lunes, 24 de febrero de 2014

Test Drive Unlimited 2

Más horrible que conducir un Toyota Supra en un día de lluvia.



La saga Test Drive siempre se ha mantenido en una modesta segunda línea. Hubo un tiempo en el que parecía que hasta podía rivalizar con Need for Speed en cuanto a popularidad, pero al final las continuas entregas de la saga han ido rebajando bastante su calidad. Test Drive Unlimited no era mal juego. Tenía problemas jugables evidentes que mermaban mucho la experiencia, pero a la misma vez proponía una idea nueva en su estructura. Luego era bastante coñazo jugarlo por su absolutamente injustificada relación entre los premios ganados y los precios de los coches, pero como juego en sí se podía hasta soportar.

Test Drive Unlimited 2 es, por desgracia, un empeoramiento jugable del primer Unlimited, que ya de por sí era dudoso. El control de la mayoría de los coches es ridículo, y se aleja mucho de las verdaderas físicas a la hora de la conducción que sí han conseguido otros juegos (y hace ya bastantes años, todo sea dicho). Es que hasta juegos arcade como Split/Second tienen un control más realista que este Test Drive Unlimited 2. Pero fijaos, que uno hasta puede acostumbrarse al impreciso control que ofrece el juego, pero es entonces cuando se choca con cosas como la IA rival, que parece más un componente más del tráfico que un rival digno. Veremos como si tapamos un poco cualquier adelantamiento, nuestro querido rival frenará en seco para no golpearnos. Nada de intentar pasar por dentro o fuera o intentar luchar un poco por entrar.

Ibiza o La Mancha

¿Para qué sirve Test Drive Unlimited 2? Para hacer lo mismo que el anterior pero peor, y con el único añadido "social". Un juego orientado al online como Test Drive se preocupa mucho más de que lleves a tu avatar a la peluquería o le compres ropa que de las propias carreras en sí. Habéis leído bien, pasamos más tiempo decidiendo qué zapatos comprarnos que decidiendo nuestro coche de clase A. ¿Para qué? Para nada, porque evidentemente no es que vayamos a ver a nuestro avatar dentro del coche mientras que jugamos. "Pasa de eso", te dirá más de uno, y sin duda es lo que debes hacer, pero entonces lo que nos queda es el mismo Test Drive Unlimited con peor optimización, peor IA y sobre todo peor jugabilidad.

El off road es bastante más decente que cualquier otra carrera

Pero es Ibiza, donde los cuerpos más calorros se dan el lote encima de los capós de los coches. He de decir que me gustaba al principio eso de ir por la Ibiza recreada en el juego, pero luego como no podía ser de otra manera me daba bastante igual. No vi a Rafa Mora ni a la Ylenia ni a ninguna de las joyas que deben pasear por allí, así que me deprimí. Cuando quise darme cuenta, estaba volando hacia Hawaii, que recordaba todavía más a la isla del primer juego para enfatizar el hecho de que no hay grandes novedades en este Test Drive.

Yo sólo quería ver a alguno de estos

Modo para un jugador bastante soso, y un multijugador lleno de errores y servidores ya muertos. Algún día me convencerá algún juego de estos multijugador, pero de momento no lo acabo ni de entender. Test Drive Unlimited 2 sólo te puede convencer si has jugado a muy pocos juegos de conducción, porque ni como arcade ni como simulación se acerca a decente.


No hay comentarios :

Publicar un comentario