martes, 4 de marzo de 2014

Blacksite: Area 51

Podría pasar por el FPS genérico, pero no es exactamente así. Un juego de escasa popularidad que fue bastante incomprendido. Desde luego merece una oportunidad.




No hay que confundirlo con Area 51, videojuego también de Midway que salió en 2005 y que también era interesante. Es que Midway me cae siempre bien. Blacksite: Area 51 digamos que comparte universo, pero atreverse a decir que es una secuela del mismo es demasiado descabellado. Sí, se puede definir como un FPS genérico de esos marrones que tanto daño a la vista hacen y de los que podrías mezclar capturas de pantalla con otros juegos sin que nadie se enterara. Ni siquiera los pocos añadidos que pretenden hacerlo diferente son lo suficientemente importantes como para dotar al juego de variedad. ¿Qué es lo que funciona? No lo sé exactamente, sólo sé que empezaba a pensar que no me gustaba el género o me había cansado de él.

¡Marrón!

A Blacksite: Area 51 le pasa un poco lo que a Spec Ops: The Line, aunque en una medida muy inferior (nada que ver, no os vengáis arriba). Incluso puedes encontrar en él un mensaje algo diferente y satírico camuflado en esa ensalada de tiros alienígenas que realmente es el juego. A ver, que en el fondo es eso, un juego de disparos de regeneración automática de vida y una IA enemiga que se dedica a cubrirse en coberturas que ya han sido destruidas o se quedan parados cuando les atacas desde una zona para la que "no están programados", pero de alguna forma llega de manera distinta al jugador.

No es el Rage aunque le falten también texturas por un tubo

Me gustó, y me gustó bastante. Le falta diversión y un pelín de variedad pero tiene grandes momentos. Como digo, empezaba a pensar que uno de mis géneros favoritos, los FPS, ya me empezaban a aburrir. Sí, soy así de simple, me encantan los FPS y el PES. Jugaba a cosas como TimeShift o Legendary y me quedaba igual, y pensaba que Blacksite: Area 51 iba a ser otro más, pero no fue así. Me gustaría deciros qué es lo que tiene de diferente pero soy incapaz. Eso sí, estoy muy seguro de que no se trata de que el juego me pillara de buenas o algo así. Desde los primeros minutos vi en él un shooter muy cómodo y muy reconfortante. Está falto de todo, de IA enemiga, de variedad de armas, de escenarios y gráficos, de enemigos... todo se queda muy corto, pero de alguna manera su esencia es buena, y eso me vale más que cuatrocientas cosas de las otras. Es algo abstracto y personal así que no sabré explicarlo mejor.

Esto pasa por regar demasiado

También ayuda que la IA aliada que te acompaña más de medio juego sea eficiente y no medio mongola. En ese aspecto el juego incluye un raruno sistema de moral mediante el cual si luchas bien (disparos a la cabeza, recibes poco daño y cosas así) tu escuadra tendrá una moral alta y, por ende, lucharán también mejor además de tener más resistencia. Si por el contrario la pifias mucho su moral bajará y serán más vulnerables, además de más tontos en general. No es algo que sea espectacular, pero afortunadamente no empaña la experiencia final. También puedes manejar a tus compañeros dándoles órdenes de posicionamiento, un poco a lo Mass Effect pero mucho más simple.

Poco más que añadir, tan sólo ciertas partes de manejo de vehículos y de defensa de posiciones en torretas bastante bien traídas. Todo está como a medio terminar, como si hubieran hecho todo lo básico para más adelante meter más cosas al juego pero se hubieran quedado sin tiempo. Quizá con más desarrollo el juego hubiera alcanzado una cota todavía más grande, pero se quedó demasiado vacío como para intentar recomendarlo sin advertir previamente de que el juego es mediocre.

Candidato a momentazo del 2014 en los lejanos Premios Raúl Minero

Pero es que hay ya tantos mediocres que ser el mejor de los mediocres muchas veces es mejor que ser "un juegazo más"...


2 comentarios :

  1. Hace falta ya una entrada de pelis para todos los públicos (para todos los públicos la entrada, las pelis no importa).

    ResponderEliminar