viernes, 28 de julio de 2017

Cafe 0 ~The Drowned Mermaid~

No recuerdas nada. Despiertas en una cafetería donde un camarero de llamativo pelo azul te da la bienvenida. No tardas demasiado en darte cuenta de que dicho camarero esconde mucho más de lo que ofrece, y mientras te habla en lo que para ti son enigmas cada vez más grandes acabas desvaneciendo.

Tu siguiente despertar no es mejor. Apareces en la piscina del colegio siendo atendida por un médico ante la atenta mirada de los presentes. Sigues sin recordar nada y no sabes cómo has llegado allí. Por no saber no recuerdas ni tu nombre. No tardarás en volverte a encontrar con el camarero de pelo azul, el cual te hará una revelación: estás muerta, y lo que estás viviendo no son más que los últimos siete días de tu vida.



Bajo esta premisa comienza este juego desarrollado por Roseverte, responsable de otras visual novel como la serie East Tower. Cafe 0 no es más que una especie de limbo antes de abrazar completamente la eterna luz o la eterna oscuridad. Un aviso nos advierte de que para poder conseguir el verdadero final y averiguar la verdad tendrás que terminar el juego un mínimo de cuatro veces.

Visual novel otome. Ya sabéis que no soy yo muy de las visual novel en general aunque por El BloJ han aparecido muchas con puntuaciones muy dispares. Cafe 0 es de esas visual novel cortas donde tendremos que elegir entre un par de opciones y nuestros actos tendrán distintas consecuencias. Tres personajes marcarán las líneas de esta visual novel: Shou, Tooru y Ami. Cambiar de personaje en algún momento de los siete días que tenemos por delante nos llevará a obtener el final malo automáticamente. Este dato, por si no queda claro, es directamente horrendo para un juego así.

Tres personajes, seis posibles finales

Una vez has interiorizado el hecho de que en cada partida tienes que ir todo el tiempo a por el mismo personaje, te das cuenta de algo todavía peor: tus respuestas han de ser siempre o hiperbordes o hipercariñosas. No puedes elegir un día una opción más amable y otra más agresiva. Si haces esto, con sólo que lo hagas una vez, obtendrás nuevamente el final malo donde no descubres nada.


Así que empiezas por una hipotética tercera vez el juego y aprendes que tienes que elegir siempre el mismo tipo de respuesta. Además, Marin Umino, la protagonista del juego, no recuerda tampoco su aspecto físico, y cuando se mira al espejo no ve nada. Tus respuestas también configurarán tu apariencia física. Si eliges las respuestas bordes te acabarás convirtiendo en una persona que viste con ropa alternativa y de negro. Si eres dócil y amorosa irás muy de rosita y blanco. Una cosa ridícula. En cualquier caso, lo verdaderamente importante es que tirar por el camino "oscuro" te lleva a un final distinto y tenebroso que has de desbloquear, mientras que el camino "claro" te aportará romances con los personajes. Una vez hayas desbloqueado los finales exigidos tendrás acceso a la verdadera historia del juego, y podrás descubrir qué pasó exactamente, desbloqueando tu verdadera apariencia física y dando por concluido el juego.

Las dos versiones de Marin Umino

Estoy poniendo a parir la estructura "jugable" -hoy estoy abusando de las comillas- de Cafe 0 pero, como podéis ver, he aprobado el juego. Lo he aprobado porque su fórmula me recuerda un poco a la de juegos como Hatoful Boyfriend. Un juego muy corto que no molesta repetir para conseguir los distintos finales y que al final desbloquean una verdadera historia detrás de todo esto. No, Cafe 0 no se acerca a nuestro querido juego de las palomas, porque aquél escondía una maravillosa historia dentro de un pretexto absurdo que pilla a contrapié a todo el mundo salvo que vayas sobre aviso, pero la verdad es que este Cafe 0 te acaba atrapando aunque sólo sea por ver qué pasó realmente. No cuenta con una enorme historia, pero mantiene un poco el enigma bien y además sienta las bases para futuras entregas de la saga -que ya existen-. La idea de poder revivir tus últimos siete días de vida es suculenta.


Falla pues en la ejecución, en los propios personajes -la protagonista es un verdadero juguete en manos de los hombres- y en caer una y otra vez en enormes topicazos, pero a la misma vez no es una visual novel pesada y su historia, lo más importante, es bastante salvable. A mí que no me gustan las visual novel por normal general no me ha parecido malo, así que si te gusta este género dale una oportunidad.


2 comentarios :

  1. No puedo con las Visual Novel. No me parece normal leerte un libro de Elige tu propia aventura en PC, me parece incomodísimo y demasiado poco interactivo. Mi barrera está en las aventuras gráficas. Por debajo de eso ya no tengo claro siquiera si es un juego, pero estoy seguro que no lo es para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena a que Danganronpa puede intentarlo como juego que va un escalón por debajo de las aventuras gráficas y que podría gustarte. Yo estoy un poco como tú, y los Danganonpa son una experiencia que nadie se puede perder.

      Eliminar