viernes, 26 de junio de 2015

Call of Duty: Black Ops II

Sí, es el mismo juego que nos llevan vendiendo ya muchos años. El mismo juego donde pasas la mitad del tiempo viendo scripts de soldados aliados levantándote entre explosiones mientras tu estás medio sordo y medio desmayado. El estancamiento de Call of Duty es enorme, pero de alguna manera siguen siendo referentes en lo suyo, y la realidad es que he encontrado mil juegos que han querido copiar todo esto y no lo han conseguido. Como diría nuestro querido Max Payne, "decid lo que queráis de los americanos, pero al menos entendemos el capitalismo".



Y Black Ops II no es la madre de todos los Call of Duty. Es más, si dije que el primer Black Ops me gustó principalmente por la historia de esta segunda entrega no puedo decir lo mismo. Prueba de ello es que, a un par de semanas de haber finalizado el juego, no recuerdo absolutamente nada de él, mientras que fragmentos del primero siguen llegando a mi cabeza como los números llegaban a Mason. Black Ops II riza demasiado el rizo, y va saltando vertiginosamente por la línea del tiempo hasta el punto de que se caen en errores. Una historia muy disipada, que sirve como continuación pero que funciona mejor como spin off de lo acontecido en el primero. De alguna manera innecesario.

Prometiendo grifos de cocacola por la calle

Así que eliminada ya la historia como punto fuerte, nos queda un Call of Duty más. Con sus buenos momentos, tampoco nos engañemos, pero cada vez uno va abriendo menos los ojos ante según qué situaciones. La épica militar está más suavizada en esta historia, y los roles quedan mucho más distribuidos entre quizá demasiados personajes con demasiados intereses personales.

Black Ops II da calor

¿Qué salva a Black Ops II de pagar un poco los platos rotos de toda la saga? El intento por innovar por parte de Treyarch en algunas cosas, lo cual hace que Black Ops II tenga sus puntos propios y no sea un capítulo más de relleno. Así por ejemplo, tenemos un menú nuevo donde organizaremos nuestras operaciones y donde podremos elegir el armamento para cada misión, pero sobre todo destaca la nueva modalidad de juego con clara inspiración de los tower defense que llega a modo de misiones opcionales que se van desbloqueando conforme avanzas en el modo campaña. Si no te apetece puedes pasar de ello directamente, ya que es algo puramente opcional.

Un atasco cualquiera a las playas veraniegas

Este modo es una suerte de FPS/estrategia donde tendremos que repeler oleadas enemigas que pretenden destruir los objetivos que defendemos. Tendremos que controlar el campo de batalla dando órdenes, y podemos en todo momento encarnar a cualquier soldado/torreta/vehículo como si fuéramos el agente Smith de Matrix. La realidad es que funciona bastante regular todo, sobre todo a la hora de controlar las unidades y dar órdenes, pero no deja de ser un coqueteo curioso por parte de un juego que probablemente ni lo necesitaba y que funciona como un extra que expande la vida del juego.

Al menos es algo nuevo

Es muy improbable que Black Ops II sea tu primer Call of Duty, así que no creo que haya pillado de sorpresa a nadie como sí pasó con el primero. Con poco que añadir, pero mucho por sugerir.


4 comentarios :

  1. Pereza. Es triste pero ya me producen pereza. Jugué con mucho entusiasmo los dos primeros Modern Warfare pero terminé saturado y ni blach ops ni los siguientes han conseguido que apoquine para un juego que no voy a jugar online y cuya campaña no suele superar las seis horas y te lleva de la mano todo el camino. VIsto que prácticamente confirmas lo que digo, como que me lo ahorro.

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el primero no me gustó casi nada, el segundo ya fue muy bueno (fíjate, siendo juegos tan parecidos, lo que son las cosas).

      Entiendo que te de pereza seguir, creo que a mí también me daría si no hubiera jugando la saga más o menos al día. Me falta sólo el Advanced para haberlos jugado todos.

      Eliminar
  2. Concuerdo, mientras que el primero tenía un argumentaco, éste es menos interesante, con tanto cambio de tiempo. Respecto al modo que comentas, pues sí, curioso, sin más.

    La verdad es que, al menos yo, no le pido mucho más. Un juego palomitero, sin muchas complicaciones, para echar un rato y evadirte con otra cosa más light.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es palomitero, pero puestos a serlo... pues a tope!!! A éste le faltaron palomitas :D No recuerdo nada memorable y eso que acabo de terminarlo xD, pero vamos, que el juego está bien.

      Eliminar