jueves, 28 de noviembre de 2013

Rocksmith 2014

Me mostré bastante escéptico cuando empecé a oír hablar de Rocksmith 2014. Me parecía muy poco tiempo como para que la tecnología hubiera avanzado tanto en tan poco tiempo y corrigiera los defectos del sensacional Rocksmith original. Conforme empecé a saber cosas del juego mi interés se fue incrementando, y una vez lo tuve en mis manos mis expectativas fueron superadas.

Tranquilos, podéis tocar con otro pelo también


No voy a decir qué es Rocksmith porque ya hice una entrada hablando de ello, así que en este análisis me limitaré a decir las novedades, mejoras y ciertos matices a mejorar de esta renovada versión 2014. La verdad es que hay pocas cosas que mejorar, ya que la mejora es tan sustancial que deja al anterior Rocksmith como una demo técnica. Dad por sentado que todas las cosas buenas del original están en éste.

Lo que importa, las cosas relacionadas puramente con tocar, han sido perfeccionadas y se han incluido todas las cosas que pedía el Rocksmith original a gritos. Así, ahora los bendings están bien marcados en cuanto a intensidad y ejecución, también tenemos vibratos, rasgueos, un palm mute que ahora se detecta perfectamente, slides, armónicos naturales y artificiales, tapping... hasta los acentos están incluidos. Todos los fallos que tenía Rocksmith se presentan resueltos en esta edición 2014, hasta el punto de que no consigo recordar una sola técnica que no esté en el juego. Sí que es verdad que siguen habiendo cosas que simplemente están marcadas, en plan "deberías hacerlo así" y si las haces de otra manera te las da por buenas (el palm mute por ejemplo puedes no hacerlo), pero eso ya depende también de cómo se plantee el juego el propio jugador.


Además de la mejora en esa inclusión y modificación de aspectos puramente guitarrísticos, Rocksmith 2014 ha mejorado sobremanera su detección de sonido. Ahora es todo mucho más fluido y muy rara será la vez que estemos tocando una nota correctamente y el juego la de por errónea. Esto funciona también a la inversa, y es que en el Rocksmith original había veces que valía, en determinados acordes, con hacer ruido para que lo diera por bueno. En esta versión basta con fallar una sola nota para que el juego te lo de como acorde malo, obligándote a ser perfeccionista en todo momento. Otro ejemplo de ello son los bendings, que como digo ahora están marcados en intensidad y que tienen exigencia máxima, hasta el punto de que la mayoría son algo frustrantes. Desvíate una pizca del bending y te indicará que no estás donde tienes que estar.

En temas de sonido, nuevamente magnífico, aunque noto que suena todo demasiado... "fuzzy". Nada que moleste verdaderamente, aunque a veces hay problemas en el control de distorsión. La principal novedad es que cada canción tiene los presets predefinidos y se van cambiando en función de la canción, permitiendo tocar orgásmicamente canciones con partes en limpio y en distorsión sin tener que pulsar las teclas de los presets configurables como pasaba en el Rocksmith original. Las recreaciones del sonido original son prodigiosas, hasta el punto de que no pensaba que mi guitarra pudiera sonar así. Recordemos que Rocksmith vale para cualquier guitarra del mundo mundial, y que hace todo esto más meritorio.

Satriani+Tapping+Tone Switch = Buen resumen de algunas de las novedades de Rocksmith 2014

Se ha cambiado un poco el procedimiento del juego en general. Ahora, en Rocksmith tienes misiones que debes completar para progresar como guitarrista. Por supuesto, puedes pasar de todo esto y tocar por tu cuenta. Las misiones te van mostrando paso a paso lecciones, canciones y más cosas que te invita a hacer para un adecuado progreso con la guitarra. Es como una especie de guía turístico por el mundo de Rocksmith. Los menús están orientados a que todo esté muy relacionado. Así, si elegimos tocar una canción podemos comprobar como Rocksmith te aconseja tareas previas por si quieres hacerlas. Si aparece un acorde nuevo en la canción podemos consultarlo automáticamente, así como las técnicas que nos van a aparecer en ella, además de poder practicar con uno de los minijuegos que el juego incluye con el objetivo de mejorar algo. Si por ejemplo hemos elegido una canción con armónicos, el juego nos aconsejará jugar antes al minijuego de los armónicos.

