miércoles, 25 de septiembre de 2013

The Punisher

The Punisher es un juego de 1993 desarrollado por Capcom que vio la luz en Mega Drive y en el sistema de recreativas CPS-1, cuya versión es la que va a ser analizada. Bueno, Además de eso, The Punisher es un personaje de cómic con ansias vengativas que lleva impartiendo justicia de la buena muchos años (más esto segundo que lo primero). Nada de "te llevaré hasta la justicia para que seas juzgado", no, aquí el amigo Frank Castle te juzga mediante sus balazos. Es eso lo que llama la atención en el juego, que precisamente se ha respetado esa brutalidad. No era fácil encontrarse con un juego que no tuviera tapujos a la hora de ejecutar a secuaces a esas alturas de la vida.


Pero dejémonos de cuestiones poco trascendentales y centrémonos en que en The Punisher puedes dar mamporros con mucho gusto. Estamos ante un beat 'em up que permite dos jugadores (Nick Fury como segundo) y que tiene una variedad de movimientos importante para un juego que usa dos únicos botones: saltar y pegar. Además de los movimientos típicos que incluyen llaves y secuencias de golpes, nuestro personaje puede desplazarse rápidamente horizontal y verticalmente, permitiendo distintos movimientos y combinaciones. Contamos además con dos ataques especiales: el típico que nos permite quitarnos de encima a todos los enemigos que nos rodean y que nos quita algo de vida a cambio, y un segundo que nos permite arrojar bombas muy efectivas que vamos cogiendo durante nuestro avance.

Una de las particularidades del juego, que no he visto ni antes ni después de su salida, son esos momentos donde desenfundamos nuestra arma y nos liamos a tiros con todo lo que hay en la pantalla, con munición ilimitada. No es algo que elijas voluntariamente, simplemente Frank Castle desenfundará su arma cuando lo vea oportuno (cuando aparezcan también enemigos armados mayoritariamente) y en ese momento te limitarás a meter balazos de izquierda a derecha.

Lo de que aparezca la mirilla es una tontería porque no hay que apuntar

Los escenarios están muy detallados, y destacan por lo interactivos que son. Todo es muy destruible, ocultando distintos items que nos ayudarán a avanzar, desde meros puntos a armas de suma importancia. Así, el repertorio de armas y objetos arrojadizos es tremendo, incluyendo lanzallamas, rifles de asalto, espadas, hachas y casi cualquier cosa que se te pueda ocurrir tanto en armas de fuego como en armas blancas. Toda esta cantidad de objetos y armas se mezclan en pantalla, lo cual acaba siendo perjudicial para el jugador. Demasiados objetos que se cogen con el mismo botón de golpear enemigos, lo que nos hará perder cuantiosas cantidades de energía. Al final uno acaba cogiendo armas únicamente para quitárselas del medio y poder luchar en condiciones.

Como todos estos, mejor de dos jugadores

Todo funciona muy bien y no hay grandes fallos ni en jugabilidad ni en aspectos técnicos, pero de alguna manera The Punisher no ha calado tanto como lo han hecho otros grandes clásicos de CPS-1 como Captain Commando o Cadillac & Dinosaurs. Si bien el juego da la talla no llega a tener ese carisma tan peculiar de mencionados juegos, dejándolo como un buen juego del género pero un escalón por debajo de los grandes.

PUNTUACIÓN
6.5

4 comentarios :

  1. Los escenarios que se hacen mierda son mi rollo yieeeeh

    ResponderEliminar
  2. Destruir, en general, es el rollo de todos <3

    ResponderEliminar
  3. Mi Hero favorito del mundo Marvel, Frank Castle. Lo he seguido tanto en cómics, como en películas y series de TV tambien. Y particularmente este juego es la hostia. Es más, todo aquel que lea mi comentario, si tienes un teléfono inteligente baja un emulador y juega este gran game.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo jugué emulado con Winkawaks, que va muy bien para CPS1, CPS2 y NeoGeo ^^

      Y en comics, yo siempre fui de Spawn :D

      Eliminar