miércoles, 2 de abril de 2014

Demigod

O de cómo probé durante un tiempo las drogas duras.




Los MOBA, amigos, son las drogas duras de los videojuegos hoy en día. Siempre hay un juego o un género que reina en los multiplayer durante un tiempo (bastante largo, todo hay que decirlo) y al que todo el mundo juega enfermízamente, creándose verdaderas comunidades de jugadores con cosas más parecidas a las sectas que a un grupo de gente con ganas de pasarlo bien. Normalmente, si entras en uno de estos juegos, tienes que estar más preparado psicológicamente que jugablemente para soportar la cantidad de insultos que vas a recibir si no conoces todos y cada uno de los secretos del juego desde el momento cero. Counter-Strike, World of Warcraft o League of Legends (el que lo peta en la actualidad) son los últimos juegos que más adeptos han tenido en este aspecto.

Demigod es un MOBA, como lo es League of Legends. MOBA son las siglas de Multiplayer Online Battle Arena, un género que, si no estoy equivocado, es bastante moderno. Su origen reside en 1998, cuando un modder realizó un mapa para Warcraft III llamado Defense of the Ancients. Probablemente os suenen más su siglas, DotA, que ahora vuelven a estar de actualidad gracias a DotA 2 que apadrinó Valve y que viene a ser el gran competidor del League of Legends. Podéis saltaros el par de párrafos siguientes que vienen a explicar un poco lo que es un MOBA si ya estáis puestos en materia.

Oak, mi favorito del juego

Básicamente un MOBA incluye dos facciones que se pelean entre sí por conquistar la fortaleza enemiga. Es una suerte de estrategia mezclada con acción y rol, aunque es mucho más simple que eso. En lugar de comandar un ejercito simplemente manejas a un personaje con habilidades muy marcadas (el típico árbol de habilidades) que define la diferencia entre la victoria y la derrota. El resto de unidades van solas a la batalla periódicamente, y siempre con el objetivo de derribar los muros/torres/lo que sea enemigos. Estas criaturas normalmente se usan a modo de escudo para que ellos reciban los daños mientras tu te dedicas a provocar el caos.

Los MOBA tienen unos tipos de mapas muy específicos que incluyen lo que se denominan "calles". Es todo mucho más literal de lo que parece. Son mapas simétricos a conquistar desde diversos puntos. Tu misión suele ser llegar a la ciudadela/núcleo enemigo y destruirlo, lo cual requerirá mucho tiempo y habilidad. Es muy importante conocer a tu personaje en este tipo de juegos y establecer una combinación óptima de habilidades para, más que ser un monstruo caótico, conseguir sobrevivir de todas y cada una de las escaramuzas que hay. Son partidas donde los jugadores mueren lo justo ya que hacerlo otorga suculentas recompensas al equipo rival el cual se potenciará más y desequilibrará totalmente la balanza.

Creo que esto es lo más caótico que he visto en mi vida

Nunca me vi atraído por los MOBA. Probé League of Legends durante cosa de dos o tres horas, y entendí que a la gente le gustara tanto, pero la relación tiempo/diversión para mí es criminal. Al que sí jugué pero por no ser un puro MOBA fue al Awesomenauts, el cual no me acabó de enamorar pero era un buen juego como pudisteis comprobar en su análisis. Básicamente son juegos que suelen estar determinados desde casi el principio, y que quien va ganando al primer cuarto de hora suele acabar ganando a la hora y pico que fácilmente puede durar una simple partida. Las capacidades para remontar suelen ser casi nulas y todo acaba siendo como un survival mode en el que intentas sobrevivir el mayor tiempo posible hasta morir. Esperar un cuarto de hora en determinados juegos online porque es evidente que vas a perder es soportable, pero estar haciendo el chorra durante tanto tiempo es casi inmoral.


Pero centrémonos de una vez en Demigod, el juego de Gas Powered Games que prometía muchísimo y que luego se disipó cual niebla mañanera. Perdió una oportunidad de oro porque League of Legends todavía no había pegado el pelotazo tan salvaje de los últimos años por 2009 cuando salió Demigod. La razón: el multiplayer estuvo muerto mucho tiempo por varios problemas y el single player no ofrece absolutamente nada. Fue un juego que nació muerto y por ello fue olvidado, más todavía sabiendo que League of Legends es un juego gratuito que viene a hacer lo mismo.

Demigod es el MOBA genérico, sólo que con un apartado artístico sublime. Los escenarios son verdaderas maravillas y los personajes tienen un diseño acertado aunque algo irregular en algunos casos. Hay algunos que son muy buenos y otros no pueden ser más genéricos. Tampoco hay gran variedad, ni de escenarios ni de personajes (probablemente con vistas a sacar más luego cuando el juego arrancara), pero lo que hay es visualmente muy bueno.

Pocos escenarios, pero prodigiosos

Le falta ambición, le falta creérselo. Hubiera sido sensacional un modo campaña o algo más para el single player que diera mayor solidez al título, pero invirtieron en un multiplayer que se autocondenó nada más empezar. Únicamente contamos con un modo torneo que pretende hacer las veces de modo para un jugador, aburrido como él sólo y sin ningún aliciente más allá de explorar los diversos personajes y habilidades con las que contamos antes de embarcarnos al modo multijugador. La buena noticia es que en el multiplayer la gente es más comprensiva si no sabes jugar, más que nada porque no hay mucha gente con la que jugar.

No se puede decir gran cosa de Demigod en particular porque no arriesga en nada. Sus virtudes y defectos son los de un MOBA, sin más añadidos ni carencias. También es entendible porque es un género que está todavía en su juventud y pasará un tiempo hasta que alguien llegue y se ponga a intentar reinventar el género o a añadir algo notablemente diferente. Si te gustan los MOBA Demigod es bueno, pero probablemente tengas que jugarlo solo con un puñado de bots de IA irregular (o muy fáciles o muy difíciles). Si no te gustan, como es mi caso (gracias a Dios), no es el juego que te va a hacer cambiar de opinión.


2 comentarios :

  1. Que genial el escenario de la serpiente!.

    Yo he jugado al DotA2 cosa de una semana hace un tiempo y comparto lo que dices: se entiende que guste, porque está muy bien hecho, el diseño y el balance del juego es sensacional; pero la inversión de tiempo para alcanzar la gratificación -que un amigo que juega mucho me vende- es prohibitiva (además de también tener que soportar todo tipo de insultos de n00b, l2p, etc).

    Del modo campaña, el DotA empezó igual me dicen, pero ahora está bien para introducirte en el juego, hay muchos tutoriales, supongo que el caso del Demigod habrá sido igual, solo que nunca llegó a despegar.

    (Cuando vi la portada me creía que era algún clon de Shadow of the Colossus!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Pues todos los escenarios son en este plan! Aunque ése es mi favorito (de ahí que lo pusiera xD).

      El DotA entonces ahora tiene modo campaña? No lo sabía, igual algún día lo juego.

      Clon del Shadow of the Colossus no hay Y_Y. Tan sólo en Darksiders 2 y Castlevania: Lords of Shadow he visto pinceladas de eso, pero nada más.

      Eliminar