martes, 27 de agosto de 2013

Ride to Hell: Retribution

Siempre suelo acabar los juegos por muy malos que sean. Mirad si no la cantidad de juegos nefastos que habéis visto por aquí con notas próximas al 0. Lo de Ride to Hell: Retribution es otra cosa aparte. En los pocos casos en los que he dejado un juego a medias no me he dedicado a escribir unas palabras, pero me siento en la obligación de hacerlo para salvar a la humanidad de este juego. Ni se os ocurra probarlo.

¡Road Rash! No

Ni siquiera sabía que el juego tenía críticas tan malas, así que me puse a jugarlo sin más, más por curiosidad que otra cosa, ya que es un juego que mezcla beat 'em up con acción en tercera persona y con carreras de motos con partes a lo road rash. Una mezcla que sonaba de alguna manera divertida, pero no. Un juego que bien podría haber salido hace diez años, que tiene unos controles que fallan cada dos por tres siendo estos especialmente toscos, con un modelado 3D lamentable, con terribles problemas de tearing, explosiones que parecen píxeles de consolas de 16 bits... y terriblemente aburrido vaya.

Esas armas que me recordaban al Damnation...

Pero es peor todavía la historia y entramado del juego. Dios santo, que alguien coja el mando y siga jugando porque yo no puedo. Una especie de venganza a lo Tarantino que estaría mejor si no fuera por el terrible doblaje (en inglés, no hablo del clásico doblaje nefasto español) que nos saca de la historia de inmediato. De risa. Pero hay algo peor todavía, y es que la América de los 60 donde se ambienta no es un buen lugar para ser mujer... pero no porque sean tratadas mal ni nada de eso. Hablo de todas las tías que te vas encontrando a mitad de tus misiones y que, tras hacerles un favor (que si defenderlas de un acosador, que si recuperar un anillo), ¡¡te fornican!! El juego es un fornicio continuo, tratando a las mujeres como verdaderos objetos coleccionables a la altura de los estandartes de Assassin's Creed. Bravo.

Logro desbloqueado: Doma a la bestia

Así que adelante, jugad a uno de los peores juegos de la historia. Esto es especialmente meritorio porque no es un juego que sea difícil, al menos lo que jugué (unas tres horas o así, que no está mal, si me descuido me lo paso), así que no se debe a una rabieta por sus controles o por su dificultad. Carreras con físicas propias de los arcades y con animaciones robóticas que son inferiores a las de Road Rash, puestos a comparar géneros. Historia que pretende ser seria pero que acaba siendo caricaturesca, con personajes estereotipados y un poco de American History X en su inicio. Batallas totalmente perjudiciales para tu mando que pretenden parecerse a la reciente saga de Batman con contraataques y cosas así pero que acaban desesperando por su lluvia de QTE, que encima funcionan como el culo.

Todos los juegos pintan bien en esta clase de imágenes

Va a arrasar en los Premios Raúl Minero 2013.

PUNTUACIÓN
1.5

No hay comentarios :

Publicar un comentario