domingo, 4 de diciembre de 2016

Oxenfree

Directamente: Oxenfree es uno de los mejores juegos que he jugado este año. Las emociones y sensaciones que me ha transmitido todo el tiempo que lo he estado jugando son únicas hasta el punto de que no podía esperar que un juego de estas características reinara dentro de mi ser de la forma que lo ha hecho.

Oxenfree está lleno de detalles. Es un juego único y probablemente irrepetible.


Avisados quedáis de que este es uno de los primeros análisis en El BloJ que contiene spoilers remarcables. No recomiendo leer el texto sin haber jugado al juego. De hecho, esto no es un análisis como tal, y es más una interpretación de todo lo acontecido. Al fin y al cabo todo esto es lo que verdaderamente me ha hecho amar el juego a niveles inesperados.

Oxenfree trata sobre la soledad y el olvido. Cada uno de los protagonistas implicados en esta historia tiene un denominador común: no querer ser olvidado. Tu fallecido hermano Michael en cada uno de los recuerdos que pasan por tu cabeza o la propia Clarissa con su actitud. Todos quieren ser recordados más allá de lo material. Los propios fantasmas no son más que un intento desesperado de no caer en el olvido tras el desastre del USS Kanaloa que se llevó sus vidas por un accidente injustificado derivado de un error humano perpetrado por Maggie Adler. Una Maggie Adler, encargada de dejar notas por toda la isla con el objetivo de que la verdad no caiga en el olvido, y de mantener viva la memoria de Anna, también implicada en los hechos de manera directa. Todos buscan lo mismo, todos buscan no ser olvidados en el espacio tiempo.


Todo el juego se basa en los múltiples universos. Déjà vu, paradojas, visiones y apariciones se dan la mano en un juego que va más allá de lo que se ve a simple vista. Es un juego donde los créditos no son más que un interludio, y el normalmente llamado "Nueva partida+" no es más que la continuación. Sí, hay que rejugar Oxenfree hasta el punto de que mi primera partida me llevó unas cuatro horas obteniendo el "final" bueno, pero no conseguí ver el juego completo hasta jugarlo durante doce horas. Tened en cuenta que en Oxenfree todo tiene un motivo y justificación. Por ejemplo, obtener los coleccionables -las cartas de Adler en este caso- propiciará líneas de diálogo adicionales que te llevarán a hablar con los fantasmas y llamarlos por su nombre, lo cual hará que abandonen pacíficamente su propósito en lugar del agresivo comportamiento que mantienen durante todo el juego. Los fantasmas sólo quieren ser recordados.

En Oxenfree nos encontramos con varios bucles de tiempo, bucles donde tenemos que revivir las mismas situaciones una y otra vez. Bucles con principio y final de los que sólo se puede escapar de una manera concreta. Lo importante de todo esto es que todo el juego es un gran bucle. Desde que presionamos el botón Start hasta que vemos la última línea de los créditos nos encontramos en un gran bucle del que no parece que podamos encontrar salida. Prueba de ello es que, si volvemos a presionar Start en los títulos de crédito en lugar del clásico "new game" nos aparece un "continue timeline". Los créditos no marcan el final, repito, y volver a jugar iniciará el mismo proceso -recordemos que esto es un bucle- pero con una enorme novedad: Alex, la protagonista, es palpablemente consciente de que ya ha vivido todo. Las visiones y apariciones serán diferentes, y Alex se dará cuenta, tras varias conversaciones con los fantasmas, de que está sumergida en un bucle mamotrético del que no encuentra salida.

Será entonces cuando algunos jugadores se obsesionen con este bucle, con un bucle que inicia cada vez que terminamos el juego y del que es evidente que tiene que haber salida. No son partidas aisladas, es todo parte de una misma partida. Sí, Alex es capaz de salir de este bucle si prestas atención y haces lo correcto. Alex es capaz de conseguir advertir a su "otro yo" y hacerle no ir a la isla en ningún momento, evitando que se produzca el bucle y sustituyendo el viaje en ferry por una noche de pizzería con sus amigos.