En términos didácticos, Rocksmith 2014 ahora hace mucho más fácil la interfaz. Además, se han incluído muchas más guías que hacen más fácil orientarse por el mástil, aunque jamás podemos obviar el hecho de que tendremos que tocar mirando la pantalla, y eso, sobre todo para un primerizo, es mortal. También ahora figuran los dedos que debemos poner en los acordes y en determinadas partes que se salen de la posición normal de los dedos en una guitarra. Además, continuando con el tema didáctico, el juego trae una burrada de lecciones que van desde cómo colocar la guitarra o cómo cambiar las cuerdas hasta cómo hacer adecuadamente un bending o un tapping.

Rocksmith mezcla en las lecciones teoría y práctica

Otra de las novedades más interesantes de Rocksmith 2014 es que ahora, el modo repetidor de riffs se encuentra integrado en el menú. Si elegimos una canción para tocar, en cualquier momento podemos pausarla y elegir la sección de la canción, la dificultad, la velocidad y adaptar todo a nuestras exigencias, pudiendo aplicar repeticiones constantes, incrementos automáticos de la velocidad y todo lo que puedas pensar acerca de verdaderamente aprender a tocar una canción. Todo esto estaba disponible en el anterior Rocksmith, pero desde un menú separado y con muchos tiempos de carga de por medio, así que ahora aprenderse las canciones debidamente da de todo menos pereza. Ésta es, sin duda, la herramienta que marca la diferencia entre aprenderse un par de canciones y aprender a tocar la guitarra.

Algunas de las posibilidades del repetidor de riffs

Rocksmith sigue con su idea de que aprendas a tocar la guitarra, y se aleja mucho de puntuaciones y otras cosas más propias de los juegos musicales que llevamos viendo años. No obstante, hay un modo donde puedes hacer esto, y conseguir puntos y "morir" si fallas determinado número de notas. Otro de los modos es el modo reproducción continua, donde puedes elegir una lista de reproducción para tocar seguidamente todas las canciones que tú quieras. Esto viene a reemplazar al modo concierto que era el principal sistema de avance en el Rocksmith original.

Pero fuera de esto, Rocksmith 2014 ofrece una novedad muy llamativa. El modo sesión supone tener, así por encima, una banda de músicos para ti solo. Todavía está por mejorar, pero es bastante espectacular. Elige un estilo determinado (con un montón de subgéneros) o elige tú mismo los instrumentos que te acompañarán y ponte a tocar sin más para comprobar como la banda te sigue y se adapta a lo que estás tocando. Marca la escala, la dominante, el tempo y lo que te de la gana y ponte a improvisar sin miedo a que nadie te mire mal porque lo que estás tocando suena a culo. La banda irá cambiando según vayas cambiando tú, y en función del montón de opciones que tienes al respecto. Cuando vi el modo sesión en el E3 pensé que estaría todo muy preparado, cuando me puse a jugarlo me di cuenta del tremendo potencial que tiene. Una maravilla si se sabe utilizar apropiadamente.

El prodigioso modo sesión

Como digo, el juego incluye muchos juegos dentro de la categoría de Guitarcade que mejoran los vistos en el Rocksmith original. Juegos centrados en las escalas, en aprender los acordes, en adquirir velocidad con la mano derecha, hacer bending apropiadamente o simplemente familiarizarse con el mástil. Son especialmente dinámicos y mucho más efectivos que los vistos en el original, además de emanar auténtico amor por todas las eras y generaciones de videojuegos. Puedes jugar a un beat 'em up tocando escalas, con eso lo digo todo.

¡Streets of Rage!

Así que, ¿son todo flores para Rocksmith 2014? Pues sí, siento defraudar a alguien, pero es así. Si ya me conformaba con el poder que suponía Rocksmith a pesar de tener ciertas carencias, ahora que todo funciona de lujo no puedo quejarme. Además, puedes importar todas las canciones del Rocksmith original en forma de DLC y comprobar como además han sido adaptadas a las nuevas técnicas. No se trata de una retrocompatibilidad sin más. Dicho sea de paso, el repertorio de Rocksmith 2014 me pareció bastante inferior al del original, pero es una cuestión meramente de gustos.

Uno tan sólo puede preguntarse hacia dónde puede ir Rocksmith ahora que han llegado a estos niveles de calidad y la comunidad musical lo está reconociendo como una arma sin precedentes. No son pocos los artistas que (sin pago de por medio) han dicho que Rocksmith 2014 es una burrada de tecnología. No sé qué harán ni por dónde tirarán a partir de ahora. Por pedir, a mí me gustaría que se pudiera activar una opción de backing track para no tocar encima de la original y oír simplemente tu guitarra con el resto de instrumentos en las canciones. Tampoco me extrañaría que el juego tirara hacia complementos y empezaran a incluir pedaleras o cosas más simples como la palanca que no recoge el juego, pero técnicamente, sobre tocar la guitarra, poco más se puede mejorar salvo en el aspecto visual. Hablo de marcar las cosas, más ayudas visuales y todos esos temas (los bendings por ejemplo no acaban de ser visualmente muy intuitivos).

