martes, 5 de mayo de 2015

Tales of Symphonia

Nueva entrega de mi odisea de jugar a todos los Tales of.


Ya sabéis que estoy metido en una cruzada por jugar a todos los Tales of. Podéis consultar aquí mismo todos los análisis de los Tales of que he jugado hasta la actualidad:


Sí, ya estáis viendo que he tenido que saltarme el Tales of Destiny 2. El motivo es que no salió fuera de Japón, y a menos que alguien me lo aclare no existe traducción -completada- ni manera de jugarlo para aquellos que no entendemos el idioma del sol naciente. Así, mi siguiente juego fue este Tales of Symphonia, al cual le tenía especiales ganas pero a la vez pocas esperanzas. Y es que llevo ya cuatro juegos haciendo lo mismo. El mismo tipo de combate con muchas mejoras, pero no deja de ser lo mismo. Temo el día en que vea el sistema de combate y diga "bueno, sí, lo de siempre"... pero ese día no llega. Tales of Symphonia me volvió a demostrar por qué es mi saga de JRPG favorita, y una de mis preferidas de todos los géneros en general.

Abuelo, deje de echarse la siesta

Es muy fácil resumir en una idea por qué los Tales of gustan tanto. En un juego donde se pasa el 75 % del tiempo luchando y repitiendo batallas, lo más importante es hacerlas divertidas. Sí, la historia también es importante, pero lo que es el "juego" en un JRPG está claramente definido en sus batallas. Todo lo demás parece más una película interactiva. Tales of Symphonia precisamente es una prueba de que la historia es importante, pero no tanto como el propio juego, y es que en Tales of Symphonia no vamos a encontrar una excusa argumental buena para jugarlo.

En esta precuela de Tales of Phantasia -esto es casi anecdótico, probablemente habrá incluso gente que ni siquiera lo supiera habiéndoselo pasado- nos enfrentamos nuevamente a dos mundos distintos, y se vuelve a caer en el error de representar esos dos mundos de una manera muy similar. Cuando empiezas a jugar y sabes de la existencia de otro mundo, te lo imaginas como un cambio importante al llegar a él, pero tal y como pasara en otros juegos el cambio de un mundo a otro es casi imperceptible. La historia mezcla un montón de organizaciones, enemigos, aliados, traiciones y desarrollo básico de un JRPG pero todavía más embarullado de lo normal. Es decente, pero está dentro de los estándares del género, y además como digo está todo bastante más liado.

Al hablar de historia en un JRPG hay que hablar también de sus personajes. Nuevamente nuestro personaje principal es más un secundario, un escudero para el verdadero protagonista del juego. Nuevamente se apuesta por un personaje muy activo, muy charlatán y muy divertido en contraposición con la mayoría de juegos de personajes mudos y sosos. Son otros los que llevan el peso de la seriedad de la trama. Nuestro Lloyd estará acompañado por personajes muy interesantes -como Genis- y otros bastante más prescindibles -como Zelos-, y como siempre suele pasar nos sobrarán personajes a la hora de jugar. Todavía recuerdo ese primer Tales of Phantasia con cuatro personajes y nada más. Creo que no conozco a nadie que disfrute viendo que se van añadiendo más personajes al grupo.

Los ocho principales

Salta a la vista una de las mejoras con respecto a los anteriores Tales of. Se impone definitivamente el cell shading, y lo hace de una manera brutal, otorgando al juego un apartado artístico con una belleza sin precedentes en la saga. Al ya de por sí atractivo aspecto, hay que añadirle vídeos anime ante los eventos importantes -eché de menos más-. Lo que no acaba de acompañar es la banda sonora, que se vuelve demasiado genérica, aunque puestos a criticar cosas que pasan por nuestros oídos la calidad interpretativa de los dobladores es paupérrima -ya desde hace varios Tales of-.

Pero vamos al meollo del asunto. Las luchas siguen siendo la leche, y ya directamente se puede apostar por un control manual que convierte directamente las batallas RPG en un hack and slash a la altura de los mejores. Decidme si no en qué juego considerado JRPG eres capaz de llegar a 99 golpes en un combo a base de encadenar tus ataques con las magias y habilidades de los que te acompañan, los cuales gozan de una IA excelente en términos ofensivos y defensivos aunque no tanto en cuanto a la gestión de mana.

