jueves, 12 de diciembre de 2013

Theme Park

Entrad a mi parque de atracciones, que no os voy a cobrar nada por hacerlo.




Cuando era pequeño y jugué a Theme Park en mi Mega Drive me pareció la leche. Luego, por culpa del destrozaconceptos que es internet, descubrí que la dicha versión estaba considerada como un horror. Por supuesto, esos comentarios venían de los gordopeceros de turno que habían construido sus parques de atracciones en suculentas máquinas del futuro llamadas PC. Ahora, mucho tiempo después, me dio por volver a jugar a Theme Park y lo volví a hacer en Mega Drive. Pues a mí me encanta.

Estamos ante un juego de construcción, de los denominados tycoon, donde tendremos que gestionar un parque de atracciones en muchos de sus aspectos. Cosas como el tiempo de duración de las atracciones, su velocidad, el número de personas que pueden subirse a la vez... y otras cuestiones mucho más concretas como la cantidad de hielo en las bebidas o la cantidad de sal en las patatas fritas.

Alguien por el mundo tiene buena imaginación

Yo, que he estudiado de esto de cómo vender más que el rival, lo tenía bien claro. Da igual que tu parque sea una mierda, lo que importa es cómo manipules a la gente, y en eso no tenía igual. Montones de sal en las patatas fritas y diversas tiendas de refrescos a precios bastante inflados con el objetivo de que la gente no tuviera otra opción que comprar algo de beber nada más salir de allí. Otro tema era la cafeína, mi mejor amiga. Mis niveles de cafeína en los cafés excedían los máximos recomendados por la OMS, y cada vez que alguien entraba medio moribundo a una de mis cafeterías salía de allí con un petardo en el culo que le hacía recorrer mi parque en cuestión de minutos (minutos en tiempo real, quiero decir, no minutos del juego, que ahí pasan los años como nada). Recorren el parque más rápido, antes se van y dejan sitio a nuevas víctimas personas ansiosas por disfrutar de mis instalaciones y nadar en la felicidad.


Oh, las negociaciones con la plantilla y el coste de los productos, oh... Cómo jugaba a tocar las narices estirando el brazo para atraer el del rival y finalmente lograr la rebaja deseada. Sí, a veces se me ponían farrucos y no había manera de que rebajaran sus sueldos, lo cual me llevaba a tortuosas huelgas que hacían que luego las condiciones de negociación fueran más desfavorables, pero a mí me daba igual. No me temblaba la mano para dejarles allí con sus carteles de "NeoJin dimisión" (total, oigo es cada vez que hago una nueva edición de ¿A qué juego quieres que juegue? meses y meses mientras yo me ocupada de arreglar las atracciones defectuosas porque los mecánicos se negaban. Allí estaba yo, mano a mano con el pueblo. Luego esas atracciones que creía arregladas explotaban ante mí y llovían cadáveres de los visitantes, pero nada que una panda de descuartizadores mafiosos no pudiera arreglar.

Después de esos primeros años decidí hacer los parques bonitos. Seguía con marrulladas del tipo "pongo una señal aquí para que pasen por cojones por la tienda de regalos", pero es que resulta que la gente en el mundo es pobre en general, y tienen dinero limitado. Eso no me lo enseñaron en la carrera. Ponía las mejores atracciones en tiempo récord, y eso hacía que los precios de las entradas se elevaran al máximo enseguida. La gente los pagaba sin problema, pero no tenían dinero para invertir más dentro del parque de atracciones, por lo que ahí estaba mi parque lleno de hamburgueserías, casinos y furcias, tiendas de globos y demás engañifas sin ningún cliente. "Quítalos, no pongas esas cosas" me decían mis amigos, pero eso influía en el valor del parque, y a la hora de sacarlos a subasta sacaba menos dinero.


Volé por todo el mundo poniendo parques de atracciones por todos lados. Me encantaba eso de hacer unos rápidos que recorrieran medio parque, me quedaban siempre muy bonitos ya fuera en Egipto, Inglaterra o el Polo Sur. Hasta llegué a tener el dinero suficiente para invertir en Japón, aunque luego recuperar dichas inversiones es imposible por definición, una lástima. En cualquier caso, me lo pasé muy bien a pesar de que todo fuera empezar de cero para llegar al máximo, venderlo y empezar otra vez sin grandes diferencias entre regiones. Eso sí, tanto reiniciar me llevó a una configuración de parque yo creo que óptima, tanto, que conseguí el suficiente dinero como para hacer un parque en cada lado del mundo, aunque luego no sirviera de nada porque la droga no tenía final...