Los bendings en Rocksmith siguen dando algo de guerra

En definitiva, Rocksmith 2014 es casi un sueño hecho realidad. Tu único problema es que seas un cabeza cuadrada y niegues por sistema el potencial de semejante herramienta. Por supuesto que 4 de cada 5 jugadores se dedicarán a tocar las canciones sin más y cogerán errores de base terribles, no hay más que darse un paseo por Youtube, pero ese 1 que falta se dedicará a indagar por los menús y ponerse a tocar con paciencia todo tal cual debe ser tocado, además de aprender las lecciones, improvisar en el modo sesión o mejorar su técnica mediante los diversos mecanismos que ofrece Rocksmith en todas sus vertientes. La tecnología está ahí, para quien la quiera coger.


16 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Que es con guitarras, que no es con el ukelele.

      Eliminar
    2. Hola, vengo a dejar este gif aquí: http://i.imgur.com/uscCLk2.gif
      Adiós.

      Eliminar
  2. Quedada ya! Me da igual que tengas virus, merecerá la pena una semana de gripe por probarlo!!

    ResponderEliminar
  3. No te voy a poner ya nunca nada por que siempre me censuras :s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No seas malo que no te censuro. Las normas eran las normas, era para los que llevaban 4 de 5 y tú sólo llevas 2! Mira que me dais guerra eh? ò_ó

      Eliminar
  4. Me has dado muchas ganas de pillarlo.

    Dime, no he tocado una guitarra en mi vida y tengo una eléctrica sin cuerdas, ¿crees que pillando el juego este + algo de ganas que tengo de trastear un poco con la guitarra sería factible/recomendable?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo es un arma muy peligrosa si de verdad quieres aprender la guitarra, pero si vas paso por paso y no te vuelves loco y haces las cosas tal y como te las pone el juego, puedes aprender con él. Eso sí la extrema paciencia que hay que tener no te la va a dar el juego xD

      Eliminar
    2. Vale xD 100% claro y entendido. Pues veré como se tercia todo y si saco tiempo porque ganas le tengo.

      Eliminar
  5. Lo pienso y no quiero saber lo que habría dado por aprender con una cosa de estas en su día. Y eso que yo aprendí ya gracias a internet aunque fuera sin Rocksmith. Cómo aprendería la gente que no tomase clases hace veinte años? No quiero ni saberlo, me suena a algún episodio de Twilight Zone.

    Me quería esperar a probar el bajo para comentarte, pero ya te comentaré otra vez cuando lo pruebe. Yo echo un poco en falta ese "modo carrera" que había en el primero, pero es que todo lo que tiene éste es simplemente perfecto. Esos objetivos que te va marcando están muy bien, y suelo seguirlo todo a pesar de que retrocedo al nivel que tendría hace dos años, pero ayuda a asentar bases y a aprender BIEN una canción, que es el gran acierto de este juego. He tocado dos o tres canciones muy en serio y las estoy aprendiendo muy bien, y luego cuando tengo ganas de simplemente tocar un buen rato (que es muy a menudo) me pongo el modo este que no recuerdo el nombre pero que ya has comentado y a trastear, nunca mejor dicho.

    El Session Mode es algo que creo que puede ser lo más valioso del juego, pero como no aprendí más escalas que la menor pentatónica cuando aprendí blues nada más comprarme la guitarra, no lo uso porque simplemente no sé usarlo, porque además yo toco la rítmica y no tengo ni zorra de solista. De hecho cuando lo he usado, casi todo lo que he improvisado han sido patrones de acordes, riffs que repetía metiendo variaciones... Vamos, que creo que esa herramienta la voy a dejar donde está, aunque sé que estoy desperdiciando algo muy grande.

    ¿Sabes lo que más me ha gustado a mí con diferencia? Que se cambien automáticamente los presets a mitad de canción. Me dolían las orejitas cuando veía como destrozaba las partes limpias de las canciones metiendo una distorsión guarrísima que sólo tenía sentido en el estribillo. Aún tengo pesadillas con Where is my mind, pobrecilla. Y además han adaptado las canciones viejas a todo lo nuevo de este, como bien dices, así que el repertorio es enoooorme. Echo de menos algunos clásicos, pero en realidad tengo mucho para tocar, aunque también puede ser por mi gusto un tanto ecléctico.

