jueves, 8 de diciembre de 2016

Rituals

Desarrollado por Tymon Zgainski. Os llevará más tiempo leerme que jugarlo.



Llevaba una media hora cuando me disponía a abrir el cuaderno de bitácora para Rituals. Abrí mis borradores, cree nueva entrada y... ¿para qué? Llevo tantos juegos de este estilo que ya me conozco lo que va a pasar, y así fue. En Rituals no tiene sentido un cuaderno de bitácora porque dura menos de una hora. Miento, porque me atasqué un rato y tardé una hora y diez minutos en finalizarlo, pero quizá os estremezcáis al leer el siguiente dato: la segunda vez que lo jugué, para conseguir algún logro que me dejé y sabiendo lo que tenía que hacer, terminé Rituals en doce minutos.

Una cosa es que un juego sea corto, y otra que sea un corto. Por fortuna la cosa no es tan grave como 4PM, aquel corto-juego que está entre lo peor que he visto nunca. De hecho, Rituals es un juego que se salva, a pesar de que desgraciadamente entre en esa categoría de juegos donde todo se presenta con un aura de misticismo atronador.


Al contrario de lo que pueda parecer, Rituals no es el típico Walking Simulator. Llama la atención su incómoda jugabilidad, que requiere que hagas click y arrastres para mirar a tu alrededor y que hagas click en las flechas para avanzar hacia las direcciones preestablecidas. Por todo esto, y por la presencia de items con los que interactuar, Rituals se presenta como una aventura gráfica en un entorno tridimensional. Todo, claro está, extremadamente simplificado como bien se desprende de su animación.


Ya sabéis lo que os podéis encontrar en un juego como Rituals: enigmas e interpretaciones ambiguas y metafóricas de un mismo hecho. Los he jugado mejores, y los he jugado muy peores.


No hay comentarios :

Publicar un comentario