Aquí es cuando la cuarta pared se derrumba con un martillo de demolición. Alex estaba metida en un bucle, sí, y es capaz de salir, pero tú, jugador, también lo estás en tu vida real y no puedes hacerlo. Estás en un bucle donde presionar el botón Start implica repetir el juego, y aunque Alex salga de su bucle tú no lo haces. Es más, esto adquiere un nivel universal. "Las otras Alex" no son las Alex de tus partidas anteriores. Oxenfree -mediante sus fantasmas- cuando te habla de "las otras Alex" se refiere a esa masa de jugadores que está jugando al juego, y esto se hace patente cada vez que obtenemos una de esas visiones en espejos o en agua. Un nombre extraño de color verde aparece encima de cada una de estas apariciones, y la verdad detrás de ello se nos desvela al final de cada partida. Tendrás que elegir una de las opciones que se te dan acerca de tus experiencias. "Haz que tu hermano siga con Clarissa", "no dejes que Jonas hable con su madre".  No son más que consejos que lanzas al multiverso para que alguien los recoja, y ese alguien no es más que otro jugador de Oxenfree. El nombre que aparecía encima de la aparición en verde no es más que el nombre de un usuario de Steam que ha dejado grabada su decisión y te ha dado un consejo. Cuando vosotros lo hagáis al final, vuestro nick aparecerá en la partida de algún jugador, e incluso según tengo entendido hay alta posibilidad de que ese nombre pertenezca a tu lista de amigos que han jugado al juego.

Oxenfree mete toda esta lógica "Nolan-iana" dentro de un juego de terror juvenil. Un terror que se basa en la típica atmósfera de adolescentes llenos de hormonas en lugares prohibidos sacada del cine de terror de los 80, que incluye juegos de campamento y también ese halo de misterio capaz de producir en tu ser el mayor de los miedos. Oxenfree es el juego que más me ha hecho sentir inquietud, y es algo así como protagonizar una película como Exploradores o como meterse dentro de Stranger Things.


El único problema que tiene el juego es que en lugar de acercarse a un capítulo de Expediente X se acaba acercando a un capítulo de Gravity Falls únicamente por culpa de su doblaje/guión. Los protagonistas no acaban de meterse en la atmósfera, y creedme, la atmósfera está increíblemente bien conseguida. Los personajes bromean y hablan de trivialidades en medio de unos acontecimientos sobrenaturales que ponen en peligro sus vidas. Ven gente morir, ven fantasmas hablando desde el más allá, ven como sus cuerpos son poseídos por entidades y los protagonistas no acaban de adoptar una posición firme y seria en casi ningún momento.

Hay mucho más en Oxenfree por descubrir, como mensajes ocultos en cada una de las anomalías de radio y código morse que descifrar que otorga todavía más mensajes desde el más allá. Es un juego bastante cerrado dentro de una estructura muy abierta, que mantiene viva a la masa de jugadores intentando descubrir cómo salir del bucle. De hecho, el final especial donde Alex sale del bucle no fue descubierto hasta meses después de su lanzamiento. Hay mucho más en Oxenfree de lo que puede arrojar una primera partida.


Directamente: Oxenfree es uno de los mejores juegos que he jugado este año. Las emociones y sensaciones que me ha transmitido todo el tiempo que lo he estado jugando son únicas hasta el punto de que no podía esperar que un juego de estas características reinara dentro de mi ser de la forma que lo ha hecho.

Oxenfree está lleno de detalles. Es un juego único y probablemente irrepetible.

Espera... ¿QUÉ?


6 comentarios :

  1. Me as dejado con muchísimas ganas de jugarlo. Me lo pongo arriba de la whislist :D

    ResponderEliminar
  2. Y yo que ya no pensaba comprarme más juegos, a ver cómo está en GoG...

    Saludos fremen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éste se lo recomiendo a todo el planeta Tierra, sin excepciones... xD

      Eliminar
  3. Joder Neo, uno de mis supermegapendientes de este año. Tengo mucho por jugar y tú subes este juego casi arriba de la lista!!!

    Saludotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no me hayas leído demasiado y te queden tantas sorpresas como tiene el juego :D.

      Espero con amor un texto tuyo de él, creo que tiene todo lo necesario para encantarte.

      Eliminar