16 comentarios :

  1. Soy una damnificada de esa experiencia auditiva horrenda. ¿No has puesto que los delfines del acuario salen en llamas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chsssssssssssssst tu calla, que luego me mandan quejas de la protectora de animales.

      Eliminar
    2. Si me desparasitaras más a menudo no te pasarían esas cosas.

      Eliminar
    3. No... espera, ¿eso de la protectora iba por los delfines? Ô_ó

      Eliminar
  2. Yo era uno de esos que lo jugó en su flamante 386, y, he de añadir, el Rollercoaster Tycoon es mil veces mejor (sii, ya sé que salió mil años despueees). Me encanta ir a parques de atracciones y pensar que yo los hubiese hecho mejor xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que voy a rejugar el Theme Hospital más pronto que tarde xD

      Eliminar
  3. ¿Has echado tu curriculum en Activision? Me da que tendrías futuro en su directiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un gran concepto de política de clientela.

      Eliminar
  4. No podía editar xD escribo de nuevo mi comentario xD:

    Yo de pequeña jugué a la versión de la PSX y me gustó bastante, aunque me gustaba más el Theme Hospital <3 <3 <3 recuerdos y feelings <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Theme Hospital *_*, no incrementes más mis ganas de rejugarlo!!! xD

      Eliminar
  5. Los juegos y películas hay que valorarlos también por la época en la que salieron. Theme Park fue un revolucionario. Es una joyita de los videojuegos.

    ¿Un 7? No me jodas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no creo que haya que achacar lo revolucionario de Theme Park a la versión de Mega Drive, todas las demás son superiores por lo que tengo entendido. Es como decir que Dark Souls como juego es malo porque has jugado simplemente al horrendo port de PC. No bucees mucho por las opiniones que hay sobre el juego que son catastróficas y te pueden deprimir como a mí me pasó xDD.

      Con todo y con eso, el 7 está caro por aquí, hubiera puesto más si no llega a ser tan igual de una zona para otra y básicamente, para "pasártelo", no tuvieras que hacer lo mismo unas veinte veces. Además esa ahí cuando empiezan a aparecer los fallos, como inversiones irrecuperables y demás cosas. ¿Que las primeras horas son fabulosas? sin duda, pero lo de después es todo repetición hasta el extremo. De ahí que cuando me lo alquilé me pareció la leche.

      Tengo la lista de juegos analizados plagados de notables altos y sobresalientes en los juegos retro, no creo que sea un problema de contextualización la verdad xD.

      Eliminar
  6. Muy divertido el análisis 8D.
    Yo tengo muy buen recuerdo de la versión de SNES, además justo acababa de cambiar de televisión, jubilando una de tubo dinosaurica y el cambio de calidad con el colorido del juego iba al pego. A nivel de juego estoy de acuerdo contigo: una vez pasa la primera fase se desinfla. En mi caso, cuando vi que la segunda fase era igual (pero en un desierto puede ser?) y que tenía que hacer el parque de nuevo... ahí se quedó.

    Pero se mantiene como hito en los videojuegos, una idea genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el color de Theme Park está muy bien, parece como de otra consola xD, muy vivios, no sé.

      El siguiente nivel lo elegías tú, bueno, eliges ya todos después del primero. Había muchos en África y eran los más baratos de comprar, así que es probable que sí, que tu segundo parque fuera en desierto xD.

      Gracias por el comentario <3

      Eliminar
  7. No sé, más allá de temas gráficos no veo que esta versión desmerezca de versiones de sistemas más potentes. Pues eso, un juegazo muy divertido y original. Creo que la versión de SNES no es mucho mejor que esta. El único defecto que le veo es que los passwords creo que solo te los daban después de vender cada parque o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no probé nunca la de Super Nintendo. Quizá si alguna vez me da por rejugarlo por quinta vez por lo menos lo haga en Super Nintendo por ver alguna diferencia xDD.

      Eliminar