jueves, 10 de noviembre de 2016

Kuru Kuru Kururin




Día 1 (Tiempo de juego - Mundo 3: Jungle): Muy enganchado ya en poquitos niveles al juego, que sin duda recupera ese espíritu arcade que tango cuesta encontrar hoy en día. Me está pareciendo fabuloso dentro de su sencillez, y de momento estoy completándolo sin recibir daño en los niveles. Me está gustando tanto que no creo que me canse a medio de esta tarea.

También le he dado al modo desafío en sus dos primeros niveles, ya que no quiero que el juego se me acabe en dos ratos. Todavía no he tocado el menú de personalización pero lo haré en cuanto vuelva a ponerme con el juego. Raro sería que no apareciera entre lo mejor retro del año en los PRM.



Aunque normalmente hay un par de entradas en el cuaderno de bitácora, la escasa duración de Kuru Kuru Kururin no ha dado para la entrada a mitad de recorrido. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Un juego desarrollado por Eighting (Tasunoko vs. Capcom, Kamen Rider) para Game Boy Advance en 2001 que toca esa olvidada vena arcade de los videojuegos más primitiva.

Si hubiera jugado a Kuru Kuru Kururin con unos 10 años me hubiera encantado. Si lo hubiera rejugado a día de hoy pensaría que Kuru Kuru Kururin es de lo mejor de la Game Boy Advance, pero una parte de mí tendría claro que se debería a un gran componente nostálgico. Además de ser un buen juego, es tan irresistiblemente bonito y su propuesta tan simple que es imposible odiarlo. Las circunstancias han hecho que juegue Kuru Kuru Kururin 15 años tarde, y gracias a ello puedo decir que estamos ante uno de los mejores juegos de Game Boy Advance, y desde luego de lo mejor en su género. Ni nostalgia ni leches.

Explicar Kuru Kuru Kururin no es fácil, aunque seguro que este subgénero tiene un nombre que desconozco. Lo más parecido que he jugado fue aquel Roundabout que no me gustó mucho, y después de Kuru Kuru Kururin me gusta todavía menos. También me recordó a The Irritating Maze (1997), un juego de SNK que definitivamente debería retomar visto lo visto. En Kuru Kuru Kururin pilotamos una nave que posee dos manecillas que no dejan de rotar. Nuestro único objetivo es llegar hasta la meta sin tocar en ningún momento ninguna de las paredes. De camino nos encontraremos con unos muelles que cambiarán el sentido de la rotación. Más allá de esto, nuestras únicas opciones adicionales se basan en pulsar el botón A o B para otorgar más velocidad a la nave o A+B para ponerla a máxima velocidad. Jugando con todo esto, tendremos que atravesar mapas donde la habilidad se impone por encima de todas las cosas.


Es en estos niveles donde la jugabilidad alcanza sus mejores niveles. El problema es que a veces Kuru Kuru Kururin apuesta por algunos niveles un tanto caóticos. Son pocos, pero los hay. Por ejemplo, algunos mapas se centran demasiado en crear un laberinto en lugar de buscar la propia habilidad del jugador. No hay nada de divertido en pausar la acción para tener que echar un vistazo al mapa y decidir qué camino seguir. Se agradece algún cambio en el diseño de niveles del juego, exprimiendo al máximo sus opciones, pero no quiere decir que siempre funcione.

Kuru Kuru Kururin tiene una corta duración, pero ofrece varios modos adicionales que alargan su vida. Más allá de 11 niveles de desafíos con pequeños mapas, tenemos la posibilidad de desbloquear algunos niveles adicionales si conseguimos terminar todos los niveles sin chocar una sola vez con las paredes. Creed que merece la pena conseguirlo de esta manera. Sucesivos avances propician mayores desafíos en cuanto a tiempo, a pesar de que no es uno de esos juegos que esté obsesionado con meter prisa al jugador. Los niveles esconden objetos desbloqueables para personalizar la nave en cuanto a su forma y colores.


