domingo, 15 de septiembre de 2013

Galactic Taz Ball

¿Merece tanto la pena Galactic Taz Ball como para no incluirlo en esa sección tan maligna que son los Multianálisis basureros de juegos de relleno de la DS? Y tanto que sí, hasta el punto que es uno de los juegos que más aprovechan los controles táctiles de la portátil de Nintendo. La verdad es que, en general, los juegos de los Looney Tunes para DS son dignos, o por lo menos no despiertan esa sensación de que están hechos por tres simios mancos que se han dado cuenta de lo barato que era programar para Nintendo DS.


Es un juego de... ¿de qué? No tengo ni idea de cómo calificar esto, así que tiraré por el socorrido genero "acción". Es de esos con vista isométrica que en el fondo son herederos del ya casi olvidado género de plataformas en 2D. Un juego donde deberemos avanzar con Taz por cinco distintos mundos que incluyen batallas con bosses y dos formas de juego dentro de cada nivel. La primera, donde controlamos a Taz en dicha vista isométrica con los controles táctiles y la segunda, donde Taz avanzará a ciegas guiado por nosotros mismos en pequeños puzles en 2D (o 2.5D mejor dicho) donde debemos prestar atención al escenario. Cada nivel incluye tres partes de lo primero y entre medias dos de la segunda modalidad de juego. En cada una de estas partes debemos hacernos con kiwis dorados (el animalejo, no la fruta) si queremos pasarnos el juego al 100%, de manera que cada nivel tiene cinco de estos items, además de otros que nos permiten obtener vidas extra y regenerar nuestra energía.

Kiwi

El cuerpo del juego lo compone la parte plataformera isométrica de acción. En ella, controlamos una bola con el stylus que recuerda a los ratones para ordenadores portátiles y otros dispositivos que era la leche de incómodo. Así, tendremos que "hacer correr" la bola en la dirección que queramos que avance Taz, de manera que si le otorgamos la suficiente rapidez Taz se pondrá a hacer su característico remolino. El objetivo del juego es simplemente llegar a la meta, pero podemos además completar los desafíos que invitan a conseguir todos los Kiwis dorados y a terminar el nivel en un límite de tiempo.

Trackball: El invento del demonio

El resto de botones hacen que Taz ataque sin más, lo cual es útil para determinados enemigos que no pueden ser vencidos con nuestro remolino. Además, muy inteligentemente, en el tutorial de controles te describen dicha acción como "un ataque que, además frena a Taz". Es fundamental quedarse con eso, porque pretender frenar a Taz sin ese movimiento una vez que está haciendo su remolino es imposible, y el juego requiere sobre todo en los últimos niveles de bastante precisión.

Y es en eso donde triunfa definitivamente, en la precisión. Porque si bien el 65% de los juegos en vista isométrica que tiran hacia el plataformeo son incómodos de jugar, Galactic Taz Ball es todo lo contrario. Es intuitivo y es muy preciso, sobre todo teniendo en cuenta que no hay muchas referencias que nos ayuden a ubicarnos en el espacio. Si mal no recuerdo (lo jugué hace unos meses ya) no contamos ni con una sombra que nos permita ver dónde vamos a caer, pero sorprendentemente serán pocas las veces que caigamos al vacío sin merecerlo. Además, esto es especialmente destacable teniendo en cuenta lo alocado que es el juego, por lo que no me cabe duda de que podría haber sido un verdadero infierno jugable.

Es un poco rayapantallas pero...

Cuando llegamos a esas nuevas modalidades en cada nivel la cosa cambia un poco. Pierde un poco de precisión en los controles táctiles y sí que nos veremos fracasar, sobre todo si buscamos los kiwis dorados. Son partes de puzle, donde Taz avanzará por pasarelas, muelles y demás artilugios hacia la salida. Tendremos que ir controlando a Taz con el stylus y a la misma vez ir interactuando con el escenario, ejecutando muelles, cambiando la orientación de las pasarelas y casi cualquier cosa que se te pueda ocurrir en esta modalidad. Es verdad que es la parte más difícil del juego, pero de alguna manera lo hace todo más sólido.

Taz pasa a la pantalla táctil

¿Fallan cosas en el juego? Sí, pero no creáis que demasiadas. También puede ser que ya esté hablando un poco del recuerdo y por ello lo vea todo tan de color de rosa. Como dije, los controles táctiles en las partes de puzle son imprecisos y te obligan muchas veces a repetir el nivel entero para conseguir el kiwi dorado que te falta en esa zona. Además, no voy a engañaros, el juego está más cercano a lo mediocre que a un juego estrella del catálogo de DS. Si no fuera por su buen uso de los controles no estaría hablando tan bien de él, o por lo menos estaría refiriéndome al juego como uno más de entre un millón. Le falta, objetivamente, más trascendencia, pero a la misma vez uno compara con la cantidad de títulos de DS y salé muy beneficiado. También hubiera estado bien un poco más de variedad en algunos escenarios, o una paleta de colores más amplia.


Pero es la sorpresa lo que reina en Galactic Taz Ball, sobre todo si vas sin aviso previo como me pasó a mí. Quedarás más que encantado con un juego que de partida no parecía ofrecer nada pero que con el paso de los minutos (es algo que pasa muy tempranamente) te fascinará, y es tan adictivo que acabarás incluso gustoso de repetir los niveles para vencer el time attack, convirtiéndolo casi en un juego de carreras de obstáculos. Muy recomendable si buscas un juego que casi nadie conoce.

PUNTUACIÓN
7

2 comentarios :