¿Turnos? Sí, sí...

Es cierto que el juego se me antojó algo fácil. Quizá era porque me sigue encantando luchar y siempre iba un poco mazado, pero la verdad es que no sufrí ni una derrota en ninguna de las batallas que disputé. Es muy difícil de controlar en un juego que prácticamente es un hack and slash el tema de la dificultad basada en los propios niveles de los personajes, pero creo que podría haberse hecho un poco mejor, o al menos haber dotado de mayor magnitud a las batallas importantes. Sin ir más lejos, la batalla final está lejos de ser memorable, aunque el final es bastante acertado.

Sigue pareciéndome una maravilla a la altura de la saga. Un juego largo -incluso de más-, que supera en jugabilidad a todos los anteriores, los cuales se fueron superando conforme fueron saliendo. Aunque tenga menos nota que mi querido Tales of Phantasia, objetivamente ya no hay color, aunque la esencia y la semilla del árbol Yggdrasill fue plantada en el primero. Algún día encontraré un Tales of que me decepcione de verdad.


23 comentarios :

  1. Si tanto buscas un tales que te decepcione prueba la sesceula de este juego :D :D :D :D

    No lo he jugado, pero entre lo que me gustó Symphonia y los ríos de bilis vertidos con Dawn of the New World que aún teniéndolo original desde hace años aún no lo he metido en mi Wii.

    Debería rejugarme Symphonia, lo que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, he visto varias reviews malas de la secuela, pero cuando llegue la jugaré a ver qué tal. De todas formas muy mala tiene que ser para estropear tanto la saga XD

      Eliminar
  2. Este lo voy a jugar cuando salga el recopilatorio de PS3 este verano, que lo tengo ya reservadísimo. Pero en el Abyss, que va a ser mi primer Tales completo (odio eterno a los emuladores, que me jodieron la partida del Phantasia), sí que estoy viendo eso que dices acerca de las peleas. Normalmente las evito en cualquier JRPG y voy un poco bajo de nivel, pero en este, que ves los enemigos en el mapa antes de pelear y son más fáciles de evitar, voy buscándolos. Es un vicio y no entiendo por qué, pero son tan rápidas y tan dinámicas que no me molestan ni un poquito, no me da tiempo a cansarme de ellas.


    Lo que me escama es lo que dices de la historia. Siempre me han pintado este juego como uno de los mejores JRPG ever, y lo he estado deseando desde entonces (me lo dijo por primera vez un dependiente de Gameshop en... 2008 creo), pero nunca había oído que la historia fuese floja y estuviera como en un segundo plano... Para mí eso puede ser motivo de drop.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he dicho en otros análisis de Tales of, son los únicos juegos en los que acabo a nivel 80 o más (en algunos casos nivel 99) en la primera partida de las veces que lucho. Como dices son muy dinámicas y rápidas, y aunque algunos puedan verlas como puro machabotones a mí me parece que tienen suficiente componente táctico. Ya digo, llevo ya cuatro Tales of y sigo enganchadísimo al sistema de combate.

      No sé si es el mejor JRPG que he jugado, pero podría aparecer en el podio. Pero claro, comparar esto con otros que van por comandos y todo eso es un poco comparar dos géneros muy diferentes, como un juego de baloncesto con otro de fútbol o algo así xD.

      Lo de la historia puede haber sido cosa mía, pero yo la vi muy embarullada, un poco alargada y demasiado "densa". Esto no sería malo si no fuera porque está un poco mal narrada y en muchas ocasiones te acaba sacando de la historia. Pero vamos, que no sé lo que dirán de él, es mera opinión mía. Igual lo rejuego y me parece la piedra angular de la narración xD.

