domingo, 23 de noviembre de 2014

Beat Hazard

Asteroids epilépticos.



Beat Hazard es un juego donde todo brilla, explota y pone a prueba tu tolerancia epiléptica. Deberían usar el juego para efectuar diagnósticos. Estamos ante un shoot 'em up (matamarcianos, pero así quedo de entendido) que recuerda al clásico Asteroids pero con unas cuantas naves que te dispararán vilmente, además de jefes que pueden aparecer a mitad de nivel o directamente no aparecer. Por menos de esto ya se entre la etiqueta de rogue-like.

¿Y? Pues bien, Beat Hazard tiene como peculiaridad que es uno de esos juegos musicales. No, no estamos ante la enésima revisión de juego musical que requiere de tu precisión y tu sentido del ritmo, sino que esta vez la canción determinará el número de enemigos en pantalla, su velocidad de movimiento y tu potencia de fuego. Así, es algo que podréis notar en aquellas canciones que tienen momentos de descanso, en los cuales os veréis rodeados de naves a las que prácticamente ni podréis disparar por capricho de la canción. ¿Sabéis de cuando empezaron a aparecer por Winamp y otros reproductores esas animaciones visuales y lo mucho que nos hipnotizaban? Pues eso.


El juego, como ocurriera en otros como Rush Bros., queda determinado por los "beats" de la canción. En resumen, cuanto más rápida y frenética es la canción más rápido y frenético es el juego, el cual va cambiando durante toda su duración. Cada nivel es, simplemente, la duración de la canción sobre la que tendrás que sobrevivir con un número determinado de vidas y recogiendo items en forma de aumento de volumen o las más que socorridas bombas que aniquilarán todo lo que hay en la pantalla (y creedme, hay muchas cosas en la pantalla).

Un buen juego, bastante adictivo y con la posibilidad de añadir tus propias canciones (que más que un extra es un requisito ya del género). Es importante en este aspecto seleccionar canciones adecuadas, que además tengan buena calidad de audio. En cualquier caso, el juego peca también del mal del género, y es que aunque notamos la influencia de la canción no acaba de ser algo tan sumamente preciso, dando lugar a canciones muy lentas que actúan demasiado frenéticamente y viceversa. Más allá de eso, existen algunos modos de juego con cosas curiosas como poder conectarse a una radio y jugar sobre ella o un modo survival en la que tendremos que aguantar todo un disco.

Quizá con unas cuantas capturas en nivel suicida os hagáis una idea de lo que es el juego, o mejor dicho, lo que en teoría debería ser porque ya os digo que a veces la cosas se descontrola:

Esto es Rammstein
Maximum the Hormone
Akira Yamaoka
Skrillex

No hay comentarios :

Publicar un comentario