    Y la adaptación de la dificultad también está muy mejorada, pero mucho mucho. En serio, para aprender a tocar canciones que luego sabrás tocar fuera del juego, es lo mejor que hay.

    Como único "pero" que le pongo yo personalmente, los minijuegos estos de Guitarcade me torran mucho, y me obligan a jugarlos para cumplir los objetivos. Me aburren bastante y son para un nivel más bajo del que tengo, así que me sobran mucho. Pero bueno, es ya por ponerle pegas innecesarias. Yo también era escéptico con que saliese tan rápido una segunda parte, pero ya me ha demostrado que no llevaba razón.

    El bajo ya lo traigo este fin de semana, así que con todo mi dolor me cortaré las uñas de tocar la guitarra clásica y le daré una paliza a ver qué tal funciona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DIOS QUÉ TOCHO. Visto en la ventanica diminuta parecía menos. Usted disimule XDD

      Eliminar
    2. Siempre es un placer leerte, por largo que sea *_*. Pienso en todo igual que tú como ya habrás visto en el análisis. Lo del cambio automático es una chorrada y como dices es de lo mejor. Yo en el primero cambiaba el preset en algunas canciones y me ponía el clean (porque no tenía nada asignado a los presets). Pero claro, no tenía que ver luego con lo que sonaba y, sobre todo, tenías que dejar de tocar para darle xD. Otra de las cosas chachis que son una chorrada son los filtros a la hora de buscar una canción, que si por afinación, que si por dificultad, recomendación... después de haber sufrido los menús del primero son maravillosos xD

      Yo no he probado el bajo, ni siquiera la emulación de bajo con la guitarra ni nada. Me llama la curiosidad, pero si ya soy un paquete con la guitarra como para diversificar esfuerzos... xD Luego si le echas un vistazo me dices qué tal está, que igual hay cosas que evidentemente no salen con la guitara. Igual hay slap o cosas así chulas!

      El modo carrera como digo ahora está medio metido con la reproducción contínua. No es lo mismo y tal pero se pueden hacer "conciertos" sin interrumpir, algo es algo. Entiendo cuando dices lo de que haces cosas que ya sabías, a mí me pasa lo mismo. Hasta lecciones de cómo sujetar la guitarra y cosas así xD.

      Yo, que soy autodidacta desde mi nacimiento guitarril, he agradecido mucho que ahora marquen la posición de los dedos en determinados acordes que siempre me hacían dudar. Ahora intento seguirlo todo a rajatabla ^^.

      Con el modo sesión trastea lo que puedas que merece la pena. Con calma y con "sentido", seguro que me entiendes. Yo lo uso a veces para algunas escalas en combinación con algúun juego. Es normal que el Guitarcade no te diga gran cosa (yo le dedico muy poco tiempo) pero mejor que el primero es también en esto, y al fin y al cabo es algo que complementa y no resta.

      Pues eso, que yo también me extiendo y ahí está el análisis xDD. Me alegro de que te haya sorprendido tanto como a mí y que no sea una locura mía, porque lo sigo jugando y me sigue pareciendo extraordinario. Si ya el Guitar Pro me parecía la leche... como dices no quiero ni pensar en cómo aprendía la gente. recuerdo ver en un documental de los Beatles (creo que era el Anthology) que cuando estaban empezando se dedicaban a viajar de una ciudad a otra porque había alguien que conocía un determinado acorde. Eso sí que era meritorio. Somos unos mierders xDD

      Eliminar
    3. Yo empecé con un libro de tablaturas de nirvana que me dejaron, en el 95 aprox.. A pelo, sin tener ni idea de nada, lo primero que aprendí fue 'something in the way' pero me sonaba rara. Era porque se afinaba en drop d, y yo no lo sabía XD.
      Luego me dejaron la guía de acordes de la guitarra total y se me abrió el cielo. Aun la conservo fotocopiada. Para cuando internet llegó a mi vida ya sabía tocar bastantes cosas.

      Eliminar
    4. Te respondía sobre el Rocksmith en la entrada del otro Rocksmith, por si quieres echar un vistazo ^^.

      Mi inicio fue con internet, como tanta gente ya con el mítico Guitar Pro. Mi primera canción, como la de tanta gente, Breaking the Law de Judas Priest.

      Sobre el drop D, yo me pasé mucho tiempo tocando Slipknot en Drop D muy feliz de la vida pensando que podía tocar sin problemas xDDD, pero claro, eso "sonaba raro". También me dedicaba a tocar Kreator sin palm mute porque las tablaturas no ponían cuándo había que hacerlo.

      Ay, qué tiempos... ahora toco peor :D xD

      Eliminar