miércoles, 25 de diciembre de 2013

PRM 2013: Juegos por Géneros

MEJOR PUZLE

¿A que cuesta encontrar una categoría al "mejor puzle" en las webs de videojuegos? Tranquilos, porque El BloJ da trofeos a todo el mundo y aquí tenéis lo mejor que he jugado en 2013 con algún componente de puzle, ya sea arcade, mezclado con plataformas o como sea (no todo iba a ser perfecto), hasta el punto de que algunos de vosotros ni consideraréis puzles a algunos de los premiados.


Aquí tenéis los cuatro, y precisamente el ganador, The Cave, es el que menos cosas de puzle tiene. Su mezcla con plataformas y el hecho de que en realidad podría pasar como una aventura gráfica con controles nuevos hacen que lo de "puzle" quede algo diluido. En cualquier caso, a pesar de los eternos paseos que hay que darse para terminarlo, me gustó lo suficiente como para darle el trofeo de oro.

Aunque The Swapper no se ha quedado lejos de él, que he dudado durante un buen rato. Los jugué prácticamente a la vez, y me gustaron prácticamente igual aunque son bien distintos, pero cuando pienso en un juego me viene antes The Cave que The Swapper, cuyo poso se ha ido esfumando conforme han pasado los meses. Ambos son igualmente recomendables, eso que os quede claro (no sé la razón de que los esté metiendo en el mismo saco, la verdad).

En un estilo completamente distinto, encontramos Jewel Quest: Solitaire el mejor juego de cartas que he tenido el placer de jugar en mi vida. Además, lo combina con una parte netamente de puzle que enfatiza más su presencia en esta categoría. Uno de esos juegos que crees malos de DS que luego te dan la sorpresa. Si os gusta algo el género probadlo.

Y para terminar, Factory Panic es lo que uno tiene en mente cuando piensa en videojuegos puzle. Pocos niveles, porque parece que es de esos juegos que van a tener 100 niveles y luego nada, pero tiene una buena ejecución.

MEJOR PLATAFORMAS

Pues sí, ese género que a todos nos gusta pero que no está en su mejor momento. Bueno, lleva sin estarlo desde que dimos el pase a la siguiente generación cuando en la de 16-bits era el mandamás. En cualquier caso, allá van los ganadores.


Con toda su sencillez y su único aporte con el tema de las emociones, Super Princess Peach de Nintendo DS es probablemente el mejor juego de plataformas que he jugado este año. Y no hablamos de ninguna tontería pasajera, porque creo que fue el primer juego de DS que acabé en 2013, allá por enero. Como digo, a pesar de su simpleza es lo suficientemente divertido como para darle el trofeo de oro.

El de plata se queda para el clasicazo de Mega Drive Castle of Illusion. En el fondo hablamos de una especie de candidatura conjunta porque el remake es igualmente bueno (el análisis lo tendréis de aquí a unos días, cuando pase toda la locura de los premios). Diseños memorables para otro plataformas simple. Cada vez tengo más claro que cuanto más simple un plataformas mejor.

En NES apareció uno de los tapados del año, el Yume Penguin Monogatari del que tan bien hablé y cuyo sentido del humor me conquistó nada más empezar. Como juego no es una barbaridad, pero es de esos juegos que caen en gracia.

MEJOR AVENTURA/NOVELA GRÁFICA

Este año ha sido un poco el de meterme más en el desconocido mundo de las novelas gráficas, así que entre los nominados podéis ver algunas. Al contrario que en otros premios, aquí la cosa estaba más clara, al menos a la hora de entregar el trofeo más valioso.


Ya lo visteis hace unos días. The Cat Lady me encantó y tiene pinta de ser uno de los primeros juegos que recomiende cuando alguien me pregunte por algo diferente. Su historia, diseño y sobre todo el hecho de ser una aventura gráfica prácticamente clásica que no te percatas que estás jugando lo hacen merecedor del primer puesto.

Tengo la sensación de que hablo de To the Moon peor de lo que realmente me gustó, porque es un juego que me gustó mucho a pesar de que no atacara tanto mi corazón como esperaba. Es el ejemplo de que a veces buscamos más una historia que un videojuego. Plata para él.

The Testament of Sherlock Holmes se aproxima más a las aventuras gráficas clásicas que a las nuevas, pero lo hace desde una perspectiva más novedosa que pretende, un poco como el The Cat Lady, hacernos creer que estamos jugando a algo distinto. Huele a mediocre, pero cuando lo juegas no tiene nada de eso.

Si hay un juego que salvó mi crisis con las visual novel ése fue Hatoful Boyfriend, que no gana trofeo pero se queda en un digno cuarto lugar. Los palomos consiguen lo imposible, que te sacudas la idea de "estoy jugando a un juego de coña" en los primeros diez minutos de partida.

Loving Life está ahí más por su relato que por sus cualidades como juego. Ya sabéis que he dicho que necesito mucha interactividad en estos juegos, pero desde luego Loving Life me contradice mucho. Quinto puesto, aunque he de decir que ha estado reñido el acceso al mismo con otros juegos que se han quedado atrás y que probablemente lo merecen por igual.

