sábado, 24 de agosto de 2013

Rise of the Guardians

En este BloJ alguien puede pensar que le tengo odio a la Nintendo DS. Bueno, si me habéis leído más de una vez sabréis que la consola es una de mis favoritas de la historia, pero como tengo esa sección conocida como Multianálisis donde analizo juegos que no dan para más de un párrafo de lo cutres que son y el 95% de esos análisis son de juegos de DS uno puede pensar que es una consola que detesto.


Así que aquí estoy yo, dedicando unas palabras a uno de esos juegos de DS que apareció en 2012 (uno de los últimos por tanto) y que creo que nadie ha jugado. Rise of the Guardians, además de ser un peliculón que ya recomendé, es un juego de acción bastante correcto que sirve para rellenar un poco el catálogo. Me llama la atención la cantidad de títulos que hay en Nintendo DS con vista isométrica de este tipo, pero me llama mucho más la atención que Rise of the Guardians apostara por ello cuando no usa en ningún momento las funciones táctiles.

El enemigo de Rise of the Guardians es su propio contexto, y es que es un juego que se desarrolló para 3DS y que sacó una inferior versión en Nintendo DS. Inferior por decir algo, porque ambos juegos son calcados quitando definición gráfica, pero es tanto la cosa que es casi como si al terminar el juego en 3DS lo hubieran probado en una Nintendo DS y les hubiera funcionado sin demasiados problemas. "Sin demasiados problemas", porque los hay, ya que sufriremos bajadas de FPS tan asesinas que nos estaremos planteando si realmente el juego existe es una especie de hack del juego de 3DS para que funcione en una DS normal. Cuando la pantalla se llena de enemigos querrás detruirlos lo antes posible para que todo vuelva a ir fluido por encima de salvar tu propia vida.

Rise of the Guardians es una especie de beat 'em up donde manejamos a los cinco guardianes de la película. Podemos cambiar de personaje en la pantalla táctil, aunque podemos pasarnos el juego perfectamente eligiendo sólo a uno de ellos. Aunque son cinco, las diferencias entre ellos son únicamente dos: guardianes que atacan cuerpo a cuerpo y guardianes que disparan proyectiles. Los guardianes son personalizables en sus características, ya que obtendremos puntos de recompensa que debemos distribuir en fuerza, energía, fe, defensa, velocidad y críticos. Si no me equivoco en todo el juego hay un total de cuarenta puntos de habilidad para cada personaje. Lo curioso de todo esto es que podemos reasignar los puntos cada vez que nos dé la gana, por lo que pierde un poco el sentido eso de hacerse un personaje centrado en unas características y otro en otras más allá de la incomodidad de estar cambiando los puntos cada dos por tres. Además de esto, recogemos cristales de nuestros enemigos que servirán para desbloquear habilidades pasivas de los personajes.

Aquí los tres que utilizaba, aunque acabé marginando a Jack Frost

Nuestra tarea es avanzar repartiendo palos por los cinco mundos (uno por cada personaje) e ir recogiendo todos los extras que vayamos encontrando. Cofres, salvar a amigos de nuestros guardianes, escaramuzas donde tendremos que destruir sombras hasta que salga la sombra "líder"... Todo suena muy variado, pero viene a ser siempre lo mismo, limpiar una zona de enemigos para poder completar la misión. En un momento dado, tendremos que realizar una de esas batallas para conseguir llegar a donde está el malo maloso de la película cuyo nombre no recuerdo. Serán cinco las veces que luchemos contra él, y cinco serán también las veces que veamos la misma "escena de video" previa al combate, antes de un enfrentamiento final levemente ridículo. Una vez hecho esto, nos habremos pasado el juego y veremos unos sosos créditos.

Estas batallas salen en determinado momento, y no tenemos que completar un nivel para hacerlas. En mi caso, cuando iba por el principio del cuarto mundo ya me terminé el juego, quedando dicho mundo todavía entero por explorar y otro más. Debieron ajustar esto mejor evitando así pasarse el juego a mitad de él. Una vez terminado, podemos seguir completándolo en busca del 100% (aconsejable). Si lo hacéis, os costará unas nueve horas más o menos.

The Rock, el mejor hada posible

Niveles algo laberínticos en algunos casos que harán que nos perdamos en busca de lo que nos falte. Es aconsejable en estos niveles no dejarlos a medio y conseguirlos en una sentada organizándose bien mirando el mapa. Son niveles bastante sosos en cuanto a nivel de detalle, salvo el nivel de Norte, y en definitiva el juego se mantiene en una diversión muy estable pero a la misma vez descafeinada. A pesar de todo ello, es bastante adictivo, pero eso sí, la rejugabilidad es nula, y cuando digo nula es nula como hacía tiempo no veía. Una vez conseguido el 100% (logros incluidos) no hay absolutamente nada que hacer, ya que habremos eliminado por completo a las sombras y podremos pasear por todos los mundos sin nada que ver, golpear, o hablar. Ni siquiera recibes una notificación de que te has pasado todo o recibes algún tipo de extra. Únicamente el 100% del menú de las estadísticas te indica que lo has acabado plenamente.

Es demasiado machaca botones. Contamos con un único botón de ataque y tres de ataques especiales que consumen nuestra barra de energía. Hubiera sido mucho más acertado establecer dos botones de ataque normal para hacer el juego un poco más variado con combos y cosas así, que es algo que ya llevan todos los juegos. Además, tres botones de ataques especiales distintos son un poco inútiles porque acabaremos utilizando únicamente el que más nos guste de los tres. En estos ataques especiales sí que hay diferencias entre los distintos guardianes, siendo algunos estúpidamente inefectivos (el movimiento final de Jack Frost es de risa) y otros letales.

¿Que no pongo imágenes del juego decís? Bueno... ¡¡¡es que no las hay!!!

Le he dado unos cuantos palos y todo huele a mediocre, y objetivamente lo es, pero me lo pasé bien jugándolo. El hecho de que el juego me durara un par de días con todas las horas que lleva dice mucho de lo que lo disfruté, así que tampoco puedo engañar diciendo que es un mal juego. Quizá también tenga algo que ver que hay demasiada basura en Nintendo DS y por ello Rise of the Guardians me parece mejor de lo que realmente es.

PUNTUACIÓN
6

No hay comentarios :

Publicar un comentario