viernes, 7 de julio de 2017

Go! Go! Nippon!

Que yo y las visual novel no nos llevamos muy bien es algo que tengo cada vez más claro. Si bien me he reconciliado con un género como el de las aventuras gráficas clásicas gracias a títulos como Kathy Rain, no me veo en un futuro siendo un devorador de este género. Como podéis ver en el listado de análisis aquellas aventuras gráficas con mucho dinamismo son las únicas que realmente me han gustado, pero cuando se trata simplemente de leer, la cosa cambia.



Digámoslo así: Go! Go! Nippon! cumple su función. El problema está en que todo lo bueno que da se ofrece en una historia ridícula que apela al fan service más descarado que puedes imaginar. El propio preámbulo es ya de por sí ridículo. Encarnamos a un joven que tiene lo que él cree que son dos amigos que a su vez son hermanos y conoce por chat de internet. Lleva hablando con "ellos" mucho tiempo y ha decidido ir a Japón a visitarles aprovechando que sus padres han abandonado el domicilio durante una semana. Oh, sorpresa, el "ellos" es un "ellas" y ha vivido engañado todo este tiempo porque los nombres de las muchachas en cuestión son neutros. Él llega al aeropuerto, descubre que son chicas y no chicos y no tarda ni medio segundo en cambiar todo lo que tenía en mente y en agradecer a la justicia divina de que le hayan dejado sólo en casa con dos japonesitas durante una semana.


Como podréis intuir, el juego se desarrolla entre topicazos picantorros. Que si me levanto voy al cuarto de baño y está una en bolas porque se está duchando con la puerta abierta. Que si tengo que avisar a la otra y resulta que la pillo en su habitación en braguitas con el culo en pompa. Vamos, una cantidad de situaciones de ese tipo ridículas propias de este tipo de juegos. Toda esta sucesión de malentendidos explotará en un romance bastante forzado que dependerá de los lugares que visites.

Los cerezos en flor

Porque estamos ante un juego peculiar, que es una especie de guía turística. Hay dos chicas para elegir una, y todo depende de si vas a unos sitios u a otros, ya que tan sólo una de ellas te acompañará. Tu única ayuda es saber que una de ellas tiene pasión por la historia y por tanto es más propensa a llevarte a sitios tradicionales, santuarios y similares. Al final, el romance se iniciará con aquella con la que hayas pasado más tiempo, pero en ningún momento tú eliges a una u a otra.

Vamos ya con la parte seria de esta aventura.

No sólo de Tokyo vive el hombre

Go! Go! Nippon! es un juego desarrollado por Overdrive que sirve como mini guía turística a aquellos que quieran viajar por Japón aunque sea virtualmente hablando. Salió en 2014, pero ha ido añadiendo versiones en forma de DLC a un precio sanguinario que de alguna manera ha actualizado y añadido muchas horas al juego. Ahora mismo la versión más actualizada es del año pasado, y desconozco si existirá una versión de 2017.


"A guidebook in game format!" reza su descripción. Es obvio que si te interesa la cultura nipona este juego gana enteros. A lo largo de nuestra semana en Japón visitaremos distintas ciudades, con especial atención a su capital. Pasaremos por Akihabara, Shibuya, Ginza y lugares emblemáticos de Kyoto entre otros sitios. El juego no sólo se queda en la parte de los monumentos, también ofrece una visión de cómo funciona la sociedad nipona, alardea de su sistema de transporte y hará que más de una vez comas con los ojos en cada una de las visitas a lugares de comida. El juego además ofrece una función muy interesante, y es que cada vez que aparece algún lugar emblemático hay un enlace a fotos de Google para que lo puedas ver en la vida real. Esta función está integrada dentro del juego a un sólo click.

No te va a dar tanta hambre como Muramasa, pero ahí está

Como digo todo eso funciona. Incluso con un protagonista que a veces queda de inepto de más, y es que alguien que en teoría visita Japón, fan de los animes y mangas y que sabe bastante japonés como es el caso del protagonista no tiene ni idea de cómo va la cosa. Se sorprende por todo y desconoce todas y cada una de las tradiciones existentes, así como protocolos y derivados. Está bien porque el juego pretende dar lecciones muy básicas de Japón, pero se produce cierta disonancia con el protagonista.

No puedo recomendarlo, y es curioso porque lo que realmente importa, que es esa función de mini guía, sí que está bien llevada. Su historia es demasiado infantil y demasiado fuera de lugar, y eso para una visual novel es una losa extremadamente grande. He jugado muchas peores, eso sin duda.


5 comentarios :

  1. Este juego para mi sería nostalgia pura, ya que pasé mi luna de miel en Japón y creo que si lo juego omitiré todo lo que se refiere a la historia y me centraré en la mini guía turística

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que lo disfrutarías en ese aspecto, pero ten en cuenta que está enfocado acosas increíblemente básicas. Yo no soy ni de lejos un experto en Japón, pero no aprendí prácticamente nada. Está bien hecho, como digo, pero para alguien que vaya de cero.

      Eliminar
  2. Me da pereza, me gusta lo de la guía Japón pero las Visual Novel me parecen demasiado básicas y sin una historia realmente potente creo que prefiero dejarlo correr. Si encima lo que cuentan es tan básico, ni me molesto.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si algún día te pica el gusanillo empieza por algo como Danganronpa que es un híbrido y es un juego sensacional ^^.

      Eliminar
    2. Tienes muy buen gusto. Danganropa lo tengo a medias y parado desde hace unos meses pero sí, me está pareciendo un juego sensacional, aunque sospecho que no es una visual novel al uso.

      Eliminar