MEJOR JUEGO DE ACCIÓN

Esa categoría genérica que engloba por igual beat 'em ups, shoot 'em ups, shooter en tercera persona y mezclas extrañas de géneros. Se ha excluido de todas esta fiesta a los FPS que tienen su propia categoría.


No es que piense en Streets of Rage cuando busco un juego de "acción", pero si la categoría engloba los beat 'em ups, no hay duda de que es de lo mejor que he jugado en 2013. Mi componente nostálgico también ha ayudado, no creáis que no.

En cambio, es muy probable que me venga a la cabeza Red Faction: Armageddon, juego que se alza con el segundo puesto y que representa un poco lo que uno piensa cuando habla de acción. Un montón de armas, un montón de bichos, un montón de cosas que explotar y edificios que destrozar. Una maravilla que la mayoría tenéis muerta de risa en vuestras bibliotecas de Steam.

Tomb Raider es un buen juego de acción, pero también es un buen plataformas, por lo que en la mezcla se acaba perdiendo un poco la vena más agresiva. Tercer puesto para Lara Croft, cuyas aventuras habrá que seguir de cerca si siguen siendo tan vistosas y divertidas.

Otro beat 'em up, que por si no me leéis mucho ya os digo yo que es mi debilidad. Abobo's Big Adventure es más un homenaje que un grandioso juego, pero lo hace tan bien que acaba llevándose el cuarto puesto al mejor juego de acción que he jugado en 2013. Variedad y amor por lo retro por igual.

Para cerrar, Maken X está aquí por ser diferente al resto. Podría poner el enésimo beat 'em up, pero me apetecía conceder un poco de amor a un juego diferente y atrevido de Dreamcast bastante desconocido. Evitad la versión de PS2 que se carga un poco lo mágico del juego.

MEJOR FPS

Uno de los géneros estrellas de PC y cada vez más de las consolas. A mí siempre me gustaron, y he jugado a tantos que me sorprende que no me aburran todavía. Aquí los tres mejores del año, que no he jugado a tantos como para dar más.


Crysis 2 es muy de lejos el mejor FPS que he jugado en 2013, y está probablemente entre los diez mejores FPS que he jugado nunca. Viví mucho tiempo engañado pensando que iba a ser más de lo mismo, pero en absoluto. Se carga algunas cosas del primero, pero lo prefiero mil veces más, que me aburrí de tanta jungla. Oro para él.

Pero si lo que queréis es caña burra probad Serios Sam 3, porque no se ha hecho un juego tan plano en mucho tiempo (desde Serious Sam 2, probablemente). Buscad algún compañero y saltad al campo de batalla a aniquilar oleadas que parecen infinitas de monstruos con una camiseta y unos vaqueros como única defensa.

A Call of Duty: Black Ops se le une su componente sorpresa. No, no digo que no conociera el juego y me sorprendiera, digo más bien que he oído tantas malas críticas que esperaba algo bastante vergonzoso, y me encontré con un juego mucho más que interesante. Tengo muy buen recuerdo de él, y no tanto del Black Ops II que algún día me dará por terminar.

MEJOR RPG

Y aquí incluímos ciertos subgéneros, como RPG tácticos, RPG de acción y derivados. Muchos de estos juegos son los culpables de que no juegue a otras cosas, porque son tan largos y absorbentes que no dejan tiempo para nada más. Muy celosos ellos. Aquí lo mejor de lo mejor.


Es verdad que Dragon Quest IX es mucho más RPG que Shin Megami Tensei: Persona 4, y también más ambicioso, pero no, no hay manera de cargarse a semejante maravilla de juego. Da igual las vueltas que le dé, no encuentro una razón para no concederle el trofeo al mejor RPG del año, y bueno, de la historia, y eso que como digo no es que sea la definición exacta del género. A ver si lo que pasa es que me gustan los simuladores de vida escolar...

Dragon Quest IX, pobrecillo, con lo maravilloso que es y que le haya tocado competir con semejante titán. Si queréis algo más clásico y a la vez diferente probad el juego de Nintendo DS. Si lo hacéis luego no quiero que vengáis luego a llorarme porque habéis visto que lleváis cerca de mil horas de juego.

Convenía acotar lo de "mejor RPG" por juegos como Elemental Gimmick Gear de Dreamcast, que tiene mucho más de acción que de RPG. Enorme, inesperado y como para recomendarlo mil veces. Un clon de Zelda durante la primera media hora, una maravilla audiovisual durante el resto. Bronce para él.

Pero ya sabéis que la saga Tales of es mi debilidad, y Tales of Destiny se queda con el cuarto puesto de la lista por delante de otros buenos juegos como Luminous Arc 2. Buena culpa de todo la tiene su protagonista, y el hecho de haber pulido más la tremenda jugabilidad que ofrecía Tales of Phantasia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario