domingo, 12 de octubre de 2014

Finding Teddy

Un juego taaaan boniiiiiiico.




Bonico porque soy manchego. Bonico porque transmite perfectamente esa sensación de "soy bonico". Bonico porque va de que eres una niña a la que le roban su osito de peluche en sueños y tú vas detrás de él metiéndote dentro de un armario. Bonico porque es tan simple y tan corto que es imposible cogerle manía. Bonico porque la banda sonora compuesta por Julien Rocca es de las mejores que he escuchado últimamente en cuanto a género indie (sí, podemos hablar ya de un género musical que sea indie videojueguil sin problema me parece a mí).

En mi caso siempre pensaba que una bruja iba a llevarse mis peluches y por eso dormía con todos

A ver, que he corrido mucho yo en ese párrafo y ya no me queda nada por comentar. Retomemos el orden y contemos que Finding Teddy (del estudio independiente Look at My Game) es una aventura gráfica de estas sesgadas tipo Machinarium o Botanicula donde únicamente tendremos animación cuando hagamos click en el objeto de turno. Para que nos entendamos: que no podemos andar libremente haciendo click como en la aventura gráfica pura y dura. Nuestro único objetivo en este aspecto será el de encontrar los objetos pertinentes y usarlos en los lugares pertinentes y así poder progresar.

Finding Teddy es una de estas aventuras surrealistas donde entramos en mundos de fantasía creados probablemente por la mente del personaje. Cada vez que juego a una aventura gráfica alejada del mundo real (como The Longest Journey) temo mucho por su dificultad, y es que no es lo mismo estar atascado en el mundo real que en un mundo de fantasía donde todo tiene un punto abstracto. Gracias a Dios Finding Teddy consigue guardar la lógica dentro de su irrealidad, y en ningún momento sentiremos que estamos haciendo click aleatoriamente.

El inventario y la interacción son algo mejorables

La aventura gráfica es un género que se ha ido disipando demasiado, y en todo caso lo único que nos queda a día de hoy son evoluciones mucho más lineales de las aventuras gráficas tradicionales hacia géneros distintos. En este contexto es difícil sobrevivir con un juego como Finding Teddy tal y como lo he descrito, pero afortunadamente para sus desarrolladores el juego guarda cosas especiales que lo hacen parecer muy fresco y novedoso. Hablo de las notas musicales.

En Finding Teddy interactuaremos con el mundo y con sus personajes mediante notas musicales. Es, de alguna manera, la lengua oficial del mundo fantástico donde nos encontramos, y pronto tendremos que aprender a comunicarnos mediante canciones. No destriparé la mecánica real de todo esto porque lo consideraría spoiler, pero cuando te percates de cómo funciona la cosa pasarás a ver Finding Teddy como un mucho mejor juego en lugar de como un Simon, e incluso te apetecerá rejugarlo por saber qué te has perdido en tu primer viaje (además, la segunda vuelta trae sorpresas).

Momento Limbo

Como ya mencioné, la música es sensacional, con ese punto lúgubre que transmite el juego y que nos acompaña de una manera mucho más ambiental que machacona. En cuanto a los gráficos ya podéis ver en las imágenes de qué va la cosa. Le falta un poco de fluidez en las animaciones pero no es algo que repercuta sobre la calidad global del juego. Cabe destacar el impresionante artwork que vamos desbloqueando en la galería mediante pequeños orbes que aparecerán en pantalla y debemos clickar en otro ejemplo más de objetos coleccionables (una de las marcas del videojuego actual).

Algunas piezas del maravilloso artwork desbloqueable

Llevo ya bastante tiempo sintiendo que las aventuras gráficas me dan bastante pereza. Me siguen gustando pero me cuesta ponerme con una aventura gráfica pura y dura. Finding Teddy en el fondo lo es, pero es tan acotada y tan corta en todo que no da la sensación de ser comparable con el resto del género. En definitiva, si alguna vez quieres introducir a alguien en ese mundo quizá Finding Teddy sea un juego ideal.


8 comentarios :

  1. Ten preparado para el martes el Borderlands presequel y desempolva el tunngle!

    A las 4 estaré por aquí ;)

    ResponderEliminar
  2. Me lo vendiste en el primer párrafo, la jodiste al mencionar a Machinarium y se ganó mi corazoncito con el resto de fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Odio Machinarium. Lo odio mucho. Así que vuelve a querer Finding Teddy.

      Eliminar
  3. Me lo has vendido a base de bien.
    Tengo que probarlo sí o sí.
    Se agradece el descubrimiento :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te interese! Si al final lo juegas y te acuerdas de opinar por aquí yo encantado, que he oído pocas opiniones sobre el juego ^^

      Eliminar
  4. Yo puede que lo juegue por el Artwork que las dos fotos son alucinantes, porque empiezo a estar un poco cansado del pixelart. En cuanto a aventuras gráficas, me ha sorprendido muy gratamente The Vanishing of Ethan Carter: No es larga, tienes libertad de investigación y de recorrer un mundo completamente abierto y la historia es realmente estupenda, con una doble historia que le sienta muy bien.
    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lei hablar sobre él y es un juego al que le tengo echado el ojo. Es de lo que más me ha llamado la atención últimamente (y mira que han salido titulacos xD)

      Eliminar