es mil veces menor. En Revelations volvemos a sentir un extraño placer al disparar nuestra pistola en la cabeza de los enemigos. Más allá de la propia acción, hay un par de puzzles y poco más. La única novedad a destacar en el propio juego es una especie de sensor que nos permite analizar las criaturas que nos vamos encontrando y que, al recopilar el 100% de información, nos regalará una hierba verde para volver a poner el contador en 0% e invitarnos a volver a llenarlo. Suena aburridísimo pero es misteriosamente divertido. Además, este sensor nos permite encontrar objetos ocultos por todo el escenario, cosa bastante indispensable para asegurar un paseo muy seguro por el peligroso Queen Zenobia.

Nadando entre cucarachas

El juego se centra sobre todo en un barco misterioso donde las BOW (armas bio-orgánicas) viven con toda libertad y peligrosidad. No hay zombies, tan solo estas criaturas llamadas BOW, pero lo cierto es que no se echan mucho de menos. Cambiad también Raccoon City por Terragrigia y tendréis un nuevo Resident Evil con una historia mucho más interesante que la de cualquier otro en muchos años. Iremos manejando a Jill, Chris y una manada de secundarios a lo largo de distintos escenarios y situaciones en el tiempo hasta que todo converja en el clímax final (diez capítulos, unas nueve horas o así), bastante satisfactorio y a la altura del mejor Resident Evil.

Si molara aquí pegaría mucho un: "OLA KE ASE", pero no molo, así que no he dicho nada

El encanto de la historia es más notorio por su forma de ser contada. El juego se divide en capítulos como si de una serie de televisión se tratase. Este recurso lo empezamos a ver bastante en unos cuantos juegos como Alan Wake o The Walking Dead, que incluso vendía los juegos por episodios al igual que otros tantos títulos de la adorable Telltale Games. Contamos incluso con cortinillas de "Previously" haciéndonos un resumen de lo que lleva acontecido y poniéndonos en situación de lo que viene. Además, cada capítulo suele terminar en un cliffhanger de esos que tanto nos gustan y a la vez odiamos.

Me sentí como Leonardo DiCaprio subiendo estas escaleras

Además del modo historia principal y el típico "nuevo juego+" encontramos un adictivo modo de asalto que viene a ser equivalente al clásico "Los Mercenarios". Podemos volver a recorrer todos los escenarios con distintos personajes y trajes para ir ganando experiencia y subir así de nivel, de manera que podamos afrontar el siguiente mapa con el nivel recomendado. Hay varias bonificaciones, armas personalizables y casi todo lo que le puedas pedir a un modo de juego como éste.

Sin embargo, este modo de juego que indudablemente añade horas de juego acaba teniendo un lado negativo. El juego, a pesar de guardar cierta linealidad, no deja de transcurrir casi todo el tiempo en un barco de varios pisos que actúa a modo de clásica mansión de toda la vida de Resident Evil. Tendremos que pasar varias veces por los mismos sitios, y esto, al estar dividido en episodios y guardar esa linealidad, hace que nos demos cuenta de que estamos atravesando los mismos escenarios una y otra vez. Si además vas jugando al modo adicional conforme se van desbloqueando los niveles, el resultado final es que vas a repetir lo mismo unas tres o cuatro veces como mínimo. El juego es lo suficientemente divertido como para plantearte un segundo recorrido de inmediato como pasó con el 4, pero el hecho de haber repetido tantas veces los mismos niveles acabó por hacerme desechar dicha idea. El modo asalto acaba siendo en realidad ese segundo recorrido que ibas a hacer por lo adictivo del juego. No obstante, el modo aporta mucho más bueno que malo.

Algunos personajes son bastante asesinables, pero el "reparto" es decente

Valoro Resident Evil: Revelations en PC, pero siendo plenamente consciente de que es un juego ideado para 3DS. En PC no tiene nada que hacer gráficamente con otros juegos actuales, pero se ve bastante decente. Tanto, que podría haber salido en PC como tal y las quejas sobre su mediocridad gráfica no hubieran sido excesivamente elevadas.

En definitiva, una sorpresa muy inesperada. Tengo mis serias dudas de que Resident Evil 6 me vaya a gustar tanto como esta pequeña joya de la que apenas se habla (y que por ello probablemente me ha gustado tanto). Espero que el 6 tire más hacia el 4 y no hacia el juego descabezado que fue el 5. Si no es así, por lo menos he matado mucho el gusanillo con este Revelations hasta que me de por jugar al por ahora último de la saga.

A la izquierda estoy yo, viendo Gran Hermano

PUNTUACIÓN
7.5

3 comentarios :

  1. "Tiene los ojos igual que Leonardo DiCaprio"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí se me ve todo equipada para destruir y ametrallar cosas pero en el fondo yo me veía con un vestidito largo a lo keit winslet subiendo las escaleras en busca de mi príncipe.

      Eliminar
    2. Si, como cuando ibas con ropa escotada y el duque te regalo ese collar que luego era el cable del mando del ordenador.

      Eliminar