      Eliminar
  3. Un juego maravilloso, me mantuvo enganchado al mando de la gamecube como pocos juegos lo hicieron (quizás el Baten Kaitos). Efectivamente la se uela no está a la altura, pero es buen juego. Lo que sí te digo es que el Tales que no te puedes perder es el Tales of the Abyss, para mí el mejor... Y el vesperia también es cojonudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegaré al Abyss *_*. Tengo muchas ganas de todos (hasta de la secuela de éste xD)

      Eliminar
  4. Me quedo con la frase que has puesto al final: "es un juego largo-incluso de más-"

    Justo eso me pasó con el juego, lo iba jugando tan ricamente, hasta que llegado un momento, a las 35 horas más o menos, que me harté y directamente dejé de jugar. Tengo pensado retomarlo algún día, pero teniendo en la misma Game Cube el Baten Kaitos sin terminar, me temo que va para largo. Por cierto, muy bueno el Baten Kaitos, te lo recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo ir a casa de un amigo y verle jugar al Baten Kaitos y me gustó mucho. No lo descarto desde luego.

      Yo creo que sería incapaz de dejar un juego al que le he echado 35 horas o mas a medio xD

      Eliminar
  5. Lo jugué una vez en el emulador y lo dejé pasada la intro. El sistema de combate no me convenció, aunque la verdad que no le di ninguna chance. Es un juego que siempre tengo a la espera, por si me dan ganas de jugar un jrpg. Se ve muy "mágico".


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te gustó el sistema de combate la verdad es que no merece la pena. Primero porque es lo más importante del juego, y segundo porque, habiendo tantos JRPG por ahí sueltos seguro que encuentras ua opción que te guste más ^^.

      En cualquier caso yo te diría que volvieras a probar, por si acaso fue algo puntual :D. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  6. Uno de mis JRPG's favoritos, la verdad es que me compre el recopilatorio de este y su secuela para PS3, y la di bastante horas a este juego, terminandolo en nivel 100-105, derrotando al jefe más difícil, completando la mazmorra más difícil y haciendo casi la gran mayoría de las quest secundarias, aunque el juego requiere rejugarlo para cambiar ciertas decisiones en la historia, obtener objetos y ver algunas otros combates. La narrativa me parece buena, algo trillada, las conversaciones que se dan entre los personajes mientras no nos encontramos en batalla también. Tampoco es que sea una obra magna de la narrativa, pero logra generar cierto enganche con el jugador.

    Por otra parte, no he jugado los anteriores Tales, salvo el Phantasia que lo llevo avanzado un tanto (si bien recuerdo son 5 personajes (o 4 si no cuentas al protagonista) en SNES y 5 en PSX (1 opcional, pero que no tiene muchos diálogos, es algo extraño). La secuela es mucho más simple que esta, la historia es más melosas, y se pierde el encanto de los gráficos de esta aventura por otros en 3D, pero tampoco es que sea un juego totalmente malo, agrega un sistema de captura de criaturas. Aunque peca de ser continuista y se reciclar demasiado los entornos de este juego.

    Una buena reseña. Saludos!

    PD: También soy fan de la saga, e intento conseguirme las entregas de esta generación que parecen cambiar bastante xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la historia al principio me gustó mucho, estaba enganchado, pero luego se empieza a embarullar y la cosa va bajando escalones. Lo de las conversaciones entre personajes, que creo que no mencioné, estaba bastante bien, aunque siempre tenían ese tufillo a relleno (al fin y al cabo eran opcionales).

      Si no has jugado a anteriores Tales ya te digo que no hay una extrema evolución. El paso más importante que he sentido ha sido el paso de los combates 2D a 3D, pero realmente no cambia casi nada.

      Gracias por tu comentario *_*

      Eliminar
    2. Ahora que recuerdo de mayor manera las historias entre batallas, se llaman Plots xD, y si no activas un par de ellas en momentos puntuales puedes perderte ciertos eventos del juego, dado que activan ciertos comportamientos distintos en escenarios, NPCs y en nuestro personajes. También ciertos títulos de los personajes se logran con Plots especifico.

      El sistema de combate es bastante parecido con el Tales of Phantasia, y aunque parezca en 3D, enrealidad sigue siendo en 2D porque el movimiento de nuestros personajes se limita a líneas rectas, en la secuela podremos tener movimiento libre a través del escenario y hay cierto juego con eso, pero es algo mal aprovechado.

      Es cierto que el final se complica en eso, aunque las escenas de animación son notables al final. (no se si originalmente, o si las rehicieron específicamente para las reediciones o la versión de PS2, que también tiene cambios como eliminar bugs o enemigos que nos hacen muy sencilla la obtención de oro.

      Saludos!

