sábado, 15 de febrero de 2014

Universal Soldier

La peli molaba cuando eras pequeño. No se os ocurra volverla a ver porque madre mía, qué mala era. El juego... difícil de decir, porque es bueno, pero no precisamente por méritos propios. A continuación, el análisis de Turrican II Universal Soldier.



¿Conocéis la saga Turrican? Puede que mi mente me juegue malas pasadas, pero yo diría que es de las más míticas después de Contra en su género. Pues al parecer, mientras Accolade preparaba su Turrican II para Mega Drive, consiguió los derechos para hacer una adaptación de la película Soldado Universal (la de Van Damme y Lundgren), así que en vez de ponerse a toda máquina a hacer un juego sobre la película decidieron cambiar el sprite de Turrican y meter a un soldado universal, el cual intuimos que es Van Damme, además de unos tres niveles especiales que hacen alguna referencia a la película.

Y vamos, risas aseguradas, porque ya os digo yo que en la película no salen alienígenas ni leches. Aquí en cambio tendremos que luchar contra toda clase de monstruos y robots en escenario alienígenas y mecanóides que absolutamente nada tienen que ver con la película. Al final nos enfrentaremos a un ridículo enemigo que parece un Dolph Lundgren de 20 metros que nos llevará a una pantalla de fin de juego con "felicidades, has matado a todo el mundo" y unos títulos de crédito.

Luego sale uno más tocho

Así que es difícil hablar de un juego así. ¿Cómo se analiza? Porque estar bien lo está, como no podría ser de otra manera para un Turrican, pero tienes en mente todo eso que he dicho y... bueno, lo importante es que jugablemente cumple, y los escenarios añadidos tienen su encanto. Todo lo demás se mantiene igual, con unos escenarios tan exageradamente bastos que es imposible no perderse. Nuestro único objetivo será encontrar la salida antes de que el tiempo nos quite una vida, y creedme que no son los típicos escenarios grandes, hablamos de algo casi fuera de lugar en algunas ocasiones.

Como un árbol de navidad

La buena noticia es que los enemigos no se regeneran, y cada vez que pasamos por una zona con enemigos sabremos que ahí no hemos estado y por tanto conviene buscar por ahí la salida. Además de lo grandes que son ya de por sí, el juego incluye un montón de zonas secretas que llevan a mejores armas y más vidas, las cuales son bastante útiles a pesar de las continuaciones de las que disponemos.

Demasiado rápido, demasiado acelerado. Es todo tan caótico que a veces es mejor no pararse a apuntar. Contamos con el disparo normal y uno especial que nos permite masacrar en 360 direcciones con su movimiento circular. El normal en cambio no nos permite ni una diágonal, y es que es de esos odiosos juegos donde se salta dándole arriba. Son los únicos peros jugables de un juego sencillo de controlar.

Yo quiero jugar a dobles pero nuevamente NADIE ME QUIERE

¿Cómo decís? ¿Que qué hago jugando a clones pudiendo haber jugado al original? Pues es que no lo sabía, hasta que lo empecé y vi esos enemigos y vi como se hacía la bola dándole abajo y al salto y tantas otras cosas... y una vez empezado pues tampoco hacía daño. Tenía curiosidad por ver cómo se adaptaba la película a algo con tan poco que ver. ¿La respuesta? Que no se adapta, y ya está. Como si os hacen un juego de, qué se yo, Pacific Rim y meten los sprites de los personajes de la peli en un Street Fighter. Pues así.


2 comentarios :

  1. " "felicidades, has matado a todo el mundo" y unos títulos de crédito." Me matas con eso xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la gente se queja del final del Mass Effect... xDD

      Eliminar