viernes, 20 de diciembre de 2013

Crysis 2

La secuela del exitoso Crysis abandona las islas tropicales para viajar a la gran ciudad. La enésima destrucción de Nueva York, esta vez inesperadamente divertida.




Perdonadme amigos porque estoy pecando, y es que, debido a la programación de los Premios Raúl Minero, estoy escribiendo estas líneas cuando no he acabado todavía Crysis 2. Estoy cerca del final, o eso creo, pero la verdad es que no lo esperaba tan largo. Teniendo en cuenta que me está encantando lo suficiente como para pasármelo un par de veces y que el modo multijugador alarga todavía más la vida del título, era necesario que lo escribiera ya a pesar de no haberlo completado. Porque eso es algo que jamás se hace en las webs y blogs, sobre todo en los especializados. Todo lo que veis escrito es de gente que ha acabado los juegos por completo, incluso aunque eso suponga haber desafiado las leyes del espacio tiempo.

Yo sólo espero que el juego no cambie mucho en lo que me queda. Quién sabe, igual en la última parte se descubre que todo era un sueño de Resines.

Excepcional repertorio de armas, las cuales siguen siendo personalizables tal cual pasaba en Crysis

Crysis 2 es uno de esos juegos que, por culpa de sus críticas un poco al tuntún, relegué para un tiempo más lejano. Tampoco es que Crysis me pareciera la leche, así que no me importaba esperar un tiempo hasta jugarlo, pero el destino quiso que nuestra querida Ladnir lo propusiera en la edición especial ¿A qué juego quieres que juegue? Gold edition #1, y yo que se lo agradezco enormemente.

Me da igual lo que podáis decir, pero Crysis 2 es un juegazo. Se ha metido un poco en el saco de los FPS genéricos cuando no es en absoluto eso. Lo podéis jugar como tal, pero también podéis intentar hacer la experiencia diferente. Aunque al principio es posible hasta incluso avanzar sin matar a nadie gracias al camuflaje, luego te obligan a participar en duras batallas donde humanos y alienígenas se echan encima toda la artillería. Hasta en esas ocasiones es posible ser un soldado experto en camuflaje que mata silenciosamente y jamás revela su posición. Eso sí, el encanto de salir con el blindaje y el arma más tocha posible es a veces irresistible.

Hora de quitar el silenciador

Es eso, sin duda, lo que destaca de Crysis 2. Se ha perdido algo del mundo más abierto que dejaba el primero al tratarse de escenarios grandes que recorrer. Ahora, nos movemos por una ciudad, y las posibilidades son más verticales que horizontales como cabía esperar. Buscar terreno elevado para elaborar una estrategia fructífera es a veces esencial, aunque como digo todo depende de cómo quieras jugar a Crysis 2. Su rejugabilidad es alta dadas las posibilidades que ofrece. En la mayoría de campos de batalla tendremos opciones tácticas que actúan a modo de sugerencias para ayudarte con tus planes de victoria. Se te marcan algunas posiciones privilegiadas o algunas cosas activables que te den una ventaja a la hora de lidiar con los enemigos, los cuales no son excesivamente numerosos pero tienen una IA bastante avispada.

Las ventajas tácticas son una decente ayuda para tus planes de conquista

Pero Crysis 2 va más allá, y en vez ponerte un juego que recuerde al anterior presenta uno bastante diferente. Quieras que no, todas las implicaciones estratégicas que ofrece el hecho de ir a una ciudad en vez de a unos parajes selváticos perdidos son distintas. Yo, personalmente, siempre he preferido cubrirme en una pared y no tirado al suelo dependiendo de que la IA no falle a la hora de buscar al enemigo en la hierba. Crysis 2 es más cómodo de jugar en todos los aspectos.

Gráficamente es una animalada, pero es todavía más satisfactoria la optimización, incluso mejor que la del primer Crysis, que ya era bastante buena. No hay vistosamente nada que pueda recordarte al inicial. Vamos, que no pasa como en los Call of Duty que te enseñan una captura de pantalla y no diferencias uno de otro.

Hasta los diseños están geniales

Y además, jugablemente Crysis 2 también ha mejorado. Aunque tenemos una ruleta de opciones para activar los poderes del maravilloso nanotraje, ahora todo es más accesible. Si dejáis la configuración por defecto, tendréis en camuflaje en la E, el blindaje en la Q y la potencia automáticamente activada cada vez que deis un salto o corráis. Todo se hace mucho más rápido y no hay que ir andándose con cambios mientras el enemigo se dedica a crujirte. Eso sí, no hubiera estado de más permitir que el personaje corra aunque fuera un poco cuando se quede sin energía, porque es bastante jodido eso de que te estén disparando y por no tener energía tengas que salir andando de allí.

Para redondear uno de los mejores FPS que he jugado en mucho tiempo, Crysis 2 tiene un muy estable modo multijugador que, a pesar de basarse en el concepto básico de matar al enemigo, es tremendamente divertido. Pues eso, que como sé que muchos lo tenéis muerto de risa en Steam va siendo hora de darle la oportunidad y no prejuiciarlo más sólo porque el género caiga en la actualidad mal.


6 comentarios :

  1. Y yo los tengo todos, pero el 1 meeeeeh aburría un poco. Ojalá un día le vuelva a dar.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me aburrió el 1 ya por el final (aunque la expansión estaba bastante bien). Igual te pasa como a mí, prueba con el 2!

    ResponderEliminar
  3. A mi el 1 me gustó muchiiisimo mas que el 2 xD la libertad que te daba la jungla molaba en contraste con la linealidad de la ciudad esta. Aún así, me resultó también un juego divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es una linealidad engañosa, como digo por ahí es como una libertad más vertical y no horizontal. No sé, depende también como lo juegues, pero me pasé todo el Crysis 1 escondiéndome en la maleza y buscando coberturas en piedras para recargar el traje xD

      Eliminar
  4. Entonces si te decepciona al final sera un Judas¿? XD

    Pd: Sueño de resines fijo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que me decepcione tanto como para eso xD

      Eliminar