miércoles, 14 de octubre de 2015

Murder Miners

Os adelanto en exclusiva, que de hacerse la edición de los Premios Raúl Minero 2015, Murder Miners se postula como uno de los juegos a tener en cuenta, sobre todo para la categoría del online.


Podría empezar hablando directamente de las virtudes de Murder Miners, de por qué deberíais intentar probar a jugar a un juego como éste en vez de a los ocho millones del mismo género que existen, o de por qué es el juego más accesible de los que me he encontrado con un online por bandera. Podría empezar por todo eso, pero voy a empezar por otro sitio que creo que refleja mejor lo mucho que me gustó Murder Miners: tenía instalado otro monstruo del online como es Battlefield 3 y mi primera opción siempre acababa siendo Murder Miners.

Los chicos de JForce Games han creado un verdadero monstruo. Un rival a batir dentro de los FPS competitivos online de medio nivel. Llamadlo indie, llamadlo eterno juego de bundle. Os está hablando alguien que prácticamente detesta cualquier juego online, y que sólo se lo pasa realmente bien con juegos cooperativos y con casos contados de competitivos. ¿Lo queréis todavía más difícil? Pues Murder Miners es, además, una copia descarada del multijugador de Halo.

La música -el tema principal del menú, porque no hay más-, las armas, los vehículos... todo es una especie de versión alpha de un multiplayer de Halo. Si hasta contamos con las granadas de plasma que tanto gusto daba adosar a nuestros enemigos. Quizá sería todo todavía más evidente de no ser porque Murder Miners incluye un leve toque de Minecraft, ya que contamos con un arma capaz de generar bloques y de alguna manera "reconstruir" un escenario a nuestra medida en función de nuestras pretensiones. Escenarios que, además, se van destruyendo poco a poco acabando en un amasijo de bloques sin sentido en aquellas partidas de larga duración. En definitiva, brillar con un juego de presupuesto limitado y además siendo una copia de otros juegos -en especial Halo- hace todo esto todavía más meritorio. Prueba de su calidad y de su enorme adicción es el hecho de que un año después el juego sigue todavía con un gran número de servidores y partidas repletas de jugadores.

GLORIA BENDITA

Un buen juego con una buena comunidad. Más allá de un buen ambiente en las partidas donde jugué hay que destacar la predisposición de los usuarios a crear mapas para el juego, gracias en parte al editor incluido que hace todo mucho más fácil. Por si no fuera poco, la opción de Workshop de Steam está habilitada, por lo que si os aburrís de los mapas genéricos podéis ampliar la experiencia por ahí. Claro, que muy aburridos tenéis que estar de Murder Miners para que los niveles no os digan nada, porque además de la multitud de mapas que hay para el propio juego tenemos de serie también un montón de mapas que recrean míticos niveles de Halo -por si no era evidente ya-, Call of Duty, Unreal Tournament, Counter-Strike o cualquier otro juego cuyo multiplayer haya reinado en los últimos años. Pero si no queréis refritos, id directamente a los mapas creados para el juego que incluyen un montón de homenajes de todo tipo, desde Super Mario hasta Star Wars.

Me río yo de Battlefront

Así que por mapas no va a ser, y por modos tampoco. Además de los clásicos deathmatch en solitario o por equipos se incluyeron mediante actualizaciones modos completamente distintos con los zombies como protagonistas. Todas las variantes imaginarias se traducen en modos nuevos, desde luchar codo con codo para destruir oleadas de zombies hasta participar en un deathmatch clásico con zombies pululando que decantan una partida hacia algún jugador.

Orgía zombie

Es un gran juego dentro de su saco, pero también tiene fallos. En ocasiones parece inacabado. Si bien no tiene problemas jugables digamos que el acabado no es el deseado, y muchas veces se ve bastante sosillo. Ya podéis ver en el vídeo un poco a lo que me refiero. Un juego sin música -más allá de la del menú que también recuerda a Halo- y con absoluta ausencia de sonidos de ambiente que hace que en las partidas sólo se oigan los disparos y nada más. Eso sí, la gozada que supone camuflarse entre los bloques de forma camaleónica y fulminar a tu enemigo sin que se dé cuenta de qué está pasando  -también recogido en el vídeo- compensa toda la sosez del mundo.


Si lo tenéis os invito a jugarlo cuanto antes, ya que aunque todavía se juega bien el juego acabará muriendo. Primero, porque no deja de ser un juego indie carne de bundle. Segundo, porque está en camino una nueva versión de Murder Miners llamada Murder Miners X que presuntamente enterrará a ésta. Así que... ahora o nunca.


8 comentarios :

  1. Odio la estética "Minecraft" pero, ya que lo recomiendas (y es gratis) le daré un tiento.

    Ya he vuelto. Sorpresa (mala) no es gratis, te entendí mal en la entrada, me esperaré a que entre en algún bundle como dices.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No queda mucho para la salida de Murder Miners X, así que es posible hasta que hagan este Free to Play de aquí a no mucho.

      Eliminar
  2. Pues yo me alegro que lo recomiendes... pero no lo probaré, mi odio por la estética Minecraft es "too Much". De todas formas buena entrada, de todo tiene que haber en la viña del señor... ;)

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, todos odiando a Minecraft hoy XDD. A mí tampoco me llama la verdad, así que si te sirve de algo yo disfruté mucho éste sin adorar precisamente la estética.

      Eliminar
  3. ¡Odio la estética del Minecraft!




    ...No, en realidad sólo quería sentirme integrada con tus amiguitos y decirte que :*

    ResponderEliminar
  4. Y te olvidas de lo mas importante, el 4pack vale solo 4 euros. Yo ya estoy liando a mi cuadrilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo jugué sólo contra guiris y me lo pasé pipa. No quiero ni pensar lo que sería jugarlo con amigos, así que haz lo posible por ello xDD. Espero que no te defraude.

      Eliminar