viernes, 25 de abril de 2014

Thomas Was Alone

Cada vez que ese gentuzo de NeoJ habla de un juego indie, tiemblan los cimientos del planeta Tierra.




Pero tranquilos, que esta vez voy de buenas. Nunca he ido realmente de malas, pero hay instalada una especie de sensación entre la gente que me conoce que me considera una especie de azote de lo indie. No tiene sentido porque juego a bastante cosas indie, y rara es la vez que suspendo algo en los análisis. No juego al nivel de otra gente que es verdadera experta en estos temas, pero sí que suelo jugar a alguno del "género" si es que se puede llamar así con bastante frecuencia.

Si os soy sincero, ya no me queda claro qué es lo que quiero en un juego indie. Thomas Was Alone es un juego que me ha encantado, ya os lo digo, pero podéis leer decenas de análisis de juegos indie donde digo cosas negativas de los mismos perfectamente aplicables a éste. ¿Qué tiene Thomas Was Alone que no tienen los demás? No lo sé. ¿Es sólo la predisposición con la que me enfrento a un juego así lo que acaba determinando mi experiencia? A veces lo pienso. No la predisposición en sí, sino más bien mi estado de ánimo. El caso es que el juego de Mike Bithell me ha encantado, y otros no. Además fue algo así como un flechazo. Casi desde el primer segundo quedé atraído por el juego. Su atmósfera, su música, su propuesta aparentemente repetitiva pero cargada de ingenio. Todo remó en una misma dirección que en ningún momento se vio enturbiada.

Uno de los mejores momentos del fantástico narrador

Thomas Was Alone es un juego donde tendremos que manejar a distintos bloques con distintas propiedades. No necesita ni personajes para gozar de cierta profundidad, ni siquiera de una historia en la que no nos metemos hasta que no llevamos unos cuantos capítulos avanzando con los bloques. Esos bloques que sólo tienen de personal su nombre tienen más carisma que una gran mayoría de personajes de otros juegos que he jugado. Así, cada uno saltará una altura y longitud diferentes, por lo que tendremos que hacer que los unos se ayuden a los otros para llegar al final del nivel. Otros bloques en cambio gozan de habilidades especiales, como ser capaces de flotar en el agua o de realizar un doble salto. La idea principal del juego es planificar tu avance de manera que vayan progresando aquellos bloques con más "deficiencias" en la mayoría de los niveles, aunque cada nivel es distinto y un bloque que te resulta inútil en uno puede ser todo lo contrario en el siguiente.
Esto sí que es cooperatividad
Todavía me quedaba una última sorpresa, y es que no es un juego que tenga como intención estrujarte el cerebro. Esto sí que es algo que tengo muy definido como razón de que me gustara tanto el juego. Era muy fácil forzarte a hacer estructuras hijoputescas para seguir avanzando, enrevesar los puzles y obligarte a pasar una hora en cada uno de los niveles cambiando entre la tremenda multitud de personajes que acabas controlando a la vez y buscando ese nuevo giro creativo que tienes que captar sí o sí para conseguir el nivel. En serio, muy fácil hacer de Thomas Was Alone un auténtico infierno, pero todo lo contrario. Hay múltiples formas de pasar por los niveles, y muchas veces hasta nos parecerá que estamos ante un tutorial de un juego que saldrá dentro de un tiempo.

Algunos niveles parecen muy complejos, pero todo lo contrario

A todo esto, sumad una música de escándalo y un narrador con todo el carisma necesario para llevar él solo la trama. Misma clase de voz que el fabuloso narrador de The Stanley Parable, pero con un 80 % menos de ironía. La jugabilidad es buena, aunque se le nota que viene de la tecnología flash y a veces ocurren cosas... algo raras. Pero es tontería ponerse tiquisimiquis con las ínfimas pegas que se le pueden poner al juego. Por pedir, le falta algo más de duración y grandeza en general, pero las sensaciones son tan buenas que yo no me atrevería a tocarlo demasiado.


7 comentarios :

  1. Es que un juego de estos, para quedar un poco en la memoria necesita un cierto carisma, no ya de los personajes o el narrador, que aquí rebosa, sino del juego en general. Y hay veces que funciona y otras que está metidísimo con calzador y resulta un poco incómodo de ver e incluso patético, como el niño ese de clase que intenta ser guay para caer bien pero sigue siendo un pringao. Y aquí funciona muy muy bien.

    Y la química entre los personajes también funciona de mil amores, cada uno con sus inseguridades y sus miedos, las relaciones entre ellos que van surgiendo muy naturalmente... Se dice ya tanto que quizá ha perdido el significado, pero es uno de esos casos en que hubiera sido muy fácil hacer que los personajes fuesen clichés puros y duros, y sin embargo tienen algo especial.

    ¡¡Juegaso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo de los personajes es que es muy curioso. Antes de jugarlo es como que ya lo sabes, que es "ese juego donde los personajes son meros cuadraditos", y esperas que va a haber algo peculiar en ello, pero no hasta ese nivel.

      Eliminar
  2. Pues a mi en cambio no me satisfajo tanto como a tí. Ooj, en líneas generales me gustó, pero su primera hora se me hizo insufríblemente coñazo (estuve a punto de dejarlo), y que en alguna de las últimas fases haya que repetir HASTA 5 VECES algunas secciones me pareció una cagada gorda. Juego entretenido, pero personalmente no creo que se lo recomendase a todo el mundo. O igual si, yo que sé, hace meses que escribí el análisis, para recordar qué coño puse de él en su momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí el juego me duró poco más de tres horas, como la primera hora te sea coñazo... xDD. A mí me pareció un poco lo contrario, que había veces que parecía que tenías que hacer las mismas estructuras cien veces pero luego no.
      Luego me paso por lo que escribiste a ver ^^

      Eliminar
  3. Hostia puta... si el otro dia escribí un comentario... fijo que se me olvido dar a publicar.
    Pue eso que un juego que hace que le cojas cariño a figuras geométricas tiene el cielo ganado, me llevo 4 horas terminarlo con todos los logros, pero fueron 3 horas muy majas.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Tengo puesto un filtro antiarévalo, por eso Samu nunca aparece tampoco.

      Es un juego muy especial y muy bonito. No se le ve pretencioso y es divertido. Si no es tan difícil hacer algo decente! Lo que pasa es que se complica y se les va la cabeza xD

      Eliminar