sábado, 28 de diciembre de 2013

PRM 2013: Vuestras Categorías

Os habéis portado muy bien y he intentado hacer esto con todo el amor del mundo, sin embargo, algunas de vuestras propuestas no tenían sentido alguno (os lo hice saber directamente) mientras que otras, simplemente, no tenían los candidatos suficientes como para establecer unas nominaciones como tal. Aquí tenéis las categorías que habéis elegido. Muchas gracias por vuestra participación.

MEJOR TEMA MUSICAL
(MAURO 64)

El año pasado estaba entre las categorías pero éste decidí que no, hasta que vino Mauro y decidió que sí. Pues eso, mejor tema musical, mejor canción individual sin más. Aquí los ganadores. Os aconsejo que les echéis una escucha buscando las canciones en goear, youtube o donde os dé la gana. Las iba a poner, pero algunas no están por ahí para compartirlas (en youtube sí) y la cosa no quedaba muy estética que digamos.


Pues sí, probablemente contra todo pronóstico el Opening Theme de Streets of Rage se ha llevado el trofeo de oro, y es que pocas canciones hay que me gusten tanto como ésta. Qué le vamos a hacer, puede que no sea algo del otro mundo, pero a mí sí que me lo parece.

En segundo lugar con un merecido trofeo de plata encontramos For River de To the Moon, canción que describe el juego como pocas. Es sin duda una de las razones para jugar al juego, su banda sonora, y en concreto este tema. Escuchadlo que no tiene desperdicio.

Fog Edge de Elemental Gimmick Gear es uno de los temas principales que componen su banda sonora y que más escucharemos a lo largo de nuestra aventura. Una música bastante ambiental que va en sintonía con la esencia del juego y su belleza visual. Bronce para ella.

Llegan los Awesomenauts y su canción principal es ideal. Como si se tratara de una serie de dibujos, sólo necesitas un par de escuchas para que se instale en tu cerebro y no quiera salir nunca de allí. Si encima ves el vídeo introductorio querrás que hagan la serie.

Para terminar, Remember Me se sitúa en quinto lugar con la canción The Fight, que resume con creces todo el apartado sonoro notable que tiene el juego. Queda lejos del resto de canciones, pero también me apetecía meter algo orquestal, y Remember Me otra cosa no, pero la banda sonora y el sonido en general merecen la pena.

KARATE A MUERTE EN TORREMOLINOS 
(C. ZOMBI)

Este premio entrega trofeos a aquellos juegos que son malos, pero que a mí me han gustado. No hablamos de juegos malos que he soportado, no, hablamos de juegos que he llegado a disfrutar a pesar de saber que son objetivamente bastante patateros. No sabía si entregar trofeos o la mierda de oro, pero para darle más uso me decanté por el segundo. ¿Habéis visto Karate a Muerte en Torremolinos? Pues eso.


Boñiga de oro para Mickey's Ultimate Challenge de Game Boy. Un juego al que le eché un montón de horas en mi infancia y que por ello ahora le tengo cariño. Lo rejugué y mi cariño se mantuvo intacto, a pesar de ver en él lo malo que era. Viendo el análisis no creo que el galardón sorprenda.

Insecticide: Part 1 es un mal juego, pero tiene cosas buenas que a mí me llegaron a convencer. Esa fusión entre aventura gráfica y acción en tercera persona me resultó muy inesperada, y aunque el juego es evidentemente malo yo me lo pasé bien con él.

Para terminar, un juego de DS basado en una película. Rise of the Guardians es un juego soso, vacío y horriblemente optimizado. Me gustaron cosas de él, pero su calidad técnica es nefasta, sobre todo porque está como adaptado a la Nintendo DS cuando en realidad se hizo para 3DS, lo cual hace que se sufran muchos problemas técnicos. Jugable, pero malo un rato.

FIBRA SENSIBLE
(JHONC)

Aquél juego que te ha llegado más adentro, el más emotivo o, en definitiva, el que se ha instalado en tu corazón para no salir en un largo tiempo. No creáis que hay tantos porque soy un tipo difícil de conquistar, aunque fácil de agradar.


La cosa ha estado muy reñida a todos los niveles, pero creo que si tuviera que tirar por el juego que más me llegó a tocar cosas por dentro fue Loving Life. No hablamos del poso ni nada de eso, aquí me refiero más a las sensaciones puntuales que te ofrece en momentos determinados. Copa de oro para él.

El trofeo de plata se lo va a quedar Shin Megami Tensei: Persona 4, principalmente porque si he jugado este año a un juego que ha llegado para quedarse, ése es Persona 4. No es que tenga momentos especialmente emotivos, o ataque descaradamente a tus sentimientos, pero crea unas sensaciones bastante indescriptibles que van poco a poco llenándote por dentro.

To the Moon puede que no hiciera mi corazón añicos, pero es indudable que tiene determinadas partes que harían ponerse ñoño a Chuck Norris. Trofeo de bronce para él.

Para acabar, Hatoful Boyfriend consigue que te metas en la trama emotivo incluso con un contexto tan ridículo como es el de "Ligar con palomos". Las historias que ofrece son más profundas en veinte minutos que juegos enteros en siete horas.

