viernes, 13 de septiembre de 2013

Fatal Fury 2

La secuela del exitoso Fatal Fury de Neo Geo vio la luz en 1992, y seguía una línea muy continuista, por lo que no fue ni un paso atrás ni un paso adelante para la franquicia, tan sólo un paso hacia un lado. De hecho, Fatal Fury 2 no será recordado por incluir nuevos movimientos, ni siquiera por esos especiales que te quitan media barra de vida aunque los bloquees. Será recordado por la llegada a nuestras vidas de un personaje muy popular.


Y es que pocas veces un personaje se hace más grande que su propio juego. Es probable que haya más gente que conozca a Mai Shiranui que a la saga de Fatal Fury. La luchadora japonesa acabó siendo imagen de franquicia y se dedica a pasear desde entonces sus pechotes ondulantes por todo juego de combates que implique un crossover con SNK. Probablemente habréis visto quinientos cosplay de la luchadora, tropecientas imágenes guarras donde sale ella, y chorrocientos gifs de sus animaciones en los juegos, sobre todo en la saga King of Fighters, pero eso sí, poca gente encontraréis ya que haya jugado a Fatal Fury 2.

Por eso Amador dice: "Ay Mai"

No tengo muchas ganas de mentiros, así que no, no hay casi nada más que encontrar en Fatal Fury 2 que "el juego donde nació dicha elementa". Terry y Andy Bogard siguen siendo igual de carismáticos, y siguen actuando muy bien como el Ryu y Ken de SNK, pero quitando a Kim Kaphwan (y lo entrañable y poco más que resulta Joe Higashi) el resto de personajes con los que combatir son de lo más soso. Raiden repite bajo el nombre de Big Bear y sin máscara, y con un repertorio de movimientos nuevos que le hacen ser bastante peor de lo que era en el primer juego. A todos ellos se les une un tal Cheng, gordura personificada, y un abuelete bastante apalizable llamado Jubei Yamada. Además de todos estos personajes, todos ellos elegibles al contrario que en el anterior Fatal Fury, tenemos cuatro jefes finales de lo más reprochable. Billy Kane (que ya lo conocimos en el anterior juego), Axel Hawk (que viene a ser el Balrog de la edición y justifica la no presencia de Michael Max), Laurence Blood (un torero español que pelea en una plaza de toros y que viene a ser el Vega de turno) y Wolfgang Krauser (malo final con musicaza a la altura).

Andy es el noviete de Mai

Así que no, no es un buen reparto, pero todo queda más sosezno por culpa de la historia, o mejor dicho, la no historia, porque si bien el primer Fatal Fury ocultaba una trama algo típica por lo menos se molestaba en dar un nexo emotivo al asunto que era como un culebrón venezolano. En Fatal Fury 2 no hay absolutamente ningún motivo por el que pelear más allá de ser el más fuerte del mundo mundial. "CONQER THE WORLD" podemos leer en la pantalla previa al combate, y no, no me he equivocado escribiéndolo. Así que allá vas, conqering the world, con la verdadera esperanza de que al final algo pasará, como ocurría en el primer juego. Desgraciadamente todo es legal, transparente y adorable hasta el punto de que Wolfgan Krauser te felicita al final de cada round por haber luchado bien. ¿Qué clase de malo final es ese? Y mira que impone la mole... Además te tiras viendo todo el juego cortinillas entre combate y combate donde Wolfgang Krauser va empalizando a todos los luchadores del primer King of Fighters. Ésa es toda la historia que encontraréis.

Yo nunca os miento

Pero seamos sinceros, un juego de combates tiene que ser bueno por lo que tiene que serlo, y todo lo demás son añadidos que lo mejoran. Pedirle a un juego de combates una gran historia es casi como pedirle a una aventura gráfica combos. Y Fatal Fury 2, como juego de combates, sigue estando a la altura. Se sigue apostando por esos combates con dos líneas diferentes por las que moverse, y todo sigue siendo igual de estúpido cuando eso ocurre propiciando volteretas entre los luchadores con el objetivo de encontrarse en la misma línea horizontal y reanudar así el combate. Una chorrada que de alguna manera se ha convertido en imagen de franquicia. Controles sencillos, con cuatro botones repartidos en patadas y puñetazos fuertes y débiles, así como combinaciones de botones que propician poderosos ataques que pueden enviar al enemigo a otra línea. En determinados escenarios dicha línea puede ser algo que hiera al oponente, un poco rollo World Heroes con sus escenarios.

Se repiten la mayoría de los movimientos del primer Fatal Fury, y se han incluido movimientos especiales (demasiado difíciles de realizar) que definitivamente decantan la batalla hacia un lado, a pesar de que sólo se pueden utilizar cuando nuestros personajes tienen la barra de energía al 25% como máximo. Por lo general los luchadores están bastante equilibrados, y la cosa va más por encontrar el personaje que nos haga sentirnos cómodos que por encontrar a un personaje clave que sea más poderoso que el resto.

Publicidad de Neo Geo en todas partes

Lo que no está equilibrada es la dificultad. Fatal Fury 2 supone un incremento exagerado de la dificultad con respecto a la primera parte. Los combates contra los personajes iniciales son salvables, salvo algunos casos como el nervioso de Andy, pero cuando llegamos a los cuatro jefes finales la IA se vuelve rematadamente imposible. Me costó millones de créditos (jugué la versión de recreativa) llegar a pasarme el juego. A destacar entre toda esa marea de odio infernal a Billy Kane, capaz de chupar todos tus créditos sin despeinarse. No es ni siquiera una dificultad de sentirse inferior, es una dificultad del tipo tener programado antimovimientos que la CPU ejecuta automáticamente con cada una de tus técnicas especiales. Fatal Fury 2 puede llegar a colmar tu paciencia sin ningún problema.

