jueves, 18 de septiembre de 2014

The Simpsons: Road Rage

A mí no me preguntes, sólo soy una chica.



Un juego que salió en recreativas por primera vez en 1999 de la mano de SEGA donde tendrás que conducir un coche para llevar a diversos pasajeros a su destino en un mundo de físicas alocadas bajo el siempre estresante sistema de juego del time attack. Ah no, que eso es el Crazy Taxi. Éste es del 2001, y viene a ser un clon descarado del juego de SEGA que apareció en un montón de plataformas. Hoy analizamos (yo y toda la redacción que forma este plural blog) la versión para GameCube.

Es un juego tremendamente vacío. Cuando uno adquiere por ejemplo la adaptación de Crazy Taxi para una consola entiende que el juego sea así: partidas de poco tiempo donde intentar superar tu puntuación máxima y algún añadido más que justifique un poco el producto. En esencia un juego arcade para pasar el rato. Sin embargo, cuando uno se encuentra con un juego como The Simpsons: Road Rage pide algo más. Primero, porque ya el juego tiene una etiqueta de cutre por el mero hecho de ser un clon de otro, y segundo, porque al ser un juego que sale en consolas y no en recreativas se le exige algo más que un juego de pequeñas partidas de pocos minutos.


Bueno, sí hay añadidos pero funcionan todavía peor, y es que se nos presentan diez misiones de sosez inigualable y que nos ventilaremos en una hora para quedarnos con un juego que tan sólo propone jugar partidas al modo arcade para conseguir puntos y desbloquear nuevos coches y partes de la ciudad de Springfield.

Así que digamos que el envoltorio no es el más adecuado, pero... luego el juego funciona. Si no existiera Crazy Taxi la cosa sería mucho más divertida, pero dentro de lo que cabe y en su categoría de clon es divertido. Además, la jugabilidad Crazy Taxi le viene muy bien al espíritu absurdo y alocado de los Simpsons, y el cambiar los clientes por personajes reconocibles y situar todo en lugares reconocibles de Springfield es un incentivo para aquellos que disfrutan de la exitosa serie. Además, las voces están bastante bien y hay suficiente variedad de personajes y coches a elegir.


En definitiva, que cumple su función, pero es una copia tan descarada que es un juego para no tomárselo en serio. O mejor dicho, tomárselo menos en serio de lo normal, porque tomarse en serio un videojuego es casi algo antagónico por su definición. No me extraña que tuviera hasta problemas legales por culpa de su parecido con Crazy Taxi.

4 comentarios :

  1. lo unico que jugue en nintendo 64 son los juegos de star wars, y de los simpson el videojuego basado en la pelicula!

    ResponderEliminar
  2. Lo jugué casi de salida en PS2 y, aunque en principio me pareció una copia descarada de Crazy Taxy, reconozco que me lo pase como un crio con él.

    No lo juzgues tan duramente por no ser original. Mientras haya conseguido divertirte, entonces ha cumplido su función. Porque Hit & Run mismamente es una burda copia de GTA pero no por ello deja de ser divertido. Y ambos sabemos que esos 2 juegazos son los mejores y más entretenidos títulos de Los Simpsons.

    Muy buena reseña. Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro claro, cumplir cumple su función y es divertido, de ahí su 5.5 y no un suspenso. Si nos fijamos en las puntuaciones de la prensa donde un 7 es un suspenso la llevamos clara xD

      Eliminar