BATALLA MEMORABLE
(MASTER OF THE SWORD)

¿Y lo bien que queda eso de "batalla memorable" y luego "master of the sword"? Pues eso, que todo muy épico como merece esta sección. No creo que haga falta explicar demasiado, tan sólo aquella batalla que se me antojó épica o me hizo sudar mucha sangre.


La batalla en sí no era una barbaridad, pero lo que me hizo sudar Luzbel en Dragon Quest IX fue memorable. La cosa iba bien, hasta que decidí saltarme una ronda de curas para intentar hacer más daño. Semejante error se tradujo en todos los personajes muertos salvo uno, el cual estaba a punto de entrar en ese bucle horrible y sin salida de curación-golpe. Saqué mis hojas de Yggdrasil y empecé a revivir aliados como pude, sin ningún tipo de esperanza y empezando a pensar en dónde dirigirme para subir un par de niveles más. Hasta me llegué a plantear apagar la consola para no perder el tiempo. Todo se decantó sin esperarlo, y un ataque crítico acabó con Luzbel propiciándome la batalla más épica de 2013.

Old Man Lobber es una criatura del mundo de The Legendary Starfy que ofrece un desafío definitivo, y que tiene un ataque prácticamente inesquivable que requiere de tu máxima concentración y sincronización. Conseguí vencerle tras veinte intentos o así, y ese momento fue el que determinó sentir que terminaba el juego. Gran batalla para un gran juego.

Y el trofeo de bronce se lo lleva una batalla muy larga y constante, y es que Shin Megami Tensei: Persona 4 cuenta con el honor de ser de los pocos juegos de rol donde tus objetos son muy necesarios y acaban agotándose. El único objetivo, proteger al protagonista de los ataques más letales. Puede que mi última batalla en el final verdadero de Persona 4 no tuviera grandes sorpresas, pero eso se debió a que estaba tan concentrado y con todo tan meticulosamente planeado que no dejé lugar a un momento de crisis.

CEREALES LION
(SAMU ALFAGEME)

Si no habéis probado los Lion no sabéis lo que es un orgasmo culinario. A continuación, los juegos que me han dejado un mejor sabor de boca. Más concretamente, los mejores finales.


Con todo lo que has peleado en Dragon Quest IX el hecho de llegar al final ya es suficiente recompensa, pero si encima te encuentras con un final espectacular que vuelve a demostrar que hay verdadero respeto y amor por la Nintendo DS la cosa se vuelve memorable. Un final a la altura de un maravilloso juego. Oro para él.

Y plata para Star Fox 64 y su emotivísimo final especial que se consigue al seguir determinada ruta. El juego estaba bien, sin más, pero el final merece la pena.

Yume Penguin Monogatari gana el bronce gracias a su inesperado final, o mejor dicho, a la posibilidad que hay de dar con uno de los dos que ofrece. Es la nota divertida y graciosa de la edición, con el entido del humor como principal arma.

Para acabar y ya fuera de premio, Loving Life tiene un buen final simplemente por el hecho de que a pesar de que ves todo venir desde el principio te sorprende. Es una sensación extraña sentir que se ha jugado con tus expectativas sin que se hayan esforzado para ello. Es difícil describirlo sin soltar spoilers, así que os invito a que lo juguéis, que es gratis.

MENCIONES ESPECIALES

A continuación tenéis las categorías que, por falta de títulos, no pueden tener un sistema de nominaciones normal y corriente.

SILENCIANDO EL CAMP NOU (KIRKIS): "Juego que nadie esperaba que fuera bueno y apareciera en el último minuto callando a los críticos y dando así una buena dosis de humildat, seny y valors".

No es un juego que entre como tal en los Premios Raúl Minero, pero Left 4 Dead 2 se lleva el título de calle entre todos los juegos que he jugado en 2013. La razón es que sí, ahora todo es muy bonito y a todos nos encanta el Left 4 Dead 2, pero cuando se anunció el juego la lluvia de críticas y de gente que se sintió traicionada por Valve por el lanzamiento del juego poco después de la salida del primer Left 4 Dead fue inmensa. Tras unos meses de convivir con la idea de que eso era más una expansión que un nuevo juego, la idea se perdió por el horizonte, y a día de hoy sigue siendo uno de los juegos estrella de Steam. No creo que oigáis una sola crítica en ese aspecto al juego a día de hoy...

MEJOR JUEGO TROLL (SAMU ALFAGEME): "Juego más troll jugado en 2013".

¡Qué Pasa Neng! es la trolleada máxima. Vale que hay peores juegos, que no lo sufriera tanto como esperabais y todo eso, pero la mera idea de haber buscado semejante aborto ya merece un premio.

JUEGO TOMACO (GADWIND): "Mezcla de géneros que resulta adictiva".

Se me ha pasado por la cabeza algún otro, pero Jewel Quest: Solitaire de Nintendo DS es el juego con más mezcla de género que me ha viciado este año. Como digo, hay juegos que mezclan mejor las cosas, pero si me baso en la definición exacta dada por el tardío Gadwind he de quedarme con el humilde juego de cartas.

3 comentarios :

  1. Que bueno todo :D

    Bandas sonoras! se me estaba a mi también olvidando que hacía falta una categoría que hablara de ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste!! Al fin y al cabo estas categorías son para vosotros :D. Gracias por participar!!!

      Eliminar
  2. Yo soy un ejemplo del concepto "Karate a muerte en Torremolinos".

    ResponderEliminar