Españoles por el mundo

Los escenarios gozan de especial riqueza, y gráficamente se nota cierta mejora gráfica. Sin embargo, jugablemente se mantiene muy igual, y teniendo en cuenta lo difícil que es y lo intrascendente que es todo Fatal Fury 2 no es ningún avance, aunque como juego de combates sigue siendo muy mítico.

PUNTUACIÓN
6

La versión para Mega Drive es otro cantar. El Fatal Fury de Mega Drive ya era una adaptación bastante buena de la recreativa, pero el 2 puede que incluso supere a su hermano mayor. Además, al contrario de lo que pasara con el anterior juego, esta vez se ha incluido a todos los personajes de la versión de recreativa, por lo que tendremos que disputar doce combates para pasárnoslo (aunque sin fases bonus).

La portada era más molona, no cabe duda

Es muy parecida y a la vez muy diferente. El principal cambio radica en el sistema de juego, y es que en el Fatal Fury 2 de Mega Drive se ha rebajado mucho el daño de cada golpe, y además se han acelerado las animaciones. La conclusión es que el juego en 16 bit es mucho más propicio a las combinaciones y a los ataques especiales, mientras que en Fatal Fury 2 de Neo Geo la cosa va más por asestar golpes contundentes en el momento oportuno.

Y además del sistema de juego, también se ha suavizado y mucho la dificultad. Por si no es suficiente el suavizado, se han incluido tres distintos niveles de dificultad a elegir así como número de continuaciones. Todo entra dentro de lo humano, y aunque cuesta vencer todavía al maldito Billy Kane por lo menos no sufriremos los automatismos de la versión de recreativa. Sí que se ha mantenido por ejemplo la IA de cada personaje, respetando su estilo y agresividad en el ring. El juego incluye también modo VS y modo survival, pero ningún otro aliciente más (lo de meter modos extra ya vino varias generaciones posteriores, por aquel entonces un modo survival era mucho más de lo que se le pedía al juego).

Que empiece el fraticidio

¿Es mejor la versión para consolas que para recreativa? La verdad es que todo depende de lo que ponderes el tema de la dificultad, pero puede ser que sí. Sin embargo, que la puntuación que doy al de consola sea mayor no implica que el juego sea mejor, y esto es simplemente porque en esa puntuación gran parte va por la fantástica adaptación que se hizo del juego de recreativa para pasarlo a la consola. Notarás menos calidad gráfica, pero jugablemente es igual o más digno, y eso es motivo de aplauso (por cierto, versión a cargo de Takara, como el primero).

PUNTUACIÓN
7

5 comentarios :

  1. Un consejo para mejorar la navegación: usa el delimitador de texto en tus entradas. Así, cuando un lector quiera ir a una entrada anterior desde la página central de tu blog no tendrá que bajar tooooda la entrada, sino solo uno o dos parrafitos iniciales. Aunque quizás sea un coñazo revisar todas las entradas anteriores y añadirlo, si es una cosa que agiliza mucho tanto la carga como la búsqueda de material por parte del visitante y a ti solo te costaría un click ponerlo. Piénsalo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu sugerencia. Al principio cuando empecé el BloJ me planteé ponerlo, pero acabé por no hacerlo. Supongo que sí que lo haré y no en mucho tiempo (aunque no creo que edite todas las entradas ya hechas xD).

      Gracias :D

      Eliminar
  2. ¡Fap Fap Fap!

    [http://4.bp.blogspot.com/-a3OKejGIGv8/UhFcmm8bCNI/AAAAAAAAIRQ/Zme2eoVB6x8/s400/mai+shiranui.jpg]

    Siempre me ha encantado Shiranui, y por eso amo los remakes que salen para consolas más inteligentes. No ya, ahora sí. Sinceramente sólo lo jugué por pelear y matar el rato un rato (xD!), así como hago con el Mugen Project del Mortal Kombat 4.1, el cual todos (o al menos la mayoría) conocen su historia, pero este en particular lo usas para pelear, pelear, patear, matar, y más pelea. Los gráficos de este FF2 son buenos para la época en la que salió, sabes que sí, aunque a veces te encuentras con controversiales dudas como la de: ¿Cuál tenía las mejores gráficas? ¿Street Fighter o Fatal Fury? probablemente sea algo irrelevante, puesto que ambos pertenecen a la misma época. Y bueno, no es el mejor del mundo, pero yo le calificaría un 5. Soy fiel al MK. :J

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que creo que prefiero los gráficos de Street Fighter, aunque los de Fatal Fury están por encima de la media de SNK. Luego espabilaron bastante y los de Street Fighter se quedaron un poco estancados (hasta llegar al cambio en el IV).

      Eliminar
  3. Nunca probé la versión de recreativa, pero el Fatal Fury 2 de Mega Drive me gusta mucho. Una calidad gráfica superior al primer Fatal Fury, algunas mejoras como lo de poder pasar de un nivel al otro del escenario cuando queramos sin tener que saltar hacia al rival y cosas así. Tenía la idea de que en esta versión para MD se incluían cosas que no estaban en el original como combos y cosas así, pero no tengo ni idea de esto. También había oído al principio que la versión de SNES era mejor por ser más fiel al original, pero últimamente estoy escuchando más opiniones favorables a la versión de MD.

    ResponderEliminar