miércoles, 23 de abril de 2014

Castlevania: Lords of Shadow

El reboot de MercurySteam apadrinado por Kojima de una de las sagas más importantes de los videojuegos, aunque sea por historia.




Castlevania: Lords of Shadow es un juego grande, en el sentido más literal que puedas pensar. Un número inusual de horas para un hack 'n slash, toda clase de batallas con bosses de tamaños titánicos, una cantidad de habilidades y combos casi inaprendible, buen diseño y variedad de unos escenarios mamotréticos, una historia profunda y bastante adecuada... en definitiva un montón de cosas que dan una idea de lo ambicioso del proyecto de MercurySteam.


Pero grande no significa mejor, y a mí Castlevania: Lords of Shadow se me quedó en poca cosa, sobre todo al principio donde me encontré con un hack 'n slash más del montón sin nada que remarcar. Bien es cierto que conforme fui avanzando y cogiendo habilidades acabó por gustarme bastante más, pero por ejemplo en ningún momento me pareció mejor juego que mi adorado Darksiders. Su inicio lento y un poco soso es engañoso, así que si veis que no os llama mucho no lo dejéis de lado muy pronto.

El juego recuerda a muchas cosas, a destacar God of War y Prince of Persia. El hack 'n slash y las plataformas son los dos géneros que marcan el desarrollo de Castlevania: Lords of Shadow. Por sí solas no son excesivamente brillantes, pero se solapan de tal forma que no nos damos cuenta de las carencias de una parte y otra.

Es el reboot que la franquicia probablemente necesitaba, únicamente por la frescura que se venía pidiendo desde hace un tiempo. Los fabulosos juegos de Game Boy Advance y Nintendo DS eran prácticamente lo único que se mencionaba de Castlevania durante muchos años, y con el debido respeto, la saga es mucho más importante como para tan sólo haber destacado en portátiles. Sin embargo, su propia virtud es su propia debilidad, y es que aunque era necesario un toque de frescura no encontramos en Lords of Shadow ningún elemento propio de la saga Castlevania. Absolutamente ningún elemento que suponga identidad, pudiendo ser el juego cualquier otra cosa menos un Castlevania. En resumen, llama demasiado la atención que recuerde a tantos otros juegos y que, entre ellos, no esté ni un Castlevania.

Es un juego muy estético

Los controles son algo mejorables, pero hay tantas habilidades y combinaciones que uno tiene la sensación de que los desarrolladores se quedaron sin botones y forzaron algunas combinaciones algo incómodas. Además, es de esos juegos en los que te quedas en un par de combos y no tienes ganas de aprender más, dejando un poco estéril todo un sistema que, por otra parte, es muy mejorable. Lo que sí funciona es el tema de las dos "magias" que podemos activar pulsando los correspondientes botones: Light Magic y Shadow Magic. La primera te permite que con cada golpe acertado tu barra de vida se llene, la segunda, potencia el daño realizado de cada movimiento. Parece simple pero tiene su punto de estrategia en determinados combates y es el auténtico mecanismo que acaba salvando unos combates que casi podrían haber pasado por ser del tipo machacabotones.

Llama la atención también la cámara, estática y no manipulable, que nos hará perdernos más de mil veces en aquellos mapas de considerable tamaño donde además hay secretos escondidos. Queda bien eso de la cámara estática en un sentido estético, y con lo "cinematográfico" que es el juego de alguna manera le pega, pero no acaba de parecerme más una involución que otra cosa. Me sentía demasiado estúpido volviendo sobre mis pasos para buscar secretos ocultos y que la cámara no estuviera preparada para ello.

No hubiera pasado nada por mejorar un poco las imágenes de vídeo, que recuerdan al Legacy of Kain como mínimo

Pero si hay algo que me gustó de Lords of Shadow fueron sus puzles. Puzles muy inteligentes (me recordaron bastante al mencionado Prince of Persia también) y sobre todo muy variados. Cada uno de ellos muy personales y con un punto ingenioso, a pesar de ser en muchas ocasiones meros refritos de puzles que tantas veces hemos visto en toda clase de juegos. En cualquier caso, si no somos muy fanáticos de los puzles, podemos desbloquear pistas definitivas a cambio de no recibir la recompensa en forma de puntos de experiencia. A destacar el adictivo minijuego tipo ajedrez que luego podemos jugar desde el menú de extras.

