martes, 11 de marzo de 2014

Sonic & All-Stars Racing Transformed

¿Sabéis de ese momento en toda película de artes marciales donde el alumno supera al maestro? Pues eso.

Repartazo, aunque hubiera adorado algo de Streets of Rage


Muy raro será que veáis esto. Normalmente siempre que hago algún análisis de un juego que está inspirado en otro (por no decir directamente que es una copia), por muy bueno que sea, acabo reservando una frase o un párrafo que va en la línea de "pero por muy bueno que sea no es el original". Sonic & All-Stars Racing Transformed es tan condenadamente bueno que uno no tiene tiempo ni para pararse a pensar en que sea una copia de Mario Kart. En el fondo el argumento es un poco insulso. Alguien podría decir que soltar algo así es como decir que Test Drive es una copia de Need for Speed cuando lo único que sucede es que comparten género. En este caso la cosa es más evidente porque también comparte idea y estructura. Sin embargo, su diversión y jugabilidad son tan inmensas que uno se olvida de todo eso desde el primer segundo.

After Burner

Un montón de personajes y un buen puñado de circuitos (aquí dejo ya caer que eché de menos alguno más). Nos encontraremos con referencias al mundo de SEGA por todas partes, e incluso tendremos algunos invitados como el Team Fortress 2 o Rompe Ralph. Cuando era pequeño envidiaba la unión que existía en Nintendo de todas sus creaciones, siendo posible ver apariciones de distintos personajes en distintos juegos. Soñaba con jugar a un juego donde poder aunar un montón de caras famosas, y eso en SEGA jamás ocurría. A día de hoy, el crossover empieza a despuntar con mucha fuerza, y de momento nos sigue produciendo el mismo efecto ilusionante. Puede que con el tiempo nos hartemos de tanto crossover, pero de momento por mí que no pare la máquinaria.

Pero uno de los males de estos juegos crossover es el hecho de que la mayoría se ve como algo anecdótico. Nos vienen a la mente frases como "ése juego donde aparecen todos esos personajes de tantos juegos" en vez de "ése juego que era tan bueno". Sonic & All-Stars Racing Transformed rompe con eso, y ofrece un juego que por sí solo ya es enorme gracias en parte a su jugabilidad. Tira también por tierra la premisa básica de todos estos juegos en los que hay que ganar casi por suerte, ya que el equilibrio entre habilidad y suerte está perfectamente ajustado. En definitiva, Sonic & All-Stars Racing Transformed es el mejor juego de su género, o subgénero, como prefiráis llamarlo.

El último circuito es bastante infernal

Tierra, mar y aire. El principal aliciente del juego es la conversión que se produce de nuestro vehículo a mitad de circuito donde tendremos que manejar coches, aviones y lanchas, cada uno con sus diferencias jugables muy palpables. En todos los casos, manejar bien el derrape es fundamental para ganar carreras (como pasara en Mario Kart), aunque como digo también está el componente de suerte a la hora de obtener objetos. Dicho sea de paso, eché en falta algún objeto más que diera algo más de variedad al asunto.

Alguno pensara que esto es el WOW

La prueba de lo adictivo que es el juego son las horas jugables que ofrece. Es verdad que hay trampa en todo esto ya que el máximo nivel de dificultad no se desbloquea hasta que te pasas el juego, y además los circuitos posteriores son los mismos pero con el efecto espejo, pero el juego es tan bueno que realmente está pensado para más de treinta horas de juego. Ayuda también que los personajes están equilibradísimos. Prácticamente se puede ganar cualquier carrera/evento con cualquiera de ellos. Además, cada uno de los coches tiene distintos modificadores que se van desbloqueando conforme vamos ganando experiencia con cada uno de los personajes, por lo que puedes escoger tu personaje casi siempre en función de lo que te guste y aplicarle alguno de los modificadores para así adaptarlo a tu estilo de juego.

Y yo sin jugar al Skies of Arcadia

Rápido y vertiginoso, al contrario de cómo se impuso el juego. Cuando salió nadie le prestó mucha atención, pero con el tiempo se ha ido corriendo la voz y la gente empieza a jugarlo masivamente. Su online y su multijugador local también tiene buena culpa de ello. Habrá que ver cómo responde Mario Kart, que de momento ya vimos que ha cogido cosas de este maravilloso juego de Sonic para meterlas en su nuevo juego. Parece que la cosa está virando hacia el ingenio jugable con nuevas mecánicas más que hacia la jugabilidad en sí. También habrá que prestar atención al próximo movimiento de esta saga, y ver si mantienen el tipo o, como tantas veces ha pasado con Sonic, cae en un despropósito y estamos hablando de un éxito puntual.


3 comentarios :

  1. ¿Sabes ese momento en el que el mono supera a Ukulele Mike?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sólo has tocado bien el ukelele cuando alcanzaste el nirvana

      Eliminar
    2. Aquel día lo hacía bien todo: parar goles, tocar el ukelele... fue el mejor día de nuestras vidas.

      Eliminar