lunes, 25 de agosto de 2014

Super Castlevania IV

El juego propuesto por Blin en el celebrérrimo ¿A Qué Juego Quieres que Juegue? #6.



Llevo un cachondeo con los Castlevania que yo es que ya no sé ni a los que he jugado ni a los que no. Bueno ahora más o menos me ubico pero con los primeros de verdad que tengo una zapatiesta montada que no es normal. Por aquí, sin embargo, sólo habéis visto el Castlevania: Bloodlines para Mega Drive, el cual ya os anuncio que sigue siendo mi favorito de la época de las consolas 16-bits. No me matéis por ello.

Todo eso no quita para que vea en Super Castlevania IV uno de los mejores plataformas. La saga Castlevania en sí es imprescindible para cualquier amante de lo retro, y jugar a cada uno de los juegos de Konami sigue siendo una experiencia audiovisual especial a día de hoy. Nótese lo de audiovisual porque quiero dejar claro lo maravillosas que son sus sintonías en cada una de sus entregas.

Temblad muchachos, temblad. Qué miedo vais a pasar

Pero no hablemos de un videojuego empezando por su música, a menos que en ese juego haya colaborado Akira Yamaoka claro está. Super Castlevania IV es una maravilla técnica y jugable que apareció en 1991 y que es uno de los juegos que debe estar incluido en cualquier lista de indispensables de Super Nintendo. Hasta la aparición del ya mencionado Bloodlines, los Castlevania sólo pisaban territorio de consolas blancas por lo que los segueros estábamos bastante marginados en ese aspecto. Eran una de las envidias más profundas que yo sufrí en mi niñez, porque al fin y al cabo de los demás juegos siempre había alguna alternativa en Mega Drive. Sin embargo no puedes encontrar en todo el catálogo de Mega Drive un juego que iguale a Castlevania o que te sirva para quitarte el mono. Tan sólo en Master System pudimos disfrutar de un maravilloso Master of Darkness al que le casqué una de las notas más abultadas que se han visto por este BloJ.

Te podías colgar como un jamón y todo

No es fácil explicar Super Castlevania porque es uno de esos juegos que hace muchas cosas de manera perfecta. Su jugabilidad es prodigiosa (siempre odié los Castlevania que no podían atacar en diagonal), pero es todavía superior su curva de dificultad. Tan sólo en el último nivel encontraréis un verdadero reto que os puede sacar de quicio. En el resto del juego podréis sobrevivir si vais con el suficiente cuidado y tenéis cierta habilidad para esta clase de juegos. En cualquier caso, tenéis a disposición los socorridos passwords que siempre os protegerán de un game over definitivo.

Konami time
El juego se divide en la estructura clásica de los Castlevania, con la diferenciación de que se cambia la numeración de los niveles por letras cuando llegamos a las inmediaciones del castillo de nuestro querido Drácula. Es un juego largo, que ni siquiera se preocupa en introducir grandes novedades jugables, y es que no es una saga que se haya preocupado demasiado por reinventarse a sí misma hasta la llegada del glorioso Symphony of the Moon. Seguimos atacando de la misma manera, los corazones siguen dándonos armas secundarias y no vida y al final de cada nivel siguen apareciendo espectaculares bosses marca Konami.

Técnicamente es soberbio. Ya hice mención a la maravillosa banda sonora que incluye remixes y temas originales, como habitualmente nos encontramos en la saga. En cuanto a gráficos, es ahí donde se da un paso más allá, con el Mode-7 y el multiscroll dándole ese aspecto tan reconocible como juego de Super Nintendo. Eso sí, he de decir que se me quedó un pelín corto en cuanto a diseño, principalmente por culpa de mi querido Bloodlines que en eso le mea de arriba a abajo. No todo se puede tener en esta vida, aunque claro, ése llegaría tres añitos después.

Un clásico imborrable. Hacer ¿A Qué Juego Quieres que Juegue? se justifica con grandes juegos como éste, ya sea para descubrirlos o para rejugarlos.

6 comentarios :

  1. Nunca he jugado ningún Castlevania -shame on me-, debo de incluirlo en mi lista -aunque antes debo jugar al Metroid, que últimamente me llama mucho-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Symphony of the Night es una obra maestra, y si tienes DS todos los que salieron son maravillosos *_*.

      Eliminar
  2. Menuda pasada de juego, pero es que en esa época cuando iba a una tienda sin saber que juego comprar miraba en la caja y si estaba el logo de Konami me lo compraba sin pestañear, así cayeron Super Castlevania IV, Super Probotector (Contra III), Axelay, Parodius o Turtles in Time.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que te entiendo. Konami ha dado tanto *_*. Ahora se ha desinflado bastante y no me extrañaría que pasaran de Konami a Kojima como nombre de compañía, pero ains, que juegarracos.

      Eliminar
  3. Super Castlevania IV es un muy buen juego tremendamente disfrutable, concuerdo que el último nivel es con diferencia el más difícil y más si tenemos en cuenta las peculiaridades de nuestro protagonista, lento y pesado.

    Aun así es un juegazo, buenos gráficos y una increible banda sonora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general todos los protagonistas de la saga siempre me parecieron lentillos, al menos los de la primera etapa 8-16 bits, pero bueno el juego está muy equilibrado como para que no se note. Eso sí, cuando se vuelve puro plataformas se sufre más xDD

      Eliminar