sábado, 13 de septiembre de 2014

Among the Sleep

Bebé Simulator: The Dark Descent.



Among the Sleep es un nuevo giro a los juegos de terror/aventura en primera persona con la principal novedad de que eres un tierno bebé con un osito de peluche al que abrazas y que actúa como linterna. Prepárate para ver todo muy grande (ideal aumentar el FOV todo lo máximo para potenciar esta sensación) y para sentir que tú eres muy lento, salvo cuando vas a gatas que pareces un Ferrari.


En Among the Sleep mezclaremos el mundo real con el mundo fantasioso que pasa por la mente de un bebé. La mala noticia es que la vida de este bebé es de todo menos idílica, y la separación de sus padres le ha dejado marcas psicológicas que le harán tener unas pesadillas en las que tendremos que huir de horribles criaturas que le acechan. Para protegernos de todos los peligros, podremos ocultarnos en armarios o debajo del mobiliario con el único objetivo de no ser visto, ya que ésa es nuestra única defensa.

Cangueeeeeloooo


Buenos efectos de luz
Un juego que empieza bastante bien, pero como me ocurre con el 90 % de los juegos del género en cuanto presencio la primera escena donde verdaderamente corremos peligro se me pasa toda la tensión. Todo se convierte en un juego de pequeños puzles con pequeñas plataformas donde las físicas cobran también algo de protagonismo, pero nada más. He de reconocer que la tontería de ser un bebé al principio me gustó, pero que luego se me hizo un poco pesado.

Among the Sleep es un juego decepcionante, o quizá soy yo el que siempre deposita demasiadas esperanzas en cualquier cosa que huela a terror. En esta ocasión no hablamos de una decepción generada por la ausencia de un terror de calidad, sino que hablamos de un nivel general como videojuego bastante deprimente. Es un juego demasiado simple que ni siquiera se recrea en esa parte psicológica que podría haber dado mucho más de sí, pudiendo haber jugado con la realidad y la fantasía del propio bebé hasta el punto de no discernirla claramente. En definitiva hacerlo más abstracto y más cercano a lo ilógica que debe ser la mente de un niño de esa edad y no centrarse únicamente en un osito de peluche que te habla en un mundo de fantasía.

Tiene su encanto, no lo voy a negar, y más todavía si no has jugado a tantos juegos de terror en primera persona como los que han ido saliendo en los últimos años. Su corta duración también puede que eche a gente para atrás, pero desde luego es su insulsa propuesta lo que a mí me dejó con un mal sabor de boca. Digamos que no me gustó, pero no tengo razones objetivas para criticarlo.

8 comentarios :

  1. Algo he oído hablar del juego, tenía la idea de que era un buen juego, pero veo que es una gran propuesta que le falla en su realización, porque como bien explicas al parecer no se aprovecha de manera correcta el potencial de ser un bebe (y no no hablo de eructar y buscar mamaderas), sino de los abstracta que es la mente de los mismos, lo creativa que es la mente a esa edad, podría dar mucho jugo para el terror.

    Por otra parte si es corta, no me llama mucho la atención xD.

    Buena entrada. Saludos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar *^^*

      Pues sí, es una pena porque puestos a meterse en la mente de un niño podrían haber jugado mucho más con lo abstracto. Tengo tanta pasión por esta clase de juegos como fácil soy de decepcionar :/

      Eliminar
  2. Qué pena, porque me llamaba mucho la atención la idea del simulador de bebé. Supongo que hay ideas que sobre el papel están genial y son muy originales pero luego mantener el interés es muy difícil, máxime si la personalidad del protagonista está tan limitada.

    Muy interesante la crítica, saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sin duda es eso! Es como que al ir a presentar la idea es todo muy bonito, pero cuando se ejecuta siempre se queda corta. Es un poco lo que comento en la crítica, que todo pinta muy bien hasta que ya llegan los primeros sustos, la "chicha" del juego, y ya pierdes un poco la inmersión y todo lo que parecía tan prometedor.

      Eliminar
  3. Conocía el juego, pero no sabía que hacía la mezcla esta de terror con los temores del bebé. La propuesta es original como premisa, pero leyendo tu reseña está claro que MUY mal llevada. No me parece que los señores que lo han hecho tengan demasiado conocimiento sobre lo que experimentan los bebesines xD. Y, sin ser estrictamente realistas, tampoco son capaces de sacar algo guay, apaga y vámonos :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claramente teng que jugar al Amy para reconciliarme con el género :D xD

      Eliminar
  4. Jajaja, el título parece un poco... digamosle bastante original, y es una temática diferente, la cual vendría siendo una característica con votos positivos de mi parte. Fíjate que el adentrarte en la mente de un bebé es una gran idea, y estoy de acuerdo contigo en que esto se hubiese aprovechado mejor aún, habrían hecho grandes cosas. Lo bueno es que no pide demasiados requisitos a pesar de ser una entrega un poco reciente, como lo hacen la mayoría de los títulos actualmente.

    El juego no es malo, pero tampoco es bueno. Mi puntuación personal es: 3.8.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un 3'8 es una nota muy baja! xD Entonces es muy malo!

      Eliminar