Muy digno en casi todo lo que hace, y también muy original. Desconozco si sus posteriores entregas están a la altura. Sólo espero que no se intoxique con demasiados items que acaben desvirtuando su alma tan básica y a la vez tan funcional. Si habéis tardado tanto en jugarlo como yo, puede que ahora sea el momento.


7 comentarios :

  1. Como echo de menos esta saga.

    Cuando puedas prueba el de Gamecube, me encantó, me lo pasé en un día de enfermedad absoluta que no podía parar de jugar xD

    (También me he pasado el de GBA por supuesto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero jugar a todas las entregas, si no me equivoco el siguiente es otro para GBA!

      Eliminar
  2. ¡Éxito!

    Estoy muy de acuerdo en lo bonito que es, y jugándolo me di cuenta de que no he reparado muy a menudo en las cosas tan agradables visualmente que dio la GBA.

    Dices mucho que es un juego muy corto y no sé si lo dices para bien o para mal, ¿pero no eran juegos cortos lo que pedías? Por cierto, a mí los niveles laberinto me gustaron mucho. Quizá si hubiese habido más cantidad me habría terminado disgustando, pero me pareció que aportaban una variedad que agradecí.

    Es un juegazo sin ninguna duda. Me alegro de que te gustara! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo digo para bien pero desde el punto de vista de quien lo emula. Sí, es muy rejugable y todo eso, pero si me lo hubiera comprado para Game Boy Advance se me hubiera quedado demasiado corto.

      Los niveles de laberinto y otras rarezas (recuerdo uno llenas de flechitas de esas de turbo que se me hizo bastante difícil) están bien puntualmente, pero en la memoria a mí me quedan esos que están diseñados para ir con cierta rapidez casi sin parar y dándote cuenta de lo bien diseñado que está todo el nivel. Eso de parar para pausarlo y estudiar la ruta... no me acabó de llenar.

      Me encantó! No hay más que ver la nota. Gracias :D

      Eliminar
  3. ¡Qué bien ver ya estos AQJQQJ! Con muchas ganas de saber tu opinión de todos ellos. No llegué a comentarte en su momento, pero me alegré muchísimo de que ganara este juego, porque es genial y es el típico juego al que la gente no le da importancia... honestamente apostaba a que ganaría cualquier otro de la encuesta, pero se hizo justicia y pudiste echar unas partidas a esta maravilla ^^.

    Yo personalmente lo disfruté mucho,y dejé su secuela a medias. En algunos puntos me pareció muy muy difícil este Kuru Kuru Kururin, pero todo es tan bonito como dices, y tan chulo, que resulta imposible no engancharse a él y tenerle un gran cariño. Gran análisis como siempre, NeoJin (y gran propuesta de Sick!)

    Hace pongo me enteré de que el juego del que más orgullosos decían estar de haber hecho en toda su carrera, en una entrevista a 8ing... era el Kururin de la Gamecube. El que a la misma gente de 8ing que hizo el clásico Battle Garegga (y siendo una empresa formada por los mismos ex-empleados que hicieron MUSHA Aleste), le parezca que ese es el juego del que más orgullosos están... ¡Son palabras mayores! Con muchas ganas de jugarlo. Vi un vídeo y me pareció completamente hipnótico, es el único que me falta.

    Espero que el resto de la saga te guste tanto como este ^^. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué pasó con su secuela para que lo dejaras a medias? :(

      El de GameCube tiene una pinta brutal, pero como digo en el texto me da un poco de miedo que pierda un poco su simpleza que es una de las claves de que sea tan bueno.

      Intentaré no tardar mucho en darle a sus secuelas, que luego lo voy dejando pasar y ya se entierra en el backlog...

      Eliminar
    2. Nada concreto, simplemente circunstancias: se me atraganta un nivel, llega este otro juego portátil también muy chulo, y poco a poco el tiempo que dedico a un juego sustituye al otro. Me pasa continuamente, no acabo ni un tercio de lo que empiezo. Pero el juego en sí es igual de excelente que este, la verdad ^^

      Eliminar