viernes, 31 de enero de 2014

Serena

Serena es una pequeña joya que nos trae Agustín Cordes y que sirve para mitigar un poco las ansias que muchos de nosotros tenemos por recibir ese Asylum que tanto se hace de esperar. Un juego gratuito que podéis jugar en Steam y que es más una especie de regalo que un juego en sí.




Hay desarrolladores a los que se les ve casi desde el principio. Ya visteis que hablé muy bien de Scratches en su entrada correspondiente, y no necesité más para seguir de cerca la evolución de Agustín Cordes, más cuando me enteré de que se había embarcado en otro proyecto llamado Asylum y que seguiría tratando las aventuras de terror psicológico. Lo que sí me pilló por sorpresa fue la salida de este Serena, que ofrece un aperitivo de lo que podría ser Asylum que, si no me equivoco, usará el mismo motor (Dagon). Desde luego el resultado es mejor de lo que esperaba. Las aventuras en primera persona no son mi género predilecto, y eso da todavía más mérito a Scratches (y Serena). Por aquí han pasado otras aventuras en primera persona de terror que no se han llevado precisamente mi amor (como la saga Dark Fall). Scratches era distinto, Serena también lo es.

Necesito Asylum ya

Cuanto menos sepáis mejor, así que me limitaré a decir que encarnamos a un hombre que espera pacientemente la llegada de su esposa a casa. Dicho hombre tiene serios problemas mentales, hasta el punto de que no recuerda a su amada y no sabe cuándo vendrá. Lo único que tiene ante él es una fotografía de ambos juntos donde ella sale borrosa, y una cabaña pequeña pero acogedora llena de objetos que evocan continuamente recuerdos.

Así empieza en relato

Nuestro objetivo será ir recopilando esos recuerdos durante los cuarenta minutos aproximadamente que puede durar el juego. Cada objeto tiene un montón de comentarios hechos por nuestro personaje que narra en primera persona (algo mejorable, sobre todo al principio), cambiando dichos comentarios en función del momento en el que hayamos hecho click. Así, cada objeto que vemos en la casa puede tener fácilmente unos quince comentarios diferentes que irán viéndose a lo largo de la aventura en función de en qué punto de la misma nos encontremos. Reconstruir el puzle en nuestra mente será nuestro único objetivo.

Serena es una experiencia tan corta como recomendable. Aunque a veces parezca que las cosas pasan simplemente por el mero paso del tiempo (como si estuviera marcado por ese taladrante reloj de pared que sacaría loco a cualquier ser humano), todo pinta a que el juego funciona por desencadenadores. Hacer click en determinados objetos para "continuar la historia" nos llevará a situaciones nuevas que no requieren ni de inventario ni de cualquier otro tipo de ingenio más propio de una aventura gráfica.

La cabaña está lo suficientemente bien diseñada para aguantar toda la duración del juego

Aquí viene el único pero importante que le puedes encontrar a Serena, y es que en el caso de que omitas determinado objeto necesario para continuar la historia, llegará un punto en el que, desesperado por no saber continuar, vayas haciendo click en todo lo que veas y finalmente aparezcan los comentarios genéricos que se reproducirán una y otra vez restándole "realismo" al juego. Quizá hubiera sido mejor apostar por el silencio en esos casos. Además de eso se hecha en falta un menú donde poder, entre otras cosas, invertir el ratón.

Pero lo que importa es su historia y narrativa absolutamente brillantes. Casi chocando con la definición de videojuego, en este tipo de aventuras lo que prima es el relato por encima de la jugabilidad. Basta con una jugabilidad cómoda como es el caso de Serena, para centrarse únicamente en una historia que, si bien puede ser predecible, acaba conquistando por su atmósfera y su tonalidad. Ojalá Asylum llegue pronto.


4 comentarios :

  1. Joder, pues me llama la cosa. Lo voy a bajar y cuando me entren ganas de algo original le doy, que ahora entre la PS3 y la Muerta (digo Vita) tendré un par de semanas entretenidillas xD

    ResponderEliminar
  2. Joder, estaba pensando yo ayer cuando lo jugué "¿Lo habrá jugado NeoJ?" y resulta que hay hasta entrada. ¡Haces seis por día por lo menos, me cuesta ya siquiera saber las que haces!

    A mí la verdad es que me gustó bastante, pensé que sería un poco una pastelada muy instrospectiva y personal como otras que he visto pero luego al final fue la cosa por otro lado. Disfruté bastante el rollo que se traía el personaje recordando poco a poco, y el final me gustó, que he leído por ahí que es un poco "lazy" pero nada de eso, a mí me pareció muy correcto!

    No tenía ni idea que el autor de esto era el que hizo Scratches, otra razón más para jugarlo entonces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, cuánto me alegro de que lo hayas jugado de verdad *_*. Sí, lo jugué el mismo día que salió sólo por lo que me gustó Scratches y no me defraudó como puedes ver. Asylum, el siguiente proyecto, tiene que ser fabuloso. Me encantaría que tirara por esta fórmula y fueran como pequeños relatos de todos los "huéspedes" de la institución psiquiátrica, sería todo un acierto.

      Eliminar