      PD 1: Sacar todos los títulos de los personajes toma muchas partidas.
      PD 2: El sueño de anoche no me dejó comentar tan detalladamente, así que aquí esta el complemento del comentario anterior con lucidez xD.

      Eliminar
    3. Con lucidez todo suele ser mejor xDD.

      Sí, noté que te daban títulos por hacer algunas conversaciones, y que incluso hay zonas del mapa secretas que te dan como premio una mera conversación entre personajes. Me pareció muy curioso. Lo que no sabía es que luego según vayas activando eventos cambian relaciones y situaciones. Me pierdo muchas cosas de los JRPG principalmente porque no suelo rejugar ninguno (creo que jamás he completado un New Game+ de un juego así).

      Llevas razón en lo del 2D y 3D, como dije no hay mucha evolución precisamente por eso. Supongo que era un escalón intermedio necesario hasta llegar al control total en 3D.

      Muchas gracias por enriquecer la entrada con el comentario *^^*

      Eliminar
  7. Llevo años viendo de lejos los Tales of... y tienen buena pinta y después del ver los elogios que les dedicas me apetece bastante. Últimamente no hago otra cosa que consultarte pero ¿Por cuál estaría bien empezar?

    Gracias anticipadas y saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consulta todo lo que quieras que a mí me gusta ^^. Sobre Tales of no soy un experto, ya he visto que he jugado a 4 de ellos (voy por orden). No sabría decirte, el primero es el que más me gusta pero también por ser el primero, pero objetivamente como juego a estas alturas ha sido bien superado. Conforme he ido jugando me han ido pareciendo mejores y mejores, pero todos merecen la pena. Así que creo que a pesar de la historia te diría que éste es muy buena opción, además de estar considerado por muchos uno de los mejores.

      Espero haberte orientado un poquillo al menos :^^:

      Eliminar
  8. Admito que el Symphonia es el único Tales que me he pasado. Recuerdo haberlo jugado en mi gamecube y disfrutarlo como una enana... pero después de años ya no me acuerdo de la historia, sólo recuerdo algo el sistema de combate lo que me ha hecho pensar y... ciertamente, querían meter tanta información que me acababan liando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres a la información en el combate o a lo que mencionaba de lo embarullado del juego?

      En cualquier caso, yo de ti si te gusta el género probaba con alguno más :D

      Eliminar
    2. ¿Te refieres a la información en el combate o a lo que mencionaba de lo embarullado del juego?

      En cualquier caso, yo de ti si te gusta el género probaba con alguno más :D

      Eliminar
  9. A mi el espíritu del juego me encantaba.

    Pero el sistema de batalla en medio es un puto paseo aburridísimo, y en difícil se me hacía difícilmente pesado.

    El mazmorra pueblo mazzmorra pueblo *10^infinito hace también que me queme.

    Y por esas cosas lo acabé abandonando. Sin embargo me gustaría tener otro verano para cogerlo, aunque posiblemente viendo que me quedan por delante muchas horas de más de lo mismo para ver un desenlace decente, coja al azar un dado de RPGs y me juegue uno cual sea, ya veré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que, de momento al menos los que llevo jugado, los Tales son muy de estructura poco dinámica y todo es mazmorra-pueblo todo el rato.

      Bueno, si no te ha gustado tanto hay muchas opciones alternativas, así que :D. A mí desde luego es de lo que más me gusta ^^

      Eliminar
  10. Fue mi primer tales, los protagonistas aunque algo tópicos me encantaban, y creo que tiene los mejores diseños de toda la saga con diferencia, no hay ningún niñ@ demasiado pintoresco o llorón. En cuanto al argumento me pasó lo contrario que a ti, me parecía demasiado parecido al de FFX hasta que a mitad de juego dio un cambio de rumbo que no me esperaba para nada y me engancho más aún. Los combates fantásticos, lo que peor a envejecido son son las mazmorras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi como digo me resultaron los personajes algo pesados. Creo que había demasiados y algunos me parecieron muy como de relleno.

      Las mazmorras a mí me gustaron. Son muy cortas y se alejan de otras laberínticas (recuerdo Tales of Destiny con cierto dolor por eso) y se centran en los puzles, no están mal, al menos son algo más variadas ^^

      Eliminar