lunes, 21 de julio de 2014

Betrayer

Betrayer es horrendo. Hace tantas cosas mal que me limitaré a decir que es de los juegos más aburridos que he tenido el dudoso placer de instalar en mi ordenador.

Que no os atraiga esto como a mí



Se puede definir Betrayer como un juego de aventuras/acción/exploración desarrollado por Blackpowder Games donde reina su distinta propuesta a la hora de desarrollar el juego. Betrayer es como un intento de rendir homenaje a las viejas aventuras donde uno estaba perdido el 90 % del juego que acaba viéndose aquí como una involución muy desafortunada que te hará omitir cualquier gana de jugar a un juego antiguo de este género.

Básicamente se te dan extensiones grandes de tierra que explorar, un poco a lo Skyrim con brújula y posibilidad de viaje instantáneo desde el mapa pero mucho más reducido, donde tendrás que deambular en busca de tu siguiente objetivo. Tendrás un diario donde apuntarás todo lo que vas descubriendo, y tendrás que ir enlazando misiones sin tener ni idea de a dónde ir o por qué ir. Encontrarás diversas pistas que te darán una idea de dónde dirigirte en tu siguientes pasos, pero muchas veces acabarás perdido por culpa de una nefasta narrativa que intenta ser diferente y acaba repercutiendo en la jugabilidad.


Por si fuera poco, en Betrayer nos movemos por el mundo real y el mundo de los espíritus, siendo posible que nuestro objetivo no se encuentre ni siquiera en el mundo que estamos explorando. Esto supone peinar extensiones de terreno enormes en dos ocasiones, lo cual hace el juego doblemente aburrido. Quizá si el sistema de combate hubiera sido al menos divertido podríamos sobrevivir por el tedioso mundo de Betrayer, pero tampoco es así. No es malo, eso que quede claro, pero es bastante básico y está sujeto a fallos.

No todo es malo en Betrayer. Su principal mal es que el 70 % del juego nos lo vamos a pasar andando por zonas que parecen todas iguales, pero fuera de eso el juego presenta algunas cosas interesantes. Para empezar, llama la atención su apuesta por lo monocromático. Betrayer está en blanco y negro, para que nos entendamos, y únicamente veremos rojo carmesí en aquellas cosas con las que podamos interactuar. Esto es una soberana estupidez, porque el juego está hecho completamente en color y podemos comprobarlo activándolo desde el menú de opciones, pero por defecto se nos da esta otra opción monocromática en la que se apuesta por algo distinto visualmente.

Gráficamente es decente. A destacar también el apartado sonoro y el tratamiento del aire, también a nivel jugable ya que si nos desplazamos cuando el viento sopla con fuerza seremos mucho más difíciles de detectar. Lo que al principio parece una buena apuesta acaba siendo algo cronometrado que ocurre cada poco tiempo, y la verdad es que no creo que hubiese costado tanto hacer eso más aleatorio y acercarlo a una experiencia más aprovechable.

Vamos, que directamente huyáis de él porque es de esos juegos megacoñazo que no merecen la pena. Aunque una cosa os digo, tengo la sensación de que tiene un puntillo de juego de culto que gusta a uno de cada diez jugadores. Si os atrevéis quizá seáis ese uno.


7 comentarios :

  1. He entrado sólo para ver el flamante diseño. ¿DÓNDE ESTÁ EL MALDITO FONDO FUCSIA? UN FONDO AL MENOS! -_-

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo conocía de nada, pero que sea en blanco y negro pudiendo cambiar al color sin motivo alguno es una tontería. Yo es que pensaba que siendo dos mundos uno sería B/N y otro color, pero según comentas, no. Además el color se ve como ultrasaturado y duele a la vista, mejor blanco y negro con el rojo. Le da un toque más de juego de culto, como tú dices, aunque no me llame la atención, así que seguiré tu consejo. Querido NeoJin, ¡deberías probar The Saboteur!

    P.D.: A parte del fondo ha habido cambios en el diseño, la letra es más grande, y cosas así, ¿no? o_o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y es todo lila rosado como era al principio de los tiempos xD. Ahora creo que es más fácil de leer.

      Lo de que esté tan saturado es culpa mía porque lo puse a tope. Hay una barrita que pasa del blanco y negro a esa saturación, pero quería que se viera la diferencia xD.

      Y si, como dices es una tontería lo de que esté en blanco y negro por defecto, pero es muuuy llamativo que todo el mundo lo deje así y no lo ponga en color.

      Sí, tengo que jugar a The Saboteur, sí, pero me da miedo que me lo hayas dicho en una entrada de un juego que me ha parecido tan malo. Dime que no tiene nada en común y que era un pensamiento aleatorio... xD

      Eliminar
    2. Nada, tranquilo: el recuerdo a The Saboteur ha sido porque es todo en blanco y negro + cosas rojas (sangre, banderas nazis, y poco más), pero las zonas se vuelven de color (Y quedan preciosas, además), cuando las liberas del dominio nazi. Es que pocos juegos conozco en Blanco y negro, la verdad XDDD.

      Eliminar
  3. Pues viendo el resultado a color no me extraña que esté de serie en monocromo, parece el Donkey Kong de la primera Game Boy :´D

    ResponderEliminar