domingo, 27 de julio de 2014

Wizorb

Cada vez que alguien menciona que Wizorb es un Breakout con tintes de RPG se rompe un casette del Arkanoid: Revenge of Doh.




De cuantos subgéneros puramente arcade existen, el Breakout es de muy largo mi favorito. Y digo Breakout porque se ve que es la palabra para definirlo ya que fue el pionero, pero yo toda la vida me he referido a esos juegos como "los Arkanoid". Eso de controlar un... ¿un qué? ¿alguien sabe qué controlamos? En Wizorb es un bastón, pero... ¿cómo se llama el utensilio ese de manera genérica? Iluminadme. Me suenan cosas como palas o algo así, pero ni idea (y me da pereza buscarlo).

Tras ese párrafo introductorio cargado de información útil metámonos en materia, porque Wizorb tiene más de un comentario. Tribute Games se estrenaba con el juego en 2011 y hacía las delicias de todos aquellos que amamos los rompebloques, ese género que ha quedado relegado a un segundo plano en el mejor de los casos y que reina a su manera en los dispositivos móviles de gama media. Su principal añadido es la inclusión de una historia que se desarrolla en un entorno RPG, por decirlo de alguna manera, pero ojo que no tiene nada de RPG. Únicamente veremos como la historia se va desarrollando en una ciudad con sus correspondientes casas, tiendas y ciudadanos propios de una aventura RPG donde el entre sin llamar sigue siendo la regla que predomina, pero nada más. En cuanto salimos de ella todo se vuelve un juego arcade a la vieja usanza con un acabado gráfico de la era de las 16-bits.

Todo el mundo en Tarot Village te acaba debiendo la vida.

El otro añadido, más allá de esa máscara de RPG puntual, sí que tiene que ver con la más pura jugabilidad, y es que mediante los poderes de nuestro querido mago protagonista llamado Cyrus podemos alterar la dirección de la bola o dotarla de un poder ígneo bastante destructivo. Estos poderes dan más velocidad a las partidas y nos permiten lidiar con ese incómodo momento de todo juego del género en el que nos queda un bloque y necesitamos de cuarenta rebotes para alcanzarlo. Con estos poderes podemos controlar mucho más la bola pero sin que llegue a facilitar excesivamente las cosas. Además, la barra de magia para usar estos poderes se gasta bien pronto, por lo que abusar de ellos nos condena al tedio.

Cyrus

Cinco escasos niveles que terminan con una batalla contra un monstruo de fin de fase, de inspiración mejorable en la mayoría de los casos. Más allá de eso no hay mucho por hacer salvo conseguir rescatar a unos niños que te proporcionarán un amuleto que facilitará el juego un alto porcentaje. Wizorb debería durar un poco más, incluso dentro de lo mediocre que realmente es.

Y es mediocre porque sus innovaciones son demasiado insípidas. Hubiera estado bien atreverse con algo más distinto, e incluso ya que hay un amago de coqueteo haberlo integrado en un mundo RPG de verdad, o por lo menos haber creado más ciudades y haber dado más juego a una idea que casa tan bien como impensable parecía al principio. Al final la sensación es que estamos ante una "ciudad RPG" que actúa casi como menú y cinco niveles bien escasos que se quedan cortos para un género acostumbrado a rozar la centena.

Captura dedicada a los lectores del BloJ

Aunque todo funciona, eso es innegable, y con que te guste el género ya vas a disfrutarlo. A mí me entusiasmó, pero si yo con la debilidad que tengo por un juego de este género detecto en él lo relativamente pobre que es, no quiero imaginar alguien que lo juegue desde la neutralidad. Gustar gustará a casi todo el mundo, pero sorprender... yo creo que a nadie.


6 comentarios :

  1. Lo de que Wizorb es medio RPG es una de ésas afirmaciones locas de internet, como cuando alguien debió de decir una vez que Portal era un shooter por ser en primera persona... se extienden y no entiendes por qué.

    Totalmente de acuerdo en todo: un juego muy simple y mediocre que resulta difícil de recordar excepto por su... Espera. ¿¡CÓMO QUE NO LO JUGASTE EN ESPAÑOL?! ¡¡SI ES LO MEJOR DEL JUEGO!!

    http://i209.photobucket.com/albums/bb59/rokuso3/Checkpoint/Wizorb/20130620030834_zps098c978e.png
    http://i209.photobucket.com/albums/bb59/rokuso3/Checkpoint/Wizorb/20130620030952_zps569c5818.png
    http://i209.photobucket.com/albums/bb59/rokuso3/Checkpoint/Wizorb/20130620030850_zpsbde4b026.png

    ...y paro porque podría pegarte 300 capturas y no hacerle justicia. Pero no sabes lo que te has perdido XDDDD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo que me estoy perdiendo por jugar a los juegos en inglés. Por suerte jugué al FFVII en español, eso no me lo perdí.

      Eliminar
    2. Bueno, yo a la cosa esa que le pega a la bolita para romper bloques le llamo paleta, pero a saber.

      Mira, suena genial y es curioso que tenga historia...pero ¿Solo 5 pantallas? joder, como bien mencionas, estando acostumbrados a un género que ronda 100+ pantallas esto casi me parece un chiste.

      Eliminar
    3. "Paleta" me suena bien también, debe llamarse así xD.
      Sí, cinco pantallas, pero no os quedéis sólo en eso! El juego está bien, sin más. 6 horas de juego le eché por si os sirve de orientación para saber cuánto puede durar xD. Me faltaron algunos logros pero todo lo que aporta el juego conseguido.

      Eliminar
  2. Es uno de aquellos juegos que tengo pendientes desde hace tiempo, y la lista sigue creciendo.
    De momento no se encuentra entre mis prioridades, pero debo admitir que visualmente se ha ganado a pulso un pedacito de mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los que tenemos amor por lo retro (especialmente la era de 8/16 bits) no podemos resistirnos a este tipo de juegos xD

      Eliminar