A veces, Lords of Shadow parece un juego de acabar con bosses. Perderás la cuenta entre bosses y mini-bosses de mitad de capítulo. Entre todos ellos, destacan los titanes que recuerdan a mi adorado Shadow of the Colossus hasta casi el punto del plagio. Teniendo en cuenta que no es un juego que se haya imitado muchas veces, cualquier cosa que me huela a Shadow of the Colossus me gustará, incluso si es algo tan descarado como ciertas batallas que vivimos en Lords of Shadow. Además de estas batallas muy especiales contaremos también con enemigos grandes cuyos movimientos tendremos que aprender para vencerlos con solvencia (el juego tiene un ajuste de dificultad muy acertado) y otros que son típicos bustos que tendremos que derrotar como siempre golpeando en sus manos.

Castlevania: Lords of Shadow of the Colossus

Es un buen juego. Como digo grande y ambicioso, pero se me ocurren un par de juegos bastante mejores. El hecho de ser un juego español lo ha catapultado en nuestro país casi como un referente, pero nada más lejos de la realidad. No hay más que salir de nuestras fronteras para comprobar que se tiene por un buen juego y ya.

5 comentarios :

  1. Fue un juego que personalmente me sorprendió. No soy fan de los hack 'n slash modernos, de hecho no me he pasado ningún God of War: curiosamente me aburren, muchísimo.

    Una de las cosas que más me gustaron del juego fue la posibilidad de jugar cada capítulo de manera independiente en distintas dificultades, algo que hizo que el juego me durará bastantes más horas de las que tenía previstas en un principio.

    Como comentas la estética es increíble (de hecho lo mejor del juego), la historia magnífica, una música y unos personajes creo que a la altura de esta saga, pero la jugabilidad exceptuando el jugar entre los dos poderes quizás se haga algo aburrida.

    Yo no le pondría un 7, pero tampoco creo que la subiera más de un 8.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mérito que si te aburren los han 'n slash te gustara tanto el Castlevania! Pero eso también dice mucho sobre lo bueno del juego. Resumiendo, es un juego muy bueno en todo lo no jugable y nada más que decentillo en lo jugable ^^

      Eliminar
  2. Yo tambien veo como una entrega muy necesaria para la franquicia, sobre todo para consolas de sobremesa. Soy un fan declarado de la saga con los tres de DS terminados, el Rondo of Blood, el primero de todos y a ver si un día me juego los 3 de GBA más la entrega de PSX.

    Este no lo he terminado, voy por el capitulo de los vampiros, pero joder, me está gustando mucho y el hecho de obtener habilidades para conseguir objetos extras en misiones anteriores me parece todo un acierto.

    Mira que a mi si me deja con el gusto a Castlevania, pero entiendo, existen muchísimos elementos que pueden añadirse perfectamente -diseños de enemigos que hubieran estado de poca madre, items, los caminos alternativos, atmosfera...- pero me parece un título más que digno para portar el nombre.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de Game Boy Advance son geniales. En concreto Aria of Sorrow me pareció el mejor Castlevania que he jugado, por delante del aclamado Symphony of the Night y todo. Juégalols que son maravillosos. El segundo (Harmony of Dissonance) algo más flojo, pero los tres son grandes juegos.

      Eliminar
  3. Citando al gran Jontron... moar liek Castlevania: Lords of Plagiarism. En serio, el primer gran juego español que hubo que tuviera tanta atención internacional y van y hacen esta especie de God of War / Shadow of the Colossus.... es bastante frustrante... deberían volver a la formula 2.5D de Dracula X Chronicles o algo... pero que estupido soy, es la Konami actual y no la de antes. En productos menores parecen calavarla (Birds of Steel, los Castlevania portátiles...) pero a la hora de hacer caso a sus sagas principales... eehhhhh.... dejemoslo en que tienen muy mala suerte.

    ResponderEliminar